Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz


Por qué hemos votado no a los presupuestos de Cuevas del Almanzora

Indalecio Modesto
Portavoz del PA en el Ayuntamiento de Cuevas del Almanzora

Rechazamos el presupuesto que ha presentado el equipo de gobierno de Jesús Caicedo una vez que no ha aceptado las propuestas andalucistas de incluir en los mismos planes de fomento y ayuda a la creación de empresas y autónomos. Si se gestionara bien las partidas de dinero y no se dependiera de las externalizaciones que se hacen, por ejemplo en la materia de cobros, se podrían gestionar organismos dependientes del propio Ayuntamiento creando puestos de trabajo. Con los ahorros se podrían crear programas de  incentivo a los trabajadores autónomos, así como destinar un porcentaje del superávit a partidas de  dinero para ayudar al inicio de actividad de los posibles empresarios por cuenta propia nacidos en el municipio.

Indalecio Modesto, en el pleno
de los presupuestos
Hay que calificar los presupuestos de insolidarios con la creación de empleo, porque no han escuchado las peticiones andalucistas, insolidarios con la cultura, rebajando las partidas de la Escuela de Música más de un 70 %, al igual que las inversiones en los centros de enseñanza un 30 %. En el mismo porcentaje,  insolidarios con  el patrimonio histórico y con el deporte. No están por la labor de defender la cultura. Un pueblo sin actos culturales es como un jardín sin flores. Las subvenciones culturales las reducen un 75%.

Eliminan los gastos en dependencias médicas, aludiendo  que son competencia de la Junta de Andalucía, meten el miedo en el cuerpo a los laborales, anunciando medidas de ahorro para pagar las indemnizaciones del 2016 confundiendo al decir que es superior el costo del mantenimiento de los puestos de trabajo que los gastos de las indemnizaciones; hablando incluso  de las cantidades que se van a  utilizar para los futuros despidos.

Los presupuestos son engañosos incluyendo partidas dinerarias de otras anualidades que ya tenían que estar ejecutadas como es el caso de las obras en el barrio del Tostadero, pero no hablan de las partidas que no se han gastado, por ejemplo en la reforma del polideportivo de Palomares, que finalmente se supone ha pagado la Diputación. Tampoco hay ninguna partida para seguir invirtiendo en los desperfectos de la riada del 28 S/2012, como la desaladora y EDARES de Los Lobos y los vertidos de Cuevas al río Almanzora.

El Partido Andalucista ha realizado varias propuestas  para crear riqueza en el municipio, invirtiendo parte del superávit del que tanto presume el equipo de gobierno en promocionar la creación de más de 100 empresas. Proponemos también recuperar la gestión de la basura y, si procede, también  del agua. Y, cómo no, recuperar la figura de la oficina de recaudación municipal, gestionando desde ella las plusvalías y los IBIS.

Las viviendas de 10.000 almerienses valen menos que su hipoteca

Manuel León
Redactor-Jefe de La Voz de Almería

La crisis económica y los excesos del sector financiero e inmobiliario han provocado dramáticas consecuencias para algunos propietarios de vivienda, sobre todo para los que quieran venderla antes de pagar la totalidad de la hipoteca. Más de 10.000 viviendas en la provincia (66.000 en toda Andalucía) valen hoy menos que sus préstamos pendientes, según un informe elaborado por el Centro de Estudios Británico CEBR con datos del INE y del Banco de España.

Se trata de las denominadas ‘hipotecas burbuja’, aquellas cuyo importe de principal pendiente de pago es superior al valor de mercado del inmueble que sirve de garantía. El argumento principal es que la velocidad del descenso de los precios inmobiliarios tras el
pinchazo de la burbuja ha sido muy superior a la capacidad de amortización de miles de préstamos hipotecarios firmados durante la etapa del boom, de forma que muchas familias tiene ahora un agujero patrimonial que en el conjunto de Andalucía asciende a 236 millones de euros y en Almería en torno a 30 millones.

La caída del precio de la vivienda con respecto a los máximos históricos en 2007 ha sido del 34,6%, según el informe, solo superada en Andalucía por Málaga (35%). Por ello, el efecto de la ‘hipoteca burbuja’ ha sido aún más sensible. El problema es especialmente flagrante en aquellos préstamos hipotecarios que se firmaron por encima de las tasaciones, ya de por sí elevadas durante los años de expansión.

Las cifras reflejan que miles de personas no podrán desprenderse de sus inmuebles para finiquitar la deuda en caso de sufrir problemas económicos. Se trata de un conflicto muy ligado a la tragedia social de los desahucios. El informe calcula que el valor medio del agujero per cápita, es decir, de la diferencia entre precio e hipoteca, era el año pasado de 3.500 euros en Almería, muy inferior a la media nacional de 22.200 euros por vivienda afectada.

En 2014, el importe medio de los inmuebles en Andalucía experimentará una caída anual del 6,8%, hasta llegar a los 111.838 euros. En 2015, el descenso será prácticamente el mismo (-7%) y el importe medio caerá hasta los 104.053 euros. En total, el precio medio de la vivienda en Andalucía caerá un 13,3% en los dos próximos años, según esta previsión.

Estos descensos del precio de la vivienda se producirán en un contexto de débil crecimiento económico -con un avance del Producto Interior Bruto del 0,4% en 2014 y del 0,6% en 2015-, una frágil recuperación del mercado laboral -con descensos del número de personas ocupadas del 2,3% en 2014 y del 2,2% en 2015.

Acabar con el paro a ladrillazos

Isabel Morillo
Jefa de Andalucía de El Correo de Andalucía

Andalucía han desaparecido 32.009 empresas del sector de la construcción, que ha perdido 356.500 empleos directos en seis años. Cinco de cada diez parados andaluces son víctimas del estallido de la burbuja inmobiliaria. Los datos dejan claro que si hay una comunidad en España especialmente damnificada por la crisis del ladrillo esa es Andalucía. También demuestran los números que durante años la comunidad basó su crecimiento en un modelo de gigante con pies de barro. Aquella promesa de pleno empleo técnico que llevaban PSOE y PP en el programa electoral de 2008 dependía en gran parte de una construcción desaforada y sinrazón. Hoy son millón y medio los parados andaluces. En la comunidad, hay que recordar, se contabilizan 700.000 viviendas vacías y se ha suspendido la obra pública nueva. El Presupuesto de 2014 retrotrae la inversión al año 2002, con un recorte del 13%, sumado a otro recorte y a otro. Así hasta cinco tijeretazos consecutivos.

