Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

El Pleno de Diputación según el color con que se mira

Juan Folío
La Opinión de Almería

La Diputación Provincial de Almería celebró ayer un pleno extraordinario, solicitado por el Grupo Socialista con el apoyo del Grupo de Izquierda Unida, para debatir la petición del PSOE de constituir una comisión de investigación en torno a la presunta financiación ilegal del Partido Popular por parte de la empresa Hispano Almería.

La sesión duró menos de diez minutos. El grupo popular votó el contra de la constitución de la comisión de investigación, pero puso a disposición de los diputados de la oposición todos los expedientes de las obras de Hispano Almería, que se amontonaban en un carrito situado en el propio salón de plenos.

La prensa de hoy se hace eco de esta sesión plenaria. Como siempre ocurre en estos casos, no todo el mundo ha visto el tema de la misma forma. Reproducimos a continuación dos visiones distintas sobre el pleno. Corresponden a la directora del periódico digital Teleprensa y al director del periódico digital Noticias de Almería. Obvia aclarar que el primero se sitúa en su línea editorial en el lado izquierdo del espectro político almeriense, mientras el segundo siempre mantiene posturas muy próximas al partido que gobierna la Diputación.

El pleno de ayer en Diputación

Políticos de perfil bajo

Elena Torres
Periodista de Teleprensa

Después de 'todas las explicaciones' que el presidente del Partido Popular, Gabriel Amat, dio en el pleno de Roquetas de Mar, donde es alcalde, sobre el caso Hispano Almería y la presunta financiación irregular de su partido, estaba cantado que en la Diputación de Almería, de la que es presidente, no nos iba a desvelar grandes asuntos. Pero en un desprecio casi absoluto por una oposición que debe entender siente 'muy poca confianza' hacia su persona, ni siquiera se ha molestado en negar nada. Únicamente se ha ceñido a exponer el único punto del día que el PSOE le ha obligado a llevar a pleno y desestimar, por verbigracia de su aplastante mayoría absoluta, la comisión de investigación que le reclamaban desde la oposición.

Hay que reconocer que el PP se supera. Es único para crear ambiente, -recuérdese el folletín que nos dedicaron con el caso asesores de Diputación, en el que se vertieron más mentiras que verdades, pero duró semanas, o la manera en que nos alimentan día a día el caso de los ERE en Andalucía-, y finiquitar de un plumazo cualquier duda que se plantee sobre su forma de obrar. Están por encima del bien y del mal. Y como tal hoy han arremetido contra la oposición no con verborrea, de la que abunda cuando critican al contrario, sino con un único argumento que además, no se han molestado ni en repetir mucho: aquí tiene la oposición todos los expedientes de contratación a su disposición, no tenemos nada que tapar. De esta manera velada, el PP da a entender que PSOE e IU no hacen su trabajo de control al gobierno y se limitan a reproducir lo que sale en los medios que, a su juicio, no es cierto, como le pasa a Montoro con la Agencia Tributaria. (Los medios siempre hemos sido un buen blanco para políticos de poca monta). Pero no contento con ello, Amat va más allá y 'sin nombrar a nadie' desliza un 'cuando vean estos expedientes tal vez alguien salga trasquilado'. Lamentable.

Estos políticos de bajo perfil, escuetos en verbo que mal encarrilan las frases, están haciendo un flaco favor a la democracia. Los ciudadanos merecemos un mejor trato. Amat se equivoca cuando cree que son sólo sus rivales políticos quienes reciben la información que él lanza. Somos los ciudadanos quienes asistimos atónitos a estos dimes y diretes, a estos 'cállate tu que yo se más', y quienes estamos más que hartos de verdades a medias y veladas denuncias. O hablan claro o váyanse ya todos. A quien hay que rendir cuentas es al ciudadano y si Amat ha detectado algo que pone en entredicho la actuación de alguien de la oposición no debe callarlo. Es su obligación hacerlo o sino reprimir comentarios vanos.

