Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz


Encuesta El Correo: el PP se desploma y el PSOE no remonta


El Correo de Andalucía
Redacción

Un año después de las últimas elecciones autonómicas, el Partido Popular se desploma en Andalucía, el Partido Socialista resiste sin remontar el peor resultado de su historia en unas andaluzas e Izquierda Unida avanza. No obstante, los resultados ante unas hipotéticas elecciones autonómicas permitirían consolidar un segundo gobierno de izquierdas, PSOE e IU, en Andalucía. Además, UPyD también sube en apoyos hasta lograr colarse con grupo propio en la Cámara autonómica, que mostraría posiblemente la foto menos bipartidista de su historia. El PA camina sin remedio hacia la desaparición.

Es la fotografía que arroja el Barómetro Sociopolítico de Andalucía que publica El Correo y que ha sido dirigido por el investigador Lozano Aguilera, de la Universidad de Jaén, a partir de 2.000 encuestas telefónicas realizadas en las ocho provincias del 21 de enero al 8 de febrero.

En esta encuesta vuelven a repetirse datos para que se enciendan las alarmas en el puente de mando de los partidos en Andalucía. El descrédito de los dirigentes y el desapego de los ciudadanos hacia los políticos y las instituciones públicas no hace más que crecer en plena crisis económica y en mitad de duros escándalos de corrupción. Los andaluces constatan de nuevo de forma mayoritaria que los partidos políticos tradicionales no les inspiran ninguna confianza.Así lo declara directamente el 49,3% de los ciudadanos. Aseguran que los políticos ni defienden los intereses de los ciudadanos ni se preocupan de los problemas y necesidades de los andaluces, con porcentajes que apoyan estas tesis por encima siempre del 40% de los encuestados. Ninguno de los líderes políticos alcanza el aprobado.

En Andalucía, a la luz de los resultados de esta encuesta, la situación política sería algo más estable de la que se dibuja por otros sondeos para España, que apuntan que ningún partido lograría superar la barrera del 30% que se necesita de forma mínima para formar gobierno. Aunque también en la comunidad se registra una atomización del voto en detrimento de los mayoritarios, permitiendo la subida de formaciones como IU y UPyD, lo cierto es que el Barómetro indica que el PSOE sobrevive como el partido favorito para los andaluces a pesar de su derrota del pasado marzo, con el peor resultado de su historia. Los socialistas, como atestiguaron las urnas la pasada primavera, siguen viviendo sus horas más bajas desde 1994, cuando llegaron a verse acorralados en el Parlamento andaluz y disolvieron la Cámara para convocar elecciones anticipadas. Prácticamente el PSOE se mantiene sin cambios desde las últimas autonómicas.

El Barómetro Sociopolítico indica que, de celebrarse ahora mismo unas elecciones, cosecharía el 39,1% de los votos, con un resultado prácticamente idéntico al del pasado mes de marzo (39,5%). Los socialistas sobreviven pero son incapaces de avanzar y remontar la grave pérdida de votos que se constató en las pasadas elecciones. Ni siquiera con una oposición del Partido Popular en caída libre, valorada muy negativamente por los andaluces y con un jefe de filas desconocido para la mitad de los ciudadanos, el PSOE andaluz de José Antonio Griñán recupera el crédito ante sus votantes tradicionales. Su situación podría calificarse de estable dentro de la gravedad.

Quizás lo más llamativo de la encuesta que hoy publica este periódico es la brutal pérdida de apoyos que sufriría el Partido Popular en Andalucía. Hasta un 37,5% de los electores del PP en las últimas autonómicas no volverían a votarlo en este momento. El PP se desploma sin que, según parece, nada pueda evitarlo. Según el sondeo, en unas hipotéticas elecciones andaluzas el PP hoy obtendría el 29,5% de los votos, once puntos menos que el resultado que obtuvo en las urnas en 2012 (40,7%). Los populares llegaron a los comicios autonómicos en plena forma, tras encadenar dos victorias históricas en Andalucía en las municipales y en las generales, en las que por vez primera superaron en número de votos al PSOE. Todos los sondeos decían hace un año que el PP iba a lograr la mayoría absoluta necesaria para hacerse con el poder de la comunidad después de tres décadas de gobiernos socialistas. Pero los ciudadanos rompieron las encuestas. El PP, con Javier Arenas entonces como candidato, logró el mejor resultado de su historia, tienen hoy 51 diputados en el Parlamento andaluz, pero se quedaron a las puertas de la mayoría absoluta. Esa pérdida de apoyos que supuestamente constataron las urnas hace un año, cuando ya el PP de Mariano Rajoy llevaba un trimestre largo en La Moncloa aplicando sus recetas anticrisis, ha ido en vertiginoso aumento. Los populares retrocederían a sus peores resultados y volverían a quedarse con un grupo muy débil en la Cámara, perdiendo todos los avances que habían ido consolidando desde 2004.

Izquierda Unida es posiblemente el partido más beneficiado por la actual situación política. A la luz de este Barómetro, la formación que hoy lidera Diego Valderas y que por vez primera en su historia gobierna en coalición con el PSOE, registraría una subida de más de cinco puntos porcentuales respecto al apoyo que obtuvo en las urnas hace un año, cuando ya protagonizó una importante subida que le permitió doblar el tamaño de su grupo parlamentario. Este sondeo sitúa a IU con el 16,4% de los apoyos, un porcentaje muy similar, según el histórico de resultados de las autonómicas, al que logró en 1994, cuando con un 19,14% de los apoyos se hizo con un potente grupo de 20 de los 109 diputados del Parlamento y batió su mejor marca en Andalucía. A pesar de que hay muchos sectores de IU incómodos en coalición con los socialistas, la encuesta señala que este pacto sienta mejor electoralmente a IU que al PSOE. El partido de Diego Valderas, que pelea por convertirse en el partido hegemónico de la izquierda en Andalucía -lugar que durante años han ocupado los socialistas-, seguiría sumando a parte a votantes descontentos del PSOE.

Otro minoritario que se beneficiaría de la pérdida de apoyos de los grandes partidos es UPyD. El partido de Rosa Díez, según la encuesta, llegaría al 6,7%, situándose como la cuarta fuerza política en el Parlamento. [Normalmente superando la barrera del 5% se obtiene escaño]. En las últimas elecciones (3,3%), la formación vivió un ascenso que no se tradujo en su entrada en la Cámara.

El análisis de Isabel Morillo

El ninguneo de la política

La respuesta que den hoy los andaluces a las movilizaciones convocadas medirá la temperatura de la calle. El hastío, el miedo y el azote de la crisis puede traducirse en una protesta multitudinaria o bien constatar que al andaluz de a pie ninguna plataforma social, integrada por los sindicatos y los partidos políticos tradicionales (PSOE e IU apoyan las manifestaciones) va a lograr ya sacarlo de su casa. Es quizás lo más interesante de una jornada que se prevé lluviosa. Hoy se puede asistir a una nueva forma de vivir el 28 de febrero, con menos oropeles y un cariz reivindicativo que rememore las movilizaciones originales de la autonomía. O quizás los andaluces manden otro mensaje de ninguneo y descrédito hacia los políticos y otras organizaciones tradicionales como los sindicatos de clase UGT y CCOO.

