Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

Ferrocarril a ninguna parte


Iván Gómez
Jefe de Local de Diario de Almería

En vía muerta. El sistema ferroviario de la provincia de Almería es, hoy por hoy, el peor de todo el país y uno de los más precarios del continente europeo. Lejos de mejorar con el paso de los años, las decisiones que han ido aprobado los gobiernos, sin distinción entre PSOE y PP, no han hecho nada más que agravar el aislamiento de la provincia por ferrocaril. A la línea entre Guadix-Almendricos, cerrada por el ministro Miguel Boyer en 1985 a pesar de la fuerte oposición mostrada por la provincia -sobre todo en la comarca del Almanzora-, se sumó en los noventa el tren nocturno que conectaba con Cádiz y Sevilla -el de La Borbolla en el argot ferroviario- y años más tarde el expreso nocturno con Madrid, que permitía estar en la capital de España a primera hora sin necesidad de hacer noche fuera de la provincia.

Ahora, el primer tren no llega hasta las dos del mediodía, después de siete horas de tortuoso trayecto más propio de un viaje en el tiempo. La misma suerte ha corrido poco después, la conexión con Barcelona en el tren diurno García Lorca, que pasó de ser diario a tener una frecuencia alterna y con trasbordo en la estación de Linares-Baeza. Ahora peligran, según alertan desde la Junta de Andalucía y los propios trabajadores de Renfe y Adif, las paradas de los trenes regionales en las estaciones de Gérgal, Gádor y Fiñana. Todo un despropósito que se suma a décadas de agravios en materia ferroviaria.

La involución del ferrocarril en la provincia es una auténtica barrera para el tejido empresarial y turístico, un obstáculo insalvable para las comunicaciones y también para la necesaria creación de riqueza y empleo. Pese a los desmanes, la sociedad almeriense nunca acaba de levantar la voz y ha consentido una política de recortes donde ya no quedaba nada que recortar. Los colectivos de movilidad sostenible y amigos del ferrocarril, junto a los sindicatos y a los propios trabajadores, parecen estar sólos en la intransigencia hacia las continuas embestidas al ferrocarril, pero su empeño fracasa al no ser lo suficientemente arropados por los agentes sociales y económicos de la provincia. 

Conscientes de un agravio creciente, y frente al selecto club de capitales con AVE, los defensores del tren de Almería han puesto sobre la mesa recientemente, con protestas en Granada y Jaén (hay una gran diferencia de infraestructuras entre Andalucía oriental y occidental), el drama del aislamiento ferroviario. Los trabajadores se movilizarán en los próximos meses también en Almería para exigir al Gobierno una mayor inversión, todo lo contrario a lo que se vaticina. También pedirán un compromiso al gobierno autonómico porque, si bien las competencias siempre han estado en manos del Gobierno, dejaron morir la única conexión que tenía la comunidad con el levante peninsular.

La única salida ferroviaria se reduce a la obsoleta línea de Linares a Almería y Moreda a Granada con tiempos de viaje de otras épocas y una explotación difícil, prácticamente inexistente, para trenes de mercancías. Ha tenido que ser el alcalde de Gádor y senador del PP, Eugenio Gonzálvez, el que recurriendo al género epistolar solicite información a la ministra de Fomento, Ana Pastor, para que disipe todas las dudas existentes sobre el futuro de las estaciones de la provincia. Ni un sólo parlamentario popular ni socialista ha ido más allá en Congreso, Senado y Parlamento de Andalucía. Todas las mociones y preguntas escritas versan sobre las obras del AVE y un Corredor Mediterráneo que llegará demasiado tarde, cuando el tren haya muerto en la provincia. 

El presidente del Comité de Empresa del Adif en Almería, Fernando Vázquez, asegura que “la situación de los trenes en la provincia es de marginalidad, no tenemos cercanías y contamos con vías sin electrificar del siglo XXI”. La provincia mantiene una única conexión con Madrid, a través de Linares-Baeza, y sin electrificar desde Guadix, y otra no menos obsoleta a través de Granada para la conexión con Sevilla. Desde 1995, cuando se cerraron las minas de Alquife a las que llegaban 13 ferrocarriles de mercancías diarios, el tejido ferroviario en la provincia ha ido perdiendo peso y la plantilla de trabajadores ha pasado de unos 170 empleados a la mitad. Es más, las faraónicas obras del AVE no tienen fecha de finalización y la provincia, por sorprendente que parezca, ha permanecido sin conexión ferroviaria con Murcia y Málaga, por no hablar de que no cuenta con un enlace entre la estación y el Puerto. Además, los servicios no avanzan y no en los últimos años no han tenido lugar ni leves mejoras en el trazado, en la electrificación y en los trenes. De hecho, estas carencias han convertido al material rodante de la provincia en el más lento y costoso del país. 

El que conecta Almería con la capital andaluza es uno de los más deficitarios de Andalucía, según el informe del Ministerio de Fomento de finales de año, con pérdidas que superan los 5,5 millones de euros al año. Tiene 246 plazas por kilómetro disponibles, pero sólo se ocupan una media de 99 con unos ingresos de 6,9 millones. A pesar de todo, el Consejo de Ministros lo salvó de su plan de racionalización y con la obligación de servicio público se mantendrá al menos durante 2013. Las líneas Almería-Linares y Sevilla-Granada-Almería de la red convencional de media distancia no sufrirán nuevos recortes, si bien han visto empeorar la calidad de sus prestaciones. Si bien ahora llegar a Sevilla tiene una duración de cinco horas y media, hace unos años estaba en cuatro horas y cuarenta minutos. La provincia no puede encarar el futuro montada a lomos de un tren del pasado.

Los príncipes de Holanda nunca han estado en Almería


Emilio Ruiz
www.emilioruiz.es

La presencia en nuestras costas del Cabo de Gata de los príncipes Guillermo y Máxima de Holanda y de sus tres hijas, las princesas Amalia, Alexia y Ariana, no ha pasado inadvertida para ningún medio de comunicación. Los periódicos de Almería han sacado pecho de orgullo patrio, mientras los de difusión nacional e internacional se han deshecho en elogios hacia los paradisíacos lugares que con tanto gusto han elegido quienes dentro de treinta días serán los reyes de los Países Bajos.

Los príncipes de Holanda con sus tres hijas
Como publicidad, la cosa no ha estado mal, pero la realidad ha sido muy distinta: ni Guillermo Alejandro ni Máxima Zorreguieta han estado en su vida en Aguamarga. Ni en Cabo de Gata ni en Almería. ¿Quién y cómo ha montado, pues, este gran bulo? En contra de lo que pudiera parecer, montajes de este tipo son simples de elaborar. Basta contar con la complicidad de algún periodista desaprensivo y un medio insensato que dé cabida al bulo. Es lo que ha pasado. Posteriormente, todo viene rodado: las agencias se hacen eco de la noticia “según fuentes” del insensato medio y los periódicos no hacen otra cosa que reproducir los despachos de agencia. Y así es como se ha comido y se ha bebido esta falsa noticia. Hasta “La Voz” ha caído en la trampa del colega.

