Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

Cajamar se piensa pedir el ingreso en la Asociación Española de Banca (AEB)

Ángeles Gonzalo Alconada
Periodista / Cinco Días

Las diferencias existentes en la actualidad entre los más de 60 socios de la Unión Nacional de Cooperativas de Crédito (Unacc), pueden desembocar en unas semanas en un goteo de salidas de esta patronal. La primera en discordia y que está analizando abandonar Unacc es la caja rural más grande del sector, Cajamar y sus 18 asociadas, y que dan origen al Grupo Cooperativo Cajamar.

Sede de Fundación Cajamar
Las diferencias existentes entre los socios de Unacc no son nuevas, aunque es cierto que en los últimos meses las relaciones se han enturbiado más. A finales del pasado año, este grupo de entidades aprobaron su salida de la patronal, hecho que se iba a producir a finales de marzo.

Pero la entrada de un nuevo presidente en la Unacc, Pedro García Romera, y su intención de restablecer las relaciones entre la patronal y el grupo encabezado por Cajamar derivaron en un aplazamiento de la decisión de estas 19 rurales hasta finales del próximo mes de junio. Pese a ello, estas firmas ya han presentado un preaviso de salida de la Unacc que será efectivo en este mes y medio. Esa fecha coincide con el final del segundo trimestre del año y, por tanto, del periodo que corresponde a la segunda cuota de pertenencia a la patronal –son cuotas trimestrales–.

García Romera pidió a Cajamar en febrero pasado, justo cuando fue elegido en su actual cargo, un margen de tiempo para intentar aunar posiciones y presentar una propuesta que evitase la salida de estas 19 cajas rurales. De momento, y según fuentes de Cajamar, no lo ha hecho, “aunque hay tiempo hasta el próximo 30 de junio”.

De no llegarse a un acuerdo, el Grupo Cooperativo Cajamar y su banco, el Banco de Crédito Cooperativo, llevan tiempo barajando varias alternativas. Una de ellas, según las mismas fuentes, es crear una nueva asociación que sea la que ostente la representación institucional de las 19 entidades del Grupo Cooperativo Cajamar y de otras cajas rurales que puedan decidir sumarse a la misma. De esta forma, existirían dos patronales en un sector condenado a reducirse una vez que el Gobierno apruebe la reforma de estas entidades, norma en la que se prevé una oleada de fusiones en el sector.

Otra posibilidad pasaría por una integración en la patronal bancaria, la AEB, a través de la entidad cabecera del Grupo Cooperativo Cajamar que a partir del 1 de junio es el Banco de Crédito Cooperativo, explican las mismas fuentes. La AEB aprobó el pasado año un cambio de estatutos para dar entrada a entidades de otros sectores, como las cajas y las cooperativas.