Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

Almería vuelve a ser tierra de emigrantes

Carmen López
Periodista

Los tiempos que corren y las dificultades tanto económicas como para encontrar un empleo en la provincia está obligando a muchos almerienses a emigrar y a muchos extranjeros a regresar a sus países de origen. Almería vuelve a ser tierra de emigrantes. Almería tiene un saldo migratorio negativo (la diferencia entre los que entran y quienes se van tanto al extranjero como a otras provincias) de -1.369 personas. En total, la cifra de personas que se han marchado al extranjero desde la provincia se acerca a las 11.000 personas, según datos estadísticos de la Consejería de Economía.

Una vieja imagen
La caída del 6% de las entradas en Andalucía se debió fundamentalmente al descenso de las procedentes del extranjero, que disminuyeron un 10,8%. Los movimientos del exterior procedieron fundamentalmente de Reino Unido (4.080), Marruecos (3.773) y Rumanía (3.522).

Málaga y Almería, con un 38,3% y 17% respectivamente, fueron las provincias que recibieron mayor número de entradas desde el extranjero. La mayor parte de los movimientos de entrada en nuestra Comunidad, un 57% (57.824), procedían de algún municipio del resto de España (un 2% menos que el año anterior). De estos movimientos, un 73,5% fueron de españoles y el resto de extranjeros.

Almería es -solo aventajada por Málaga- la segunda provincia andaluza con mayor emigración de la comunidad autónoma, según el Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía.

En lo que se refiere a los almerienses que cambian de residencia pero eligen su nuevo destino dentro de Andalucía la cifra asciende a 16.574 personas. Más de 10.000 salen de los pueblos de la provincia y se asientan en la capital; quienes optan por otra, lo hacen sobre todo por Granada y Málaga. El pueblo con más emigración es la capital con casi 2.700 personas, seguido de Roquetas de Mar y El Ejido.

Según los datos de la Estadística de Variaciones Residenciales que publica anualmente el Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía, el total de movimientos por cambios residenciales durante el año 2013 en nuestra comunidad fue de 101.425 entradas y 118.175 salidas, lo que da un saldo (diferencia entre las entradas y las salidas) negativo de -16.750, hecho que no ocurría desde 1996.

En comparación con el año anterior, las entradas descendieron un 6% y las salidas crecieron un 20,2%. Además, se registraron 165.334 movimientos interiores (con origen y destino en un municipio andaluz), un 0,3% más que en 2012. En Almería, que cuenta con una tasa de natalidad por encima de la media española y que sigue a la cabeza de nacimientos, se está perdiendo población.

La Estadística de Migraciones ha revelado que  sólo en seis meses la provincia ha perdido casi dos millares de personas.   Tampoco compensa las cifras negativas el que sigan llegando inmigrantes. Eso sí, se van más hombres que mujeres.