Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz


El Gobierno del PP de El Ejido creó Elsur para saquear el Ayuntamiento

Tomás Elorrieta
Secretario General del PSOE de El Ejido

Los informes de la Agencia Tributaria que se están dando a conocer en los últimos días apuntan a que el gobierno del PP de 1995 creó Elsur para saquear el Ayuntamiento. El contenido de estos informes se suma a las conclusiones de la auditoría realizada por el actual equipo de Gobierno, y confirma que, cuando se creó Elsur, en 1995, el objetivo no era en absoluto prestar mejores servicios a menor precio. Por el contrario, el objetivo era crear una barrera instrumental entre el dinero que los vecinos destinamos a la prestación de los servicios municipales y el destino final del mismo.

Oficinas de Elsur
La auditoría demuestra que cuando se constituyó la empresa mixta no se hicieron estudios ni análisis de coste y beneficio que permitiesen decir que ésta era la mejor opción para garantizar los intereses y objetivos del Ayuntamiento. De hecho, ni siquiera estaba establecido cuáles eran ni los objetivos ni la priorización de ese contrato. Por otra parte, es significativo también que se limitase la participación municipal hasta el punto de que el Ayuntamiento no tiene control alguno sobre Elsur y está sujeto a las decisiones del socio privado, cuyos intereses pueden ser totalmente contrarios a los del Ayuntamiento.

Desde el principio, lo único que garantizaba el acuerdo con Elsur eran los beneficios de Elsur, y durante casi veinte años, de hecho, no se han realizado controles formales sobre la gestión y el gasto de esta empresa. Especialmente escandaloso resulta, además, que con este contrato se haya privatizado el suministro municipal del agua, hasta el extremo de que, en los dieciocho años de vigencia de la concesión, nunca se ha sometido la gestión de este servicio a la supervisión del Pleno del Ayuntamiento, sustrayéndose las tasas derivadas del suministro del agua de los ingresos del Consistorio, y los costes de este servicio, de la partida de gastos, es decir, creando un manto de oscuridad sobre un servicio vital para los ciudadanos como es el agua. De hecho, llevamos más de dos meses esperando a que el alcalde nos diga cuánto pagaron los vecinos por el agua en 2013, y cuál fue el coste de ese servicio.

La opacidad y el oscurantismo que han caracterizado a los equipos de Gobierno de la derecha desde 1991 hasta la fecha, y especialmente, desde la creación del entramado de empresas que supuestamente prestan servicios a los ciudadanos, han sido el caldo de cultivo de las tramas de corrupción que han salido a la luz con la Operación Poniente. Y, por desgracia, hacen temer la existencia de otras que hayan podido escapar al escrutinio de la Justicia.

La propuesta lanzada hace unos meses por el alcalde del ‘rescate parcial’ de los servicios de Elsur peca de los mismos defectos que resalta la auditoría con respecto al primer acuerdo con Elsur. Al PSOE le llaman mucho la atención las discrepancias en el discurso del alcalde del PP, que dice, por una parte, que Elsur es la madre de todas las desgracias de este Ayuntamiento, y por otra, se dispone alegremente a alargarle el contrato, y encima, a liberarle de los servicios que son deficitarios y a dejarle a cargo de un servicio vital, como es el agua. Nos parece un poco extraño todo esto. Y estaremos vigilantes para garantizar la legalidad de todo ese proceso, y llegado el caso, valoraremos la posibilidad de adoptar las medidas legales oportunas si observamos signos de ilegalidad o de perjuicio para los ciudadanos de este municipio.

Según los informes de la Agencia Tributaria, Elsur se ha dedicado a saquear el Ayuntamiento, al menos, desde 2002. Y no va más allá porque las posibles infracciones que se pudieran haber cometido antes de esa fecha han prescrito. Entonces, ¿cómo es posible que este equipo de Gobierno se plantee mantener una relación contractual con esa empresa en el negocio del agua? ¿Qué pasa, que Elsur, gestionando el alumbrado, es un lobo feroz, pero gestionando el agua es un tierno corderito? ¿Por qué ese empeño por parte del alcalde y su equipo de dejar este Ayuntamiento, durante más tiempo aún, en las garras de una empresa que, según todos los informes habidos y por haber, no es de fiar?

También resulta llamativo el buen rollito del alcalde y el concejal de Obras Públicas con la empresa Hermanos Lirola, como si esta empresa no estuviera también incursa en la Operación Poniente. Y resulta más llamativo todavía que, mientras se fomenta ese buen rollito, se le vayan a abrir expedientes a los funcionarios presuntamente implicados en este caso. Vaya, que aplican la mano dura de manera, digamos, parcial. Desde el PSOE, exigimos al alcalde que investigue a fondo en el Ayuntamiento y que lleve a los tribunales y le abra su correspondiente expediente a todo aquel que haya metido la mano en la caja, sea funcionario, político o concesionario. Pero haga el favor de no hacer distinciones y mida a todos por el mismo rasero.