Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

Las campanadas de Canal Sur

Emilio Ruiz

Juan Valentín, el realizador al que Canal Sur encargó el mensaje de fin de año de la presidenta de Andalucía, Susana Díaz, retransmitido desde la Alcazaba, y las campanadas de fin de año, retransmitidas desde la Plaza de la Catedral, no es ningún recién llegado a la profesión. Tiene tras sí una experiencia de más de 25 años y, entre sus trabajos, se pueden enumerar la retransmisión de los Juegos Mediterráneos de Almería 2005 y numerosas despedidas de año, entre ellas las campanadas de Granada del año anterior. Lo mismo se puede decir del director del programa, Eloy Botello, y del productor, Antonio Muñoz Ferri. A pesar de eso, las campanadas de Almería fueron un fiasco y la indignación se hizo presa de las redes sociales, y con razón. Porque un error de este tipo no se debe tener.
 
Enrique Sánchez y Ana Díaz, ni se enteraron

Lo sucedido ya es de dominio público. Un minuto antes de las 12, los presentadores, Enrique Sánchez y Ana Díaz, ofrecen a los espectadores una explicación sobre los cuartos. De repente, la emisión se corta y se da paso a un anuncio. La imagen vuelve en la segunda campanada. Error grave, pero perdonable. De inmediato, la pantalla se pone en negro y da paso a un anuncio sobre la capitalidad mundial del motociclismo de Jerez. Cuando vuelve a enfocar el reloj de la catedral, la que suena es la campanada número 10. Este error no es perdonable. Es inadmisible.

Las redes sociales, principalmente Twitter, echaban chispas. La indignación por unas doce uvas frustradas se mezcló con la chanza y el escarnio. Y prácticamente se puso en jaque a toda una comunidad autónoma por lo que se consideraba una chapuza de mayúsculas dimensiones. Muchos comentarios en las redes sociales consideraban el error un desprecio hacia Almería –la olvidada Almería de siempre…- y hasta un medio digital, rayando el absurdo, publicó en los primeros momentos que no podía informar si la situación afectaba solamente a los televidentes almerienses o era extensiva a toda Andalucía. Este mismo medio, a las pocas horas, sustituyó ese ridículo texto por la denuncia de una falta de explicaciones que, precisamente, se ofrecieron a los pocos minutos del incidente, como se puede apreciar en este tuit de la cuenta oficial de la RTVA, insertado una hora y un minuto después de cometido el fallo.
 
Canal Sur pidió disculpas a los pocos minutos

Durante todo el día de hoy, el incidente de las uvas de Almería ocupa a todos los medios de comunicación nacionales. Las redes sociales lo han convertido en trending topic y la originalidad humorística andaluza ha puesto una vez más su maquinaria en marcha para subir a Youtube vídeos con las más divertidas situaciones. Los ‘enemigos’ de Andalucía y los defensores de una Almería independiente han estrenado año con una jornada de gloria.

Los andaluces, muchas veces, somos propensos a convertir en situaciones límite momentos excepcionales por insignificantes que sean. Lo ocurrido en la Nochevieja de Canal Sur es un lamentable e inadmisible error técnico o humano, pero no deja de ser más que eso, un error. Curioso, gracioso, anecdótico… todo lo que se quiera, pero nada más que un error. Lo peor del caso es que ese fallo ha oscurecido lo que realmente interesa destacar: que Almería ofreció una imagen preciosa y los almerienses supieron responder desde una Plaza de la Catedral que se mostró esplendorosa al mundo entero.

A quienes ven en este incidente de Nochevieja poco menos que el derrumbe de los cimientos de nuestra comunidad autónoma les invito a que se den un paseo por Youtube y vean los numerosos incidentes ocurridos en las retransmisiones de las campanadas de fin de año, sobre todo en Televisión Española. Hay situaciones para todos los gustos. Y, ya ven, a pesar de eso, España aquí sigue, en pie. ¡Que no es bueno pillar estos cabreos el primer día del año y menos por lo que no deja de ser más que un lamentable fallo técnico o humano!