Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

Las cajas rurales de Almassora y Coves de Vinromá abandonan el Grupo Cajamar y vuelve al Grupo Caja Rural

Miguel Ángel Valero
Diario Abierto

La asamblea general extraordinaria del Grupo Caja Rural aprobó por unanimidad la reincorporación de las entidades de Almassora y Coves de Vinromà, Estas dos rurales de la Comunidad Valenciana estaban hasta ahora en el Grupo Cooperativo Cajamar, impulsado y controlado por la entidad almeriense, la mayor del sector y también la cooperativa de crédito más grande de España.

Es la primera vez que cajas rurales que se sumaron al Grupo Cajamar lo abandonan, y además para incorporarse a su principal competidor, el Grupo Caja Rural, que la entidad almeriense abandonó cuando inició su plan de expansión nacional.

Una oficina de Rural Almassora
“Estas dos entidades solicitaron su reincorporación al Grupo Caja Rural pocos meses después de su salida al considerar sus socios y representantes que ésta es su mejor garantía de futuro, y la opción óptima para continuar con su actividad como cooperativas de crédito independientes, ofreciendo un servicio de calidad a sus socios y clientes”, explican en éste.

“Esta decisión refuerza el modelo del Grupo Caja Rural”, añaden. “Ambas cajas apuestan por el modelo cooperativo del Grupo Caja Rural, el cual está basado en los mismos principios de la banca cooperativa europea: modelos configurados por entidades sólidas, estables y resistentes, capaces de generar y mantener confianza”, insisten.

“El modelo del Grupo Caja Rural se caracteriza principalmente por optimizar las ventajas de ser entidades locales, con gran cercanía, conocimiento y compromiso con el mercado en el que operan, y por obtener las ventajas de los grandes grupos financieros mediante las economías de escala que las empresas que componen el Grupo (Banco Cooperativo Español, Seguros RGA, y Rural Servicios Informáticos) les proporcionan”, subrayan en la institución.

En el Grupo Caja Rural enfatizan “el principio fundamental del respeto y mantenimiento a la identidad y capacidad de decisión propia de cada una de las cajas”, lo que es una manera muy sutil de insinuar que no sucede lo mismo en el Grupo Cooperativo Cajamar.

Nota de la Redacción. Según publican en sus respectivas páginas web estas dos entidades no figuran en el Grupo Cooperativo Cajamar, ero sí aparecen como accionistas del Banco de Crédito Cooperativo, el banco impulsado por Cajamar. Entre ambas entidades el número de oficinas apenas llega a la media docena.