Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

Pasados de moda

Antonio Quesada
@AntonioFQuesada

El daño ocasionado por la corrupción y la desafección ciudadana hacia la política ha provocado una entusiasta ola de opinión que ha alcanzado hasta el último rincón de este país, léase Almería; ínsula donde el oleaje arrecia debido al temporal que sufre el Partido Popular desde Finisterre a Cabo de Gata.

María Muñiz
En esa reflexión debía de andar la concejala del PP del Ayuntamiento de Almería María Muñiz cuando tuvo el ataque de sinceridad que le llevó a decir en la Cadena Ser que en su partido hace falta una renovación muy clara de cara a las municipales, para añadir a continuación que “en el fondo todos ya parecemos un poco pasados de moda”.

Tardó muy poco el alcalde de la ciudad en entrar al trapo de las declaraciones de la concejala con el claro objetivo de señalar que, efectivamente, “es verdad que la señora Muñiz lleva muchos años”. Curiosa mañana de “zascas” entre compañeros la que se vivió en el Ayuntamiento.

Todo esto ocurría mientras la secretaria general en diferido del Partido Popular, María Dolores de Cospedal, sostenía sin descojonarse de la risa que su partido había hecho todo lo que se podía hacer frente a la corrupción. La insólita declaración de la dirigente ‘popular’ dejó por el camino a más de un desconcertado, entre los que se incluyen a la presidenta del PP de Madrid, Esperanza Aguirre, quien asegura que sí se pueden tomar más medidas.

Ninguna de ellas, sin embargo, parece que pasen por firmar su dimisión como máxima responsable del departamento de recursos humanos de su organización. La que decidía todos los nombramientos pasa por ser ahora la punta de lanza de la regeneración política.

La situación en la que se encuentra el PP, acorralado por los presuntos casos de corrupción y la evidencia de las encuestas, ha desatado una enorme tormenta en la que solo unos pocos alcanzarán, a este paso, los botes salvavidas, mientras el resto decide si abandona o no el barco.