Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

Recortes para todos menos para ellos

Pablo Requena
Periodista

Recortes sociales. Seguro que hace tiempo que perdieron la cuenta de las ocasiones en las que habrán escuchado esta expresión que a nadie gusta, pero a la que muchos parecen resignarse. Que si los recortes de Mariano Rajoy, que si los de la Comunidad Valenciana, Cataluña, etc. Sin embargo, ¿cuántos hablan de los recortes de la Junta de Andalucía?

Precisamente ahora que tenemos elecciones autonómicas a la vuelta de la esquina es cuando se deberían sacar a la palestra todos estos asuntos concernientes al Gobierno andaluz, para que los ciudadanos puedan -podamos- decidir el próximo 25 de marzo con más conocimiento de causa. Porque es obvio que el partido que gobierna Andalucía desde el año de nacimiento de Matusalem está centrando su campaña (nada de precampaña, tal cosa no existe) en los recortes del PP de Rajoy y de lo que se nos avecina si gana Arenas.

A priori nada parece quitar legitimidad a tal actitud de los socialistas andaluces… o sí. Porque (y pueden conocer la historia completa en mi blog) una asociación almeriense de discapacitados, El Timón, está amenazada de embargo por una deuda de la Junta de 20 mil miserables euros. Lo que se gasta la administración en pipas y doritos en una tarde de verano. Eso sí, de momento no hay noticias de impagos a sindicatos, patronal o partidos políticos, por poner ejemplos. Obviamente, lo de El Timón no es un caso aislado, conociéndose ya multitud de ellos por toda la geografía andaluza ¿Se puede interpretar esto como recortes sociales? No sé ustedes, pero yo lo tengo claro.

Otro de los eslóganes socialistas de cara a los próximos comicios andaluces hacen referencia también a recortes, pero en otras esferas, como cultura, sanidad y educación, las “vacas sagradas” del PSOE. O eso nos venden. Porque también se pueden certificar recortes en sanidad, o ¿no forman parte de nuestro sistema sanitario los farmacéuticos a los que la Junta adeuda cantidades colosales? ¿Y los médicos del SAS que echan más horas que un tonto para cobrar tres duros?

Vamos con más ejemplos; ¿son recortes en cultura las alarmantes revisiones a la baja de los presupuestos dedicados, por ejemplo, a la Alcazaba de Almería? ¿Y el cierre del centro de interpretación Puerta de Almería? Y voy más lejos. ¿Por qué hablar de recortes en patrimonio histórico pudiendo hablar de inutilidad a la hora de proteger el Cortijo del Fraile?

La educación. La famosa “mala educación” de Almodóvar asumida por los dirigentes valencianos, que tienen a sus alumnos estudiando a menos cuatro. Menudos sinvergüenzas. Dicho lo cual, y como a mí me queda lejillos Valencia, vuelvo a Almería y me encuentro con que somos la provincia andaluza con la ratio de aulas prefabricadas –obviamente, sin calefacción ni santo que les vista- o que estamos a la cabeza en fracaso escolar. Por eso quizá los almerienses hace tiempo que hemos perdido cierto temor a los recortes… porque aquí venimos padeciéndolos desde que el que escribe tiene uso de razón.

Desmantelamiento del periodismo

Miguel Ángel Blanco Martín
Periodista

La crisis se ha cebado sobre el mundo de la información, sobre los tres medios de comunicación -prensa, radio y televisión-, de una manera dramática. Los despidos de periodistas y cierres de medios se han producido de forma tal que hoy día las garantías de una información con rigor y coherencia, a salvo de depredadores, cada vez son menores. Desde hace tiempo, incluso antes de la crisis, se puso en marcha el desmantelamiento del periodismo tradicional, fundamentalmente ante la hegemonía de las nuevas tecnologías. Internet avanza imparable e invencible. Y por si fuera poco, llega la gran crisis. Quien más y quien menos, entre los periodistas y estudiosos de la información, auguran desde diversas posiciones a nivel mundial que el periodismo tiene los días contados.

El autor fue durante muchos años
delegado de Ideal en Almería
Lo grave, injusto y peligroso es la forma en que se produce la demolición del periodismo. La estrategia de los despidos y recortes que sufre el panorama periodístico en la actualidad conlleva el drama social que acompaña a cada despedido, a cada periodista, a cada trabajador de medios de comunicación (imagino que igual que en otros sectores de producción). Y las decisiones se toman la mayoría de las veces desde la frialdad de los números económicos (otra frivolidad), desde posiciones dominantes que responden, muchas veces, a actitudes perversas para justificar un nuevo giro al negocio de la empresa. Es difícil encontrar corazón en las decisiones de derrumbe. ¿A quién le importa, salvo a ellos mismo, que miles de periodistas sean despedidos en nuestro país? (millones de trabajadores en todo el mundo por una crisis programada desde las grandes finanzas y estrategias especuladoras mundiales).