Las encuestas, esas que se equivocaron estrepitosamente la pasada primavera, alertan reiteradamente de una desafección hacia la política muy preocupante. Los ciudadanos desconfían de los partidos y no creen que éstos les resuelvan sus problemas. En una comunidad con millón y medio de parados y una tasa de paro angustiante, casi nueve de cada diez ciudadanos confiesa que esa es su pesadilla. Asombra ver como la corrupción o la clase política se asoman ya como el segundo y el quinto problema en una lista espontánea elaborada por la calle. Además, la educación y la sanidad se tambalean y, de repente, figuran como sombras. Los recortes a lo público deja sin aliento al andaluz que piensa que quizás llegará un día que no pueda llevar a su hijo al colegio o a su padre al médico sin antes pasar por caja. Por más que el Gobierno andaluz de coalición y de izquierdas haga bandera frente a los recortes y las políticas neoliberales del Ejecutivo de Mariano Rajoy, los andaluces saben que también sus servicios públicos empiezan a resentirse y temen por ellos.

A brochazos, esos son las preocupaciones, nada menores, que laten en Andalucía tres décadas después de conquistar su plena autonomía en pie de igualdad con el resto de comunidades de España. Y, posiblemente, se reflejarían en las urnas de celebrarse hoy –quedan tres años oficialmente para ello– unas hipotéticas elecciones. Según el Barómetro Sociopolítico de Andalucía de la Universidad de Jaén, los votantes buscan oxígeno en los partidos minoritarios y apartan a manotazos a las siglas tradicionales. Los andaluces retiran ese voto de confianza y cambio que depositaron en el Partido Popular en el último triatlón electoral (municipales, generales y autonómicas). El PP andaluz llegó ya desfondado a las urnas en marzo solo tres meses después de que Mariano Rajoy se instalara en La Moncloa. En su carrera hacia el poder en Andalucía se cruzaron amenazas, luego materializadas, de copago en la sanidad y una reforma laboral que abría la puerta al despido de par en par. Supuestamente muchos de los andaluces que habían declarado que iban a votar al PP se echaron para atrás. Ahora, directamente el 37,5% de los electores de este partido en las últimas autonómicas asegura que no volvería a votarlo. Al PP en Andalucía todo le resta. Sin un liderazgo sólido, su labor de oposición es valorada aún peor que la gestión del Gobierno. Y ése es ahora el menor de sus problemas. El estallido de la corrupción en el partido, con un extesorero, Luis Bárcenas, con millones en Suiza y denuncias de sobresueldos en negro a la cúpula, hace tanto daño como la incapacidad de sus dirigentes de encarar el gravísimo problema y dar una respuesta clara.

Enfrente, el PSOE andaluz resiste sin remontar ni medio metro el que fue su peor resultado en unas autonómicas.  El caso ERE sigue dando coletazos y ni frente a un PP hecho añicos, los socialistas vuelven a convertirse en el referente político sólido y ganador que fueron durante décadas. El problema no es de su líder, José Antonio Griñán, a juzgar por unas valoraciones que superan la media del descrédito políticos, pero sí del desgaste de unas siglas que no saben como reinventarse y que muchos de sus votantes ya no se creen.

Quizás en eso fue en lo único que no se equivocaron las encuestas hace un año.Los andaluces piden cambio. En la ola de descrédito generalizado, pescan los minoritarios. Izquierda Unida sube, pese a los vaticinios de quienes desde dentro de la formación alertaron de que la alianza con el PSOE sería el abrazo del oso. E irrumpe UPyD. Podría darse un futuro Parlamento andaluz de nuevo con cuatro grupos y sin mayorías al margen de las alianzas políticas. Y lo peor es que ni siquiera esa posibilidad despierta el más mínimo entusiasmo en los andaluces, porque ante la pregunta de qué partido le gusta más o le da más confianza, la mitad contesta: “Ninguno”. 33 años después de la conquista plena de la autonomía, la política es ninguneada por los ciudadanos porque no les sirve para nada. O eso sienten.

Lola Gómez, Medalla de Andalucía, atrae a más de 20.000 turistas anuales a su invernadero


Juan Sánchez
Periodista / eldiario.es

El invernadero que cultiva y gestiona la empresa Clisol Agro ha recibido en el último año más de 20.000 visitas turísticas. Lola Gómez, empresaria que este año es distingida con una de las Medallas de Andalucía, es la gerente y ‘alma mater’ de esta peculiar empresa almeriense, especializada en la producción de hortalizas y el agroturismo en el municipio de El Ejido. Ella afirma que los invernaderos, comúnmente vistos como un elemento negativo para el paisaje y para el turismo, se han convertido en un atractivo más que notable “porque la gente quiere saber cada vez más lo que come y de dónde procede”.

Lola Gómez, en su invernadero

La empresaria inició la actividad a principios de la pasada década, sin ayudas y sin más experiencia que su vinculación con la agricultura intensiva desde que era una niña. Sin más estudios que la educación primaria, se ha convertido en una de las mayores expertas internacionales en materia de turismo industrial y su ‘magisterio’ la ha llevado a varios países latinoamericanos, a formar parte de comités nacionales, y a impartir docencia sobre esta temática en jornadas, seminarios, cursos, e incluso en algunas de las citas ineludibles para el sector hortofrutícola, como la última Fruit Logística de Berlín.

No hay un perfil único ya que las visitas están adaptadas a cualquier edad o cualquier nivel de formación. Más de 4.000 de esas visitas son escolares y estudiantes procedentes de Almería y de varias provincias españolas. Menudean asimismo grupos de profesionales de la agricultura llegados desde varios países europeos, pero también desde América, China o Japón. Y por supuesto están los turistas ‘puros’, personas interesadas en conocer cómo son por dentro esas estructuras que pueblan la comarca del Poniente almeriense hasta el punto de ser uno de los dos puntos del planeta visibles desde el espacio, junto a la Gran Muralla de China.

Y, bajo el plástico, la sorpresa de saber que un invernadero es la recreación de una situación natural óptima para el cultivo. Allí aprenden cómo se miman las plantas desde su nacimiento, valoran la utilización de la lucha biológica para evitar el uso de plaguicidas y agroquímicos, y se asombran de la calidad que se obtiene de unos frutos que, en su inmensa mayoría, van a parar a los lineales de los grandes establecimientos europeos, aquellos que gozan de una clientela de elevado poder adquisitivo.

Lola Gómez reina bajo esa capa de plástico. Su escasa formación no le impide haber alcanzado un alto grado de profesionalización. Una década después del inicio de su actividad agroturística realiza las visitas en inglés, en francés y ya se atreve con el alemán, es capaz de trasmitir a niños y mayores la emoción de trabajar con seres vivos (así entiende la agricultura), y también de debatir con los ingenieros, biólogos o economistas los secretos del día a día de un sector complejo, hecho a sí mismo, y que es casi el único que en esta época de recesión ha sido capaz de seguir presentando datos de crecimientos anuales, incremento de la facturación o generación de empleo.

Reconocimientos empresariales
Entre los argumentos del Consejo de Gobierno para otorgar una de las Medallas de Andalucía que se entregan el 28 de febrero, la Junta señala que Lola Gómez adquirió con 22 años su primer invernadero, y posteriormente completó su etapa formativa en el programa de alta gestión para directivos de empresas agroalimentarias del Instituto Internacional San Telmo. "La empresaria almeriense intenta desmitificar las creencias erróneas sobre la agricultura mediterránea bajo plástico, mediante la organización de visitas guiadas en las que explica los aspectos tecnológicos y ambientales de sus instalaciones con la experiencia acumulada de 35 años", argumenta la Junta.

Gómez Ferrón ha recibido a lo largo de su carrera profesional más de un docena de reconocimientos, entre los que destaca el 'Premio Empresaria Andaluza del Año', concedido en 2004 por la Confederación de Empresarios de Andalucía; el Premio Meridiana 2003, en la modalidad 'Empresas de Mujeres', y el premio 'Mejor Empresario', otorgado en 2005 por la revista 'Actualidad Económica'. Dolores Gómez es vocal de la Confederación Empresarial de la Provincia de Almería y miembro del Pleno de la Cámara de Comercio, Industria y Navegación almeriense. También es profesora del Centro del Instituto de Investigación y Formación Agraria de La Mojonera (Almería).


