Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

Y el PP de Almería sin decir ni mu

Elena Torres
Directora de Teleprensa

Mucho está tardando el Partido Popular de Almería en resolver el último asunto conocido de un alcalde de sus filas condenado por la justicia. Tras anunciarnos que su ex alcalde de Vícar, que tuvo que retirarse de la vida pública por sentencia judicial durante ocho años, es el ‘mejor perfil’ para encabezar las próximas municipales en el municipio del Poniente, ahora sabemos que el primer edil de Fines ha sido condenado a 21 meses de cárcel por delito contra la ordenación del territorio y desobediencia con la atenuante de dilaciones indebidas.

Rodrigo Sánchez
Rodrigo Sánchez, el condenado, ya ha sacado pecho para asegurar que utilizará todos los medios que pueda para recurrir la sentencia y que puesto que no es firme seguirá aguantando en su sillón de Alcaldía como si aquí no hubiera pasado nada.

Después de escuchar hace unos días a Gabriel Amat aquello de que quien ‘la haga que la pague’, frase que se ha puesto de moda en las filas de los del PP pues también se la hemos oído a su presidente, Mariano Rajoy, e incluso Juan Manuel Moreno, en Andalucía, se apunta al grito de no más cesiones a los corruptos, vemos que ante una condena judicial no actúan de manera inmediata.

En esta legislatura, el PP ya tuvo que enfrentarse a un caso similar con el alcalde de Somontín y aquí de manera mezquina optó por hacer a todo el equipo de gobierno del grupo mixto para seguir gobernando. Ramón Rueda, que fue condenado por prevaricación aunque ha recurrido la sentencia, tuvo una ‘salida honrosa’ para un PP que no quiere que sus siglas se mezclen con condenados pero que no es contundente a la hora no ya de proferir a gritos contra quien ‘la haya hecho’ sino de actuar e impedir con todas sus fuerzas que alguien que ‘la ha hecho’ siga en la vida pública.

Si el caso Fines termina como el de Somontín o peor aún no hacen nada y dejan a su alcalde en el sillón habrán perdido cualquier atisbo de credibilidad, si es que para alguien la tenían, después del asunto Bárcenas, Gürtel….