Quien ha quedado algo descolocado con este lamentable asunto ha sido el diario “El País”. Los de Prisa, en otros tiempos contaban hasta diez antes de lanzarse a la piscina. Ahora lo han hecho panza arriba y sin agua. “Su presencia ha sido confirmada por autoridades locales”. Pues va a ser que no. Las autoridades locales han confirmado la presencia de los príncipes herederos de Suecia, Victoria y Daniel, y de su hija Estelle, pero no la de los otros. Lo de Guillermo y Máxima es pura invención, por más que haya “vecinos que han visto a los príncipes haciendo la compra en un supermercado”. Por cierto, el día de autos, Máxima, lejos del Cabo, estaba en Bali como representante financiera de la ONU.

García Ferré, el socio de la infancia


Silvina Lamazares
Clarín

Tenía en la mirada la tristeza de la guerra. Y, en sus manos, un don que trascendió el papel, que coqueteó con la magia, que encendió la imaginación de muchos. Manuel García Ferré, el hombre que murió ayer a la madrugada tras una operación de corazón, creó personajes sin edad y para todas las edades. Apenas se conoció la noticia de su muerte, las redes sociales se poblaron de mensajes de padres, hijos y abuelos que testimoniaron cómo su arte matizó sus infancias. O sus vidas. Y ese recorrido transversal por varias generaciones no es frecuente en un solo artista. Él, de la mano de Larguirucho, de Hijitus, de Anteojito y Antifaz y de una animada -en más de un sentido- galería de criaturas delineadas, invitó ayer a hacer un paso obligado por las baldosas de la niñez. Esas en las que él se escondía detrás de sus ‘buenos muchachos’.

García Ferré, con su hija Diana
Porque aún los supuestos malos de su catálogo, como Neurus o Pucho, tenían una dosis de bondad. “Nadie muere ni hace mucho daño en mis historias… Ya vi demasiado en la vida”, decía García Ferré, nacido hace 83 años en Almería, de donde se fue empujado por el horror de la Guerra Civil Española. “He visto correr tanta sangre, que decidí, como pude, sembrar bondad”, repetía en sus entrevistas a la hora de explicar sus comienzos en la animación.

Si bien ya no iba tantas horas como hasta hace unos años, su oficina -en Corrientes y Uruguay- era algo así como “mi lugar en el mundo”. Ahí andaba, por estos días, pergeñando su nueva película, sobre La gallina Turuleca, creación de los hermanos Aragón (Gaby, Fofó y Miliki). Acababa de volver de España, donde tuvo reuniones por la financiación del filme que, por ahora, quedará en carpeta.

Siempre protegido por alguna de sus boinas, casi un sello en su vestimenta, solía comentar que “rara vez salgo sin un cuadernito o libretita en el bolsillo. Lo que veo, lo que pasa, lo que escucho… Todo me sirve para construir personajes. Todos tienen algo que alguna vez pispeé por ahí. O sentí, ni más ni menos”. Como el linyerita Pi-Pío, su primer personaje (debutó oficialmente en el ‘52, en las páginas de la revista infantil Billiken), que, según decía, “representa lo que yo sentía, perdido en la gran Buenos Aires. Llegué aquí con 17 años, me instalé en Congreso y caminaba mucho por el barrio, con más carencias que otra cosa. Pero siempre con ganas de aprender. Yo soy un autodidacta, por eso sé que la experiencia es la madre de la ciencia”.

Una vez que consiguió trabajo (en una agencia de publicidad) y que logró terminar el secundario en un colegio nocturno, se anotó en Arquitectura, carrera que dejó en tercer año: “De ese mundo aprendí, entre otras cosas, la convicción de las rectas y la amabilidad de las curvas”. Sus frases, dichas con ese condimento español de raíz que no se diluye con los años, podrían articular un Diccionario Ferré. Nunca declamadas, siempre expresadas al correr de una charla amable.

Además del cuerpo -y el alma- que les dibujó a sus personajes, entre sus muchos logros profesionales se destacan la edición de Anteojito (casi un River-Boca de la época, junto a Billiken), varios programas de TV (como Hijitus, la primera serie de dibujos animados de la Argentina), el lanzamiento de una enciclopedia para niños y adolescentes (El libro gordo de Petete) y la publicación de revistas como Muy interesante y Ser padres hoy. Como realizador cinematográfico, estrenó Mil intentos y un invento, La aventuras de Hijitus, Petete y Trapito, Ico, el caballito valiente, Corazón, las aventuras de Pantriste y Soledad y Larguirucho. Entre sus filmes, Manuelita -basado en el personaje de María Elena Walsh- se destacó por haber sido el más taquillero del ‘99 (y haber sido el más convocante del cine argentino de los últimos 20 años) y por quedar como precandidata al Oscar del 2000.

Padre de tres hijos (Irene, Diana y Carlos), fue declarado ciudadano ilustre de la ciudad de Buenos Aires, la misma que lo recibió cuando huía de su tierra, con esa mirada triste que, curiosamente, le permitió “observar y dibujar” para transmitir alegría.

Bisbal, ahora compositor: “Eso es amar”, para Paco Arrojo


Juan Folío
La Opinión de Almería

David Bisbal ha participado en la composición de muchas de las canciones de su propio repertorio, pero aún no se ha había estrenado como compositor para intérpretes ajenos. Ya no es así. “Eso es amar' ya está en la calle en la voz de Paco Arrojo, tras su paso por el programa de Telecinco “La Voz”.


El tema se ha puesto a la venta el pasado día 26 y está editado por Universal Music. La canción fue interpretada a dúo por Arrojo y Bisbal en la actuación del pasado mes de febrero en el Palacio de los Deportes de Madrid.

Bisbal, como se recordará, fue “coach” de Paco Arrojo “La Voz”. Al finalizar el programa el almeriense manifestó que seguiría a Arrojo en su nueva andadura en el mundo de la música. También han estrenado singles por participantes del programa Paula Rojo, Rafa y Maika.

Bandera a media asta en Trulalá por Manuel García Ferré


Andrés Valenzuela
Página 12

Con banderas a media asta, homenajes dibujados y un incesante recorrido de lectores veteranos y colegas del lápiz, hoy la nación de Trulalá está de luto. Ayer, en las primeras horas de la madrugada, murió Manuel García Ferré, creador de cantidad de personajes infantiles que marcaron a varias generaciones desde la revista Anteojito y desde la pantalla del cine. El dibujante y emprendedor andaluz tenía 83 años y varias operaciones entre pecho y espalda. Tres días antes había ido a hacerse un chequeo y quedó internado. En el quirófano, finalmente, no soportó la última intervención y quedaron truncos sus planes. Porque García Ferré siempre tenía una próxima película en mente.

