Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

Esto es todo, amigos

Antonio Quesada
@AntonioFQuesada

Saber lo que tenemos, saber qué necesitamos, saber de qué podemos prescindir. A eso se le llama control de existencias, un concepto que debe de haber pasado desapercibido para el Ayuntamiento de la capital a la hora de elaborar los presupuestos del próximo año. Las cuentas municipales que han trascendido suponen la constatación de que el actual equipo de gobierno, de mayoría absolutísima del PP, ha tirado la toalla cuando se ha visto en la tesitura de echarle imaginación y grandes dosis de compromiso a unos presupuestos, que son, tal y como titulaba La Voz de Almería, de fin de mandato.

Luis Rogelio Rodríguez-Comendador
No aparecen en las previsiones del consistorio grandes proyectos novedosos –se indica- y todo el dinero irá destinado a lo que ahora está en obras. Es decir, los almerienses solo podremos esperar del actual alcalde y de sus concejales que hagan lo que están obligados a hacer: arreglos, obras en calles, terminar algún parque y este tipo de cosas.

Sin embargo, no se vislumbra en las cuentas municipales para 2015 ninguna intención más allá de eso. Esto es lo que tiene llevar un Ayuntamiento como si fuese una empresa que, aunque el personal esté que se sube por las paredes, tu máximo empeño sea poner el énfasis en el número de ladrillos y en los metros cúbicos de cemento que te vas a gastar.

Por eso no me extraña nada que se hable de estos presupuestos como los de fin de recorrido, porque, efectivamente, no van a ninguna parte. No abordan las evidentes carencias que siguen presentando la mayoría de los barrios ni atienden como es debido as necesidades de la gente.

Igual han trascendido estas cuentas así, con tan poco brillo, porque lo que realmente se han elaborado han sido los presupuestos de la despedida, en los que se pueden leer, entre líneas, frases del tipo: Esto es todo, amigos. Hasta aquí hemos llegado. Fin de trayecto, gracias por su confianza y no olviden recoger sus equipajes.