Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

Promesas incumplidas

José Luis Sánchez Teruel
Secretario General del PSOE de Almería


La ministra de Fomento, Ana Pastor, anunció el pasado mes de septiembre en el Pleno del Senado que el Ministerio de Fomento licitaría en el tercer trimestre de este año el tramo de la línea de alta velocidad entre Pulpí y Cuevas del Almanzora. Después de tres años en los que el Gobierno del PP no había dado ni un solo paso adelante para la construcción del AVE entre Almería y Murcia, la noticia fue acogida con prudencia en la provincia almeriense.

Ana Pastor
Al PP, la promesa le sirvió para aflojar momentáneamente las protestas de la sociedad civil por el clamoroso olvido de esta infraestructura vital para la provincia, pero el alivio le ha durado poco. Es lo que ocurre cuando se promete y no se cumple. A falta de poco más de una semana para que acabe el año, nada más se ha vuelto a saber de la licitación de este tramo del AVE, salvo que las obras en su conjunto se realizarán definitivamente en vía única.

A este ritmo, la promesa de la ministra Pastor volverá a ser una promesa incumplida, otra más que se añade a las recogidas en los Presupuestos Generales del Estado y que sistemáticamente se han ido cayendo de ese documento convertido, por obra y gracia del PP, en papel mojado.

Que ese 9 de septiembre en que nos prometió la licitación inminente del tramo Pulpí-Cuevas, la ministra Pastor se permitiera añadir que "el Gobierno trabaja para que la conexión entre Murcia y Almería en alta velocidad sea una realidad en el menor tiempo posible" es una tomadura de pelo. Los 200 millones de euros que han reservado en los dos últimos años en los Presupuestos del Estado para el AVE en Almería y de los que luego no se han gastado ni un céntimo son la prueba más evidente de que el grado de compromiso del Gobierno con la llegada de la alta velocidad a nuestra provincia es nulo.

Confiamos en que si el Gobierno ha sido incapaz de apostar por Almería durante estos tres años de Legislatura en su último año al frente de los designios de este país rectifique, aunque vaya tarde y el daño ocasionado sea difícil de revertir.

Esperamos que 2015 pueda ser el año de Almería y que el PP tenga la voluntad política necesaria para sacar del aislamiento a nuestra provincia. En todo caso, mi deseo hoy para todos los almerienses es que disfruten de estas fiestas, en la medida de sus posibilidades, y que el nuevo año sea un año de empleo y de recuperación económica para las familias.