Los datos no son nuevos. Son una constante de esta crisis. Lo que sí sonó muy nuevo fue la apuesta que la presidenta de la Junta, Susana Díaz, hizo el pasado miércoles en el Parlamento andaluz. La socialista, que gobierna en coalición con Izquierda Unida, rompió el guión que había escrito hasta la fecha su Gobierno en materia económica. Basta revisar su discurso de investidura para darse cuenta de que entonces (4 de septiembre de 2013) no dedicó ni una sola palabra al sector de la construcción. Ni una. “Una de las primeras actuaciones de mi gobierno será lanzar una gran iniciativa que tenga como finalidad la búsqueda de un amplísimo consenso político, social, y ciudadano para que, en un plazo razonable, sentemos de común acuerdo las bases de esa renovada estrategia de crecimiento económico y social de nuestra tierra. En definitiva, Señorías, acabar con las inercias para definir nuevos horizontes”. Ese fue el objetivo que fijó la presidenta que después ha apostado reiteradamente por “abrir en canal” la economía y cambiar el modelo productivo. “Nueva economía, nuevos instrumentos”. Esa era el eslogan. Un lema traducido en planes como el Plan de Protección del Corredor Litoral de Andalucía, que el PP ha recurrido en los tribunales por considerar que frenaba el poco desarrollo urbanístico que quedaba vivo en algunos municipios andaluces. O una apuesta que se refleja también a la perfección en las políticas puestas en marcha por la Consejería de Fomento y Vivienda, de IU, que entiende el plan de la bicicleta como “palanca del cambio de modelo productivo” o que trabaja en un plan de vivienda que contempla cero euros para nueva VPO.

Estos eran los principios: cero ayudas al sector de la construcción, más allá de los planes de obras incluidos en el decreto contra la exclusión social y puestos en marcha en alianza con los ayuntamientos para sacar albañiles del paro. Pero a partir de septiembre, el discurso económico del Gobierno andaluz, es decir de la presidenta de la Junta porque el consejero de Economía no logra salir del atolladero de los ERE y UGT, ha dado un giro copernicano. Lo esbozó Díaz en un desayuno informativo hace un mes, cuando habló de dejar atrás el “fundamentalismo medioambiental” propio de otros tiempos. Lo terminó de fijar en la Cámara esta misma semana, cuando apostó abiertamente en su diálogo con el líder del PP andaluz por “rescatar” el sector de la construcción. Sin entrar a valorar el fondo de una apuesta que ha concitado el aplauso unánime de empresarios y algo más tímido de los sindicatos, lo que no podrá negar el Gobierno es que, respecto al ladrillo, estrena discurso.

“Un gobernante responsable no puede estar solo pendiente del Ibex 35”. Lo dijo Susana Díaz en su investidura. Entonces defendió que las políticas públicas que pusiera su Gobierno en marcha iban a tener en cuenta una serie de indicadores sobre desigualdad económica y social, más allá de datos macroeconómicos o parqués de la bolsa.

Cuatro meses después, el Gobierno andaluz ha emprendido una estrategia que tiene uno de sus pilares en una ronda de fotos con grandes empresarios del Ibex 35. Comenzó con Emilio Botín y el Santander, continuó con Telefónica y Alierta y seguirá con otros grandes empresarios del país. Aseguran que se trata de reforzar la ‘marca Andalucía’ y proyectar una imagen de confianza y seguridad jurídica, que permita atraer a nuevos inversores. Si los más grandes se fijan en la comunidad, por efecto arrastre otros muchos lo harán, sostienen en San Telmo. Mientras, IU se resigna y recuerda que en una comunidad donde las pequeñas y medianas empresas tienen la llave del tejido productivo, el empleo generado por esos grandes empresarios representan el 4%. Por cierto, se anunció también la foto con Roig, de Mercadona. Será después de que declare ante el juez que indaga si el PP cometió fraude fiscal.

Uno de cada tres euros de Almería se mueven en la economía sumergida

Juan Folío
La Opinión de Almería

La economía sumergida de Almería avanza a pasos agigantados. Da la impresión de que, a mayores subidas de impuestos, mayor cantidad de euros que los almerienses movemos en la economía sumergida. En Andalucía, la economía sumergida asciende al 29,2 % de su PIB, según datos al cierre de 2012, proporcionados por los Técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha). Eso, traducido en euros supone la escalofriante cantidad de 40.500 millones.
 
Evolución de la economía sumergida a nivel nacional
Almería está a la cabeza en este ranking. Nada menos que uno de cada tres euros que se mueven lo hacen fuera de los controles del fisco, exactamente, el 33,5 por ciento. En Málaga el porcentaje es del 28,6 %, algo inferior que no solo Almería, sino también que Granada (32,1 %), Córdoba (30,6 %), Jaén (29,5 %) y Cádiz (29,3 %), todas por encima de la media regional.

A nivel nacional, según informa Gestha, el volumen de la actividad económica en negro aumentó de media unos 15.000 millones de euros anuales desde el inicio de la crisis en 2008, cuando la tasa de economía sumergida se situó en el 17,8% del PIB. En 2012 la tasa de economía sumergida en España se sitúa en el 24,6 por ciento, superando los 253.000 millones de euros.

Los otros países europeos en crisis -Italia, Portugal y  Grecia- presentan valores superiores a los españoles en economía sumergida, muy por encima de Alemania (13,1 %), Francia (10,8 %) o  Gran Bretaña (10,1 %).

La ausencia de Aznar de la convención del PP

Rafael Leopoldo Aguilera
Director del IEA

Este fin de semana se celebra en Valladolid la convención nacional del Partido Popular. El expresidente del Gobierno y presidente de honor del PP, José María Aznar, ha comunicado a la dirección del partido que no estará presente. Este detalle de Aznar no ha gustado demasiado en el Partido Popular, a juzgar por las palabras que ha escrito en Facebook el responsable de Formación de Agentes Electorales del PP de Almería, Rafael Leopoldo Aguilera Martínez, quien es, además, director del Instituto de Estudios Almerienses. Reproducimos a continuación la escrito por Rafael Leopoldo Aguilera:

Manda..., que José María Aznar no vaya a la Convención del PP. Eso nunca lo hubiera hecho Manuel Fraga, que iba hasta en silla de ruedas. ¡Qué falta de fidelidad! Otras opciones políticas haciendo lo posible por aunar esfuerzos ideológicos y prácticos, y ahora, que Aznar no va, que Mayor Oreja no va... Pero, bueno, ¿esto qué es...? Siempre Poder y Gloria....

La ausencia de Mojácar del vídeo de Bisbal

Manuel Zamora
Secretario General del PSOE de Mojácar


La semana pasada se presentó en el Círculo de Bellas Artes de Madrid un vídeo de promoción de la provincia de Almería protagonizado por David Bisbal. El vídeo del Patronato de Turismo Provincial, que, bien dicho sea de paso, pagamos todos y además nuestro pueblo es miembro del mismo, está en general bastante bien. Pero echo en falta alguna secuencia grabada en nuestro pueblo.

Mojácar es pionero en el turismo a nivel provincial. Imaginemos en ese vídeo de promoción alguna imagen por las maravillosas calles de nuestro pueblo, como las calles Puntica, Embajadores, Enmedio, la Puerta de la Ciudad o el barrio del Arrabal, o una vista desde la Cueva Morales...