Clisol Agro cuenta, entre otras instalaciones, con un invernadero I+D+I, otro de producción en suelo tradicional enarenado, y un tercero con sistema hidropónico, donde se producen tomates, pepinos, pimientos berenjenas y calabacines. 

Memoria selectiva


Iván Gómez

Jefe de Local de Diario de Almería

“Hay que recuperar, mantener y transmitir la memoria histórica, porque se empieza por el olvido y se termina en la indiferencia”. De la frase del ya desaparecido José Saramago se puede vislumbrar que en la provincia de Almería hay mucho olvido y demasiada indiferencia. Los años pasan y la mayoría de las iniciativas de los colectivos memorialistas para honrar y recordar a las víctimas de la dictadura franquista, casi 75 años después del final de la Guerra Civil, permanecen en el cajón de la amnesia por la falta de acuerdo entre partidos en la mayoría de ocasiones, por falta voluntad política en otras tantas. El entendimiento de izquierda y derecha en nuestra provincia se resquebraja cuando se toca la memoria histórica y son muchos los ejemplos de varamientos de propuestas en la playa del olvido.

El intento de la asociación Memoria y Libertad, en manos de Paco Ortega, hijo del que fuera alcalde de Gádor y represaliado por el franquismo, de construir un monolito con el que rendir un homenaje a los 371 almerienses fusilados en el camposanto de San José ha sido neutralizado una y otra vez, ahora porque no hay dinero, antes porque había demasiado. Llevan más de diez años diseñando un monumento a las víctimas de la barbarie, pero nunca llega el trámite final pese a contar con el ofrecimiento de los empresarios del mármol para la elaboración de una estatua. Tras la aprobación de la primera Ley de Memoria Histórica en 2007, Ortega Rayo llegó a contar con financiación de la Junta de Andalucía, pero eran otros tiempos y la financiación se quedó en la cuneta a la espera de la nueva Ley de Memoria Democrática. El concejal de Salud y Consumo del Ayuntamiento de Almería, Carlos Sánchez, tiene claro que no existe ninguna traba por parte del consistorio a que se construya el monolito, siempre y cuando se respeten los nichos y enterramientos de particulares en la zona que se ha determinado sobre la fosa común. El edil del Partido Popular, con un abuelo republicano cuyo hermano fue represaliado en la dictadura, ha manifestado que tampoco habrá ni ha habido “obstáculos” para la exhumación solicitada en su día de Martín Márquez Navarro, alcalde de Cuevas del Almanzora. “Cuando se iniciaron los trámites sólo pedimos conocer el lugar exacto de la fosa común y saber quién iba a asumir los gastos de la exhumación y en el último año y medio no hemos vuelto a saber nada”, aclara Carlos Sánchez. No será la única.

Familiares de las víctimas de la dictadura recuerdan cada año a los 371 fusilados en el cementerio de Almería
Familiares de las víctimas de la dictadura recuerdan cada año a los 371 fusilados en el cementerio de Almería (Javier Alonso)

A la ya tramitada petición para la exhumación del último regidor republicano de Cuevas hay que sumar cuatro más, cuya solicitud se ha cursado ante la justicia en los últimos meses, por parte de familiares de represaliados que están integrados en el colectivo Memoria y Libertad. El abogado de la asociación ha iniciado una batalla judicial con la que buscan recuperar los restos mortales de, tal y como explica Ortega Rayo, “personas que perdieron la vida por la democracia que merecen un monumento y un entierro con dignidad”. La exhumación de los cuerpos de víctimas ejecutadas durante la contienda enterradas en el cementerio de Sierro es, de momento, la única con luz verde por todas las administraciones implicadas. Se han recuperado los cuerpos de los maquis Rafael Jiménez y Fuentes Agüero. En la provincia sólo existe una fosa común en el cementerio de la capital, según el historiador Rafael Quirosa. Su publicación Política y Guerra Civil   en Almería (1986) cifra en más de 7.000 los procesados, siendo más de 400 los muertos tras la Guerra Civil de los que 371 fueron fusilados en el camposanto de San José.

Otro de los frentes abiertos, sin demasiados avances, es el de la retirada de las calles y edificios de los símbolos franquistas, tal y como marca la Ley de Memoria Histórica de 2007. Precisamente estos días ha sido presentado un informe abierto por parte del Foro por la Memoria de Almería en la que se enumeran elementos falangistas que siguen repartidos por toda la ciudad, exaltando una etapa de la historia española para olvidar. Su presidente, Fernando Díaz Haro, argumenta que presentan esta carta a los grupos políticos municipales y al alcalde de Almería documentada con estudios de los historiadores de Almería para instarlos a que fomenten su retirada, tal y como marca la legislación vigente. El responsable de la Oficina de la Vicepresidencia de la Junta en Almería, Rafael Salazar, viene trabajando desde su llegada al cargo en esta ocupación ligada a la memoria histórica y asegura que “a veces nos encontramos poca voluntad política a la hora de acabar con estos símbolos que son una ofensa a la Constitución y a los valores de la democracia”. La administración andaluza no ha dado ni mucho menos buen ejemplo y mantiene en edificios públicos alguno de los elementos a suprimir. El que fuera alcalde de Almería y catedrático de Historia Contemporánea, Fernando Martínez, entiende que “sigue siendo necesario que desaparezcan” y pide agilidad a las administraciones que tienen las competencias. No se puede pasar página en un libro por escribir y la memoria no puede seguir siendo selectiva.

“El verdadero viaje se hace en la memoria”

 Marcel  Proust

El colegio Campomar de Aguadulce rectifica: admitirá niñas y no perderá la subvención


Juan Folío
La Opinión de Almería

Los padres de los futuros alumnos de la Escuela de Formación Agraria Campomar, de Aguadulce, podrán dormir tranquilos: la Junta de Andalucía no romperá el concierto económico que tiene con la empresa. A cambio, la dirección ha cedido en su postura de no admitir niñas entre su alumnado. Desde ahora, las niñas que lo deseen podrán matricularse en el centro en igualdad de condiciones que los niños.

Escuela de Formación Agrarua Campomar de Aguadulce

La Consejería de Educación de la Junta de Andalucía se ha pronunciado no solamente sobre la situación en la que queda la EFA Campomar, sino también sobre el resto de colegio que veían peligrar su concierto, doce en total. La resolución ha sido negativa para diez de ellos. Se libra del “castigo”, además del Campomar, el colegio El Soto. Ambos se acogerán el próximo curso al modelo de educación mixta.

Los demás colegios se han mantenido firmes en la educación diferenciada por sexos. Se trata de los colegios Torrealba de Almodóvar del Río (Córdoba), Zalima de Córdoba, Yucatal de Posada (Córdoba), Nuestra Señora de Lourdes de Carmona (Sevilla), Ángela Guerrero, Albaydar, Ribamar y Altair de Sevilla capital, Elcható de Brenes (Sevilla) y el Molino Azul de Lora del Río (Sevilla).

Según Educación, la retirada del convenio no se aplicará para los alumnos ya escolarizados, sino a los nuevos alumnos que se incorporen, por lo que la retirada de la subvención será escalonada.

Unidos por lo realmente importante


José Antonio Griñán
Presidente de la Junta de Andalucía

EL 28 de febrero de 1980 fue una gesta histórica protagonizada por los andaluces y andaluzas. Un pueblo unido por una gran causa es invencible, consigue siempre lo que se propone. Andalucía hizo historia con su iniciativa autonómica, que fue libre, legal, pacífica y se produjo sin saltos en el vacío porque estuvo apoyada en la Constitución y posteriormente legitimada por ésta. 

