Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

La mala imagen y la mala memoria

José Fernández

Mucho antes de que los periodistas incurrieran en el pecado de tener memoria, un tipo tan anguloso como Baltasar Gracián sentenció que para saber olvidar las cosas era necesario tener más arte que dicha. Y como no todo el mundo tiene arte o merece la dicha, el periodismo creó la hemeroteca, ese arma del pasado tan fieramente cargada de futuro y ante la cual nadie sale indemne.

Los expresidentes Chaves y Griñán
Y mucho más arriesgado será el trance de enfrentarse a la hemeroteca si uno gusta de ser tan palabrista y contumaz como el actual Secretario Provincial del PSOE almeriense, José Luis Sánchez Teruel, que hace apenas unas semanas nos dejaba estas líneas acerca de la figura jurídica de la imputación: “Más allá de lo que la justicia diga, cuando lo dictamine -eso es competencia de los jueces- en el ámbito de la política y de los políticos, en estos casos y cuando la imagen personal, por las razones que sean, daña gravemente la de las instituciones, lo mejor que se puede hacer es marcharse”.

Tal cual. La intensa reflexión del señor Sánchez Teruel estaba dirigida a un político del PP de Almería al que conminaba a dimitir, dicho lo cual corrió rápidamente a abrazarse y fotografiarse y dedicar encendidos elogios a otro político también imputado, pero de su partido.

Traigo a colación esta epístola moral por la reciente y doble imputación de los dos últimos ex presidentes de la Junta, Manuel Chaves y José Antonio Griñán, en el caso de los ERE falsos. Como además es justo recordar que la actual presidenta, Susana Díaz, anunció severísimas determinaciones políticas contra ambos si se producía (como finalmente se ha producido) la imputación, no me cabe duda de que en las próximas horas veremos muestras de la coherencia política de Susana Díaz y, naturalmente, también podremos ver la pública reprimenda del señor Sánchez Teruel a sus jefes, a los que coherentemente exigirá la dimisión, para que no den mala imagen de Andalucía y del PSOE. Pero por si acaso voy a buscar un sillón cómodo.