Quien dice nuestro pueblo dice del Levante almeriense, en general, ya que sólo se ve alguna vaga imagen de la playa de Los Muertos. Pero desde Carboneras hasta Pulpí estamos unos cuantos pueblos desaparecidos en tal vídeo.

Magnífica gestión la realizada, por la que tengo que felicitar a nuestro concejal de Turismo de Mojácar, Emmanuel Agüero, que además es miembro del Patronato de Turismo, organismo dependiente de la Diputación Provincial, gobernada por su mismo partido (PP) en el que parece que no pinta nada ni nuestro concejal ni nuestro pueblo.


Murcia logra el soterramiento que Almería tiene en el aire

Simón Ruiz
Redactor Jefe de La Voz de Almería

La sociedad Almería Alta Velocidad, creada para poner en marcha el soterramiento de las vías del tren en la ciudad, no se reúne desde mediados de octubre del año 2012. Los 15 meses transcurridos desde la última reunión son un ejemplo de la ‘celeridad’ con la que las administraciones están abordando esta infraestructura, vinculada con la llegada de la Alta Velocidad hasta Almería. Una ‘celeridad’ que contrasta con la que el Ministerio de Fomento ha accedido a las presiones de las instituciones de la Región de Murcia para cumplir allí con lo prometido, es decir, que los trenes no lleguen en superficie a la estación.

Manifestación de Murcia
Desde mediados de este mes, la sociedad murciana se ha movilizado tanto en la calle como en el Ayuntamiento y la Asamblea Regional de Murcia para exigir al departamento que dirige Ana Pastor que desista de sus nuevos planes, es decir, que el tren llegue en superficie. Hasta enero de 2014, todos los planes reflejaban que Murcia, al igual que Almería, tendría soterramiento.

En Murcia, a diferencia de Almería, sí hay constituida una platorma en defensa del soterramiento. Desde hace algún tiempo, sus miembros se concentran todos los martes junto a un paso a nivel para reivindicar esa demanda. Ayer volvieron a concentrarse, aunque en menor número que hace una semana cuando se confirmó que Fomento comenzaba a hacer catas para la llegada de los AVE en superficie hasta la Estación del Carmen.

“Pido que haya AVE en Murcia y, para eso, tiene que ser soterrado. No hay vuelta de hoja”, dijo el pasado lunes el alcalde murciano, Miguel Ángel Cámara (PP), antes de desplazarse a Madrid para reunirse con el secretario de Estado de Infraestructuras, Transportes y Vivienda, Rafael Catalá, y el presidente de Adif, Gonzalo Ferre.

La reunión, según se supo ayer tarde, dio sus frutos. Fomento se ha comprometido a realizar un estudio técnico y presupuestario de la llegada del AVE soterrada hasta la estación de El Carmen. Este fue el acuerdo alcanzado tras la reunión a la que también asistieron el delegado del Gobierno, Joaquín Bascuñana, y el consejero de Obras Públicas y Ordenación del Territorio, Antonio Sevilla, informó el Ayuntamiento en un comunicado de prensa.

El estudio se llevará a cabo con carácter de urgencia con el fin de acelerar al máximo los tiempos y que se puedan iniciar los procesos constructivos lo antes posible para que se puedan cumplir las fechas establecidas. El alcalde se ha mostrado satisfecho de la reunión porque se ha ratificado el acuerdo de las tres administraciones y se ha confirmado que la estación de Murcia seguirá siendo la de El Carmen. En este sentido, Cámara ha planteado que hasta ella deben llegar los trenes con las vías soterradas, de acuerdo a lo establecido en el protocolo de integración ferroviaria de 2006, ha destacado.

También ha señalado que existe pleno consenso en cuanto a que no se llevará a cabo ninguna actuación dirigida a la integración urbana de la alta velocidad contra los deseos de la ciudad. “Hemos conseguido avanzar hoy y vamos a seguir defendiendo la necesidad de esa integración mediante soterramiento, respetar los compromisos adquiridos y que Murcia tenga una alta velocidad de forma que nos permita vertebrar la ciudad”, añadió.

Otra de las diferencias que hay entre Almería y Murcia es que en la vecina región ya conocen la fecha de llegada del tren de Alta Velocidad, el AVE. Los murcianos podrán subirse en 2015 a los nuevos trenes, mientras que los almerienses no lo harán hasta 2018, 2019 o 2020. Mientras en Murcia se afanan ahora en si Fomento modifica o no los planes iniciales de soterramiento de las vías del tren en la Estación del Carmen, en Almería no se sabe la fecha de la llegada del AVE y muchos menos cuándo estará el soterramiento.

Solo hay una certeza. En el mes de marzo de este mismo año se empiezan a levantar las primeras vías que hay junto a la Intermodal, según las previsiones del Ayuntamiento de Almería. Mientras se avanza en las distintas fases del soterramiento de las vías del tren en la ciudad, los planes de Fomento son todo un misterio. La titular del Ministerio, Ana Pastor, no dio fechas en un encuentro celebrado el mes pasado con altos cargos institucionales y políticos del Partido Popular de Almería.

En esa cita, Ana Pastor propuso “mantener en los próximos días” varias reuniones de trabajo con el Ministerio de Hacienda, en las que también estarán presentes miembros del PP de Almería, para “concretar de forma más precisa las inversiones necesarias para la llegada del AVE a Almería”. Esa cita aún no se ha concretado. Está pendiente de cerrar agendas oficiales, apuntaron ayer a LA VOZ fuentes del Partido Popular.

Por lo que se refiere al Tren de Alta Velocidad, la ministra confirmó a la delegación almeriense que “en 2015 el AVE llegará a Murcia y Granada” y que desde el Ministerio se va a seguir trabajando para “sacar adelante los tramos pendientes en la provincia de Almería”. Eso sí, según explicó Pastor se hará “en base a una programación que cambia por completo la actual disposición de hacer tramos que no sirven para nada”. “Lo que se pretende es iniciar cuanto antes los tramos más cercanos a Murcia y seguir trabajando en esa línea hasta Almería”.

A propósito de la autonomía de Andalucía

Eduardo Roca López de Hierro
Presidente del Partido Regionalista por Andalucía Oriental (PRAO)

¿Se imagina usted unos políticos que lucharan por nuestra tierra? ¿Ve usted posible que rechazaran la autonomía andaluza? ¿Y si se opusieran al centralismo sevillano asfixiante que hoy padecemos? Sepa usted que estos políticos existieron. Le estoy hablando de un suceso que tuvo lugar un 29 de enero de 1933, allá por la Segunda República.

Permítame que le ponga en situación: Blas Infante y su séquito de políticos andalucistas (la mayoría sevillanos, todo sea dicho) andaban convenciendo de la autonomía andaluza a los representantes políticos, económicos y sociales del resto de provincias de lo que hoy es Andalucía. Discursos aquí y allá, carteles andalucistas, pasquines... nada consiguió despertar el interés de una población que se mostraba indiferente a la autonomía de la artificial Andalucía, cuando no contraria.

