Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

El Caso Poniente avista su final

Antonia Sánchez-Villanueva
Subdirectora de La Voz de Almería

Aunque de proporciones procesales fuera de lo común para lo acostumbrado en los tribunales de Almería, lo cierto es que nadie -ni imputados, ni partes personadas, ni Fiscalía, ni los propios jueces que han tenido a cargo el sumario- podrían haber aventurado de antemano que la instrucción del Caso Poniente podía demorarse tanto.

Cinco años han transcurrido -se cumplieron la semana pasada- desde que el 20 de octubre de 2009 la Policía Judicial interviniera el Ayuntamiento de El Ejido, detuviera al entonces alcalde, Juan Enciso (PAL), al entonces interventor, José Alemán, a varios conocidos empresarios de su entorno cercano (José Amate Rueda, Juan Antonio Galán y otros) y a familiares directos de casi todos ellos, bloqueara cuentas bancarias, registrara viviendas particulares y oficinas y se incautara de abundantísima documentación,  todo por orden del Juzgado de Instrucción número 2.

Juan Enciso
Detrás estaba la investigación de la que pasa por ser la presunta mayor trama de corrupción institucionalizada descubierta en la provincia de Almería, articulada en torno al Ayuntamiento de El Ejido, cuyas arcas habrían estado siendo saqueadas sistemáticamente durante más de una década  por clanes familiares vinculados al poder municipal, a través de la empresa mixta de servicios municipales Elsur.

Cinco años después, el caso -por el que han pasado hasta tres jueces instructores y suma 80 imputados- cuenta ya los días para pasar a su siguiente fase, la de calificación y apertura de juicio oral, que más que probablemente recaerá en alguna de las secciones de la Audiencia Provincial,  dada la naturaleza de los seis delitos que se enjuician, a saber: malversación de fondos públicos, falsedad documental, tráfico de influencias, cohecho, fraude fiscal y blanqueo de capitales.

En medios judiciales se espera que el asunto pase ya al siguiente órgano antes de esta Navidad, con lo que llegaría a juicio el próximo año. Después de más de dos esperando la conclusión de un informe pericial de la Agencia Tributaria que pudiera demostrar el desvío del dinero del Ayuntamiento, vía Elsur, a los patrimonios y/o gastos personales de los imputado, ese informe obra ya en el sumario desde abril. Todo el resto de pruebas, tanto las testificales como las periciales, se habían ido practicando desde aquel 20 de octubre  de 2009 hasta acumular un ingente material procesal que se resume en 1,3 millones de archivos digitales, 544 tomos y por encima de 260.000 folios.

¿Qué queda entonces por aportar a una investigación que en realidad el fiscal Anticorrupción había iniciado dos años antes de que se judicializara? Pues en realidad queda lo que en términos coloquiales se puede considerar un fleco: la tasación de la finca que Juan Enciso adquirió en varias operaciones de compra en la zona de la Alpujarra, entre Laroles y Bayárcal, y que fue transformando para el cultivo vinícola y la creación de una bodega.

La cuantificación de los costes de esa transformación, de la que no hay soporte documental en forma de facturas, tendría por objeto establecer el valor real de ese patrimonio del exalcalde ejidense, un patrimonio al que cree la investigación que pudo derivar materiales y mano  de obra de Elsur y sus subcontratas durante la década y media en la que ocupó el máximo poder en el Ayuntamiento.