Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

Algarrobico: el poder de una i

Iván Gómez
Jefe de Local de Diario de Almería

En cuestión de horas el hotel del Algarrobico pasa de la ilegalidad a la legalidad. Más o menos como ocurrió en los tribunales a raíz de la última sentencia del TSJA por la que se declararon los terrenos urbanizables siendo, después de una docena de fallos en contra, la primera favorable a los intereses de la promotora Azata del Sol y el Ayuntamiento de Carboneras. Si el establecimiento de 22 plantas y 411 habitaciones lucía desde el domingo como "hotel ilegal" tras la sexta ocupación de activistas de Greenpeace que tatuaron su reivindicación en la fachada, a primera hora de ayer se cambió simbólicamente su estado a legal tapando con pintura negra la "i". 


Un i: esa es la cuestión

La movilización a través de las redes sociales, en una llamada que hizo el empresario Pascual Díaz, de más de un centenar de vecinos del municipio permitió desmontar en sólo unas horas el trabajo que habían realizado en la jornada de domingo y lunes medio centenar de ecologistas llegados de Madrid. Y es que los carboneros defienden su hotel y ven en la apertura del inmueble, que lleva una década suspendida por una causa judicial que se eterniza, una oportunidad para crear empleo y riqueza. Desde la mercantil se agradece el apoyo, si bien se han querido mantener al margen de las reivindicaciones vecinales, si bien no se presentó denuncia como se hiciera en las seis ocupaciones desplegadas por Greenpeace desde que fue paralizado el hotel cuando ya se encontraba por encima del 90% de ejecución.

Los conservacionistas tuvieron que emplearse a fondo para que el Algarrobico luciera una gran mancha oscura de 8.000 metros cuadrados, con la que simbolizar que es el principal punto negro de la costa española, mientras que los vecinos, que también han contado con el respaldo moral del consistorio carbonero, sólo han tenido que centrarse en una pequeña proporción que abarca varias plantas. De hecho, les ha sobrado hasta pintura, dos latas que fueron donadas junto a los rodillos por empresarios locales.

El "hotel legal" del Pueblecico ha vuelto a enfrentar intereses de organizaciones ecologistas y los de los vecinos, quienes a lo largo de la década de paralización de las obras han ido sumando algún que otro apoyo, como el del PP de Almería, el de los municipios de la comarca y el de los arquitectos almerienses, al tiempo que se iban multiplicando a un ritmo de vértigo los detractores por todo el país sin ser conscientes de la realidad de la tramitación del establecimiento, un planeamiento y licencia que siguen en estudio en casi todos los tribunales. Es, precisamente, una de las críticas que ayer realizaron los vecinos, la actitud de las organizaciones conservacionistas al entender que ignora la legalidad del hotel y también las necesidades de un municipio con una tasa relevante de parados. 

Cuando casi había perdido la esperanza, la última sentencia del TSJA declarando el paraje "urbanizable" ha reanimado los ánimos de un pueblo que nunca ha dejado de batallar por la apertura sostenible del Algarrobico a pesar de tener en contra a nada menos que al Gobierno, Junta de Andalucía y conservacionistas. Es, dicen, David contra Goliat.