Contratos concedidos a Hispano Almería, segín IU

Expedientados

Rafael M. Martos
Periodista de Noticias de Almeria

Al día siguiente de que en el Parlamento de Andalucía el PSOE negara -con el siempre servil respaldo de IU- a la oposición los expedientes de las subvenciones otorgadas por el Gobierno a la UGT, y que están siendo objeto de revisión para pedir -llegado el caso y como ya se ha hecho- la devolución de dineros públicos mal empleados, en la Diputación de Almería el equipo de Gobierno del PP le daba a la oposición los expedientes de todas las obras contratadas con la empresa Hispano Almería -que por otro lado ya estaban a su disposición antes- como respuesta a la solicitud de una comisión de investigación.

Recuerda esto a la bronca liada en el Congreso por toda la oposición -pero miremos a PSOE e IU- por que el PP impedía que Mariano Rajoy compareciera para hablar del caso Bárcenas, mientras que en Andalucía, PSOE e IU impedía que José Antonio Griñán tuviera una última comparecencia en la que explicara si su dimisión estaba relacionada con los ERE fraudulentos.

El hecho es que la oposición en la Diputación ha tenido a su disposición los expedientes de adjudicación de obras a la mercantil que según informaciones periodísticas habría financiado campañas electorales del PP y habría hecho generosos regalos a políticos y técnicos de algunos ayuntamientos... no todos populares por cierto.

Y es cierto que los han tenido a su disposición porque el único que parece haber mostrado interés en estudiarlos es el diputado de IU Juan Pablo Yakubiuk (hombre serio y trabajador como viene demostrando en todo este tiempo, al margen de que se pueda coincidir o no con sus planteamientos), porque es el único que dio datos sobre ellos en el pleno en el que apoyaba la comisión de investigación solicitada por el PSOE.

Yakubiuk refirió la cronología en la que asociaba quién gobernaba la Diputación con las obras adjudicadas a esta constructora y su importe. Nadie puede negar que el dato era llamativo, pero carente de rigor si no se hacen comparativas... y aún así, tampoco es prueba de ninguna ilegalidad, ni tan siquiera de ninguna irregularidad.

Si junto al número de obras adjudicadas a esa empresas en esos periodos (cuatro mandatos) no se nos dice cuantas se licitaron en total y se compara con lo recibido por otras mercantiles, pues no aclara mucho.

Es más, incluso en caso de que la balanza se volcara de un modo abrumador hacia una determinada constructora, habrá que poner sobre la mesa las claves que puedan determinar el trato de favor, y no sólo eso, también habrá que dejar en evidencia a cambio de qué se ha dado ese trato.

Obviamente una comisión de investigación no es un juzgado, y lo que en ella se buscan son responsabilidades políticas, no penales, pero aún así, hay que pedirla con cierto rigor, con cierta base argumental. No olvidemos un detalle fundamental, y es que quien elabora los pliegos de adjudicación son funcionarios, quien valora las ofertas presentadas también, y por tanto quien adjudica, también.

El vicepresidente de la Diputación, Javier A. García, se lo puso muy fácil en el pleno. Les dijo que ahí tenían los expedientes, que los revisen, y si encuentran algo, al juzgado.

¿Lo harán los diputados? ¿qué harán si descubren que en todos los casos la oferta de esa empresa era la mejor de las propuestas? ¿y si descubren que son más las obras a las que se presentaron sin salir elegidos que las que les adjudicaron? 

Es sorprendente la facilidad con la que los políticos nos exigen rigor a los periodistas mientras ellos exhiben una desfachatez impresionante. Es como lo que ocurre con los papeles de Bárcenas, que el PSOE e IU tienen fe ciega y absoluta en la veracidad de todo lo publicado por los medios... pero ojo, sobre las facturas falsas de UGT... sólo es una campaña de la prensa reaccionaria.

Como para abrirles un expediente a algunos, desde luego.