Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

Chinitas al empleo joven del Ayuntamiento de Almería

Elena Torres
Directora de Teleprensa

La confrontación política entre el Ayuntamiento de Almería, gobernado por el PP, y la Junta de Andalucía, por el PSOE, llega en ocasiones al absurdo. No sé si unos y otros se habrán dado cuenta que la ciudad está ya muy cansada y lo que quiere son soluciones a muchas de las cuestiones que se mantienen enquistadas por esa diferencia insalvable que supone gobernar un partido aquí y otro allá.

Publicidad del programa Empleo Joven
La última cuestión con la que ha querido levantar la polémica el gobierno popular de la capital ha sido con el programa empleo joven de la Junta de Andalucía. Después de escuchar en pleno sacando pecho al alcalde y abogado Luis Rogelio Rodríguez Comendador -recuerdo que quiso dejar bien claro a un grupo de parados el ‘nivelazo’ de formación con la que él contaba frente a ellos- cómo el ayuntamiento no tiene competencias en políticas de empleo y alentando a todos a que dirigieran sus críticas a la Junta de Andalucía, ahora vemos cómo cuando ésta empieza a poner en marcha programas para reactivar la inserción laboral, éstos tampoco son del agrado del Gobierno capitalino.

La tontería con la que saltan nuestros políticos del PP para criticar el programa es el ‘distintivo’ con el que al parecer estos jóvenes van a tener que identificarse durante el tiempo que dure su contrato laboral. Primero fue el concejal Aureliano García quien aprovechó el pleno de la Diputación de Almería para ‘soltar’ aquello de los uniformes y la ‘marca’ con la que la Junta quería dar trabajo a los jóvenes. Después fue su compañero y portavoz en el Ayuntamiento de Almería, Carlos Sánchez, quien insistió en las ‘formas’ como si esto fuera algo grotesco que estigmatizara al nuevo empleado. 

Lo cierto es que no hay obligación de uniformar a nadie y únicamente deben ponerse una acreditación porque así lo exige el Fondo Social Europeo que es quien corre con buena parte del gasto del programa. Bien, ¿cuál es el problema? ¿Acaso los trabajadores de Surbús no llevan logotipos en sus ropas al igual que lo hacen los trabajadores de la limpieza o de parques y jardines en la capital?

Si todo el problema de este programa es este ‘minúsculo’ detalle francamente el PP ha perdido definitivamente el sentido de la realidad. Que pregunten a todos esos parados de larga duración, con más de siete años de paro por la crisis, o a esos jóvenes que nunca han tenido una oportunidad si tienen algún recelo en ponerse un distintivo que deje claro que ‘ya no estoy en el paro’. Todo parece obedecer a un nuevo intento por poner 'chinitas' a cualquier iniciativa que pueda dar 'puntos' al rival.