28-F
Aquel 28-F supuso la conquista del autogobierno por un pueblo que sabía lo que quería. Fue la mejor demostración de que lo imposible es sólo lo que no se intenta. Y para hacer posible esa realidad los ayuntamientos tuvieron un papel clave. Porque ese municipalismo, hoy tan cuestionado, fue la palanca que hizo efectivo el hito autonómico andaluz. 

Hace hoy justo 33 años, el afán de igualdad del pueblo andaluz se escenificó del modo más claro y limpio posible: bajo la reivindicación solidaria en la calle de que nadie fuera más ni menos que nadie. Aquel camino, ese espíritu de frontera que fue el 28-F, era el correcto y nos ha de servir de guía hoy cuando nuestro modelo de convivencia está seriamente amenazado. 

Mucho ha cambiado la Andalucía que hoy nos contempla desde aquel 1980. Hemos avanzado notablemente, la comunidad andaluza está más y mejor preparada que nunca, en lo humano, lo físico y lo tecnológico. Quedan bastantes problemas por resolver en Andalucía, pero ya son problemas comunes a España y al resto de Europa. 

El principal, el desempleo. No será posible una celebración plena de un Día de Andalucía mientras esta tierra siga padeciendo esa lacra, que con la crisis ha alcanzado cifras insoportables. No podrá haber autocomplacencia mientras un solo andaluz siga viendo frustradas sus expectativas laborales, mientras nuestros jóvenes sigan topándose con puertas cerradas, mientras los mayores de 45 años no hallen dónde aplicar su experiencia. 

Vivimos un momento crucial en el que cinco largos años de crisis han dilapidado muchas de nuestras certidumbres como sociedad y no pocos de nuestros derechos como ciudadanos. Se hace más necesario que nunca sobrevolar los hechos concretos y aparcar los intereses partidarios para buscar puntos de entendimiento de esos que construyen un país, de esos capaces de generar una ilusión colectiva que nos haga recobrar la confianza en las fortalezas, que son muchas, de España y Andalucía para empezar a doblegar esta coyuntura. Ese es el objetivo que impulsa el Pacto por Andalucía, un gran acuerdo social que promueve el Gobierno andaluz para defender nuestro modelo de convivencia. 

Es preciso abandonar recetas equivocadas que sólo nos han hundido más y apostar por políticas valientes que estimulen de una vez por todas la economía, permitan crear puestos de trabajo y faciliten el crédito a empresas y familias. Urge, asimismo, alentar el prestigio de la Política como único camino posible para superar esta crisis económica y de valores que padecemos. 

Andalucía se ha convertido hoy además en un testigo incómodo para los apóstoles del pensamiento único. Por nuestra apuesta decidida e inquebrantable por una sanidad universal y una educación pública de calidad, por resistirnos a traicionar, en suma, todo aquello que hemos conquistado durante estas décadas con tanto sacrificio. Por eso este 28-F ha de ser un aldabonazo colectivo que lance al resto de España un mensaje alto y claro: no nos dejemos en el empeño por salir de la crisis lo mejor de nosotros mismos, no nos dejemos arrebatar cuanto nos ha hecho mejores. 

Afrontemos, en este contexto, este 28 de febrero de 2013 como un ejercicio de voluntad colectiva, de compromiso público con Andalucía y lo mejor de estos 33 años de autonomía. Un compromiso por la defensa de todo aquello que merece la pena conservar con o sin crisis. Afrontemos este 28-F como la expresión de la unidad del pueblo andaluz que, ante los reveses de nuestro tiempo, no se resigna ante nada ni nadie y reclama su derecho a escribir, una vez más, su futuro. 

Tenemos desafíos de sobra por delante y no podemos ser contemplativos ni esperar a que otros nos marquen la senda. Que este 28-F refuerce nuestro carácter reivindicativo como pueblo para defender nuestros derechos y libertades, para reclamar una sociedad justa, solidaria, que haga honor a ese principio básico, hoy amenazado, que es la igualdad de oportunidades. 

El 28-F alcanza su significado pleno en la movilización social. Unidos no contra nadie, sino por una causa común que realmente merece la pena: Andalucía. La invocación del espíritu de la autonomía ha de ser motivo de unión en la defensa de unos intereses comunes que deberíamos dar por inalienables, pero, a la vista está, hoy vuelven a estar amenazados. Pasó hace 33 años. Ha de pasar nuevamente ahora. Juntos, si nos lo proponemos, podemos hacerlo. 

Barómetro Joly: PSOE e IU aumentan diferencias


Juan Manuel Marqués
Grupo Joly

Casi un año después de la celebración de las primeras elecciones autonómicas ganadas por el PP en Andalucía, las del 25 de marzo pasado, el PSOE vuelve a colocarse como la opción preferida por los andaluces. Así lo indica el Barómetro Joly, realizado por la empresa Commentia, con motivo de este 28-F, Día de Andalucía. Si las elecciones se produjeran en estos momentos, los socialistas del presidente José Antonio Griñán las ganarían claramente y, además, verían reforzado el Gobierno de coalición con IU gracias al aumento de la coalición de izquierdas. El trabajo de campo de este barómetro se realizó entre los días 7 y 19 de febrero, justo cuando el caso de los papeles de Bárcenas, el ex tesorero del PP, se encontraba en su máximo apogeo. 

Griñán sube, Zoido baja
Sin embargo, estos asuntos, como la corrupción, la falta de salidas visibles a la crisis y el desempleo creciente parecen pasar factura a los dos grandes partidos, aunque mucho más en el caso del PP, debido a que las políticas del Gobierno de Mariano Rajoy son vistas por los sondeados como preponderantes y, en parte, diferentes a las de Griñán. El efecto desgaste de Rajoy arrastra, por tanto, al PP andaluz de un modo espectacular, con una valoración bajísima hacia su papel en la oposición. Una nota de tan sólo el 2,9. 

De este modo, el PP bajaría desde las elecciones del 25 de marzo un total de 6,2 puntos en intención estimada de votos, lo que le colocaría con un 34,4% de los apoyos. Hay que considerar que el PP llegó a ganar dos elecciones en Andalucía en 2012, las municipales y las generales, pero a partir de estas últimas, celebradas el 20 de noviembre, la marca comenzó a resentirse con las primeras medidas del Gobierno de Rajoy, algunas de ellas muy alejadas de su programa electoral, caso de la subida de impuestos y de la confesión de que el paro aún seguiría creciendo durante un año más. Ello fue lo que provocó que Javier Arenas ganase de modo insuficiente para lograr la mayoría absoluta. Griñán, entonces, se quedó a un solo punto de su competidor, y pudo formar Gobierno con la IU liderada por Diego Valderas. 

El efecto del Ejecutivo central ha permanecido pesando sobre el PP andaluz, de tal modo que ahora sería vencido por el PSOE por una diferencia de 3,5 puntos. El PSOE de Griñán pierde 1,6 puntos de apoyo respecto a las autonómicas; es decir, como a todos los gobiernos, le perjudica la gestión de la crisis, pero en mucha menor medida que a los populares. Ésa es su ventaja. De este modo, el PSOE obtendría un 37,9% del voto estimado, lo que le permitiría ganar las elecciones y seguir gobernando con IU. 