El Maestro recibe una placa del
Instituto de Estudios Almerienses
Era llamativo verlo en público. En principio, porque ya no se prestaba tanto para las ocasiones sociales con mucha gente. Cuando acudía a una, sus fans hacían paciente cola para sacarse una foto o dejarle un abrazo. Y siempre llamaba la atención su paciencia y su vitalidad. A la muestra retrospectiva que se le hizo en el Centro Cultural Recoleta hace un par de años llegó caminando solo y solo se fue. “Está mejor que todos nosotros juntos”, comentó un treintañero de la organización. No faltaba verdad a eso: un editor contaba que cuando el gobierno porteño anunció en Frankfurt la creación del Museo del Humor (MuHu), al llegar a Alemania García Ferré empujaba su valija y la de Carlos Garaycochea, por entonces recientemente operado.

El año pasado, en la entrega de los Premios Banda Dibujada, se mostró lúcido, dio un discurso muy cálido sobre la importancia de transmitir valores a los chicos a través de los personajes y se avino a todo el fervor que generaba entre sus colegas más jóvenes, tanto de veinteañeros apenas conocidos como de consagrados como Liniers. Esa jornada de junio recibió su último reconocimiento público: el premio a la trayectoria que le entregó el movimiento cultural Banda Dibujada, y que este año recibirá Oswal. No es casual que Oswal sea un autor cuya obra más importante, Sonoman, apareció durante una década en las páginas de las revistas que editaba el andaluz. García Ferré fue fundamental en la promoción de numerosos colegas.

García Ferré nació en Almería, España, en 1929 y emigró a la Argentina a los 17 años. Estudió arquitectura, pero trabajaba en publicidad mientras se pulía como dibujante. Fue entonces cuando dio con su primer hito, Pi-Pío, una serie por cuya reedición le rogaban sus colegas en ese último homenaje. En el universo de Pi-Pío aparecieron Oaky (“¡cosha golda!”) e Hijitus (“sombrero, ¡sombreritus!”), además de otros muchos iconos.

El gran salto lo pegó cuando consiguió llevar a Hijitus a la pantalla chica. Filmó los dibujitos animados del personaje del sombrero roto a color, aunque en 1967, cuando se estrenó, la televisión aún se veía en blanco y negro. García Ferré intuía que el color llegaría pronto y prefería estar preparado. Canal 13 transmitió al personaje con capítulos estreno hasta 1974 y desde entonces, temporada por medio, los repone. Esto convirtió a sus personajes en referentes culturales inevitables de decenas de miles de argentinos. Si un niño usa lentes o aparece peinado con raya al medio, muy probablemente en algún momento de su infancia escuche que lo apodan Calculín.

El dato de haber filmado la serie original a color, aunque los televisores de la época no podían reproducirlo, dice mucho de su perspectiva creativa. Su apuesta por el color no era fanfarronería ni quijotada sin sentido. Entre los grandes méritos del dibujante estaban un agudo sentido emprendedor y una fuerte motivación por la calidad del producto final. En más de una ocasión desechó las críticas por haber invertido un millón de pesos en la producción de una película animada, de las que hizo media docena. ¿Cómo quieren competir en calidad y popularidad con las películas norteamericanas sin invertir dinero?, planteaba. Y, excepción hecha de Soledad y Larguirucho, su última producción, sus trabajos confirmaban esa regla. Manuelita, Ico, el caballito valiente y otras producciones no tenían nada que envidiar a sus pares de los grandes mercados mundiales, e incluso se las arreglaban para cosechar algún premio internacional. No en vano le decían “el Walt Disney latinoamericano”, por el enorme éxito de sus animaciones en todo el continente.

Pero García Ferré no sólo influyó a generaciones a través de su serie animada o de sus películas. Personajes como Larguirucho o Neurus pasaban con facilidad de la pantalla al papel. De hecho, tras el éxito de su aventura televisiva lanzó Anteojito, una revista educativa para chicos que estuvo vigente durante casi cuatro décadas y llegó a vender 300.000 ejemplares, hasta que la crisis de 2001 le dio los golpes finales y debió cerrar en 2002. Allí el peso de sus creaciones se diversificó. Por un lado, porque la publicación se convirtió en un clásico y no era infrecuente la pregunta: “Tus papás cuál te compran, ¿Anteojito o Billiken?” Por otro lado, porque fue cantera e inspiración para cantidad de dibujantes. No sólo los que eran niños y pasaban tardes copiando sus historietas, sino también un montón de profesionales en ciernes que recuerdan con cariño ser atendidos por García Ferré en persona y que éste les comprara alguna página para estimularlos, aunque luego no fuera a ser publicada.

Cuando se le preguntaba por qué sus creaciones habían calado tan hondo entre lectores y espectadores, García Ferré no hablaba tanto de la calidad de la obra ni del esfuerzo que insumía, sino de “valores”. Para él, cada personaje del mundo de Trulalá era una historia que transmitía valores morales a los niños que la seguían. Estaban inspirados en personas reales, aseguraba, lo que les daba carnadura, pero sobre todo planteaban un modo de ver el mundo que, por cierto, tendía a ser conservador. Esta moralina es defendida a capa y espada por una legión de admiradores incondicionales, lectores de la vieja guardia que en los circuitos de coleccionistas agregan el posfijo “itus” a sus nombres, en “homenaje al maestro” y que regañaban a los críticos de cine “sin corazón” cuando éstos criticaron las falencias del encuentro entre la animación y la cantante Soledad Pastorutti.

Entre otras producciones, García Ferré cobijó en su editorial las revistas Muy interesante y Ser padres hoy, por ejemplo, y también creó la enciclopedia El libro gordo de Petete (que, en rigor, nunca fue un libro propiamente dicho sino hasta unos años atrás, cuando V&R Editoras recopiló todo el material disponible en un tomo). Petete también llegó a la televisión, pero de la mano de una joven Gachi Ferrari primero, y con Guillermina Valdés luego, por Telefé.

García Ferré hablaba mucho acerca de la responsabilidad social del artista. Del dibujante con su lápiz, “el escultor con el cincel, el pintor con el óleo y el músico con su flauta”. Con esa idea, afirmaba: “Los ideales y la ilusión nos traen el sentido más grande”. Su sentido, esperaba, era ofrecer una “diversión educativa”. Una estatua en Balcarce y México, en pleno San Telmo, lo reconoce por ello. Y cuenta, sobre todo, con el cariño incondicional de miles de fans. En ellos, su intención pedagógica hizo escuela. Fue su más grande logro.

La Almería insólita


Kayros
Periodista

Pocos sitios van quedando para pasar unos días de vacaciones junto al mar lejos del fragor molesto del tráfico y de la  tenaz tristeza de la vida. La fama esquinera y casi lunar de esta tierra, golpeada ancestralmente por la sequía y otras plagas bíblicas, se ha convertido por una serie de circunstancias, en la Arcadia soñada por princesas nórdicas, artistas de cine, deportistas, ministros del Gobierno  y viajeros del mundo en general con sed de infinito.

Los príncipes de Suecia, vacaciones en Almería (Hola)
Se ha despotricado mucho sobre las humanidades por aquello de que  el dinero es lo que priva, pero los que lo tienen y no suelen confundir bienestar con riqueza buscan otros rincones menos pisoteados por la alharaca de la prensa del corazón y la cámara voraz de los fotógrafos.