Con los representantes de Almería, Jaén y Granada pasó lo mismo: muchos vieron que esta aparente descentralización andaluza no sería sino un nuevo centralismo sevillano, que no defendería los intereses de las provincias orientales. Por esta razón, retomaron la idea ya planteada en 1924 de crear una autonomía en Andalucía Oriental, que escapara del andalucismo, de Blas Infante y, por supuesto, de la capitalidad sevillana.

Pero los andalucistas seguían en su empeño, y convocaron una reunión, la conocida como Asamblea de Córdoba del 29 de enero de 1933. Se celebró entre grandes escándalos, con declaraciones tales como "al pueblo no le interesa el regionalismo andaluz" y "Jaén no se siente andaluza", resultando finalmente en que los representantes de Andalucía Oriental se levantaran y se fueran de aquella reunión. Estos delegados supieron plantarle cara al andalucismo, a su centralismo sevillano y a la marginación de nuestra tierra que éste conlleva. Vieron los problemas que nos traería Andalucía, un proyecto que ya por aquellos entonces, como ahora, estaba dirigido por sevillanos.

Desgraciadamente, ahora Almería, Granada y Jaén han caído definitivamente en el poder de la capitalidad sevillana, a merced de unos partidos andaluces que no defienden nuestros intereses. Sin embargo, los ciudadanos cada vez se desengañan más del mito andalucista y reconocen la inoperancia de una Junta de Andalucía creada por y para la ciudad de la Giralda. Políticos sevillanos, prepárense, porque Andalucía Oriental está despertando.

Cantando “Soy minero” en el puerto

José Fernández
Periodista

Aún siendo conscientes de que hay ingenieros y enfebrecidos portavoces capaces de argumentar sus beneficios, soy de los que no alcanzan a ver las ventajas que para la ciudad de Almería pueda tener la vuelta de los trenes de mineral al puerto. Son las cifras, idiota. Ah, las cifras. 

El inolvidable Antonio Molina
Pero no quiero entrar en el debate numérico, sino en la simple formulación de un recuerdo colectivo. ¿De verdad es bueno para Almería capital que su céntrico puerto sea otra vez punto de embarque de mineral de hierro, igual que en el siglo pasado? ¿Qué ventajas colectivas (excluyendo la imperiosa necesidad de la Autoridad Portuaria de presentar un reporte decente de actividad) puede suponer tener un convoy de mineral a diario en el mismo centro de Almería?

Lo digo porque acabo de leer en la prensa que una empresa minera de Granada “se ha cansado de esperar” una respuesta del Ayuntamiento de la capital y que optará por embarcar lodos por el puerto industrial de Carboneras. Bueno, pues muy bien. No me digan que no tiene gracia querer incluir el trasiego de polvos y lodos de mineral en el doliente capítulo de las oportunidades perdidas de Almería.

¿Se imaginan a cientos de familias almerienses peregrinando al puerto de Carboneras, a los sones de “Soy minero”, para fotografiarse ante las operaciones de carga y descarga?

Por otra parte, no sé de qué pueden haberse cansado estos empresarios, porque había más posibilidades de encontrar una respuesta de crecimiento capilar en los batracios que en la aquiescencia del Ayuntamiento en semejante proyecto, más que nada porque el propio alcalde Luis Rogelio ya ha dicho en más de una ocasión que no es especialmente partidario de que vuelvan a circular trenes de mineral por el casco urbano.

Pero está visto que hay muchos que sólo quieren el sonido de su propia taranta.

Piedras y bicicletas

José Manuel Bretones
Periodista

Mientras la provincia padece una tasa de paro inadmisible, espera aletargada la conclusión de las infraestructuras a medio construir y los partidos mayoritarios se pelean por cuestiones nimias, dos administraciones públicas nos sorprenden con acuerdos de risa; de mucha risa. Por un lado, el Ayuntamiento almeriense de Gádor ha resuelto prohibir el lanzamiento de piedras dentro del término municipal. La multa a quien desobedezca las señales instaladas en varios parajes del pueblo ascenderá a 150 euros; según la teniente de alcalde, Lourdes Ramos, alguien se dedicaba a tirar piedras como diversión y Gádor es "una zona habitada donde viven personas".

Según Lourdes Ramos, Teniente de
alcalde Gádor, tiran piedras por
diversión donde viven personas
Esta normativa me recuerda a una creativa actividad escolar de los niños de Primaria, que trata de inventar señales de tráfico que ellos, en su concepto del mundo, consideren útiles. He visto dibujadas señales tan originales como las de precaución por aproximarse a un recinto de conciertos al aire libre donde el artista que actúa puede distraer al conductor si canta mal; la de prohibido cazar medusas porque pican o una señal cuadrada de información advirtiendo que el conductor se aproxima a una zona de insectos y los bichitos pueden morir aplastados en el parabrisas. Si la edil Ramos hubiese participado en esa actividad infantil con "prohibido lanzar piedras porque es una zona habitada donde viven personas" habría sacado, seguro, un "ampliamente superado", que es como ahora califican a los pequeños. 

Por otro lado, la consejera comunista del gobierno del Susanato, Elena Cortés, ha parido el Plan Andaluz de la Bicicleta (PAB), que prevé gastar 421 millones de euros en construir una red de 5.139 kilómetros de vías ciclistas en Andalucía. Va a ser verdad lo que denunciaba el portavoz de Infraestructuras del Partido Popular en la región, Jaime Raynaud: "La Junta quería sustituir el vuelo entre Almería y Sevilla por un carril-bici"; tanto kilómetro no es sino para que lleguemos a Huelva, Córdoba o a Cádiz pedaleando por el Puerto de la Mora.

El objetivo del plan de esta lumbrera no es otro que "promover el crecimiento sostenible y la economía verde y avanzar hacia un nuevo modelo productivo"; es decir, que viajemos en bicicleta como los vietnamitas o los chinos pobres y desterremos los contaminantes vehículos a motor. Pero, eso sí, nada dice de su coche oficial que se lo pagamos entre todos.
(Diario de Almería)

Y Arenas enmudeció

Elena Torres
Periodista / Teleprensa

Quién le ha visto y quién le ve. Con lo que él ha sido en esta tierra, Almería, con la que logró su mejor gloria electoral. El bueno de Javier Arenas, ex presidente del PP andaluz, quien dio el relevo a Juan Ignacio Zoido que le ha salido rana porque no tiene ningún interés el hombre en seguir en este puesto, ha estado este fin de semana en esta provincia y apenas su paso ha dejado huella.

