Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

La corrupción convierte a Podemos en la primera fuerza política

Juan Folío
La Opinión de Almería

Si hoy se celebraran elecciones generales en España, Podemos, la formación que lidera Pablo Iglesias, pasaría de no tener ningún diputado a ser la primera fuerza política. Ésa es la conclusión a la que llega la encuesta que hoy publica el diario El País. No obstante, el diario advierte de que se trata más bien de “una instantánea del estado de ánimo del ciudadano más que una predicción de voto”.

La formación que lidera Pablo Iglesias obtendría el 27,7% de los votos, con una ventaja de 1,5 puntos sobre el partido que fundara hace más de cien años el otro Pablo Iglesias, el PSOE, que obtendría el 26,25%. A 7 puntos de Podemos se sitúa el PP (20,7%). La caída del PP con respecto a las elecciones generales de noviembre de 2011 es de casi 24 puntos.

Gráfico de El País

El nuevo escenario político que surge, si estos sondeos se hicieran realidad, recuerda a lo ocurrido en las elecciones generales de 1982, cuando la UCD pasó de gobernar a convertirse en la tercera fuerza política. Pero de lo que no hay precedentes es de que un partido con apenas unos meses de vida se convierta en el favorito del electorado, como ocurre con Podemos.

La consistencia de Podemos se ha puesto también de manifiesto con otra encuesta que ha publicado La Sexta. Según este medio, Podemos sería la segunda fuerza política con el 22,7% de los votos, por debajo del PP, al que el sondeo le otorga el 26,4% de los votos. El PSOE se queda en el 20,5%. Este lunes se conocerán los datos del sondeo que el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) elabora trimestralmente.

Gráfico de El País

El País destaca que el trabajo de campo para el sondeo, de la empresa Metroscopia, se realizó en "la semana negra de la corrupción". Las entrevistas se realizaron los días 28 y 29 de octubre, justo después de que estallase la Operación Púnica, que ha llevado a prisión a Francisco Granados, ex número dos de Esperanza Aguirre en el PP de Madrid, y ha imputado a seis alcaldes de la Comunidad de Madrid y al presidente de la Diputación de León.

La encuesta también pronostica una fuerte caída de Izquierda Unida, que pasaría del 6,9% de los votos logrados en 2011 al 3,8%, lo que supondría su peor resultado desde las generales de 2008 (cuando obtuvo el 3,77%). También sale castigado del sondeo UPyD, que se quedaría con el 3,4% de los comicios, por debajo del 4,7% que logró en las generales de hace tres años.

El País asegura que el sondeo "es una instantánea del estado de ánimo ciudadano más que una predicción del voto". Y añade que "la mayoría de los encuestados, de hecho, considera que Podemos no tiene ideas claras sobre cómo superar la crisis económica, y que sus propuestas no son realistas y ni siquiera consideran que sea el único partido en el que se pueda confiar".

El País de hoy
La formación de Pablo Iglesias, según la percepción de la ciudadanía, se alimenta de los errores de los demás. La mayoría no ve realistas sus propuestas (54% frente al 35%) y tampoco cree que tenga las ideas claras sobre lo que hay que hacer para superar la crisis económica (50% frente al 39%).

En su editorial de hoy, El País interpreta que estamos viviendo un auténtico “tsunami político” provocado por el “monumental enfado de la ciudadanía”: “Nada menos que 9 de cada 10 personas creen que la situación política es mala o muy mal, y eso es un dato clave para comprender la razón de que parte de la población compre el discurso de Podemos como la opción catalizadora de la ira”.

Tras criticar duramente al PP por haberse servido de su mayoría absoluta para “ningunear” al Parlamento y confiar en que el paso del tiempo solucione los problemas, carga contra Podemos por populistas:

“Todo esto no justifica dejar a la sociedad en manos de Pablo Iglesias y de Ppodemos, es decir, de un grupo de diagnóstico catastrofista y voluntad descalificadora, que niega ser de izquierdas ni de derechas para ocultar lo que en realidad es: simple y vulgar populismo como el que, con otras apariencias ideológicas, aparece en diversa partes de Europa. El sondeo muestra que los votantes potenciales de otros partidos, por críticos que sena hacia estos, tampoco creen en podemos como la única opción en que se puede confiar. Una cosa es criticar y otra muy distinta es ofrecer soluciones solventes y realistas a una sociedad necesitada de buena gestión. Hasta el momento, las únicas recetas que hemos escuchado en boca de los líderes de Podemos son viejas, fracasada o delirantes”.