Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

Obrascampo puede haber defraudado 16 millones de euros a Hacienda

Antonia Sánchez Villanueva
Subdirectora de La Voz de Almería

Una deuda millonaria con la Hacienda pública, que podría alcanzar la cifra de 16 millones de euros, está presuntamente detrás de la investigación iniciada por la Agencia Tributaria en torno al Grupo Obrascampo, fundado por el ahora detenido empresario inmobiliario Antonio Pérez Torres.

La Voz de Almería de hoy
El caso apunta al posible desvío de fuertes sumas de dinero del Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) correspondiente a transacciones mercantiles de las empresas del grupo hacia una sociedad patrimonial, Indálica Innovación, a cuyo frente estaría un testaferro de Antonio Pérez, el también detenido Francisco Miguel Nieto Salvador. Ambos permanecían anoche en los calabozos de la Comisaría de la Policía Nacional junto al tercer arrestado, el asesor fiscal Israel Martínez Marín, otro de los testaferros con los que habría operado el fundador de Obrascampo para, presuntamente, embolsarse las cuantías cobradas de IVA que debería haber liquidado y devuelto a Hacienda.

Para poder llevar a cabo todo este presunto trasvase de dinero cuyo destino deberían haber sido las arcas públicas contó con la ‘tregua’ de varios aplazamientos de pago. La investigación se inició tras la denuncia de otro testaferro y se centra en la etapa en que Obrascampo, la que llegó a ser una de las principales inmobiliarias de la provincia, estaba todavía en activo antes de que la crisis económica se la llevara por delante en el año 2010.

No obstante, aunque la mayor cantidad del presunto fraude de Grupo Obrascampo con Hacienda procedería de las declaraciones de IVA, la investigación apunta también a otras irregularidades relacionadas con actividades societarias detrás de la millonaria deuda.  Antonio Pérez, Francisco Miguel Nieto e Israel Martínez fueron detenidos el jueves por la mañana por agentes de la Policía Nacional y del Servicio de Vigilancia Aduanera de la Agencia Tributaria en una operación bautizada como Cobra.

El fundador del grupo empresarial  fue arrestado en Aguadulce, donde abrió oficina de su nueva sociedad, Grupo Gestarent, a principios de este mismo año. Esas oficinas fueron registradas, igual que un domicilio particular en Campohermoso (Níjar), donde residen tanto Antonio Pérez como Francisco Miguel Nieto. En la zona llamaba la atención el tren de vida del empresario, que ha venido manteniendo pese a los reveses sufridos por su imperio inmobiliario tras la estrepitosa caída del ladrillo.

Sus propiedades figurarían a nombre de sociedades, entre ellas la patrimonial hacia la que se habría estado desviando el dinero de la Hacienda Pública. También a nombre de ella están las inversiones que Antonio Pérez hizo en Marruecos tras la caída del Grupo Obrascampo.

Antonio Pérez se negó ayer a prestar declaración ante la Policía y los funcionarios de la Agencia Tributaria sobre los hechos que se le imputan en la investigación. Los tres detenidos serán puestos hoy a disposición del Juzgado de Instrucción número 1 de Almería, que se encuentra en funciones de guardia, y cuya titular, Alejandra Dodero, deberá decidir acerca de su futuro procesal de acuerdo con las peticiones que realice la fiscal asignada al caso.

Los detenidos llegarán al edificio de la Ciudad de la Justicia desde los calabozos de la cercana Comisaría de Policía Nacional, donde han pasado las dos últimas noches.

La información de Noticias de Almería

Sobre este tema, el periódico digital Noticias de Almería (noticiasdealmeria.com) publica la siguiente información:

Ni son 20 millones como publica el Diario de Almería este sábado, ni son 16 como lo hace La Voz de Almería, son nueve, según los datos facilitados por la Policía Nacional, que ha participado en el operativo de la Agencia Tributaria en el desmantelamiento de una trama de fraude fiscal y blanqueo de capitales en torno a un entramado de sociedades utilizadas para ocultar dinero que posteriormente se transfería a Marruecos, donde habrían establecido una base empresarial dedicada a la promoción inmobiliaria, Obrascampo, como ya indicó Noticias de Almería el pasado viernes.

Han sido detenidos un empresario, su asesor y el administrador de las empresas, que este sábado han pasado a diposición judicial. El entramado, formado por unas 17 empresas que carecían de actividad laboral, habría sido utilizado para apoderarse de unos nueve millones de euros procedentes de ingresos de IVA originados por daciones de pago y ejecuciones hipotecarias de bienes de la sociedad, desde el año 2009 hasta el año 2012.

Las investigaciones sobre el complejo entramado empresarial comenzaron a mediados del mes de marzo, a raíz de una serie de informaciones sobre unas sociedades que realizaban actividades en el sector inmobiliario, cediendo los créditos de unas empresas a otras sociedades en perjuicio de la hacienda pública.

Tras una laboriosa investigación de la Agencia Tributaria y Policía Nacional, los agentes averiguaron que es a partir del año 2009 cuando estas sociedades cesan su actividad productiva, ideando un plan para ir entregando los bienes hipotecados a los bancos, obteniendo simultáneamente importantes cantidades de dinero en IVA. Para ello negociaron con las entidades bancarias hipotecantes “daciones en pago” entregando los bienes hipotecados a cambio de cancelar las deudas. Estas operaciones se facturaban con su correspondiente IVA.

El dinero cobrado por el IVA de las operaciones no fue ingresado en la hacienda pública e idearon un procedimiento para ocultar el dinero recibido, utilizando un entramado de sociedades instrumentales trasladando el dinero de unas a otras, simulando préstamos y deudas entre ellas, apoderándose del dinero que habían cobrado de los bancos.

Posteriormente el dinero obtenido de este fraude era blanqueado a través de inversiones en el extranjero, principalmente en Marruecos, adquiriendo bienes a nombre de nuevas sociedades sin cargas.

Las investigaciones han culminado con la detención de tres individuos. A estas personas se les atribuyen delitos contra la hacienda pública, blanqueo de capitales e insolvencia punible. Además se han practicado dos registros domiciliarios, el primero en la vivienda del principal investigado y el otro en una oficina. Los agentes se han incautado de cuatro vehículos de alta gama, 23.000 euros en efectivo, equipos informáticos y documentación de interés para la investigación.

La operación ha sido llevada a cabo por agentes de la Brigada de Policía Judicial de la Comisaría provincial de Almería y agentes de la Agencia Tributaria de Almería.