Curro, con Amat y Eloísa
El acto al que ha asistido no es otro que la entrega de un premio taurino en Roquetas de Mar al matador Curro Romero, del que parece es buen amigo ya que apenas éste es el único ‘cargo’ que se le atribuye en la crónica que el propio ayuntamiento ha elaborado del acto. ‘Curro Romero recibió el IV Premio Taurino "Ciudad de Roquetas de Mar" con la presencia de su amigo Javier Arenas, el alcalde de Roquetas de Mar, Gabriel Amat, la delegada del Gobierno en Andalucía, María del Carmen Crespo, el subdelegado del Gobierno en Almería, Andrés García Lorca, el alcalde de la capital almeriense, Luis Rogelio Rodríguez Comendador y más de 150 aficionados…’ Pues eso, que dicho así, casi pasa desapercibido ya que tiene menos títulos que los que le acompañan en el cartel. Quien lo iba a esperar de un PP que siempre se ha rendido ante Javier Arenas, quien hasta hace bien poco cuando llegaba a la plaza almeriense había que hacerle el paseíllo además de dedicarle toda la retahíla de cargos con los que contaba.

El que ya haya quedado para vicesecretario nacional del PP para asuntos territoriales, además de senador, como su rival José Antonio Griñán, por la Comunidad Autónoma Andaluza, ha venido a Almería sin armar ruido ni pronunciarse sobre nada. Sin aquellos gestos de ‘campeón’ que le caracterizaron en otro tiempo ni desfile alguno. Por no tener no ha tenido ni protagonismo fotográfico ya que apenas ha quedado registrado en algún medio de soslayo y el propio ayuntamiento ha tenido suficiente con sacar a Gabriel Amat y su teniente de alcalde Eloísa Cabrera junto al homenajeado. Qué más da el resto.

Aunque la web del PP nacional aún le sigue atribuyendo los cargos de presidente del PP andaluz o diputado por Almería en el Parlamento regional, lo cierto es que el bueno de Arenas parece pintar más bien poco en esta comunidad, a juzgar por el lugar residual que le han cedido. Y es que todo apunta a que esta vez ni la decisión del nuevo presidente andaluz del PP va a estar en sus manos.

29-E: Almería, Granada y Jaén defienden su autonomía separada de Andalucía

Francisco García Caro
Presidente de la Plataforma por Andalucía Oriental

Las provincias de Almería, Granada y Jaén sufren las consecuencias de la crisis con un nivel de desempleo muy alto debido a la falta de desarrollo en infraestructuras y económico en general al que les ha llevado la comunidad autónoma andaluza, que se prometió como la solución para sacar del "vagón de cola" de España a esta región del Sureste Español. El hecho de depender de una capital autónoma que no comparte nuestros intereses, ha provocado que sean continuas las manifestaciones de ciudadanos que piden voz propia para sus pueblos y ciudades, no entendidos en Andalucía. Las ingentes cantidades de dinero que han venido desde Europa para el desarrollo de Andalucía Oriental no se han invertido en las verdaderas necesidades de estas provincias, que pasaron a formar parte de una comunidad autónoma a la que se negaron décadas antes.

El 29 de Enero de 1933 los presidentes de diputaciones, diputados a Cortes, alcaldes, concejales, representantes de Cámaras de comercio, etc. de Almería, Granada y Jaén presentes en la Asamblea de Córdoba abandonaron la reunión convocada para promover la creación de la comunidad autónoma andaluza. No compartían los motivos de la representación sevillana para agilizar un estatuto para las ocho provincias cuando en Andalucía Oriental apenas había conciencia andaluza, y desde hacía nueve años existía el proyecto de estatuto para la Región de Andalucía Oriental. Las formas antidemocráticas de Blas Infante, pidiendo que se "residenciar a las provincias disidentes" y el trato que la Mesa les dispensó provocaron su salida.

Desde la Plataforma por Andalucía Oriental aportamos nuestro grano de arena, como pequeño homenaje a aquellos almerienses, granadinos y jienenses que fielmente representaron a los intereses de nuestra tierra y fueron un ejemplo de independencia a seguir, y a pesar de ello todavía no cuentan con el merecido reconocimiento de las instituciones de nuestra Región. Fueron aquellos almerienses, granadinos y jiennenses quienes advirtieron del daño que haría a Andalucía Oriental el centralismo sevillano en infraestructuras y desarrollo económico, pilares fundamentales para crear el empleo que ahora necesitamos.

Los periódicos de la época en Granada recogieron la voluntad del Ayuntamiento, Diputación, Cámara de Comercio, colegios profesionales, agrupación socialista, etc., de que se reconociera la "realidad histórica, geográfica y administrativa, la existencia de la región de Andalucía Oriental". En Almería, las fuerzas vivas de la provincia acordaron defender una Mancomunidad formada por Almería, Granada y Jaén, “en cuyo caso sí están garantizados nuestros intereses”. Y en Jaén las fuerzas vivas consideraron que ser parte integrante de la Mancomunidad de Andalucía Oriental es “lo más conveniente a nuestros intereses”.

La Guerra Civil interrumpió el proceso regional de Andalucía Oriental. En junio de 1936 el pleno del Ayuntamiento de Granada acordó mantener la necesidad de las dos entidades regionales de Andalucía. Muchos de quienes habían reivindicado la Región de Andalucía Oriental fueron víctimas de la Guerra Civil y la dictadura, pero ese espíritu regionalista, en defensa de los intereses de estas provincias, se mantiene hoy vivo.

Izquierda Unida sabe marcar el paso

Simón Ruiz
Periodista

En una de sus últimas visitas a Almería, el vicepresidente de la Junta y consejero de Administración Local y Relaciones Institucionales, Diego Valderas, anunció, en un encuentro privado con periodistas, las intenciones de Izquierda Unida de convertir la demolición del hotel de El Algarrobico, en Carboneras, en una oportunidad para generar empleo en este y otros municipios del Levante.

Rosalía Martín y Valderas / Teleprensa
Valderas quería un plan y al plan solo le queda para ejecutarse lo que los jueces quieran. Aunque era una declaración de intenciones en privado, Izquierda Unida ya había logrado convencer unos meses antes al PSOE para que apoyara una Proposición no de Ley en la que se pedía al Consejo de Gobierno andaluz celeridad para derribar el polémico hotel.

Lo que no decía la Proposición no de Ley de Izquierda Unida, defendida por la parlamentaria almeriense Rosalía Martín, es que debían buscarse responsabilidades políticas entre quienes propiciaron que el hotel se construyera, mes a mes, ante miles de ojos. Nadie reparó en pedir su paralización desde el mismo día en que se colocó la primera piedra. Izquierda Unida y los ecologistas levantaron sus voces cuando el daño ya era irreparable.

No. En la confirmación la semana pasada de ese plan de empleo para Carboneras por parte de la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, no se anunció que se asumirían responsabilidades políticas por parte de quienes tenían que velar por la legalidad urbanística. Nadie ha dimitido hasta el momento. Nadie dimitirá. Ni en las filas del PSOE ni en las filas del Partido Popular.

