Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

65 pueblos de Almería pierden población

Marta Rubí
Periodista


El crecimiento natural de población (sin tener en cuenta los movimientos migratorios) sigue en caída en la provincia. En 2012, apenas se ganaron 3.027 almerienses si se tiene en cuenta que nacieron 7.975 y fallecieron 4.948. La cifra de nacimientos continúa disminuyendo año a año, desde los 9.135 de 2008. Las personas fallecidas se mantienen en los últimos cinco años en torno a los 4.600. 

Muchos pueblos pierden
población
Pero la situación varía en los distintos municipios. Según los datos publicados hace unos días por el Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía, son 65 las localidades que en el último año sufrieron un crecimiento vegetativo negativo. Además, otros cuatro municipios contaron con el mismo número de fallecidos que de nacidos, por lo que su crecimiento vegetal fue nulo, y una docena de localidades más contaron con un crecimiento global menor de diez personas.

La zona norte de la provincia fue la que mayor despoblación soportó a causa de la falta de nacimientos. En primer lugar de la tabla se encuentra Vélez Rubio, con 48 nacidos pero 89 fallecidos. Le sigue Oria que, con diez nacimientos y 50 fallecimientos, obtuvo un crecimiento negativo de 40 personas. Vélez Blanco, por su parte, perdió 28 vecinos, debido a las 37 defunciones y los tan sólo nueve nacimientos. También María se encuentra entre los municipios con mayor pérdida de población, en concreto en el puesto séptimo, con cuatro nacidos y 24 fallecidos en 2012. Le adelanta Canjáyar, Serón y Cantoria, aunque con cifras de crecimiento muy similares.

En todas ellas la situación empeora con respecto a los años anteriores.Vélez Rubio también perdió 27 habitantes en 2011, aunque en esta ocasión fue el segundo municipio de la provincia con una crecimiento negativo mayor. Chirivel, con 31 vecinos menos, fue el líder de la tabla.

Aunque también hay algunas mejoras. Es el caso de Tíjola, donde, en el año 2011, la diferencia entre nacimientos y defunciones fue de -15, mientras que el año pasado consiguió un crecimiento positivo debido a los 45 nacimientos y las 36 defunciones, con un saldo de 9 personas.

Otros municipios que han conseguido ‘dar la vuelta a la tortilla’ a su situación son Alhabia, Huécija, Alcudia de Monteagud, Benizalón y, sobre todo, Zurgena, que en 2011 perdió 17 habitantes y en 2012 tuvo el mismo número de nacimientos que de fallecimientos: 18. El Instituto de Estadística sitúa en otro orden el caso de Alsodux, único municipio de la provincia en el que no ha habido nacimientos ni defunciones.

En el otro lado de la balanza, Roquetas y El Ejido fueron las localidades que más crecieron, y lo mismo ocurrió en 2011, aunque la líder fue entonces El Ejido y la segunda Roquetas. Almería capital, Huércal de Almería y Níjar completan el grupo de los cinco mayores crecimientos vegetativos.