Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz


La recuperación de la figura de Hugo Moreno López ('Juan García Morales')

Antonio Torres
Director de RTVA

El profesor de la Universidad de Alcalá Antonio César Moreno Cantano (Granada, 1979) ha trabajado científicamente, junto a otros investigadores, en la recuperación de la figura del sacerdote y periodista Hugo Moreno López Juan García Morales (Almería, 1883-1946). Al sacerdote Moreno se le ha dedicado una calle en Albanchez y en Huércal Overa se le reconocen sus escritos y poemas ensalzando la figura del Cura Valera en Mercurio, publicación prestigiosa para España e Hispanoamérica.

Hugo Moreno López
('Juan García Morales')
Hugo Moreno fue bautizado en la parroquia de Santiago, en la capital almeriense. "Yo me había quedado huérfano de padre”, ha dejado escrito, “y mi abuelo, con dos pesetas escasas de jornal, tuvo el corazón abierto para mi madre y para mí. Proletarios humildísimos fueron mis antepasados, picapedrero mi abuelo materno, carabinero mi abuelo paterno". Cuando su abuelo murió en acto de servicio a causa del disparo de un contrabandista, “mi pobre abuela se vio en la miseria, en la más espantosa miseria. Mi madre tuvo que ponerse a servir; yo, en la edad de la niñez, tuve que soportar todos los rigores de la vida".

El sacerdote estuvo muy vinculado con el catolicismo social mediante la participación en diarios locales de este signo, como La Independencia o Bonifacio. Participó en las misiones del padre Francisco de Paula Tarín, en Almería, conociendo de primera mano la cruda realidad económica de la provincia, despertando en su interior la defensa de los más desfavorecidos frente a los abusos de clases acomodadas.

En 1917 se trasladó a Madrid, con el apoyo y visto bueno de su obispado. Dio comienzo a una brillante carrera literaria y cultural, publicando en destacados medios de la capital, como Cervantes (dirigida por Francisco Villaespesa), La Voluntad o La Esfera. Profundizó en el estudio de los grandes ascetas y místicos de la España del Siglo de Oro. Gracias a estos textos entró en contacto con un gran número de escritores modernistas, como Azorín y Pío Baroja.

En 1927 la diócesis de Madrid le retiró las licencias ministeriales y le conminó a regresar a su tierra de procedencia. Lejos de acatar esta medida, permaneció en la capital y, con la llegada de la Segunda República, se presentó públicamente bajo el pseudónimo de Juan García Morales, un personaje marcadamente anticlerical y promotor de una profunda reforma que acabase con las desigualdades sociales. Sus numerosos artículos en Heraldo de Madrid o El Cristo Rojo son elocuentes, así como sus críticas a los golpistas. En 1939 se exilió en Francia, donde conoció la pobreza, la enfermedad y la prisión. En 1941 fue internado en el campo de Gurs.

El trabajo de la Universidad de Alcalá pretende rescatar su memoria del olvido y dar a conocer su figura a las nuevas generaciones. Moreno Cantano forma parte del Grupo de Investigación de la UAL "Historia del Tiempo Presente", dirigido por el catedrático Rafael Quirosa.