Éste es un hecho importante, porque el voto que pueda estar perdiendo el PSOE por la izquierda se canaliza hacia IU, que sí sube: hasta 3,8 puntos respecto a las autonómicas, por lo que se queda en un 15,1%. Éste es el mejor resultado obtenido por la federación de izquierdas desde que en el año 2008 comenzaron a realizarse estos barómetros. El PP, por el contrario, cargaría con el peor resultado de la serie en este 28-F, mientras que los socialistas volverían a una situación similar a la del año 2010, cuando el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero comenzó a hacer aguas por la gestión de la crisis. 

No obstante, los pronósticos electorales de un sondeo que se realiza a años vista de unos comicios necesitan verse con cierta perspectiva, y si algo concluyente indica éste es la desafección, cuando no la desconfianza, hacia los partidos, en especial hacia los grandes, y hacia todas las instituciones. Son ciudadanos descreídos que muestran cómo la crisis, y la peor de sus caras -el paro- les están haciendo mella. 

En este contexto, irrumpe el partido de Rosa Díez, UPyD, con un resultado del 5,1%, lo que le permitiría entrar en un Parlamento andaluz compuesto ahora por sólo tres fuerzas. El PP, mayoritario, en la oposición, frente al Gobierno de PSOE e IU, que suman más escaños en la sede del Hospital de las Cinco Llagas. 

UPyD ya tuvo un buen comportamiento en Andalucía en las municipales y en las elecciones generales de 2012, pero no bastó para lograr enviar diputados andaluces a Madrid. Posteriormente, en los comicios del 25-M, UPyD se fue desinflando, posiblemente al ser visto como un partido con un gran rasgo nacional y al polarizarse la campaña electoral en torno a la opción de si Arenas lograba gobernar o seguían los socialistas. 

El Barómetro Joly sigue indicando también un fuerte componente en la abstención. Si en marzo fue del 37,7%, ahora se situaría en el 38%, un porcentaje alto en términos de calidad democrático, pero no excesivamente grave si se considera que las elecciones andaluzas se celebraron por separado el pasado 25 de marzo.

Juan José Fuentes, nuevo alcalde de Uleila del Campo


Juan José Fuentes,
alcalde de Uleila
Juan Folío
La Opinión de Almería

Juan José Fuentes Yepes, concejal de la Agrupación de Electores Unión de Uleila (AEUU), es desde hoy nuevo alcalde de Uleila del Campo, en sustitución de la socialista Águeda Cayuela, tras prosperar una moción de censura firmada por todos los concejales de la oposición.

Las elecciones locales en Uleila del Campo dieron los siguientes resultados: PSOE, 274 votos y 4 concejales; AEUU, 217 votos y 3 concejales; PP, 93 votos y 1 concejal, e IU, 66 votos y un concejal.

El pleno de debate de la moción de censura se ha desarrollado dentro de una relativa normalidad. El salón estaba repleto de vecinos, pudiéndose observar simpatizantes de todas las formaciones políticas, que en todo momento han guardado la compostura. Después de una discusión sobre la legalidad del voto de la concejala María Rosa López Peña, ésta, a su vez, era la que presidía la mesa de edad, alegando que a ella nadie de IU le había comunicado su expulsión, se dio validez a la votación.

Ayuntamiento de Uleila
La actuación de la concejala de IU fue aplaudida por unos pocos asistentes afines a los independientes o al Partido Popular. También hubo un grupo de asistentes que manifestaron su decepción con el voto de la concejala, a la que recriminaron su postura de aupar al poder municipal a los independientes y al PP.

La alcaldesa saliente, Águeda Cayuela, ha agradecido a los vecinos el apoyo mayoritario que le han prestado y ha manifestado su disposición a seguir trabajando por Uleila como líder de la oposición. El alcalde entrante ha justificado la moción de censura por la parálisis que sufre el pueblo.

Previamente a la celebración del pleno la dirección provincial de Izquierda Unida ha intentado por todos los medios de disuadir a su concejala María Rosa López de suscribir la moción, con la amenaza incluso de ser expedientada. López ha desoído todas las voces, tras lo cual IU ha comunicado al secretario de la corporación que la concejala ha dejado de formar parte de su grupo.

Las reacciones de los distintos partidos políticos en torno a la moción de censura son muy diferentes:

El secretario de Organización del PSOE de Almería, Juan Carlos Pérez Navas, ha achacado la moción de censura a intereses estrictamente personales.

El secretario provincial del PP de Almería, Javier Aureliano García, ha manifestado que su concejal en Uleila del Campo tiene todo el respaldo de la dirección provincial.

Rosalía Martín, coordinadora provincial de IU, ha ratificado la apertura de expediente disciplinario que terminará con la expulsión de la concejala de sus filas.

Puede leer amplia información sobre esta moción de censura en este enlace:

http://www.laopiniondealmeria.com/2013/02/culebron-en-las-redes-ante-la-mocion-de.html

La información de Diario de Almería

El nuevo equipo de Gobierno de Uleila del Campo:
María Rosa López (IU), Juan Pérez (PP), José Pérez (IND),
 Juan José Fuentes, alcalde (IND) y Marisol Morales (IND)
Las campanas de la iglesia de Santa María sonaban con virulencia y solemnidad y anunciaban, para los más agoreros, el inicio del fin del mandato de Águeda Cayuela (PSOE) como alcaldesa de Uleila del Campo. A las 12:00 horas comenzaba la sesión plenaria extraordinaria en el Ayuntamiento en la que el independiente Juan José Fuentes, con el apoyo de IU y PP, arrebató a través de una moción de censura la vara de mando a la socialista. El salón de plenos se quedó pequeño para dar cabida a las decenas de vecinos que querían asistir al acto. "Tenían que haberlo hecho en la nave esa nueva que han construido", decía un vecino de mediana edad. 

La expectación era máxima y la seguridad estaba a la altura: una pareja de guardias civiles flanqueaba la puerta de entrado al salón de plenos ya que se preveía que los ánimos se caldeasen, algo que finalmente no sucedió. 

Todas las miradas se centraban en María Rosa López, la concejal de IU que permitía romper la igualdad de votos (4 PSOE, 3 Independientes y uno PP). Ella presidió la mesa junto al edil más joven, el independiente José Pérez. Con voz seca y enérgica, daba paso a la lectura de la moción de censura por parte del secretario del Ayuntamiento que, entre otras cosas, argumentaba que su razón de ser estaba fundamentaba en "la parálisis económica del municipio" y la "falta de iniciativas para mejorar la calidad de vida y el bienestar de los vecinos". 

López ratificaba a pregunta del secretario que las condiciones del escrito de los cinco concejales de la oposición se cumplían y solicitaba la consiguiente votación pero el PSOE se guardaba un as en la manga. El concejal José Francisco García solicitó la palabra para poder leer dos escritos, uno de IU y otro del PSOE recibido en el Ayuntamiento, y señalaba que la moción de censura era "ilegal" y tachaba a María Rosa López de "tránsfuga". García explicó que en el momento de la firma de la moción de censura (el pasado 13 de febrero) López formaba parte de IU y que el pasado 21 de febrero la ejecutiva provincial la expulsaba del partido por lo que no se cumplían los requisitos al formar ahora María Rosa López parte del Grupo de No Adscritos. 

Ésta le respondía que "no he recibido ninguna comunicación por parte de mi partido y en caso de haber sido así tendría un tiempo prudencial para presentar alegaciones" y espetaba que "sigo perteneciendo a IU y quiero seguir haciéndolo en el futuro por lo que se cumplen todos los requisitos de la moción de censura y te recuerdo que no soy una tránsfuga". 

En ese momento, y bajo un intenso murmullo en la sala, tomaba la palabra la alcaldesa, Águeda Cayuela. Con gesto contrariado y mirada perdida -un problema de salud de un familiar la tiene a caballo entre Torrecárdenas y el municipio- daba las gracias a todos los vecinos que habían apoyado al PSOE para gobernar en la localidad y señalaba que "le tendemos la mano a los nuevos gobernantes para trabajar por mejorar el municipio, seremos una oposición leal". 

