Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

Almería, espacios naturales de cine

José Manuel Ortiz Bono
Delegado de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente
de la Junta de Andalucía


Seguramente no exista ningún otro lugar en el que con más propiedad se pueda hablar de los espacios naturales como espacios de cine, literalmente claro. Cada cual defenderá lo propio desde lo intangible y apellidará a los espacios naturales de su provincia como espacios de ensueño, belleza inigualable y demás, pero sólo en Almería, además, podemos decir que son espacios de cine. 

Un momento del rodaje en Almería de
Vivir es fácil
El Parque Natural de Cabo de Gata-Níjar, los Parajes Naturales del Desierto de Tabernas, Sierra Alhamilla, Karst en Yesos de Sorbas, Punta Entinas-Sabinar y así hasta el 37,5% de superficie protegida que tenemos (la media nacional está en el 27%, la andaluza en el 30%), han acogido, tan sólo en este año que acaba, más de 40 rodajes que van desde un spot publicitario a largometrajes.

A buen seguro formarán parte del imaginario popular en las próximas décadas, porque van asociados a nombres de la talla internacional de Ridley Scott, Christian Bale, Sigourney Weaver, David Trueba, Javier Cámara y otros, siendo incalculable el valor económico que esto representa para la provincia, porque mañana, hoy mismo, en cualquier parte del mundo, alguien estará comprándose un automóvil gracias a que de fondo aparece el arrecife de las sirenas de Cabo de Gata, y de paso se preguntará en qué lugar del mundo se encuentra dicho arrecife.

Otro andará deseando conocer las badlands de Tabernas a la par que suscribe un seguro a todo riesgo en el barrio de Ámsterdam donde vive o contando los días que faltan para tomar vacaciones y visitar alguna de nuestras playas más emblemáticas. ¿Alguien es capaz de darle valor de mercado a esto? 

Deberíamos pensar que el servicio que nuestros espacios naturales protegidos nos rinde va más allá del inherente a sus valores naturales, que a veces tanto trabajo cuesta comprender, porque no tienen una traducción mercantil fácil de explicar a los ciudadanos.

Deberíamos actuar para mejorar la protección y conservación de los mismos, porque a la vista está que son fuente de riqueza. En la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio estamos convencidos de ello. Pero en esta superproducción no hay actores secundarios: cada uno tenemos un papel protagonista.