Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

Caso Facturas: Anyes Segura dice que Juan Antonio Bisbal le llamó para acordar la declaración ante el juez

Anyes Segura
Iván Gómez
Redactor-Jefe de
Diario de Almería

La última ronda de declaraciones en el Juzgado de Instrucción nº 6 de Almería de una quincena de los más de cuarenta testigos que han sido citados este mes por el juez Luis Durbán para aclarar quién se pudo beneficiar de los fondos del Patronato Provincial de Turismo entre los años 2009 y 2010, en una presunta trama de malversación de caudales públicos y falsedad documental, sólo ha servido para desvelar nuevos episodios sobre las maniobras financieras que se realizaron en torno a la agencia Leitour Viajes cargando facturas por conceptos inexistentes, otras sin expediente administrativo que las justifique y algunas duplicadas involucrando a personas que no han tenido nunca un vínculo con el organismo dependiente de la Diputación Provincial de Almería.

Es el caso del subinspector de la Policía Local de Huércal, Diego Muñoz, quien declaró ayer ante el instructor por una factura que se corresponde con una estancia que hace unos años realizó a Madrid para poder participar en el Salón Internacional de Seguridad que se celebra en febrero en el Ifema. El desplazamiento lo abonó en su día el consistorio huercalense y misteriosamente apareció entre los expedientes de Leitour Viajes, Agencia Guerrero y Martos en los informes policiales, con cargo al organismo provincial. "Hoy le he explicado al juez que nunca me ha pagado nada la Diputación y que no conozco a nadie del Patronato ni de la agencia", argumentó ayer el subinspector a este periódico. Fue una comparecencia de sólo unos minutos, como la mayoría de las que tuvieron lugar ayer en la Ciudad de la Justicia, entre las que figura también la de Caridad Herrerías, exdiputada, y el que fuera presidente de la Diputación cuando se produjo la urdimbre por la que se han esfumado más de medio millón de euros de las arcas de la institución, Juan Carlos Usero. El aún concejal del PSOE de la capital aseguró ante Luis Durbán que no tuvo ningún conocimiento de las presuntas irregularidades durante la última legislatura y, pese a estar al frente de la Diputación, manifestó ser "ajeno". Usero acudió ayer con un dossier de recortes de prensa, al igual que algunos de los testigos e imputados en el caso, con el que quiso justificar que el viaje que realizó a México era oficial y tiró de movimientos bancarios para demostrar que pagó el billete y la estancia de su mujer. Ni señaló a nadie ni se atrevió a poner sobre la mesa ninguna sospecha sobre la gestión realizada en la anterior corporación, mostrando incluso sorpresa por la imputación del que fuera su mano derecha Juan Antonio Bisbal o del presidente del Unicaja, Ramón Sedeño.

El jefe del club deportivo salió mejor parado en esta declaración ante el instructor y explicó con más detalle que el pasado viernes, cuando sus contradicciones han acabado en imputación, cómo se realizó el acuerdo con Diputación por el que recibieron 25.000 euros para abonar los desplazamientos de la plantilla y directiva a cambio de esponsorización. Mucho más contundente fue la exconcejala socialista, Anyes Segura, quien le probó al magistrado que viajó en abril a unas jornadas que sufragó la Sectorial de Participación Ciudadana denunciando, por tanto, que apareciera su nombre como cliente en una factura de marzo y pagada por la Diputación. En este sentido, la exmilitante, porque se dijo de baja al conocer los hechos, acusó a Bisbal como responsable de la factura duplicada y llegó a declarar que al ser citada como testigo la llamó para "acordar una declaración ante el juez".

Y es que cuando acabe la instrucción llegará, como anunció a este periódico, una demanda contra el que fuera asesor de los socialistas. En los próximos días declararán familiares de los administradores de la agencia de viajes que ha sido epicentro de la trama y se practicará una prueba caligráfica a Luis Pérez Montoya, exvicepresidente, con la que pretende demostrar que no firmó dos facturas ilegales que en los informes de la Policía Judicial se deja constancia de que las elaboró la exsecretaria del Patronato, María Teresa González. La defensa del exgerente y denunciante de las irregularidades, Paco Iglesias, pedirá su desimputación en base a los argumentos que lo convierten en otra víctima de la trama. La ingeniería financiera ya ha quedado al descubierto.