En otro orden de cosas, así es también como han venido a premiar las Jornadas de Teatro del Siglo de Oro  en un momento en que el panorama es desolador  y la estampía de los públicos por la subida del IVA es un hecho real. A veces la pobreza aviva el ingenio, como ya vimos brillantemente en la agricultura.

Es, en suma, la suerte extraña de una Almería insólita a la que le caen bombas nucleares cuando el sol calienta los  tomates y los niños juegan alegres en el patio de la escuela. Como ya nos advirtiera un muy ilustre visitante, Almería se debate entre la pobreza y la hermosura, y ambas cosas  hoy  suelen  atraer a las almas con sensibilidad. Dentro de lo que cabe, esta provincia no está del todo estropeada por el ladrillo gamberro. Aún quedan zonas donde todavía no ha entrado el rascacielos.

Sin embargo, un peligro amenaza la paz de este paraíso. Me refiero a la falta de seguridad tanto entre las personas como en las haciendas. Los medios de información se hacen eco diariamente de noticias nada  agradables. Antes  hablábamos de la Almería donde nunca pasaba nada, pero ahora, tras el boom del cine,   la prostitución de alto standing y la construcción  salvaje, pasan cosas, vaya si pasan.

Argentina, emocionada, despide a García Ferré


Juan Folío
La Opinión de Almería

Manuel García Ferré, el historietista almeriense que ha sido referente de varias generaciones de niños argentinos, el padre de Hijitus, de Petete y de tantas criaturas, recibió ayer la última despedida. Familiares, amigos y allegados despidieron el cortejo fúnebre de quien fuera declarado Ciudadano Ilustre de la ciudad de Buenos Aires.


Los actos de despedida se iniciaron hacia las diez de la mañana O'Higgins de Capital Federal y la ceremonia de inhumación se realizó a las 10.30 en Jardín de Paz, en Pilar.

El almeriense, en su despedida, se vio acompañado de multitud de amigos y admiradores. Todos dedicaron hermosas palabras para su persona y para su obra. Pedro Pelusa Suero, quien hizo la voz de 16 personajes de la tira Hijitus, dijo haberse "sorprendido" con la noticia de la muerte de Ferré. "Manuel era un hombre grande, que ya había tenido algunas cositas", dijo refiriéndose a su estado de salud. "Fue a hacerse un chequeo al Hospital Alemán, lo dejaron internado y se complicó".

Suero comentó que Ferré, durante los años 70, llegó a tener "unos 50 dibujantes contratados para entregar un minuto por día" a la tira televisiva de Hijitus, ya que "se hacían 18 dibujos promedio por segundo". 

Sendra, creador del personaje Matías, que se publica en Clarín, destacó que García Ferré "era una fuente a la que se recurría constantemente para trabajar" por otros dibujantes. Sendra definió al fallecido como "una persona afable y agradable en el trato y una especie de manantial" al que se recurría, y que "de vez en cuando decía frases de una simpleza absoluta y de una verdad increíble". "Me acuerdo de una vez en una sobremesa, cuando él, con esa vocecita suave, me dijo 'mirá Fernández, solamente el ser humano busca dos cosas, sobrevivir y reproducirse; eso es todo'", rememoró.

Para don Manuel García Ferré

José Massaroli
Historietista


Jueves 28 de marzo. Suena el teléfono, la voz de un viejo amigo, Santiago Scalabroni, llamando desde la lejana Atenas. Charlamos, la radio que da encendida. Al rato, le comento: "mirá vos, están pasando la música de Trapito" (la película que estaban haciendo en Producciones García Ferré cuando fuimos compañeros ahí). "Claro, se murió, ¿no sabías?", me llega la respuesta totalmente inesperada. Un balde de agua fría. No parece broma... Se murió García Ferré... De pronto, no hay palabras... 

Un creador excepcional. Uno de los hombres a los que más le debo en mi carrera como dibujante. Un ser humano increíble. En el Face empiezan a aparecer fotos, lamentos, adioses. Fin de una época. Triste noticia. ¿Con qué lo vamos a reemplazar, don Manuel?... Imposible. Usted es único. Dede mi infancia, Pi-Pío y el caballo Ovidio me aseguran, junto con los Hijiitus, Larguirucho, Pucho, Neurus... de mi adolescencia, de mis primeros trabajos con usted, que no te vas, ¡que no te irás nunca, "gallego" querido!

¡Hasta siempre, don Manuel!
Lo que sigue lo escribí cuando don Manuel cumplió 80 años, en 2009. Hacía mucho tiempo que no lo veía. Poco después pude compartir un entrañable almuerzo con él  y decirle, como pude, todo esto que siempre sentí::


Para Manuel García Ferré, en el día en que cumplió 80 años




Un día de junio de 1973, joven y entusiasmado, llegué al edificio de la calle Viamonte con apenas 20 años, una carpeta llena de dibujos y una cabeza llena de sueños.


No lo podía creer...

Estaba en el mágico lugar de donde habían salido las maravillas que deslumbraron mi reciente niñez: aquellos dibujos animados en que Anteojito y Antifaz publicitaban "el rico Mantecol", aquella revista Anteojito de la que compré el número 1 y todavía no me perdono el haberla perdido, aquellos episodios diarios con las aventuras de Hijitus que no me perdía por nada, frente al televisor en blanco y negro de mi casa en Villa Ramallo. Por ese entonces, yo anunciaba a quien quisiera oirme: "¡Algún día los dibujaré yo mismo!"

Y ahora, el más sorprendido era yo, de que aquella audaz e inocente profecía de un chico del interior estuviera a punto de cumplirse: De pronto, yo estaba allí, en su despacho, contemplando los fascinantes bocetos para la película de Trapito, que se estaba realizando por aquellos tiempos y que colgaban de la pared, mientras el mismísimo Manuel García Ferré examinaba mis dibujos uno por uno.

Como en un sueño, el hombre, bajito pero derecho, mirándome con ojos chiquitos detrás de gruesos cristales, sonriendo debajo de su eterno bigote, ¡me estaba ofreciendo trabajo en su empresa!
Por supuesto, trabajo de principiante. Mis estudios de dibujo por correo no daban para más en ese momento, pero era mucho, muchísimo: Me tocó pasar a tinta los fondos de las historietas con las aventuras de Hijitus, que eran dibujadas por un equipo de varios dibujantes.

