Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz


Miguel Vargas consigue la presidencia de la cooperativa Casi

Juan Torrijos
Periodista

Tenemos que recuperar la normalidad y la cordura, decía el ya presidente de Casi (Cooperativa Agrícola San Isidro), Miguel Vargas. ¿No vivía la cooperativa en la normalidad? ¿No había cordura en la gestión de Casi? Y cerraba su discurso con un: “Tenemos que respetar a los socios”. El ya ex-presidente, José María Andújar, manifestaba que se había dedicado a la comercialización y se había olvidado de los socios, los hombres que han hecho grande Casi a lo largo de los muchos años que lleva funcionando.

Miguel Vargas, presidente de Casi
Casi tiene un nuevo presidente y lo que hay que desear es que sea para mejor. No está pasando el agro almeriense por su mejor momento, aunque los datos oficiales nos digan lo contrario, por lo que hay que esperar que la llegada de Vargas a la mayor cooperativa de tomates de España no sea solo un cambio de cromos más. Si alguien no tiene o demuestra poca cordura decimos que está o tiene una enfermedad mental.

¿Para Vargas, la cooperativa Casi ha estado en manos de una persona a la que se le podría diagnosticar esa falta de cordura que según el había que recuperar? Son expresiones muy graves las usadas por el señor Vargas y que pueden haber dejado una huella en la empresa que empezaremos a conocer, si como dijo, la transparencia va a ser el modelo a seguir.

No echemos sobre las espaldas de Vargas el que no se le permitiera a los medios estar durante la votación, todavía no era presidente, pero tendrá la oportunidad de demostrar a partir de ahora que su talante es otro, que la normalidad ha aterrizado en Casi, que la cordura se va a imponer y que los socios serán respetados siembren los tomates que siembren. Y son sus palabras.

Decia Andújar en la presentación de su candidatura que se dedicó a la comercialización y se olvidó de los socios, y por ello pidió perdón. No le sirvió esa petición. Más de la mitad de la asamblea votaba en contra de su gestión y de una imagen vendida de cara solo a la galería. Los tiempos no perdonan, y el suyo ha pasado. Lo tuvo todo entre sus manos, creo que no ha sabido conservarlo, y eso solo es achacable a usted y a su forma de ejercer la presidencia de la cooperativa.

Es posible que sea cierto y que se olvidara usted en su gestión de los socios, pero algo más debe haber, ¿no lo cree así? Algo más debe haber ocurrido en su presidencia para que los socios le hayan ganado la asamblea.