Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

Votar entre ignorantes y prepotentes

Rafael M. Martos
Director de Noticias de Almería

"Y cuando más clarito ya lo tenía / otra vez la peineta / p´Andalucía". Carlos Cano, "Sevillanas de Chamberí".

Albert Rivera
Como ahora todo el mundo se dedica a critar a los grandes partidos, tal vez sea ya la hora de empezar a ver con qué nos llegan los pequeños, esos que se están abriendo un hueco y que comienzan a pintar con más colores las encuestas electorales. Precisamente uno de los que ha irrumpido con fuerza es Ciudadanos, que parece haber dado al traste con la aspiración de UPyD de ser la cuarta fuerza política en el Parlamento Andaluz, y es que también se colaría por delante Podemos, y seguirían adelantándole también Izquierda Unida, PSOE y PP.

Pero Albert Rivera llega a nuestra tierra con el mismo talante que nos vienen siempre desde más allá de Despeñaperros, tratándonos como unos pobres desgraciaos, unos paniaguados que vivimos del subsidio, sin otro referente que la feria y la Semana Santa.

He de reconocer que me caía bastante bien a pesar de las discrepancias ideológicas, pero lo de "Vamos a enseñar a pescar en Andalucía, no a repartir pescado" me ha indignado, y sus aclaraciones no me han aclarado nada. ¿Qué nos va a enseñar?, ¿tal vez como los andaluces tuvieron que emigrar a Cataluña en busca de trabajo, y explotados por la burguesía catalana levantaron ese país?

¿Que nos va a enseñar a pescar en vez de a repartinos los peces? Mira, Albert, Andalucía tiene la cifra de autonómos más alta de todo el Estado español, ¿te queda claro? ¿Sabes que también porcentualmente hay más autónomos en Andalucía que en Cataluña sobre población ocupada? Es decir, que no hace falta que vengas a enseñarnos a pescar, que ya nos las apañamos nosotros solos.

Por cierto, los subsidios que hay en Andalucía son los mismos que en el resto del Estado español, con una única excepción, lo que vosotros seguís llamando PER pero hace mucho se denomina PFEA, que también lo hay en Extremadura, donde gobierna el PP. Y eso no es un subsidio, sino la contratación de personal por los ayuntamientos para hacer obras diversas.

En todo caso, si quieres, como somos un país abierto, ven a visitarnos cuando quieras, y si eso, nosotros te podemos enseñar algo de Lorca, Alberti, Picasso... o Machado, Hernández, o contarte quién fue Averroes, la Alhambra, la Cueva de los Letreros, los Millares, Tartessos, Media Azahara, la Mezquita Aljama... vamos, por no entrar en mucho detalle.

Lo que ofrece UPyD tampoco es muy conocido, pero tiempo habrá de que se sepa que quieren que Almería tenga menos parlamentarios en Sevilla, lo cual sin duda es un gran avance... para ellos, pero no para los almerienses, claro. Reclaman una reforma de la Ley Electoral, como hacen todos los partidos políticos cuando la que hay les perjudica, pero que olvidan automáticamente en cuanto con esas mismas reglas de juego sus datos mejoran. Obsérvese el caso de IU... que como se las veían venir bien dadas echó el olvido una de sus grandes inicitivas.

Y Vox, lo que reclama es acabar con nuestra autonomía, recuperando el centralismo de la época franquista, potenciando las diputaciones. Es decir, que en vez de un Parlamento como el actual elegido por los ciudadanos directamente, tengamos diputaciones en las que son los partidos políticos quienes se reparten los escaños entre ellos. Un gran avance, sí señor. Sobre todo porque la corrupción y la mala gestión anida igual en un ayuntamiento, en una diputación o en un gobierno autonómico. Que si hace falta, les podemos contar unas cuantas cosas sobre esta institución provincial entre los años 2007 y 2015.

Lo que probablemente no han hecho los de Vox es echar un vistazo a todas las encuestas, en las que los andaluces masivamente defienden el sistema autonómico, a pesar de que estén hasta las mismísimas narices de la pestilente corrupción que desprenden quienes la manejan.

Lo de Podemos merece capítulo aparte. Si ya es de traca que hasta un 15% (o más) de los andaluces diga estar dispuesto a votar a un partido sin saber quién es el candidato (en este caso candidata) no lo es menos que dicha candidata esté entre las menos valoradas, y que además reconozca en una entrevista en El Mundo que "necesito un programa como el comer".

Mujer, haber empezado por ahí... es que se lo están haciendo... ella, dispuesta a defender lo que le digan que defienda, y es que metida en política desde los 18 años, ya se puede... tengo estos principios, pero si quiere puedo tener otros. Y es que esta maestra -eso dice ser- responde que "Lorca y Miguel Hernández" son su modelo ¡político! ¡Dios santo! ¿pero quién da clases a nuestros hijos?

Mientras le abre huequito a sus amigos de la CUT, que son soberanistas y partidarios de la independencia de Andalucía, ella habla de elecciones "regionales" y está contenta y feliz con que "Madrid" ponga, quite y dicte la norma en Podemos.

Y su exhibición de ignorancia sobre la realidad es fascinante. Esta mujer, que desconoce por lo que se ve que Pablo Iglesias "el amadísimo líder" forma parte del privilegidado 1% de españoles que más dinero ganó el pasado año, se opone a que se elimine el impuesto de sucesiones, y cuando la periodista le recuerda los miles de andaluces que se ven obligados a renunciar a una herencia por no poder pagar el impuesto, responde "ah.. no lo sabía". ¡Pues hay que saberlo si uno tiene el ánimo de ser gobierno!

Pues estos son los que vienen a sustituir a los que están. O más bien a sumarse. A sumarse a lo que haga falta. Del caso del Partido Andalucísta ya nos ocuperamos en otro momento, que es fascinante.