Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

La Variante de Roquetas

Manuel Espinosa Labella
Magistrado

Llevo veraneando en este bello rincón de Almería que es Roquetas de Mar desde hace unos 30 años, cuando por razones de trabajo fui destinado al entonces pequeño pueblo de pescadores. Ir desde Almería a Roquetas era un paseo agradable por la carretera de Aguadulce, tras pasar el Parador y dejarse caer por la carretera de Alicún hasta las Marinas, en donde terminaba el tramo a efectos de demarcación.

Después vinieron los desarrollos urbanos y el trayecto se hacía en algo más de media hora porque "la variante de Almería" permitió acceder al Parador en breve tiempo, volviendo a la media hora empleada años atrás en el trayecto. Pero como no dejaron de construirse más viviendas, la antigua carretera de Alicún también se quedó pequeña y atravesar el pueblo de Roquetas resultaba complicado.

La obra, paralizada
Si añadimos a lo anterior el gran centro comercial construido y la llegada masiva de inmigrantes, que se sumaron a los turistas, tenemos el cóctel ideal para un gran atasco. Por eso el desdoblamiento de la carretera de Alicún no terminó de resolver el problema puesto que las urbanizaciones de Roquetas, con miles de turistas todos los años, necesitaban mejor acceso, lo que ha convertido en un infierno el acceder a esta parte de la bahía de Almería.

Pero cuando ya parecía que existía una solución definitiva, "la variante de Roquetas" que evitaría a todos los almerienses y a los miles de turistas que acuden por estas fechas, nos encontramos con un conflicto entre Administraciones que no ha permitido terminar el tramo iniciado hace ya varios años, hasta el punto que a la salida del Parador y antes de volver a meternos en la carretera de Alicún están creciendo arbustos (¡quizás protegibles!) en lo que debía ser el acceso al puente en esa zona.

Es una pena que por problemas de falta de entendimiento entre la Junta de Andalucía y el Ayuntamiento este tramo de carretera, tan esencial para una zona de tanto crecimiento económico, se encuentre parado a la espera del dinero necesario para pagar las expropiaciones y las obras.

Las expectativas de todos los que usamos ese tramo de carretera y, en general de los roqueteros, se han visto frustradas con una variante construida a trozos, pues algunos tramos entre invernaderos se han concluido. Supongo que de alguna manera se podría destinar dinero a terminar esta obra tan necesaria para permitir descongestionar el tráfico rodado en Roquetas de Mar y, de paso, evitar que una zona tan poblada quede solo unida por una sola vía, con lo que ello implica de dificultades y riesgos en caso de necesidad de evacuación de personas.

Confiemos que se resuelva de una vez por todas esta situación que no conduce a nada, salvo a atascos permanentes, mayor gasto de gasolina y peligro para los peatones que tienen que sortear el tráfico diario de Roquetas, cuyas urbanizaciones se están quedando aisladas de la capital y de Aguadulce, con las graves consecuencias para su desarrollo y del propio municipio, algo que afecta incluso a la provincia si tenemos en cuenta el número de hoteles y población que allí veranea.