Seguidamente, la todavía regidora recordaba que durante su gobierno en el municipio se han ejecutado "grandes obras" y que abandonaba el Ayuntamiento "sin deber nada a nadie, con todas las facturas pagadas y las nóminas de los trabajadores municipales al corriente". Además, también desgranaba que "dejamos las arcas municipales con 298.155 euros, cincuenta millones de las antiguas pesetas para que los nuevos gobernantes tengan rédito para comenzar a trabajar". 

Un sonado aplauso cerraba su discurso y se procedía a la votación que, como era previsible, daba con cinco votos la victoria a Juan José Fuentes, que juraba su cargo y prometía "trabajar por mis vecinos" y explicaba que "hemos dado el paso porque las cosas se pueden mejorar y debemos de remar todos juntos para sacar adelante a nuestro pueblo". 

Otro atronador aplauso rompía el silencio en la sala en la que muchos vecinos grababan la sesión plenaria extraordinaria con sus teléfonos móviles y señalaban que "por fin se ha acabado la tiranía" en referencia a que Cayuela había impedido en varias ocasiones en estos últimos años que se grabasen los plenos. 

Después llegaron los abrazos y las enhorabuenas. Cayuela felicitaba a Fuentes y los cinco concejales que conformarán el equipo de gobierno se hacían la foto de rigor para Diario de Almería. En un par de semanas, en el próximo pleno, se constituirá el equipo de gobierno "y comenzaremos con proyectos muy ilusionantes", explica a este periódico el nuevo regidor. 

La ya ex alcaldesa, que estuvo arropada en todo momento por el secretario de organización del PSOE, Juan Carlos Pérez Navas, abandonaba la sala entre los aplausos de unos y las recriminaciones de otros. 

Llegan tiempos nuevos para Uleila del Campo y el tripartito tiene ahora la confianza de la mayoría de vecinos. María Rosa López, la artífice de este giro político se mostraba optimista: "Los vecinos pueden estar tranquilos. Vamos a trabajar codo con codo sin mirar colores políticos".


Puede leer amplia información sobre esta moción de censura en este enlace:

Maratón de actuaciones de Bisbal por Estados Unidos


Juan Folío
La Opinión de Almería

David Bisbal no para. Tras su apoteósico triunfa en Madrid, donde puso colofón a su Gira Acústica, ahora le esperan los Estados Unidos. El estreno de esta nueva gira estadounidense será el 1 de marzo en Washington. A continuación gozarán de su presencia los escenarios de Boston, Chicago, Houston, Los Angeles, Las Vegas, San Francisco, Orlando y Miami.

David Bisbal en Londres
"Es un concierto muy íntimo”, ha declarado, “donde podrán encontrar a un David totalmente diferente, mucho más cercano, ameno, convencido y con una nueva versión de aquellas canciones que son mis favoritas en mi repertorio".

Además de sus actuaciones en directo los fans estadounidenses de Bisbal, que son cientos de miles, podrán disfrutar a partir del 12 de marzo del Live at The Royal Albert Hall, la grabación de su concierto en Londres en el cual estuvo acompañado por Luis Fonsi, Rosario, Malú y Pastora Soler.

David no olvidará fácilmente aquella experiencia de la que pueden participar todos sus seguidores: “Fue un concierto que tuve la oportunidad de grabar y que más tarde fue transmitido por televisión en más de ocho países de Europa. Ahora tenemos la oportunidad de lanzarlo en este país y es una opción para (que) todos los fans que no tienen la manera de asistir al show puedan descubrir a través del DVD a este David tan diferente”.

Éstas son las fechas de la gira acústica de David Bisbal por Estados Unidos:

1 de marzo: Washington, D.C.
2 de marzo: Boston, MA
3 de marzo: Toronto, Canadá
5 de marzo: Montreal, Canadá
7 de marzo: Chicago, IL
8 de marzo: Houston, TX
12 de marzo: Los Ángeles, CA
13 de marzo: Las Vegas, NV
14 de marzo: San Francisco, CA
16 de marzo: Orlando, FL
17 de marzo: Miami, FL

Adela Segura


José Fernández
Periodista

La permanente reedición de esas peleas de bromas y veras que mantienen PP y PSOE en Almería, a cuenta de todo y de nada, ha vivido en las últimas horas un episodio que merece la pena destacar. Ya saben que el PP quiere poner en marcha una reforma legal que modernice y ajuste la composición y competencias de los ayuntamientos y diputaciones para evitar duplicidades y así ahorrar costes. En este contexto, el secretario provincial del PP, Javier Aureliano García, declaraba recientemente que mil concejales son demasiados concejales para una provincia como Almería.

Adela Segura
A renglón seguido, la secretaria de Política Municipal del PSOE almeriense, Adela Segura, instó a García mostrar respeto por los concejales de los ayuntamientos pequeños, que en su gran mayoría trabajan sin cobrar. Para reforzar su argumento, la señora Segura leyó solemnemente un manifiesto arropada por alcaldes y concejales socialistas, calificando de “bochornosas” las declaraciones del popular e indicando que demuestran “un desconocimiento absoluto” del trabajo que realizan los concejales y preguntándose si García, al acusarlos de no trabajar, “estaba midiendo a los demás con su propio rasero”.

Lo gracioso del asunto es que la señora Segura, parlamentaria andaluza desde 2012, no ha presentado ni una sola iniciativa referida a Almería en la Cámara. No digo yo que doña Adela no haya tenido otras ocupaciones importantes, no. Lo que digo es que quizás los menos indicados para hacer cánticos al trabajo político sean aquellas y aquellos que reducen su actividad parlamentaria a la noble tarea del bruñido y calefacción del escaño asignado.

Este verano, The Prodigy, en Villaricos


Juan Folío
La Opinión de Almería

Este verano, concretamente el mes de agosto, The Prodigy vendrá a España donde tendrá una única actuación, que será en el Dreambeach Villaricos, un evento musical que tiene como objetivo convertir a  Andalucía en el epicentro de la escena musical electrónica a nivel mundial entre los días 9 y 10. Será un espectáculo de más de 30 horas de música non-stop y cuatro escenarios, uno de ellos situado en la zona de acampada.

Cartel publicitario
Según la organización, Dreambeach Villaricos cuenta ya en su cartel con Feed Me, Foreign Beggars, Josh Wink, Noisia, Umek y Vitalic, aunque más de una veintena de artistas componen ya el 'line-up' confirmado por el momento para este macro evento que volverá a hacer que la mejor música electrónica internacional vuelva a rugir en Andalucía.

La organización ha elegido Villaricos porque se trata de "un paraje de ensueño enclavado en la costa de Almería, una ubicación que el público de los festivales andaluces ha venido reclamando año tras año, por lo que la organización ha hecho un gran esfuerzo de coordinación junto con el Ayuntamiento de Cuevas del Almanzora para poder ubicar Dreambeach Villaricos en un lugar espectacular, único y tan emblemático".

Las entradas ya están a la venta en la web oficial del festival, www.dreambeach.es. Hay una oferta especial de lanzamiento de los 2.000 primeros abonos o hasta el 20 de marzo a un precio reducido de tan sólo 35 euros más gastos de distribución. También se ha puesto en marcha la posibilidad de adquirir un abono junto con un paquete de "servicios VIP" que incluye entre otras prestaciones parking exclusivo, acceso exclusivo y preferente al festival y zonas VIP habilitadas dentro del recinto del festival. Además, la organización ofrece también una "magnífica zona de acampada, a la sombra de un estupendo pinar y en primera línea de playa, perfectamente habilitada con todos los servicios necesarios como duchas, servicios, WC, tienda, vigilancia y bar", entre otros aspectos.

