Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

Ante las imputaciones judiciales, medidas iguales para todos

Juan Torrijos
Periodista

El 17 de noviembre está llamado a declarar como imputado el alcalde de Roquetas, Gabriel Amat. En el entorno del presidente de la Diputación me dicen que hay tranquilidad ante el Caso Fabriquilla, ya que los informes técnicos avalaron en su momento la decisión tomada por la Comisión de Gobierno del Ayuntamiento. Juicios tengas y los ganes, dice el viejo refrán.

Gabriel Amat
Por muy tranquilo que se diga que está Gabriel y el resto de sus ediles, la procesión en estos casos se lleva por dentro. La situación de la justicia no avala garantías suficientes como para creer en sentencias justas, por lo que cualquier decisión nos podemos esperar en esta cuestión. Sólo tenemos que ver lo ocurrido con el Algarrobico o lo último sobre Cándido Trabalón, para que el personal esté preocupado, o debería estarlo.

La oposición se ha lanzado al cuello de Gabriel, y desde el Psoe e Iu se pide su dimisión o cese ante la imputación. Se viene diciendo que la imputación no debe presuponer nada, que sólo es una citación para contar ante el juez la versión de esa persona. Yo puedo entender la petición de la oposición, hay que cazar la pieza, pero no veo que ellos hagan lo mismo cuando son sus piezas y ha habido y hay casos claros le quitan valor a lo que diga el Psoe sobre Gabriel Amat.

Creo que si Chaves y Griñán son inocentes mientras una sentencia firme no diga lo contrario, y sigan ocupando escaño importante en las cortes de España, de igual modo deber ser tratado el alcalde de Roquetas y presidente de la Diputación, inocente mientras no se tenga sentencia firme.

¿Tendrían que dimitir de sus cargos políticos todos los imputados y no aparecer en lista electoral alguna? Esa es la gran pregunta que se hace el ciudadano y su contestación tras los últimos y gran escándalos conocidos es bastante clara: debería dimitir y no aparecer en lista alguna.

Pero ustedes no parece que lo vean así, señores políticos, ustedes no la quieren poner sobre la mesa pero no nos dicen por qué. Si es el rival imputado, que dimita, si es el nuestro, la imputación sólo es una declaración ante el juez. La toma de decisiones por parte de los dirigentes tienen sus riesgos, el político lo sabe y a ello se ajusta.

Ahora sólo queda esperar a que la justicia diga si la decisión tomada por los ediles de Roquetas era legal o ilegal. Mientras, en esas estamos.