El caso de El Algarrobico es un ejemplo más de como un pacto de gobierno se sustenta en la fuerza de dos partidos políticos. La espada de Damocles que supone estar pendiente de los votos de Izquierda Unida obliga al PSOE en muchos casos a no poder llevar la delantera en muchos asuntos. Y en este caso, Izquierda Unida parece marcar el guión. “Los acuerdos del Parlamento están para ser cumplidos”, recordaba Rosalía Martín hace unos días.

Lo mismo ha ocurrido con los planes de la Consejería de Educación y Cultura para cerrar la Alcazaba de Almería por las tardes. Izquierda Unida fue rotunda. “Pediremos explicaciones al consejero”, proclamó Rosalía Martín Escobar. Luciano Alonso adelantó el pasado viernes, en un acto en Huércal, que la Alcazaba sí abrirá algunas tardes en verano, ¡Milenio de Almería habemus!

Ni siquiera ha hecho falta demandar en el Parlamento andaluz soluciones al conflicto planteado. En cualquier caso, los electores son testigos de todo un pacto de caballeros entre socialistas e Izquierda Unida, un pacto que no tiene visos de romperse. Todo lo contrario. A poco más de un año de las elecciones municipales, en muchas localidades se piensa ya en los acuerdos PSOE-IU para el mandato 2015-2019.

Tras la llegada de José Antonio Maíllo a la dirección de IU, parece que las diferencias entre los dos socios de gobierno en la Junta se ocultan menos. Así estuvieron PP y GIAL ocho años en la capital y al final se casaron.

Juan José Melero, Gerente del Getafe: 'El fútbol necesita de gestores más modernos y progresistas'

Antonio Torres
Director de Canal Sur

Las relaciones entre la UD Almería y el Getafe CF son excelentes y se puede subrayar que hay cierto plus de “almeriensismo” en el equipo al que los locales se enfrentaron el domingo. El exvicepresidente de la Liga de Fútbol Profesional Juan José Melero Marín (Almería, 1947) es el actual Gerente del equipo madrileño. Melero es uno de los padres que han contribuido a la modernización del fútbol. “Trabajo con mucha ilusión”, nos comentó el viernes, “con un proceso de gestión más moderno y progresista”. 

Juan José Melero
Sobre la dimisión de Rosell, el presidente del Barça, Melero piensa que ha habido cierta soberbia, complejos de inferioridad y que en las sociedades modernas no se debe tapar la realidad a los accionistas y a los socios. Comprende la labor de los periodistas cuando apunta que tras el periodista que pregunta no está solo el medio, sino el ciudadano que poco a poco tiende a hacer desaparecer al forofo “porque la cultura y el conocimiento cada vez tienen mayor protagonismo”.

"De fútbol no entiendo nada". El almeriense es zorro viejo. Se le ha visto en reuniones de la FIFA o estudiando por mejorar los valores dentro y fuera de los clubes. “Yo, de fútbol no entiendo nada. En Getafe vivo con unos consejeros que tienen ilusión por hacer bien las cosas”, subraya con su habitual socarronería el antiguo empleado de Telefónica que ha respirado fútbol desde que era un adolescente.

Ha contribuido a la fusión del fútbol en la capital y a sufrir ascensos y descensos en la etapa que el club lo presidía Alfonso García, cuando el equipo alcanzó la Primera en 1979 o los trabajos en los tiempos de Guillermo Blanes. Es una autoridad muy reconocida y admirada en los despachos de altura.

Un triste episodio. Ha vivido episodios negros como la frustración que trajo en no ascender por alineación indebida del portero almeriense Hierro, en una eliminatoria que se había puesto favorable en Tarrasa. Toda Almería salió a la calle para denunciar al ínclito presidente de la Federación Pablo Porta. Los federativos declararon que “el Almería era consciente de la nulidad de dicha licencia provisional...”.

El talento de Melero es incuestionable. Aquel episodio lo ha superado. Algunos no entendieron que hubo insensatez y una rigurosidad para acabar con aquella ilusión. Volvió a levantarse y callar bocas, consiguiendo ilusionar de nuevo con aquellas temporadas en la élite con el añorado Juan Rojas.

Maguregui. El fútbol no es una ciencia exacta y Melero tiene datos para surtir de material a cualquiera que se decida a contar su amplia biografía. ”Cuando alcanzamos la gloria tuve el privilegio de contratar al añorado Maguregui y al goleador Rolón”. 

El almeriense José Antonio Segura
ha sido el entrenador que más
temporadas ha entrenado al
Getafe
Melero es uno de los cinco firmantes del primer convenio vigente de la AFE, organismo que defiende los intereses laborales de los futbolistas. Descubrió a Mikel Rico, al que trajo con 21 años del Conquense, y a Jorge Molina, entre otros. A ambos los fichó para el Polideportivo Ejido.

Luisito. Pese a que el Almería ascendió en 1958 a Segunda a costa del Getafe hay una gran relación de simpatía entre las dos aficiones. En aquella eliminatoria,  Luisito, del  Atlético Almería, hizo el marcaje de su vida a Luis Aragonés,  la figura del Getafe, y la eliminatoria se resolvió con sendas goleadas de los almerienses, entrenados por el exjugador del Betis Enrique Bescós Mambrona (Madrid, 1915-2007), según Relatos Rojiblancos, de Ángel Acién.

Aquel partido se puede considerar como el primer partido mediático para ambas aficiones dado que fue ofrecido en directo por dos grandes históricos de la radio como Matías Prats, para Radio Juventud, y Ramón de Rato, el padre del exministro, para Radio Almería, emisora asociada a la SER, tal como recojo en mi libro Soñar la Radio, editado por el Centro Andaluz del Libro.

El almeriense José Antonio Segura ha sido el técnico que más temporadas ha dirigido el banquillo azulón en distintas categorías y pasa a la historia por haber sido el primero que consiguió con el Getafe el  ascenso a Segunda. José Miguel Polo, natural de Nacimiento,  fue muy apreciado por la afición del club que preside Ángel Torres. Hay más relaciones.

Los datos de la EPA en Almería: un jarro de agua fría

David Uclés
Fundación Cajamar

Los últimos datos de la EPA publicados por el INE han arrojado un jarro de agua fría a quienes parecían haberse instalado ya en posiciones optimistas. El desempleo baja, pero lo hace aún más el empleo. Y, encima, sube la tasa de paro. En medio de esa mala noticia resalta aún más un dato positivo. La agricultura ha sido el único sector en el que ha crecido el empleo, como un héroe clásico que resiste en pie en medio de la tormenta.

