Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

Me marcho de UPyD pero prometo seguir trabajando

Manuel Cantón González
Candidato al Senado por UPyD

Manuel Cantón González, que fue candidato al Senado por UPyD en las pasadas elecciones generales, también deja de colaborar con UPyD, según el artículo que publica en su Facebook y que a continuación se reproduce:

Los meses pasan y los rumores con ellos, por eso he tomado la determinación de publicar mi punto de vista. Hace unos meses dejé de pertenecer, de colaborar con UPYD, fui destituido como delegado de Huércal de Almería ya que mantenía puntos de vista distantes con el delegado comarcal sobre como se tenía que afrontar el trabajo, como cumplir con los compromisos adquiridos con los ciudadanos.

Lo que fue ya no será
Son muchas las ocasiones en las que he dicho que soy tan tremendamente pobre que lo único que tengo es mi palabra y no la romperé por unas siglas o por el uso que intenten algunos hacer de ellas. Puede que mi punto de vista de la política sea equivocado, no lo dudo, pero entiendo que ya está bien de hacer política de salón, que ya llegó el momento de actuar, de trabajar junto al ciudadano y conocer sus problemas, sentirlos como propios para poder afrontarlos de la mejor manera posible.

Esto, que para mi es básico y uno de los motivos por los que entré en política, no se ha podido desarrollar, como nos comprometimos con compañeros y ciudadanos. Creo que este es el momento adecuado para hacer esto público, para demostrar que no todos buscamos puestos, que cerca de unas elecciones municipales me distancio, que muchos me han dicho que aguantara, que permaneciera para estar en la lista pero eso no es lo que busco.

Creo que hay que tener una altura mayor de miras, hay que aproximarse a la política para hacer que esto cambie, para que esto evolucione, para que se sirva al ciudadano y no para servir a siglas o personas. Lamento que, junto a mi salida, fueran varios compañeros más los que decidieran marcharse, compañeros de una valía impresionante, personas con una integridad y capacidad de trabajo demostradas y... no lo lamento por ellos, de verdad que no, lo lamento por los ciudadanos, por ser ellos los que se merecen que personas integras y que piensan en ellos estén al frente de las instituciones.

A nivel personal, continuaré cumpliendo con los compromisos adquiridos, como no podía ser de otro modo. Quiero cumplir con todos y cada uno de las personas con las que me comprometí a trabajar por su problema o queja.

Espero que estas líneas valgan de punto y final a comentarios malintencionados, a indirectas que carecen de sentido y pido que respeten mi vida personal, profesional y sobre todo, a mi familia. Gracias a todos por vuestra confianza y solo una promesa, la de seguir trabajando por mejorar nuestra sociedad, por estar al lado de los que más lo necesitan.