Ese día, García Ferré abrió para mi de par en par las puertas del mundo del dibujo. Allí, en una amplia oficina de un séptimo piso de la calle Viamonte, y al año siguiente, en Corrientes al 1300, conocí a grandes dibujantes, de los que aprendí tanto, tanto viendo lo que hacían y cómo, compartiendo con ellos "los trabajos y los días". ¡Era el lugar en que ocurrían las cosas! Ahí, llegaba Oswal con los enormes originales de Sónoman y yo dejaba todo para correr a admirarlos cuando los desplegaba sobre alguna mesa; allí se aparecía Arancio y se ponía a contar cuentos santafesinos mientras sacaba a relucir sus increíbles dibujos a pluma; allí, el gran Bruno Premiani, haciendo gala de su invencible acento italiano, pasaba entre nuestras mesas con sus magníficas ilustraciones. Yo me infitraba en el sector de animación y veía a maestros como Néstor Córdoba, como Pérez Agüero, me quedaba  charlando con Natalio Ziruilnik, fanático de la historieta, espiaba al enigmático Hugo Csecs dando asombrosas pinceladas... En la recepción, yo me cruzaba, haciendo antesala como cualquier mortal, a Oesterheld, que escribía guiones de incógnito para Larguirucho, a Breccia, a los dos Salinas, y tantos otros famosos... Hasta Lucho Olivera anduvo por ahí, el día en que le pidieron una muestra y en un rato, sentado frente a mi mesa, con los colores que le alcanzaron, ¡se mandó la batalla de Solferino en todo su esplendor!

Encontré compañeros que se convirtieron en amigos de toda la vida, como Raúl Barbero, Santiago Scalabroni, Natalio Zirulnik, Alberto Grisolía... incluido Leandro Sesarego, que me llevaba muchos años y, justamente por eso, no vacilaba en enseñarme y aconsejarme sin dejar de pintar pacienzudamente sus envidiables ilustraciones.

Pasaron dos años y la "historieta seria" me reclamó. Por ese entonces, era lo que yo más quería hacer, y partí rumbo a la editorial Columba y la aventura de un futuro incierto pero fascinante.
Pero nunca olvidé todo aquello, ni lo que "el señor García", como lo llamábamos todos afectuosamente, hizo por mí. No contento con eso, volvió a brindarme su ayuda en 1981 cuando, falto de trabajo, me di una vuelta por su oficina ¡y salí nada menos que con un guión de Leonardo Wadel, otro prócer de nuestra historieta!

Siempre cálido, atento, humano, tengo una deuda enorme con este hombre. ¿Cómo es que todavía no le he dicho simplemente "Gracias"? Esta es la oportunidad: Hoy, que han pasado 36 años desde aquel día en que lo conocí, desde lo más hondo de mi corazón, ¡le agradezco, Don Manuel, en nombre de aquel chico callado y solitario, perdido en la gran ciudad, a quien usted le dio, más que un trabajo, un mundo!

Y le digo gracias, además, por todos aquellos chicos a los que usted les iluminó la infancia con la magia de sus películas tiernas y emotivas, esas revistas y esas historietas que se vendían como pan caliente, esos personajes entrañabes como Pi-Pío, el caballo Ovidio, Larguirucho, el profesor Neurus, Pucho, el Boxitracio y tantos otros, adoptados por la gente, transmitidos de padres a hijos, y que ya no corren el más mínimo riesgo de pasar al olvido: Porque ya no son suyos, Don Manuel, hace tiempo que nos pertenecen a todos. los chicos de antes, los de ahora, los de siempre.
(http://jose-massaroli.blogspot.com.es/2013/03/para-manuel-garcia-ferre.html)

Argentina entera llora la muerte del almeriense Manuel García Ferré, padre de Petete





Sigamos disfrutando del "Quinto Evangelio según Almería"


Rafael Leopoldo Aguilera
Director del Instituto de Estudios Almerienses (IEA)

Son tantos los elogios hacia el Papa Francisco que en algunas ocasiones, por no decir en su inmensa mayoría, es para poner en entredicho no solo al Papa emérito, sino a sus antecesores, Juan Pablo II, Juan Pablo I y Pablo VI. Parece ser, iuris tantum, que los 110 cardenales que han tomado parte del Cónclave han estado tan acertados en la decisión colegiada que, incluso, ellos mismos, tras la elección del Santo Padre, pueden coger la maleta y marcharse a un monasterio, eso sí, en el autobús, a purgar sus pecados, si quieren alcanzar la santidad divina. 

Francisco
Cuestionar la inmensa labor que desde el Concilio Vaticano II han realizado los Santos Padres y Cardenales al frente de la Iglesia Católica, y por ende clérigos, religiosos y laicos, es tener una visión muy sesgada, por no decir, reducir a mínimos de carácter civilista las actuaciones eclesiales tan importantes que se han adoptado en la curia vaticana en los últimos 50 años; y ahí están recogidas en la web del Vaticano y diócesis las diversas Encíclicas, discursos y mensajes que han desarrollado lo expresado por los sinodales en el Concilio último. Seguramente, no todo ha sido un camino de rosas, pero tampoco es para mortificar y echar por tierra toda la labor realizada, como si todo lo anterior hubiera sido de 3ª división. 

Se da a entender que los anteriores Papas han estado más cercanos al Concilio de Trento que a las Normas Internacionales que tratan de evitar toda clase de vulneraciones, atropellos e ilegalidades en todos los países, incluso donde los católicos son asesinados por motivos de creencias, por solo ir a misa o llevar una cruz de madera en el pecho. Los anteriores Papas y curiales vaticanistas por lo que se ve no han sido sociables, cercanos, humildes; como si los actuales gestores de ámbito cívico-social fuésemos mejores que los que nos antecedieron. 

Considero que todos los presidentes que me antecedieron en la corporación cofrade agrupacionista hicieron lo que tuvieron que hacer, y ahora hacen lo que deben de hacer, pero todos, sin excepción, con mucha fe en el apostolado y evangelización. 

Cada época tiene sus condicionamientos sociales. Si ahora toca sandalias, chaqueta de pana, pantalón gris marengo, pectoral de madera, mitra de poliéster y muchos gestos, miradas y silencios, pues no está nada mal, puede ser que valga mucho más que muchas cansinas palabras pero, al final, solo queda el obras son amores, y si desvestimos a la liturgia de todo ritual, nos quedamos huérfanos. No creo que sea cuestión de volver a llevar los pasos a ruedas, las candelerías con luz eléctrica y las flores de plástico. 

A los purpurados les quedan muchos retos por delante hasta la llegada al Apocalipsis, aunque creo que otras religiones tienen aún más trabajo para adaptar sus doctrinas al s.XXI. Es cierto que temas que se suscitan en programas de carácter frívolo (la enajenación del Vaticano, el papel de la mujer en la Iglesia, ecumenismo, democracia eclesial...), serán cuestiones que se plantearán, y que solo a la luz del Evangelio y la tradición patrística podrán encontrar la verdadera y auténtica palabra de espiritualidad para su reconducción, purificación y sentido común eclesial. 

En todo caso, seguiremos disfrutando del 'Quinto Evangelio según Almería' en nuestras calles y plazas, y del Triduo Pascual en los templos, para que Almería siga siendo más cofrade y nazarena por los siglos de los siglos.
(Diario de Almería)

Petete se queda huérfano: muere el almeriense Manuel García Ferré


Emilio Ruiz
www.emilioruiz.es

Manuel García Ferré, el más venerado historietista argentino de todos los tiempos, se nos ha ido para siempre. Con 83 años de edad, había acudido el Hospital Alemán, de Buenos Aires, hace tres días a hacerse un cheque rutinario. Allí se quedó su vida tras una infructuosa operación de corazón. Sus restos mortales serán inhumados hoy en el Jardín de Paz, de Pilar.