Evolución del paro a nivel nacional
Fuente: Cadena Ser
Recién superado el medio siglo de agricultura invernada en la provincia almeriense, ésta ha vuelto a convertirse en el pulmón económico principal. Los cambios habidos en el mercado turístico mundial han dejado Almería demasiado alejada de los nodos logísticos de las low-cost, por lo que su capacidad para aportar crecimiento se encuentra desgraciadamente muy limitada. La piedra natural parece que comienza a recuperarse, aunque de forma aún muy tímida, y la construcción sigue muy condicionada por el stock sin vender y por las dificultades financieras. Si la economía almeriense fuera un coche, tendría dos neumáticos en las llantas, otro pinchado y sólo uno en correcto estado de funcionamiento.

Posiblemente, cuando pasen los años y echemos la vista atrás seremos conscientes del trascendental papel que el agro ha jugado en la provincia durante la crisis. Aunque, mirándolo desde el presente y con la vista puesta en el camino recorrido, podemos ya valorar la enorme capacidad transformadora que caracteriza al sector (basta con ver las fotos del Campo de Dalías de principios de los 60 y las de hoy) y, tan importante como la anterior, la gran adaptabilidad del mismo. Ni los mercados de alimentos actuales funcionan como lo hacían los de los años 60, ni la tecnología de la que se dispone es la misma. La agricultura de la provincia ha innovado durante estos últimos 50 años en todos los frentes posibles: en el proceso (con nuevas técnicas de cultivo, nuevas estructuras, maquinaria para manipulado, envases, riego localizado, control biológico, etc.), en el producto (nuevas variedades, nuevos formatos de presentación) y en las instituciones (la creación de las cooperativas, la creación y transformación del rol de las asociaciones del sector y hasta el nacimiento y desarrollo de la Caja Rural).

Sin embargo, lo malo del pasado es que precisamente es pasado y de cara al porvenir sólo nos sirve como herramienta de aprendizaje. Los retos inmediatos que tiene el sector siguen siendo numerosos y provienen fundamentalmente de los cambios generados por la globalización y, en los últimos tiempos, de las restricciones que la crisis está teniendo sobre el presupuesto de las familias. En este sentido, la agricultura de Almería debe ser capaz de producir alimentos de calidad, saludables y, a ser posible, obtenidos de forma sostenible y socialmente responsable. Y todo ello a unos precios cada vez más ajustados. Además, debe hacerlo en un entorno competitivo cada día más complejo, en el que los contendientes crecen para mantener su posición y en el que los competidores están siempre dispuestos a rebañaruna décima de cuota de mercado.

Ante este panorama, podemos plantear que el reto del sector no es sino el que ha tenido siempre: seguir innovando a todos los niveles. No me cabe la menor duda que, de la misma forma que esta capacidad puede explicar nuestro pasado, también explicará nuestro futuro.

David Bisbal tiene diez mil maneras de promocionar Almería

Emilio Ruiz
www.emilioruiz.es

Cuando se redactan estas líneas –domingo, 26 de enero, 9:14- 145.383 personas han visitado Youtube para ver el spot promocional de la Costa de Almería que el Patronato de Turismo ha presentado en el Círculo de Bellas Artes de Madrid. En los próximos meses harán lo mismo diez millones de seres humanos de los cinco continentes. El pelotazo promocional es de vértigo.

Diez mil maneras
Es comprensible que, en el acto, estuvieran exultantes tanto el presidente de la Diputación, Gabriel Amat, como el vicepresidente, Javier Aureliano García. Sorprendió la poca presencia socialista. Ni siquiera se vio a la portavoz, Esperanza Pérez. Tampoco, a ningún otro diputado provincial, autonómico o nacional. O no estuvieron o no se hicieron presentes. El diputado provincial Rogelio Mena representaba al municipio del que es alcalde. Joaquín Jiménez y Deborah Serón iban por el Ayuntamiento. A Juan Pablo Yakubiuk, portavoz de IU, tampoco se le vio.

Los almerienses nunca tendremos palabras suficientes para agradecer a David Bisbal todo lo que está haciendo por su tierra. Cuando se alcanza la cúspide del éxito es frecuente situarse al margen de los orígenes y recrear las vivencias en otros espacios. Bisbal es siempre fiel y agradecido con su gente y con su pueblo. Eso le hace más sencillo y mejor persona, si es que puede ser aún mejor persona de lo que siempre ha sido. "Almería es un talismán para mí y ésta es una forma de demostrar el amor que siento por mi tierra. Aquí me recargo de energía y llevo siempre por bandera a Almería, a Andalucía y a España", ha dicho. Después nos preguntan a los almerienses que por qué queremos tanto a Bisbal. ¡Pues por qué va a ser…!

El largo camino de algunos “casos” almerienses

Pedro M. de la Cruz
Director de La Voz de Almería

El calendario camina implacable hacia el quinto aniversario de aquel 20 de octubre en el que el poder político y económico de El Ejido tembló y los ciudadanos tienen la decepcionada sensación de que aquel trueno corre el riesgo de acabar consumiéndose en su eco. El manto de silencio que desde hace años acompaña al Caso Poniente posa una pátina de olvido que muchos confunden con indolencia.

La Voz de Almería de hoy
Seguro que no es así; pero lo parece. Los peritos de Hacienda continúan haciendo su trabajo, pero el tiempo transcurrido, los jueces por los que ha pasado la instrucción y la relajación política en la exigencia para que se aclaren todas las responsabilidades a que hubiera lugar, inducen al error de pensar que la tormenta de entonces quede en la calma de la levedad penal.

La técnica procesal impone el cumplimiento escrupuloso de la de todos aquellos indicios racionales que colaboren en el esclarecimiento de los hechos y la complejidad de un entramado articulado presuntamente para delinquir no es fácil de desmontar. Construir una trama es difícil; desmontarla, más. Todo debe hacerse para que ningún error acabe convirtiendo en vacío penal lo que tantos pusieron tanto empeño en levantar para, presuntamente, enriquecerse.

Pero esta comprensión del tiempo procesal no evita la convicción de que en España la Justicia camina por una vía tan lenta que a veces acaba perdiéndose en el horizonte de la prescripción.

En Almería no es sólo el Caso Poniente el único síntoma de esta lentitud exasperante. Hay otros sumarios que se acercan con inquietante similitud. Las facturas falsas del Patronato de Turismo de Diputación o la desaparición inexplicada de más de trescientos mil euros en cheques firmados por políticos y cobrados por funcionarios en la delegación de Medio Ambiente recorren el laberinto judicial, como en el Caso Poniente, con más lentitud de la que todos desearían; bueno, todos menos los implicados en los presuntos fraudes, ellos no tienen ninguna prisa.

El riesgo de esta acumulación de dilaciones, sin duda procesalmente justificadas, está no sólo en el riesgo de la prescripción; también en la percepción de que los responsables de las mismas son los jueces que las instruyen. Es cierto que habrá casos en los que esa responsabilidad será imputable a la indolencia del instructor, pero la consideración acertada se acerca, en la inmensa mayoría de los procedimientos, a aquella que imputa esta responsabilidad a la carencia de medios con que se trabaja en los juzgados y, en otras circunstancias, a la ausencia de instrumentos con que la policía judicial realiza su trabajo.

