Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

Amat, imputado

Agustín Rivera
El Confidencial

El “hermano mayor” de Javier Arenas, como al expresidente del PP andaluz le gustaba definir, ha sido imputado por corrupción urbanística. La acusación contra Gabriel Amat, presidente del Partido Popular de Almería y alcalde de Roquetas de Mar, a través de una providencia del juzgado número 1 de este municipio llega justo seis días después de hacerse fotos con Mariano Rajoy y Juan Manuel Moreno, líder del PP-A, en un mitin en Almería. Rajoy se refirió a Amat como “un gran político y un tío estupendo”.

El presidente del PP almeriense, que también es presidente de la Diputación Provincial de Almería y gana 70.000 euros anuales, declarará el próximo 17 de noviembre por esta pieza separada del caso La Fabriquilla, la cesión de una licencia para la construcción de diez viviendas a la mercantil Hortiagrícola en este paraje tras la denuncia de Margarita Kaiser, de 66 años, en 1997. El PP argumenta que la autorización se concedió a través de la Comisión de Gobierno de 14 de mayo de 2007 y que contaba con el visto bueno del informe técnico y jurídico. El presidente del PP andaluz no quiso hablar ayer con este diario.

Gabriel Amat
Cinco miembros de la Junta de Gobierno local y dos técnicos municipales también han sido imputados en este caso denunciado por Kaiser y la Asociación Mediterránea Anticorrupción y Transparencia (AMAyT). Esta asociación resaltó que Amat se había presuntamente beneficiado, así como sus familiares directos y socios, de las decisiones adoptadas en materia urbanística en este municipio del Poniente almeriense.

El fiscal había solicitado en diciembre de 2013 la imputación del presidente del PP de Almería en este caso, en el que “se ha tardado dos años en localizar el nombre y domicilio del concejal de Urbanismo”, según critica Luis Montoya, portavoz de AMAyT, en declaraciones a este diario. El juzgado ha cambiado tres veces de juez y cuatro de fiscales. La propia Fiscalía del TSJA (Tribunal Superior de Justicia de Andalucía) pidió una investigación a la Fiscalía de Almería para analizar la lentitud en el juzgado.

Montoya no entiende cómo la providencia ha tardado tantos días en ser notificada a las partes. Tiene fecha 16 de octubre, justo la víspera de la visita de Rajoy, directamente desde Milán, a Almería. “Seguro que Amat fue el primero enterarse. Cuando estaba aquí el presidente del Gobierno ya sabía que estaba imputado”, explica a El Confidencial el portavoz de esta asociación almeriense nacida en enero de 2013.

Una de las claves de la imputación ha sido la diligencia mostrada por la juez María del Mar Alejo Rico desde que asumió este juzgado el pasado mes de julio. “Es una nueva juez Alaya, con gran valentía y que quiere sacar todo adelante”, como apunta Montoya. Cuando Alejo estaba al frente del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número tres de Vera (Almería) imputó por delitos de prevaricación y desobediencia a Cristóbal Fernández, exalcalde socialista de Carboneras, por votar en el pleno la autorización como suelo urbanizable la zona del hotel El Algarrobico.

Amat no sólo se dedica a la política. El alcalde de Roquetas de Mar (don Gabriel) participa en el negocio del sector inmobiliario a través de 108 sociedades al frente de las cuales se encuentran tanto él como sus familiares más directos o socios del primer edil, el llamado clan Amat. A pesar de que el político afincado en Roquetas de Mar en su declaración de incompatibilidades reduce el objeto de las sociedades en las que participa a expresamente las actividades de la agricultura y a la venta (concesionario de vehículos) de las marcas Audi y Volkswagen, el presidente de la Diputación Provincial de Almería mantiene acciones en las sociedades Complejos Apocalipsis, con el 100% de las acciones, Industrias Químicas del Beiro, con el 25% de los títulos, y Vallparis, con el 10% de participación accionarial.

Margarita Kaiser, la denunciante, señaló a El Confidencial que siempre había confiado en la Justicia. “Al menos Amat está imputado. Espero que vaya al banquillo. Toda Almería sabe cómo se comporta. No hay que callarse ante él. Tiene muchos más casos de corrupción”. Kaiser admitió que había recibido “una de las mejores noticias” de su vida.