Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

El mensaje espectáculo

Kayros
Periodista

Conforme nos vamos aproximando a las elecciones, se habla más y más de escenas teatralizadas en relación con la exposición de ideas programáticas. Los teóricos de la comunicación perciben que la gente se interesa más por el espectáculo que por los contenidos ideológicos.

"El éxito de Susana Díaz es que no cesa
de referirse a Andalucía, su tierra"
No sé si esto será fruto del auge comunicacional de la prensa del corazón o tal vez de la falta de formación intelectual de los públicos. Como ha dicho Fernando Vallespín, las confidencias, los rumores, los chismes internos de los partidos cotizan más que los discursos. A consecuencia de ello, algunas ejecutivas dudan si en vez de montar tediosos mítines en sentido tradicional para explicarle a la gente lo que piensan hacer cuando gobiernen, sería más rentable optar por un espectáculo colorista y circense con abundancia de atracciones más o menos populares y para todos los públicos.

En realidad si ustedes miran tanto la prensa como la radiotelevisión verán que la dialéctica se alimenta de corrupciones de unos y otros, como si en la pelea del tú más estuviera oculta la metodología para la salida de la crisis. Tampoco da muestras de entusiasmarse demasiado el pueblo con la cansina repetición de las pruebas numéricas, algo de lo que abusan tanto Rajoy como de Guindos. Como dijo aquél nadie se enamora del 3 14 16.

Presiento que más allá de las coordenadas y de las primas de riesgo, están las formas de vida, los sentimientos y los valores culturales. Y aun me atrevo a insinuar si no será esta la causa de que aquí en Andalucía el PP no obtenga mayoría absoluta.

Llegan las elecciones y los ministros se dejan caer como si fueran cobradores de seguros, enviados por un dios extraño a Andalucía. Entre las masas se despierta aquel rechazo visceral de los oyentes de Guerra: “Alfonso, dales caña”. ¿Imaginan a Rajoy o Aznar tocando la guitarra y bailando en un colmao flamenco con esa gracia que se les supone y que no se puede aguantar? Al menos como entretenimiento, los andaluces se lo agradecerían de corazón en vez de hablarles de recortes y tantos por ciento.

Para mí el gran éxito de Susana Díaz es que no cesa de referirse a Andalucía, su tierra. Contra esta rocosa determinación se estrella la odiosa maquinaria informativa que le tienen montada los peperos.