Otro alcalde imputado: el de Carboneras


Juan Folío
La Opinión de Almería

El alcalde de Carboneras, Salvador Hernández, independiente de Gicar, que gobierna en el consistorio en coalición con el Partido Popular ha sido citado a declarar como imputado en el  Juzgado de Instrucción de Vera (Almería) en el marco de las diligencias previas para determinar si está incurriendo en delito de  prevaricación y desobediencia al no ejecutar las sentencias firmes que declaran El Algarrobico como espacio protegido no urbanizable. Los cargos parten de julio del año pasado, cuando el fiscal de Medio Ambiente, José María López Cervilla, formuló contra el alcalde a raíz de una querella presentada por Ecologistas en Acción, que considera que Hernández hace caso omiso de las resoluciones judiciales en torno a El Algarrobico.

Salvador Hernández
En concreto, Ecologistas en Acción denunció que el alcalde no ha modificado la calificación de urbanizable que el paraje tiene en la normativa urbanística municipal ni ha procedido a revisar de oficio el Plan Parcial que posibilitó la concesión de la licencia de obras para el establecimiento de 411 habitaciones y una veintena de plantas, según ha dado a conocer la agencia Europa Press. la comparecencia será el 14 de marzo a las 10 de la mañana.

La demanda de Ecologistas en Acción indicaba que con anterioridad a que el Tribunal Supremo dictaminase que el hotel violaba la Ley de Costas y el TSJA restableciese la zona como espacio protegido no urbanizable, el Alto Tribunal andaluz emplazó en enero de 2012 al Ayuntamiento de Carboneras para que, en el plazo de diez días, adoptase las medidas necesarias para modificar el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) en el que aparece como urbanizable. El Ayuntamiento se ha negado a adaptar el Plan Parcial y la licencia de obras al ancho de servidumbre de 100 metros como le ordena el Tribunal Supremo en su sentencia de marzo de 2012. El alcalde también desobedecía el fallo del TSJA que devolvió al Algarrobico el nivel de protección que tenía en 1994 y restó validez legal al cambio que realizó la Junta en 1996 al considerarlo "una triquiñuela para poder construir el hotel".

Según la acusación, "a pesar de las numerosas resoluciones en contra, el Ayuntamiento de Carboneras continúa dando validez a este cambio sin expediente alguno e interpreta con absoluta mala fe que las resoluciones judiciales le ordenan seguir manteniendo la clasificación de área urbanizable, a sabiendas de que lógicamente las resoluciones judiciales ordenan lo contrario". La normativa municipal en vigor, en la que el sector ST-1 aparece como urbanizable, fue aprobada en 2009 por la corporación local carbonera, entonces gobernada por el socialista Cristóbal Fernández.

El TSJA acordó cuatro meses después prohibir a Fernández que acometiese actuaciones urbanísticas en el paraje de El Algarrobico y le advirtió de que, de no acatar la medida, estaría incurriendo en un delito de desobediencia ya que, como medida cautelar, había ordenado que se restableciese la zona como espacio protegido no urbanizable.

El desafecto político


Ignacio Ortega
Militante socialista

La pregunta es: ¿vivimos mejor que antes? La inmensa mayoría de los españoles cree que no, que mucho peor. Y es verdad. Es verdad que las rentas de los trabajadores han bajado hasta niveles impensables hace años, las desigualdades entre ciudadanos se acrecienta hasta llega a un empobrecimiento que preocupa, reducción de salarios o despidos, condiciones laborales leoninas y reformas prometidas y por venir a las que muchos no podrán sobrevivir. Pese a todo esto sorprenden situaciones como las de los diputados en la Diputación de Almería o el sueldo de los concejales del equipo de gobierno del Ayuntamiento de la capital, por poner un ejemplo, y las dedicaciones exclusivas desproporcionadas a la situación actual.

Deja perpleja a la ciudadanía, también, los salarios de los diputados autonómicos que no han sufrido tan apenas ajustes o que son prácticamente inapreciables, dados sus volúmenes. ¿Qué recortes salarias han sufrido, por cierto? Debería de explicarse, claro, bien clarito.

Pero la guinda de todo este despropósito la ponen nuestros diputados autonómicos andaluces, por poner otro ejemplo próximo, que, sin que nadie lo impida, seguirán cobrando una vez dejen su mandato los dos siguientes años, igualito que los miles y miles de parados a los que se les ha terminado la prestación por desempleo.

¿Y se quejan nuestros representantes públicos de la desafección de los ciudadanos hacia los políticos?

28-F, Día de Andalucía


José Ginel Sánchez
Secretario General UGT Almería

El próximo 28 de Febrero se cumplen 33 años del Referéndum que hizo posible que Andalucía alcanzara el mismo techo de autonomía, competencia y autogobierno que se reservaba a las comunidades históricas, el cual, tras 25 años en vigor, fue reformado en 2007, con la activa participación de UGT.

28-F, Día de Andalucía
En este texto, con 250 artículos se recogen derechos sociales y laborales que a día de hoy no se cumplen: derecho a la igualdad de género, a la educación, a la salud, a la vivienda, al trabajo, etc. Y es que las políticas del Gobierno del PP, están haciendo imposible su desarrollo y cumplimiento, ya que están limitando la capacidad de autogobierno de nuestra Comunidad Autónoma. Ante esta grave situación, desde nuestra organización sindical hacemos un llamamiento al Gobierno de la Junta de Andalucía, emanado de las últimas Elecciones Autonómicas para que cumplan con su programa electoral, tomando como hoja de ruta, nuestro Estatuto de Autonomía.

Por todo lo anterior, se hace imprescindible que bajo el lema ‘Por Andalucía; derechos, empleo y dignidad’ el próximo 28 de Febrero, mostremos en la calle que los andaluces y andaluzas no estamos dispuestos a quedarnos atrás ni en lo económico ni en la defensa de un modelo social. No se trata de echarle ningún pulso a nadie, no se trata de que Andalucía tenga algo que no tenga el resto de España, se trata sólo de que no estemos ni un solo milímetro por detrás del resto. En definitiva, este 28F tiene que tener un componente claramente reivindicativo, de protesta y rechazo, ante una situación de desigualdad económica de Andalucía frente al tratamiento que el Gobierno central da a otras Comunidades.

El próximo, 28 de Febrero, tenemos que salir a la calle para luchar por nuestros derechos, para defender el empleo y para exigir un giro en la política socioeconómica del Gobierno del PP. Le vamos a decir al Gobierno del PP que estamos cansados de sus mentiras, de que nos engañen, de que nos den lecciones de ajustes y de moralidad. Saldremos a la calle para recordar a los gobiernos de España y de Andalucía que están aquí para responder a las necesidades de los ciudadanos y ciudadanas y no para pisotear nuestros derechos.

En el recuerdo: Emilio Martínez, primer delegado de la Junta de Andalucía en Almería


Antonio Torres
Director de Canal Sur en Almería



El primer delegado de la Junta de Andalucía en Almería fue el maestro de escuela Emilio Martínez Martínez (Almería, 1945), responsable entonces de la consejería de Gobernación. Hijo de un policía nacional, no parecía predestinado para la política. Como muchos almerienses, en su juventud, gozó del privilegio de ser extra en rodajes de películas. Con Lawrence de Arabia pudo ver en vivo la arrolladora personalidad del actor irlandés Peter O¨Tole en aquella Almería de 1962, repleta de falangistas y con amigos de su barrio trabajando desde Barcelona hasta Münich porque aquí no había nada.

