Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

Nochebuena en Almería

Pedro Mena Enciso
Profesor de Historia

El pasado domingo, con el popular Sorteo de Lotería, comenzó oficialmente la Navidad con lo que ello supone de buenos deseos, de  recuerdos y  de  encuentros familiares.  La palabra "Navidad" deriva de "natividad", que significa nacimiento.

Esta fiesta hizo su aparición en la Iglesia Católica y de allí se extendió al protestantismo y al resto del mundo. No podemos negar que estas fechas, y más en estos momentos de dificultad, son muy importantes para los comerciantes y el empleo, en definitiva, para el consumo. Hoy 24 de Diciembre llega, un año más, la Nochebuena y estamos como siempre: Nos movemos en el terreno de los deseos y en la magia de las palabras para acercarnos más unos a otros y convencernos de que vamos a ser mejores por dentro con la llegada del Año Nuevo.

Pero ¿qué ocurre? Pues que las esperanzas son sólo ilusiones y sueños fantásticos que al despertar se convierten en trágicas realidades: las guerras siguen, los conflictos personales se multiplican, los buenos modales y la educación brillan por su ausencia. Las felicitaciones de Navidad, deseando lo mejor para nuestros semejantes, se desvanecen y todo vuelve a ser como antes o, mejor dicho, como siempre. Paz y Amor son sustituidos por guerra y odio.

A pesar de todo, quisiera lanzar un mensaje de esperanza y pensar que las cosas van a cambiar de verdad porque soy un idealista que se engancha a la utopía del entendimiento mutuo: ha nacido el auténtico Salvador y ha venido a evitar la confrontación, a detener esta cultura de destrucción para construir la definitiva cultura de la paz. Ante este nuevo Dios, que ni es católico ni protestante; ni árabe ni judío; ni catalán,  ni español; ni negro ni blanco; ni norteamericano ni musulmán; ni de derechas ni de izquierdas...nada pueden los que han provocado esta gran crisis económica y vital que nos atrapa.

En estos días especiales, Almería se enriquece con numerosos actos culturales y tradiciones que  forman parte de la vida cotidiana. El ambiente navideño envuelve a una ciudad que, en estas fechas, se llena de luz y color con los belenes, villancicos, árboles y pascueros (esas plantas originarias de México que decoran y alegran nuestros hogares).

Paseando por la Puerta Purchena podemos observar la magnífica decoración que ilumina como nunca el centro neurálgico de nuestra capital. Se multiplican las actividades relacionadas con los mercadillos, teatro, monólogos, musicales diversos y todo el programa infantil que recorre las plazas más emblemáticas de Almería. ¡FELIZ NOCHEBUENA!