Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

Las dos caras de la visita de Rajoy

Kayros
Periodista

La noticia es obviamente la venida a Almería este fin de semana del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. Las caras serían las distintas versiones que han dado los partidos, sobre todo el Partido Popular y el PSOE, a los que habría que añadir también lo que piensa el sector empresarial. Por algo Rajoy tuvo dos intervenciones: una en el Teatro Cervantes y otra en el Palacio de Congresos y Exposiciones de Aguadulce.

Rajoy y Amat
Los militantes que escriben del PP ya prepararon el acontecimiento poniendo de relieve el amor que como pueblo nos tiene Rajoy. Por lo visto Almería es para el presidente la niña de sus ojos. Sin embargo, llegó y no dijo casi nada sobre nuestras necesidades más apremiantes. No se atrevió a dar fecha sobre el AVE (sin duda recordaría la promesa de Rato, hace un montón de años, cuando nos dijo que los almerienses tendríamos la Alta Velocidad para el año 2005).

Dios mío, cómo corre el tiempo. Estamos, si no me equivoco, en 2014 y nos aseguran que alguna vez lloverá. Rajoy repitió sin cansarse que nos ha sacado de la crisis más grande de este país. Esto lo sabíamos porque lo repite sin cesar en todas partes. Noté como dos conversaciones distintas.

Desde Almería, el presidente de la Cámara y los socialistas pedían algo concreto y Rajoy contestaba por elevación sin comprometerse. Diálogo de imbéciles. Al final comprendí que Rajoy, a sabiendas de que su partido baja en las encuestas, no vino a solucionar nada sino más bien a reforzar electoralmente con su presencia las candidaturas de Juanma Moreno y de Luis Rogelio.

¿Cómo casan las propuestas del PSOE que hablan de los 83.039 parados almerienses con las alegrías de que ya estamos fuera de la crisis creando empleo neto? A los enfervorizados militantes todo esto les tiene sin cuidado. En medio de esa adoración algo paleta que crean aquí los presidentes cuando vienen (da lo mismo que sea Franco, Adolfo Suárez, Aznar, Felipe González, Zapatero o Rajoy), lo esencial es la foto o tal vez hablar de las tapas, como ha visto bien nuestro humorista.

Nuestro ínclito Amat, que no se pierde una ocasión de chupar cámara, tenía en aquel momento en Roquetas una concentración ciudadana protestando contra la subida del IBI y el derroche municipal.