Año 1991. Un joven Emilio Martínez, a la
izquierda, acompaña al presidente Chaves en
su visita al castillo de Vélez Blanco
Martínez procede de Ohanes, localidad a la que acude para echar una partida de dominó con los mayores y recordar su niñez tras los toros de San Marcos, los primeros vinos y los tiempos que paseaba con sus padres por la Plaza Miguel Vizcaíno o la calle Carlos Mendoza.

Emilio Martínez llegó a la política procedente de la organización de enseñanza de UGT, tras el intento golpista del 23-F. “Entre José María Ortega, que sería delegado de Cultura de la Junta de Andalucía años después, y yo lanzamos el sindicato de Enseñanza de UGT en Almería”. Desde aquí optó por un socialismo que se disponía a gobernar por casi toda España. Los antiguos dirigentes del PSOE José Batles y el desaparecido Antonio García Tripiana lo llevaron al equipo de la corporación municipal de Santiago Martínez Cabrejas, en 1979, y, posteriormente, Gaspar Zarrías, a instancias de esos dirigentes, le llamó para que fuera delegado de Gobernación de la Junta de Andalucía en Almería. Ahí comenzó su carrera institucional. “Eran tiempos infinitamente peores que los de hoy porque todo por hacer”, asegura.

El futuro lo ve Emilio Martínez con preocupación, por una parte, y con un tímido optimismo, por otra. Es consciente de que se está abriendo una nueva hoja de ruta que tendrá a sindicatos y a partidos enfrente. La dura situación económica, con cifras de seiscientas mil familias sin ningún tipo de ingresos en España y un número de parados y dramas familiares por todas partes, constituye la mayor preocupación. Sueña con un futuro mejor para sus nietos “porque la Almería de mi juventud era infinitamente más pobre que ahora”. Tiene confianza en la gestión actual para salir adelante con el objetivo principal de que se cree empleo.

La trastienda de "Almería en Corto"


Miguel Ángel Blanco Martín
Periodista, Asociación de Escritores y Críticos de Cine de Andalucía, Asecan

El cine detrás del telón. El Festival Internacional “Almería en Corto”, desde el otro lado. Desvelar lo que la pantalla de “Almería en Corto” esconde detrás de los intereses institucionales es lo que ha hecho el periodista Antonio Sánchez de Amo con el libro Clint Eastwood jamás regresará a Almería. Diez año del Festival Internacional de Cortometrajes Almería en Corto (Lagarto Editores, 2012). Es una reflexión sobre el Festival desde su puesto de observación, el Gabinete de Comunicación del Festival. Y el resultado es interesante, lo esperado desde la experiencia periodística: “Ahora que he dejado de pertenecer al equipo de trabajo de este Festival Internacional de Cortometrajes, que desde 2002 organiza la Diputación Provincial de Almería, he podido madurar todos los procesos vividos  en esta década y observar con perspectiva sus carencias y sus virtudes. Parto de la base irrenunciable de que esta iniciativa es necesario que siga siendo apoyada, no sólo como una manifestación cultural de trascendencia, sino desde el derecho de los almerienses, de los cinéfilos, de los individuos en general, de participar de una forma más amplia que en la mera proyección de películas”.

Antonio Sánchez  de Amo
El libro lleva un prólogo del cineasta Felipe Vega (“…me es indiferente que tal o cual personaje haga acto de presencia en la ciudad. Por esta vez, sólo me importan los datos. Y según tengo entendido, cada año aumenta el número de espectadores. Con eso me basta y me sobra”). Y un epílogo del periodista cinematográfico Javier Tolentino (“Y cuando parece que ya está, que la ciudad pregunta y quiere conocer detalles de la próxima edición, entonces alguien decide que se acabó, que ni cine, ni coloquios, ni prensa, ni radio, ni peliculeros… Y ahí nos encontramos con la cara de la derrota”).

El momento crucial, con sus entresijos desvelados, es cuando el presidente de la Diputación, sea del color político que sea, se dirige al escenario en la sesión de entrega del galardón del festival, acompañando a la actriz/actor histórico que regresa a Almería al amparo de la llamada de “Almería, Tierra de Cine” entre fotógrafos y cámaras de televisión. Ese momento justifica la intención política de respaldar al Festival. Es curioso, sin embargo, cómo la oposición de turno suele hacer mutis por el foro en estos casos. A la oposición le gusta el Festival siempre que esté gobernando, para salir en las fotos. No hay más camino que ese. Sánchez de Amo, por ejemplo, fue despedido en 2005 porque, alegando los criterios acordados, se negó a filtrar a la prensa unas fotos con Raquel Welch acompañada por el diputado Antonio Torres (PP) y el director del Área de Cultura, Gabriel Martín. “Nosotros también tenemos derecho a un minuto de gloria”, argumentaron con desparpajo, inconscientes de su actitud mediocre. El despido al final no se produjo al intervenir el presidente José Añez.

El director del Festival (ha habido cinco) aporta conocimientos cinematográficos, criterios, ideas. Pero el momento decisivo, en la mayoría de los casos, no le corresponde a él, sino al político, llámese presidente de la Diputación o diputado o diputada de Cultura. Lo dice en el libro Óscar de Julián: “Yo antes nunca había participado en un Festival tan altamente politizado… Yo, como director nunca he decidido nada en este Festival. Siempre lo han hecho el director de Cultura o el/la diputado/a del Área. Yo podía proponer todo lo del mundo, me escuchaban, pero no me permitían imponerme. La única decisión que yo hacía, y bastante importante, era programar proyecciones”. No se puede imaginar una rueda de prensa sin que el político marque las informaciones y programaciones, aunque no tenga ni idea de qué va el cine y el hecho cultural. Siempre habrá un “negro” que le escriba lo que tiene que decir. Por eso escribe el autor del libro: “Y es que, parapetándose en esas dosis de exhibición, los festivales de cortos se han convertido en reclamo para que muchas autoridades locales tengan un argumento justificado para el protagonismo y la promoción”.

Es el libro de un periodista y así hay que entenderlo; da muchas claves y pone al descubierto la mentira y la verdad del “glamour”. Y así nos enteramos de que hay actrices extraordinarias en la pantalla (Faye Dunaway, por ejemplo), que en privado son impertinentes e impresentables; al contrario, Eli Wallach es tal cual.

Hay algo más que anécdotas en el libro, aunque éstas tengan su interés periodístico. Hay, sobre todo, documentación y propuestas de estudio sobre el significado de “Almería en Corto” en el paisaje cultural almeriense. Pero haría falta recuperar la memoria del Festival, en ignorado paradero. Cada año, el director de turno del Festival y Sánchez de Amo, como responsable del gabinete de comunicación, entregaban en la Diputación sus respectivas memorias y expedientes (recortes de prensa, fotografías, documentación, etc.), en papel y en Cd, y además está el contenido de la página web, lo suficiente para que algún día un historiador del cine desentrañe la dimensión cultural del Festival.

Bueno, pues toda esa documentación está desaparecida. Sánchez de Amo lo explica. Ocurrió en septiembre de 2011, cuando la jefa de prensa de Diputación, María del Mar González, “quería inmediatamente las claves de acceso a los diferentes perfiles en las redes de Facebook, Tuenti y Twiter”. ‘Las fotos de los políticos anteriores a los de ahora no pueden estar ahí’, exigía telefónicamente. El 19 de octubre remití un correo electrónico con los datos requeridos y el exterminio de la historia del festival fue fulminante”.

Hay más datos e imágenes en un libro que les recomiendo, pero con esto creo que ya tienen suficiente. ¡Que la inteligencia salve al Festival “Almería en Corto”!