Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

La historia se repite

Juan Francisco Plaza
Articulista

Dada la cantidad de opiniones y hashtag que andan circulando en las redes sociales sobre las próximas Elecciones Europeas se pueden extraer algunas conclusiones interesantes, que inducen a la reflexión. Parece que la abstención va ser de aúpa, lo cual facilitará que siga el bipartidismo mayoritario, PP/PSOE, en el machito de las instituciones europeas, aunque sea con menor respaldo democrático en las urnas.

Elpidio José Silva
Algunos partidos, tales como IU, UPyD y los nacionalistas, optan a subir sustancialmente su cuota de representación hasta ahora meramente testimonial o nula. Pero lo más llamativo es que otros mini partidos, tales como Movimiento RED, Equo, Ciudadanos, etc…, también es más que probable que algunos de ellos consigan algún escaño a tenor, ya digo, de lo que se comenta en las redes y de algunas encuestas fiables que empiezan a ver la luz en el ecuador de la campaña.

Es un contrasentido, bajo mi punto de vista, centrándonos en el Movimiento RED (Renovación Democrática Ciudadana), cuyo candidato es el juez Elpidio José Silva, que pudiera conseguir un escaño o incluso dos para el Parlamento Europeo, dadas las características personales y la idiosincrasia tan peculiar del candidato, pero no nos olvidemos de que el sentimiento de injusticia que anida en los ciudadanos respecto a lo que está ocurriendo con el juez Silva en el caso Blesa es muy tangible y solidario.

Ya ocurrió en las elecciones europeas de 1989 con la Agrupación Ruíz Mateos, donde su candidato, José María Ruíz-Mateos consiguió romper el techo del 3% (3,84%) y con 608.560 votos colocó dos eurodiputados en las instituciones supranacionales. Las razones fueron exactamente las mismas: el sentimiento de injustica instalado en la sociedad española de la época ante el decreto ley de expropiación de Rumasa.

Me tocó, en primera persona, vivir de cerca lo de Rumasa y lo de aquellas elecciones del 89 como director de campaña en Almería. Era entonces un joven estudiante de Derecho henchido de ideales justicieros y solidarios. Se consiguieron muchos votos a costa del Partido Popular, tantos que Manuel Fraga llegó a decir que el Decreto de expropiación del Partido Socialista contra Rumasa había sido “una patada en el culo contra el Partido Popular”.

Después quedó demostrada la intrascendencia política de este mini partido y del carácter mesiánico de su candidato, que nació al albur de garantizarse una especie de inmunidad judicial y convertirse en aforado para eludir a la justicia ordinaria.

Como reza el frontispicio de este artículo, ahora en estas elecciones de 2014 la historia se repite con el Movimiento REMDy su candidato, Elpidio José Silva Pacheco, un juez de 54 años, especialista en derecho procesal, pero lego en política.