Conviene tener en cuenta que un juez no investiga: ordena a otros la investigación, pero no la dirige; por cierto, unos “otros” que dependen de sus superiores, siempre -y este no es un perfil inocuo- nombrados por políticos. Es aconsejable no olvidarlo porque existe la tentación de pensar que quien facilita los medios para que se investigue, a veces y en determinadas causas, no lo hace con la suficiente intensidad cuantitativa y cualitativa.

En los casos de Almería que nos ocupan la certeza de las causas de esas dilaciones se encuentra tanto en la acumulación de procedimientos en una planta provincial con un número de juzgados insuficiente como en la carencia de medios para agilizar la investigación. También en unos plazos tan inexplicadamente flexibles (¿cómo puede justificarse que una entidad bancaria tarde meses y meses en comunicar al juzgado quién ha cobrado un cheque, como ha ocurrido en los 300.000 euros de Medio Ambiente?), que obligan a pensar que el funcionamiento de la Justicia en nuestro país permite una tramitación tan anticuada que retrasa aún más la instrucción de los procedimientos y, por consiguiente, el perjuicio que ello conlleva para quien es inocente y la ventaja para el culpable.

En Almería faltan jueces. Una sociedad compleja, con una demografía en continuo ascenso durante la última década y con una sociología incontrolable por la procedencia de los que llegan y por la alegalidad en la que (miles de ellos) viven no facilita la resolución de los casos judiciales. Cuando se dan estas circunstancias la realidad va a ir siempre muy por delante de los mecanismos oficiales que están obligados a ordenarla; no sólo desde el punto de vista penal, también desde el educativo, laboral o sanitario.

Pero mientras en el tráfico cotidiano por el que transitan los juzgados estas situaciones se valoran desde la “normalidad” forzada por las circunstancias, en los procedimientos por presuntos delitos de corrupción política la alarma suena con mucha más virulencia. Y es ese ruido tan sonoro del silencio procesal lo que despierta la inquietud ciudadana de si no nos acercamos al riesgo de que quienes hayan podido delinquir queden, al cabo, sin la exigencia de las responsabilidades a que, en cada caso, hubiera lugar.

Dejemos actuar a los jueces. Pero que el tiempo de silencio necesario a que obliga su trabajo no aliente la sospecha de que quienes lo han podido hacer acaben no pagándolo.
(Publicado en la edición de papel de La Voz de Almería. Autorizada su reproducción).

Palomares Zona Cero: otra historia de engaños y mentiras

Angel Cárcoba
Sociólogo

El 17 de enero se cumplieron 48 años en que un bombardero B-52 de Estados Unidos que transportaba cuatro bombas nucleares choca con un avión cisterna KC-135 en una operación de abastecimiento sobre las costas de Almería. Tres de estas bombas caen en tierra y una cuarta se hunde en el mar con el resultado de una pequeña explosión que provoca contaminación radioactiva en toda la zona de Palomares y Villaricos fundamentalmente, quedando contaminados 44.000 metros cúbicos de tierra. Cada una de estas bombas tenían un poder de destrucción 75 veces superior a las lanzadas sobre Hiroshima.

Después de tantos años los pueblos afectados siguen siendo engañados. Primero por el dictador Franco y su ministro Fraga, después por el PSOE y ahora por el PP. Son numerosos los documentos escritos y documentales proyectados por varios canales de televisión, sobre todo extranjeros.

En 1986 participé en un documental dirigido por la cineasta y documentalista británica Dina Hetch con la colaboración de varios epidemiólogos, abogados y expertos de la Junta de Energía Nuclear. Este documental se proyecto en la televisión británica con gran impacto. Por la pantalla van desfilando militares, aviones, testigos, agricultores, pescadores, mujeres con hijos muertos de cáncer. También aparecen personajes como Felipe González, Alfonso Guerra, la duquesa de Medina Sidonia en su papel de benefactora de las víctimas.

Nos desplazamos a la zona y nos entrevistamos con la entonces alcaldesa Antonia Flores, que junto a sus vecinos expresaban su malestar por la actitud del gobierno de Felipe González que le negaba unos derechos fundamentales que les había prometido. Dicha alcaldesa se desplaza a Madrid a pedir apoyos y se entrevista con Tierno Galván, Marcelino Camacho, Viçenc Navarro, Dr. Zarco, diputados de diversos grupos parlamentarios, manifestando el nexo de unión entre el accidente nuclear y su firme oposición a la entrada en la OTAN. Los medios de la época se hacen amplio eco de estos encuentros y del documental con las reivindicaciones de los pueblos afectados.

Vecinos de Palomares observan una de las bombas

Pero de pronto, en plena campaña sobre la entrada en la OTAN, esta alcaldesa cambia de opinión y aparecen por Palomares el gordito Txiqui Benegas, Barrionuevo, varios ministros y dirigentes del PSOE de Andalucía, prometiendo el oro y el moro a cambio del Sí a la OTAN. Felipe González se entrevista con Reegan a quien dice que le planteó el drama de las bombas de Palomares, sin conseguir ninguna de sus exigencias.

Dicha señora alcaldesa tendría que haber explicado a sus vecinos el cambio de actitud, el precio de un beso a ministros del PSOE con que apareció en portada de los medios de aquellas fechas. En 1966 la gente de Palomares fue “informada y engañada” por un general norteamericano y su séquito de militares franquistas con Fraga y su baño en las aguas de la zona a la cabeza. En 1986, en plena campaña pro OTAN, la gente de este pueblo fue “informada y engañada” por sus dirigentes locales y por el gobierno del PSOE utilizando a una muchacha a la que no se sabe aún qué le prometieron y concedieron.

Un hecho ¿anecdótico? que conviene recordar es por qué el presidente Zapatero, en 2008 alquila y abandona una vivienda que tenía en Vera (Almería) tras conocer el informe del Ciemat sobre la concentración de dosis radioactivas en la zona.

En la actualidad, el gobierno del PP no quiere saber nada del tema. Con tantos años de experiencia y sufrimientos, los habitantes de Palomares y Villaricos debieran haber sabido que se les iba a engañar de nuevo y que no iba a servir para nada su masivo SI a la OTAN (75%). Por otra parte, las bombas y su contenido letal de plutonio, no hicieron distinción entre Palomares y Villaricos, un pueblecito pesquero que ha quedado oficialmente excluido de de todo riesgo y beneficio.

Pero junto a la radioactividad existente en esta zona, hoy todavía hay que medir el umbral de sumisión de estas gentes, similar a la sumisión del pueblo español ante el golpe de Estado económico y político dado por el PSOE-PP que condenan a millones de ciudadanos al paro, la pobreza, los recortes en educación, sanidad y pensiones. Una vez más se impone el silencio, el miedo, la censura impuesta por el imperio.