Petete es uno de los muchos personajes creados por
el almeriense Manuel García Ferré
García Ferré nació en Almería el 8 de octubre de 1929. Aquí empezó a cursar el bachillerato, y cuando tenía 17 años sus padres decidieron huir de las miserias de la posguerra emigrando a Argentina.

Dos momentos de su juventud han marcado la vida y la obra de García Ferré:

Uno, el Mediterráneo. Siempre recordaba que, siendo un chiquillo de Almería, casi todas las mañanas bajaba corriendo a la playa, Paseo abajo, con una libreta bajo el brazo y lápices de colores en los bolsillos. Mientras observaba el Mediterráneo, garabateaba sus fantasías. Paulatinamente su libreta se fue convirtiendo en carpeta de dibujos. En ella se mezclaban retratos de personas imaginarias, dibujos de paisajes y caricaturas de sus maestras y compañeros de escuela. “Yo sostengo que haberme criado hasta los 17 años a orillas del mar me dio mucho sentido del color. El Mediterráneo es azul muy profundo y tiene un cielo del mismo color. Un lugar con una claridad única. Para mí el clima influye. Siempre digo que los griegos pudieron desarrollar un pensamiento tan amplio porque surgieron en el Mediterráneo”, confesaba en 1999 al diario La Nación.

El otro, la Guerra Civil española. "Mis personajes tienen un fin didáctico o moralizador porque expresan ternura, sabiduría, en lugar de violencia o expresiones de mal gusto. Creo que haber sufrido la Guerra Civil Española hizo surgir en mí la idea de buscar personajes que fueran símbolos de comprensión y de paz", decía también al mismo periódico argentino.

El Libro Gordo de Petete
se ha publicado en medio mundo
En Buenos Aires, García Ferré termina el bachillerato y se matricula en Arquitectura, carrera que abandona en cuarto curso, arrastrado por el éxito. Su primer gran personaje, Pi Pio, se convierte en 1952 en una de las estrellas de la más importante revista infantil, Billiken. En 1959 funda la agencia Producciones García Ferré y ve cómo otro de sus personajes, Calculín, también atrae la atención del mundo infantil. Sus publicidades animadas se convierten en sucesivos éxitos. Con unos gatitos de Lanas San Andrés gana un premio Martín Fierro en 1964.

Este mismo año García Ferré saca a la luz la revista infantil Anteojito, que durante 37 años y con 1.925 números publicados ha sido un clásico de ayuda escolar. En 1967 Producciones García Ferré, con una plantilla de 80 empleados,  lleva a la televisión una propuesta muy creativa, la primera serie de dibujos animados titulada Las aventuras de Hijitus, que relataba la historia de un niño bueno y noble con poderes mágicos. Se emitió hasta 1974. Tras Hijitus vinieron Larguirucho, Pucho, Serrucho, Oaky, el profesor Neurus y la bruja Cachavacha.

Los estudios de García Ferré crecían y cada vez se sumaban más empleados, porque a la parte editorial se sumaba la realización de películas de largometraje en colores, que se realizaban en paralelo a la serie de Hijitus. En 1972 se estrena Mil intentos y un invento, el primer largometraje de dibujos animados argentino con Anteojito y Antifaz como protagonistas. Un año más tarde Las aventuras de Hijitus es llevada al cine, y en 1975 vuelve a deleitar al público con Petete y Trapito, que venía de la mano del éxito de El Libro Gordo de Petete.

El muñeco de peluche Petete apareció en la televisión con una joven presentadora, la modelo y actriz Gachi Ferrari. El programa se transmitió entre  1970 y  1980 en Argentina Uruguay, Perú, Bolivia, Brasil, Chile, Venezuela, Colombia, Ecuador, México, Puerto Rico y España, donde compitió con el famoso Topo Gigio. A principio del 2000, Telefé comenzó a transmitir nuevos cortos de El Libro Gordo de Petete, pero esta vez acompañado por la modelo Guillermina Valdés.

Con sus dibujos animados,  García Ferré marcó la infancia de varias generaciones en Argentina. Durante su carrera se destacaron exitosas películas para niños como Trapito, Mil intentos y un Invento, Ico: el caballito valiente, Pantriste: Corazón, las alegrías de PantristeManuelita, etc. El año pasado, a sus 82 años, estrenó su última película, Soledad y Larguirucho, una historia protagonizada por la cantante Soledad Pastorutti, que combinó dibujos y personajes reales.

García Farré se casó con la escritora Inés Geldstein, con la que tuvo tres hijos, Carlos, Diana e Irene. En 1994, después de 5 años de viudez, se casó con María Inés, una colaboradora de su editorial. Los premios recibidos a lo largo de su carrera se cuentan por cientos. El 22 de Septiembre del 2009 fue declarado Ciudadano Ilustre de la Ciudad de Buenos Aires.

David Bisbal presume de 5 millones de seguidores en Twitter


Bang Showbiz
Esmas Espectáculos
El cantante andaluz David Bisbal se ha convertido en uno de los artistas más mediáticos en las dos orillas del Atlántico, gracias en parte al éxito multitudinario del que ha disfrutado su gira acústica tanto en España como en diversos países del continente americano. Sin embargo, una parte más que importante de su base de fans no se concentra en los auditorios sino en la red social Twitter, donde la estrella de la música acaba de rebasar la cifra de 5 millones de seguidores con los que interactúa a diario a pesar de su apretada agenda profesional. El aumento de admiradores que siguen a diario las peripecias del extrovertido intérprete en la plataforma virtual ha sido meteórico en el último año, un período en el que Bisbal ha logrado doblar su cantidad y pasar de los 2.5 a los más de 5 millones que ahora registra su perfil.
El anuncio que ha desatado la celebración por haber superado tan importante marca ha tenido lugar, no obstante, en la página oficial del artista, donde se admite que la exposición pública que ha otorgado a Bisbal su incesante periplo por todo el mundo ha tenido un importante efecto en sus cuentas tanto de Facebook como de Twitter. De hecho, en esta última red social el incremento de seguidores ha llegado hasta la cifra de un millón contando desde el pasado mes de septiembre.
David Bisbal

Aunque al simpático almeriense todavía le queda un largo camino para llegar a los más de 8 millones de acérrimos fans que tiene su amigo Alejandro Sanz en el mismo espacio de internet, parece que el rubio vocalista no se va a esforzar demasiado en los próximos meses a la hora de ampliar su número de seguidores con la ayuda de más espectáculos en directo. De hecho, tras el fin de una gira que se ha extendido durante dos años, Bisbal sólo piensa ahora en descansar y disfrutar de su familia hasta que llegue el verano.
"En esta gira me acuerdo todos los días de mi hija. Cuento los días, las horas y los minutos que faltan para llegar a España, porque no es normal estar un mes y medio fuera como en esta última ocasión, ya que normalmente trabajo en Europa o vengo a Latinoamérica esporádicamente. El hecho de estar separado de ella es el único motivo de sufrimiento que tengo cuando salgo de gira, ya que mi hija supone la mayor inspiración que tengo en mi vida. De España, se echa de menos todo, el ambiente, tu casa, tu familia, estar relajado, pero claro, dormir en tu cama es lo que más se echa de menos. Como en tu cama no duermes en ningún lado", confesaba Bisbal en medio de su triunfal gira.

