Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

Barclays y Catalunya Banc echan la persiana en Almería

Emilio Ruiz

El plan de reestructuración del sistema financiero español sigue cobrándose víctimas. Dos bancos con presencia en Almería, Barclays y Catalunya Banc (CatalunyaCaixa), dejarán de estar operativos en la provincia en los próximos meses al proceder al cierre de las dos oficinas que les quedan, una cada uno.

A CatalunyaCaixa sólo le queda
una oficina en Almería, que cierra
La oficina de Barclays en Almería está situada en la calle Marqués de Comillas de la capital, mientras el banco heredero de la antigua Caixa Catalunya solo tiene operativa en la actualidad la oficina de Avda. del Mediterráneo, también de la capital. En la época en la que Catalunya Caixa estuvo presidida por Narcis Serra llegó a contar con nueve oficinas en la provincia. Después, sólo se quedó con dos en la capital –la actual y la de Puerta de Purchena- y una en El Ejido, dos de las cuales también cerró.

El plan estratégico del banco británico tiene dimensiones mucho más amplias de las que afectan a Almería. Barclays opera en España desde hace más de cuarenta años y tiene una plantilla de 2.800 empleados que se reparten en 271 oficinas. Llegó a tener hasta 500 sucursales en España tras la compra de Banco Zaragozano en 2004. Si no encuentra un comprador para su negocio en España, el banco británico enviará al paro a sus 2.800 empleados, a donde envió otros 1.000 hace ahora poco más de un año.

En la actualidad, en Andalucía, Barclays posee un volumen de negocio de en torno a 4.000 millones de euros, el 15 por ciento del total del banco en España, cuenta con más de 80.000 clientes y tiene 33 oficinas.

Por lo que respecta a Catalunya Banc, los seis empleados que la entidad tiene en Almería ya han sido informados del cierre. Si no hay un milagro de última hora, traducido en la venta de la red de fuera de Catalunya a otra entidad, algo poco probable, el mes que viene el banco echará abajo la persiana por última vez.

Del mismo modo han sido informados los demás trabajadores que a Catalunya Banc le quedan en Andalucía. El propósito del banco es deshacerse de 150 oficinas de fuera de su ‘territorio natural’ de actuación y quedarse reducido a 750 oficinas en Catalunya con una cuota de mercado regional del 11 por ciento.