Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

El vuelo con Sevilla y Fuenteovejuna


Antonio Lao
Director de Diario de Almería

Escuchar a los responsables del Gobierno de España y de la Junta tratando de echar balones fuera con el "olvido" de renovar como servicio público el vuelo que une cada día, con excelentes resultados, Almería y Sevilla supone el mayor de los bochornos que he sentido como ciudadanos, por el calibre de los gobernantes que tenemos y sonrojo por la banalidad, el descaro y el mal hacer de quienes dicen representarnos en nombre, no se muy bien, de que ideología, partido político o asociación comunal de vecinos. 

Diario de Almería denuncia en portada
la situación del vuelo con Sevilla
Parece mentira que aquellos que dicen ser nuestros gobernantes se escuden en el olvido a la hora de hacer un trámite burocrático, cuando la administración autonómica ha consignado el dinero en sus presupuestos y lo único que hay que hacer es estar atento a los plazos para evitar que el tiempo transcurra en su contra. 

No es de recibo que la Junta de Andalucía, después de cumplir con su responsabilidad en los presupuestos de 2014, no haya sido capaz de hilvanar, al milímetro, cada uno de los pespuntes de este servicio público, fundamental para nuestra tierra, y así evitar que los de enfrente te saquen los colores, cuando tienes una responsabilidad más que limitada. 

El olvido que esta semana ha sido objeto de tantas y tantas opiniones, declaraciones y "lío lío, que yo no he sido" por parte de unos y de otros, muestra una vez más lo poco que contamos tanto para el Gobierno de la Junta como para el de España. Almería y su provincia son, una vez más, objeto de escarnio y casi burla de aquellos que se dicen, a boca llena, defensores de esta tierra, un pueblo capaz de poner en positivo la balanza comercial de la comunidad autónoma y ayudar, y de qué manera, a que las exportaciones de este país estén, pese a la crisis, en números positivos. 

Por desgracia, y como siempre sucede, no veremos el cese de los responsables y nos limitaremos a parchear un problema que, con suerte, acabaremos no padeciendo los almerienses con la suspensión del vuelo. Pero mucho me temo que a poco que nos descuidemos habrá que soportar unos meses sin la ruta y luego vendrán unos y otros a apuntarse el tanto, reinauguración del viaje, unas fotos y aquí no ha pasado nada. 

Pienso que ha llegado la hora de decir basta. De no aguantar más escarnios y errores que padezcamos luego los ciudadanos de la provincia de Almería. De ninguna de las maneras hemos de tolerar olvidos propios de una república bananera y alejados de lo que es una sociedad avanzada y una administración modélica. Nunca más que nadie conozca al culapble, como el comendador en Fuenteovejuna.