¿Tú sigues a David Bisbal en Twitter?

El traje típico de Almería


Pedro Asensio
Economista

En esta portada del programa de feria de agosto de 1953 (gentileza de Jesús Ruz de Perceval) se observa el verdadero traje típico de Almería. Creo que las administraciones públicas, fundamentalmente el Ayuntamiento, a través de Cultura, Fiestas Mayores o Participación Ciudadana o la Diputación (francamente, de la Junta de Andalucía espero bien poco), debería emprender acciones de promoción y divulgación de nuestra historia, patrimonio, costumbres y tradiciones.

En feria, por ejemplo, podría organizarse un evento en los que los ciudadanos se presenten ataviados de los trajes genuinos. Los concursos de mascotas, el capote de oro o las regatas de vela frente al club de mar están muy bien, pero hay otras cosas. Ah, pero no solo las administraciones públicas, la ciudadanía, lo que se denomina "sociedad civil" también tiene una gran responsabilidad en este asunto.

Un sondeo de Simple Lógica da datos preocupantes para el PP y demoledores para el PSOE


Juan Folío
La Opinión de Almería

Malas noticias para Mariano Rajoy y peores aún para Alfredo Pérez Rubalcaba. Según un sondeo hecho público por Simple Lógica, partner de Gallup en España, sigue descendiendo el respaldo electoral para el PP (31,2%) y para el PSOE (21,5%), mientras se incrementan los apoyos para las formaciones más minoritarias. Menos de uno de cada cinco ciudadanos aprueban la actuación de los líderes de los principales partidos: Mariano Rajoy (18,2%), Alfredo P. Rubalcaba (10,9%) y Cayo Lara (17,7%).

Tabla 1: Estimación de intención de voto

Si si dieran estos resultados, podría producirse una profunda modificación del sistema de partidos vigente en España en las últimas décadas. Baste señalar que el porcentaje de los votos concentrados en las dos formaciones políticas con mayor apoyo electoral, PP y PSOE, experimentaría ahora un descenso de unos veinte puntos porcentuales con respecto al que obtuvieron en la anterior convocatoria electoral. En cambio, se incrementaría sustancialmente el porcentaje sobre los votos a candidaturas que recibirían otras formaciones de carácter más minoritario. En concreto IU y UPyD verían como sus porcentajes de voto experimentarían un ascenso tal que supondría duplicar los que obtuvieron en la convocatoria de 2011.


Gráfico 1: Estimación de intención de voto PP y PSOE

La estimación de intención de voto de Simple Lógica otorga al Partido Popular el 31,2% de los votos a candidaturas, lo que supone un descenso de 14 puntos con respecto al resultado que obtuvo en las últimas Elecciones Generales. Por su parte, el Partido Socialista reduce a algo menos de diez puntos la distancia de casi 16 que le separó del PP en esa convocatoria electoral, pero ese recorte no se debe a un incremento de los apoyos que recoge en el electorado, sino a que el descenso de dichos apoyos es menos acusado que en el caso de los populares. En concreto, se debilita la posición del PSOE como alternativa de gobierno, ya que desciende siete puntos el porcentaje de sus apoyos electorales con respecto a las últimas Elecciones Generales.


Tanto en el caso del PP como en el del PSOE hay que destacar la baja tasa de fidelidad de voto que tienen ahora. En ambos casos representan menos de la mitad de quienes les votaron en 2011 los que ahora declaran que volverían a hacerlo. En el caso del PP representan un 40,6% y en el del PSOE un 33,2%.

Gráfico 2: Estimación de intención de voto otros partidos

La pérdida de votos de los dos grandes partidos se produce principalmente hacia la abstención, representando al menos uno de cada cinco votantes de cada uno de esos dos partidos los que ahora declaran que no votarían. La otra pérdida de votos se produce a favor de partidos con menor apoyo electoral. En este sentido hay que destacar cómo IU recibe el 9,5% de los votos que obtuvo el PSOE en 2011 y UPyD el 5% de quienes votaron al PP en esa ocasión. Es mínima y prácticamente irrelevante la transferencia de voto entre los dos partidos con mayor apoyo electoral.


A propósito del respaldo que las demás formaciones políticas obtienen, se observa un claro fortalecimiento de los apoyos, como ya se ha señalado, en el caso de IU, de UpyD y del conjunto de las demás formaciones de carácter minoritario, excluidas las de CiU y PNV.

El Índice de popularidad de los líderes de las tres principales formaciones políticas se sitúa en unos niveles claramente bajos, según los resultados del mismo sondeo de SIMPLE LÓGICA, partner de Gallup en España.

Los tres líderes de los principales partidos obtienen un nivel de aprobación de su actuación política claramente bajo, representando en los tres casos menos de uno de cada cinco ciudadanos los que valoran su actuación en términos de aprobación.

Gráfico 3: Popularidad de líderes políticos Gráfico 4: Evolución de la popularidad de líderes políticos (% aprueba)

Además, tanto para el Presidente del Gobierno como para el líder del principal partido de la oposición la evolución registrada en el último año es claramente desfavorable. El porcentaje de quienes aprueban la actuación política del primero (18,2%) es ahora más de 20 puntos inferior al que obtenía en el mes de abril del año pasado , en tanto que el de quienes aprueban la actuación del líder socialista ha descendido 16 puntos con respecto a esa misma fecha y se sitúa en el 10,9%.

Tabla 2: Popularidad de líderes políticos según partido votado E.G.2011

La baja valoración de la actuación de los líderes se refleja también en el menor respaldo que obtienen dentro de los propios votantes de sus formaciones políticas. Es de destacar que ninguno de los líderes de los dos principales partidos consiguen que al menos la mitad de sus propios votantes aprueben su actuación política.

En el caso del Presidente del Gobierno entre los votantes del Partido Popular representan un 49,1% los que le dan su aprobación y es algo inferior el porcentaje de quienes valoran su actuación en términos de desaprobación (44,1%).

En relación a Alfredo Pérez Rubalcaba la situación dentro de la base electoral de su partido es más desfavorable. Son menos de uno de cada cuatro votantes socialistas (23,8%) los que aprueban su actuación, frente a siete de cada diez (70,1%) que suponen los que la desaprueban.

En el caso de Cayo Lara, sin embargo, representan algo más de la mitad de los votantes de IU (56,4%) los que aprueban su actuación, frente al 38,2% que suponen los que la desaprueban.
(http://www.simplelogica.com/iop/iop13005.asp)

Periodismo execrable


Andrés García Ibáñez
Director del Museo Casa Ibáñez

Nota de la Redacción de La Opinión de Almería: Sobre la situación de la prensa de papel de Almería, el pintor Andrés García Ibáñez ha escrito un atrevido artículo en Diario de Almería, que reproducimos a continuación. El artículo puede ser o no compartido en todos o en algunos de sus términos, pero consideramos que sirve para la meditación.

