Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

El circo ha llegado a la ciudad de Almería

Antonio Quesada
@AntonioFQuesada

La conocida práctica de la antigua Roma de proveer de trigo gratis a sus ciudadanos así como de representaciones circenses y otras formas de entretenimiento más o menos costosas, continúa hoy en día siendo algo muy común. Se trata de un ejercicio de control social que se presenta como la mejor manera de sacarnos de la política y de las decisiones que en torno a ella se toman.

El alcalde, en el Parque
del Andarax
El pan y el circo, en las dosis exactas, han apartado históricamente a los ciudadanos de los problemas mundanos que padecen, reduciendo así su nivel de exigencia en muchas cuestiones que podrían poner en una incómoda posición a los gobernantes que utilizan tan populistas herramientas.

Uno de los ejemplos más claros de todo esto lo encontramos en la ciudad de Almería, que vive en los últimos meses en ese estado de desprendimiento, de catarsis indolora que está siendo convenientemente insuflada por un Ayuntamiento en el que su alcalde se ha convertido en el gran maestro de ceremonias de esa pista de circo en la que ha convertido la capital.

A golpe de parques -de esa sorprendente necesidad que se nos ha venido encima- y muy poco más se esta escribiendo la reciente historia de Almería. Ese es el extraordinario nivel de la apuesta del equipo de Gobierno, un buen parque donde niños y mayores se olviden de la alarmante falta de iniciativas que en materia económica y social exhiben sus dirigentes municipales.

Así, Luis Rogelio y compañía han decidido que la mejor medicina para que entremos en ese estado de ensoñación perpetua, que nos haga poco exigentes con su indolencia hacia la ciudad y sus ciudadanos, no es la valeriana sino un buen recinto acolchado con columpios.

De esta manera pretenden llevarnos en volandas hasta las elecciones de mayo, entre saltos de toboganes y el vaivén de los balancines, mientras se anuncia que la función está a punto de comenzar: el circo ha llegado a la ciudad.