Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

Conversación con Juan Carlos Pérez Navas, candidato del PSOE a la alcaldía de Almería

Pedro M. de la Cruz
Director de La Voz de Almería

“No, no me lo digas; yo sé que no va a ser fácil, que el PP tiene una mayoría holgada, que está muy implantado, que tiene una buena estructura. Pero faltan meses para las elecciones municipales y la política vive un momento vertiginoso. Un experto en análisis político nos decía el otro día en Madrid que la operación llevada a cabo en esa Comunidad le ha reportado decenas de miles de votos a Podemos en un solo día. Todo puede cambiar de una semana para otra. Yo voy con la ilusión de ganar y quiero ser alcalde de Almería. Luego los ciudadanos deciden".

"Hay quien dice en mi partido que manteniendo lo que ya tenemos o subiendo un poco más ya hemos cumplido. No estoy de acuerdo. Hay que salir a ganar y salgo a ganar. Para eso hay que hacer una candidatura con gente nueva, sin componendas. Deben estar representadas todas las sensibilidades del partido, pero con gente que llegue a la política desde su experiencia profesional, no de gente que haya llegado porque busque en la política el trabajo que no tiene en su vida normal. Ese es nuestro reto".

Juan Carlos Pérez Navas
"¿Que si he pensado en quienes irán en la lista? No, de momento no. Eso habrá que decidirlo en febrero y hay que pensarlo bien. De todas formas estoy convencido de que ante las municipales hay partido. Pero para que haya partido debemos volver a la calle, estar en contacto con los ciudadanos, hacer el programa con ellos, una ciudad con más proyección, con más oportunidades en el empleo. Ahora, esta tarde, tengo una reunión en el Zapillo y mañana un desayuno con vecinos en Los Ángeles. Quiero oír a la gente, que me digan lo que piensan".

"El otro día iba haciendo deporte por el Paseo Marítimo y me paró un señor que me preguntó si podía hablar conmigo. Le dije que sí sin saber lo que me iba a decir y, como están las cosas, uno siempre se teme lo peor. Fue muy educado pero me soltó que sabía que yo era socialista y que a ver si éramos capaces de echar a todos los que roban a la calle. La política municipal es la más apasionante, en la que puedes hacer más por los demás, que es lo que me gusta".

"Me gustan los barrios y los ando, no como el alcalde. Yo comencé siendo alcalde de barrio en las Quinientas y, por cierto, en Almería hay mucha diferencia de un barrio a otro y en los últimos tiempos esa diferencia ha aumentado. Quiero acabar con eso. Mi reto es la alcaldía y hacer un PSOE unido en la capital, que acaben las divisiones".

"Yo con Sánchez Teruel me llevo bien. Él me apoya como candidato. Fue el primero que me lo propuso hace muchos meses y no tenemos problemas. Cuando la crisis que acabó con el cese de Diego Asensio me propusieron para secretario general; dije que no y apoyé a Sánchez Teruel. Por eso en este momento tengo el apoyo de mi agrupación, de su ejecutiva, de la dirección regional y de la federal también".

"Es verdad que hay gente que me identifica con Nono, con el nonismo, dicen. Soy muy amigo de Nono (Amate), tiene valía y trayectoria y ha dado un paso atrás. Cuando he tenido que tomar decisiones, las tomo yo. Algunos no me conocen. También soy amigo de Cabrejas, pero en unas primarias nos enfrentamos y luego aprendí de él que hay que ser generoso. Al día siguiente me llamó y me dijo que quería contar conmigo".

"No soy un hombre de confrontación, soy de los que se sienta en una mesa y no me levanto hasta que hay acuerdo. Estamos viviendo una situación de malestar, de crispación. Hay millones de españoles que lo están pasando mal y, ante esta situación, yo siempre me he preguntado ¿y esta gente, cómo es que no sale a la calle a protestar? Pues bien, la respuesta nos la están dando ahora con Podemos. Su enfado se está canalizando a través de su simpatía por Podemos. Quieren mostrar su malestar y lo hacen diciendo en las encuestas que van a votar a Podemos".

"Cuando pasen los meses y llegue el momento de las elecciones generales, dentro de un año, ya veremos si esa decisión se mantiene o no. Depende de lo que hagamos nosotros. Si el PSOE da una respuesta contundente vamos a estar muy bien y eso lo estamos haciendo ya.

"Susana o Pedro son un buen ejemplo. ¿Susana? Susana es un cañón. Ella lo ha dicho claro: quiere estar en Andalucia. ¿En Madrid? Bueno, eso lo dirá el tiempo. Pedro Sánchez lleva solo unos meses y hay que dar tiempo al tiempo. Por cierto, le agradezco que fuera una de las primeras personas de Almería a la que llamo. Nos vimos en primavera, me dijo que se iba a presentar y que si contaba con mi apoyo. Le dije que sí, pero también le dije que estaba allí con conocimiento de la dirección regional y que todo lo que habláramos se lo trasladaría a la ejecutiva regional. Le pareció bien. Es un tipo abierto y muy humano".

"Ahora mantengo una muy buena relación humana y personal con Griñán. Coincidimos en el Senado y tenemos un grupo que siempre queda para comer y charlar después de los plenos. Ahora está escribiendo un libro y la verdad es que lo veo muy bien. La sucesión le ha salido perfecta, todo un ejemplo que un día se escribirá de cómo se deben de hacer las cosas".

"Ah, por cierto y que no se me olvide, si soy elegido alcalde quito los asesores de áreas. Eso que lo hagan los funcionarios, están preparados y confío en ellos. Lo mismo que no creo en que para desplazarme a un barrio tenga que ir con un despliegue de coche oficial, guardaespaldas, etc. Eso no lo voy a practicar. Hay que dar ejemplo”.

Mientras salimos a la calle caigo en la cuenta de que el candidato socialista no ha tenido ni una frase extravagante, despectiva o ácida contra Luis Rogelio y su equipo. Claro que todavía no ha comenzado la campaña.