Algo huele mal en la redacción de los periódicos y otros medios de comunicación. Periodistas maltratados y cobrando sueldos indignos, cuando no despedidos sin la menor consideración. Las líneas editoriales plegadas a los intereses del que pone dinero, generalmente desde el poder político y económico. Hoy es difícil saber, como antaño, la ideología exacta de un diario; los medios son esclavos de señores exigentes que hacen su capricho y compran voluntades. Hasta en alguna ocasión hacen persecución y escarnio público, con total impunidad, de aquellos díscolos que se atrevan con los trapos sucios. Se silencian o se airean los casos de corrupción dependiendo de quien sea el pagador todopoderoso; con frecuencia, el corrupto ha comprado a los medios de su entorno -con dinero público, por supuesto, lo que hace más miserable y repugnante la cosa- y los ciudadanos del lugar han de enterarse de sus andanzas por la prensa nacional o extranjera. 

En algunos periódicos de provincias, no sólo son el político omnipresente de turno o el empresario putrefacto los que condicionan los criterios selectivos de noticias y su tratamiento; también la naturaleza cotilla, epidérmica, de una sociedad aborregada y estulta determinan la preponderancia de ciertos titulares que versan sobre asuntos anecdóticos frente a otros verdaderamente importantes y de mayor enjundia.

En esta línea, y por centrarnos en la sección cultural de algunos periódicos a los que aludo, vemos una nada despreciable cantidad de páginas copadas por romerías y desfiles, fiestas patronales, saraos erótico-festivos de toda índole, rutas de la tapa, concursantes del gran hermano y vagos de toda especie haciendo declaraciones estúpidas y vergonzantes; una pléyade de sucesos e individuos deleznables, escogidos frente a la nómina de exposiciones, conciertos y otros ciclos culturales de nivel.

Y por ser más concretos, ahora que andamos en la semana de pasión, he comprobado como algún diario ha suprimido íntegramente su sección cultural, ocupada entonces por páginas y páginas dedicadas en exclusiva a los desfiles del incienso, desde todas sus ópticas y posibles miras. Un hartazgo de ñoñería estupidizante y cargante para el engorde de sesos acolchados. Pero -dicen- la cosa cunde, y se hartan de vender ejemplares en los kioscos.

Corrupción


Rosalía Martín Escobar
Diputada de IU del Parlamento de Andalucía 

El presidente de la Diputación Provincial de Almería y del Partido Popular en Almería, Gabriel Amat, ha manifestado que "la corrupción es mala para todo el mundo" y supone un "desastre". Ideal Almería

Qué manera de echar balones fuera. Habrá que recordarle que la corrupción no sólo son sobres, que también es beneficiarse de lo público, y utilizar el taller municipal para beneficio propio también lo es. Así , que arregle el desastre de su concejala y la expulse en beneficio de la ética y la democracia. No valen lamentos, hechos y no palabras es lo que necesitan los ciudadanos.

Almeriense, cofrade y afiliado al PP


Juan D. Gómez

Estudiante de Trabajo Social

“Almeriense, cofrade y afiliado del Partido Popular”. Esa podría ser la bio del twitter del modelo ideal de cofrade en nuestra ciudad. Al menos es lo que desde algunas hermandades y círculos “capillitas” nos hacen creer año tras año. Por suerte, la Semana Santa de Almería lleva detrás el trabajo, esfuerzo y dedicación de cientos de personas que trabajan sin remuneración alguna; personas que por desgracia no ocuparán las portadas de los tradicionalmente comprados periódicos de la provincia.

Política y religión
Año tras año, los políticos de turno ven en la Semana Santa una mina de oro para asomar la cabeza, darse golpes de pecho y, si queda tiempo, abrazar a algún nazareno con capirote para que quede una estampa digna de portada. Lo mismo dan la orden de levantar un palio, un misterio o su propio culo de la silla de la tribuna oficial del Paseo (la única cuyo aforo no se ha visto este año reducido) cuando pasa la cofradía de turno. El caso es salir, aparentar y que nos vean, porque lo que no se ve no cuenta y en consecuencia no sirve de nada.

Yo no les voy a engañar: soy un agnóstico convencido que admite sin complejos su afición por la Semana Santa, por el olor a incienso y por el tintineo de las bambalinas de un palio. Prefiero quedarme con los detalles de una imagen o la minuciosidad de un bordado que pensar en lo que lleva detrás toda esa parafernalia, que cada vez vemos que es menos. Es por ello que me veo obligado a romper una lanza en favor de la Semana Santa de Almería y señalar a los “judas” que la tienen secuestrada.


Esta misma mañana conocíamos una noticia inesperada: la Hermandad de Las Angustias remodelaba por completo su itinerario, a menos de 48 horas de realizar su estación de penitencia, debido a que el mismo Ayuntamiento que dice estar entregado en cuerpo y alma con la tradición no se había dignado a subsanar los problemas que impedían que la hermandad pudiese cumplir su recorrido por las calles establecidas. Estos eran básicamente quitar un par de pivotes y subir varios cables, a priori nada complejo.

Pero no es la primera de esta Semana Santa. Después de la penosa imagen de la carrera oficial, que ha visto reducida prácticamente a la mitad el número de asientos ofertados gratuitamente (es decir, pagados con fondos públicos) a la ciudadanía para disfrutar de los desfiles, también nos enterábamos a través de la Unión de Policía Local y Bomberos de Andalucía-Almería (UPLBA) de que la propia policía local no dispone de efectivos suficientes para ordenar el tráfico y hacer que la movilidad en la ciudad sea algo más llevadera durante estas tardes de procesiones y caos.

Pero es que al final hermandades y “capillitas” tienen lo que se merecen. ¿Por qué? Por agachar la cabeza cuando el concejal de turno recorre un pasillo de cámaras hasta el martillo de un paso. Por aplaudir cuando el alcalde se acerca a una iglesia minutos antes de que llegue la hora de abrir las puertas. Por vender la semana santa al político de turno y prostituir la devoción de la gente a unas siglas. Por permitir todo lo anterior y luego quejarse desde el anonimato que proporciona la red: tienen lo que se merecen.

Nuevo libro


Mirada gótica
Macarena Ruiz
Esquinas
Escritora

La Editorial Círculo Rojo me publicará el próximo mes de abril un nuevo libro, dentro de su colección de poesía, titulado La Puta que hay en mí.  La obra estará formada por cuatro poemarios: Disparates léxicos, La Luna y la Nieve, Venus y Poética Discal: Hernia Emocional

Inventado en forma de aforismos, teatro, poesía o prosa poética, casi doscientas páginas de locura entregarán al lector al suicidio literario. Una obra romántica que sigue a Luna Azul, Luna Roja, Andrómeda y Huella de Cristal, editados en el mismo sello editorial.

Poesía y realidad van siempre de la mano. Locura e imaginación rugen en el cielo.