Por eso, la fecha del 1 de marzo ha sido escogida en toda España para la concentración de protesta de los periodistas (a las 11.30 horas en Puerta Purchena de Almería), contra esta realidad que está sacudiendo a una profesión sometida desde siempre a toda clase de riesgos, desprecios y humillaciones en todo el mundo (asesinatos, encarcelamientos) y que no renuncia al rigor de la información y a la libertad de expresión, a no ser neutral, a ponerse al lado de quines no pueden esgrimir su defensa. Muchas veces, en contra de los criterios de las propias empresas periodísticas. Y todo a cambio en la mayoría de los casos de puestos de trabajo y salarios en precario o nada relevantes, aceptan lo suficiente para resistir día tras día con dignidad.

En 1997, el profesor Martínez Albertos (Universidad Complutense) publicó el libro El ocaso del periodismo, fundamento para la celebración en Almería (2008), de las I Jornadas de Periodismo, con el mismo título, organizadas por el Aula de Ciencias de la Información del Instituto de Estudios Almerienses. La conclusión, con matices, es que el periodismo tradicional tiene los días contados. Pero el profesor Martínez Albertos, en su intervención en Almería, advirtió: “Lo realmente peligroso, a mi juicio, es que también está en vías de extinción la propia identidad del Periodismo, es decir, la vigencia socio-cultural del concepto clásico de Periodismo”. Lo dramático es que la agonía del periodismo arrastre también los cimientos de la democracia.

La cuestión es compleja y todavía hay diversidad de criterios. Las empresas periodísticas se han sometido a una profunda metamorfosis, se han sobredimensionado para consolidar y ampliar sus territorios de influencia, negocio y poder, tras lo cual el empresario, salvo excepciones, es el eje y controlador de todo el proceso de la información. Los periodistas (y más si piensan por su cuenta) están destinados a seguir las pautas, a mantener los silencios adecuados, a aceptar las imposiciones del sistema, donde las élites de la información, economía y política van de la mano. Y en caso contrario, el periodista es un número anónimo al que se tacha con una cruz en un papel, eso cuando menos. Y ante este presente y futuro no hay sitio para el silencio y sí para la protesta.

El cambio del PP en Agricultura

José Cadenas
Exconcejal de Melilla

Aunque soy almeriense, el haber pasado unos años de mi vida laboral y política en Melilla hace que sienta un especial interés por todo lo relacionado con el Norte de África. De ahí que me hayan llamado la atención las declaraciones del ministro Cañete sobre el problema agrícola entre Marruecos y la Unión Europea, con repercusiones tan negativas para España, especialmente para Andalucía y aún más para Almería.

Lo dicho en Rabat por Arias Cañete tras su reunión con el ministro marroquí Aziz Akhanouch, acusando de “catastrofistas” a los agricultores españoles por su oposición al reciente acuerdo agrícola entre la UE y Marruecos, demuestra  la cara oculta del verdadero “cambio del PP” en Agricultura, dentro de ese “gran cambio político” que tanto anuncia Arenas para Andalucía.

No podemos negar que en tan poco tiempo el cambio ha sido enorme, porque de esas imágenes idílicas de Cañete y Arenas, en bata blanca, visitando unas instalaciones del Poniente almeriense y prometiendo a los agricultores ayudas para resolver los graves problemas del sector ante la competencia marroquí, a las recientes acusaciones de “catastrofismo” hechas por el mismo ministro a esos mismos agricultores, va un abismo.

Varias pueden ser las razones de dicho cambio durante el viaje del ministro a Rabat: Quedar 'bien' con el reino Alahuita, a costa de sus propios paisanos. No olvidemos que Cañete es andaluz. Otra puede ser la defensa de los intereses de unos cuantos terratenientes españoles y europeos que han adquirido terrenos en Marruecos, en gran parte a la familia de Mohamed VI, y construido invernaderos que hacen competencia desleal, con la ventaja de los salarios, a los de aquí. También puede ser el miedo que el Gobierno de Rajoy siente a exigirle a Europa la compensación que los agricultores españoles,  muy especialmente los andaluces, piden por el grave perjuicio que les supone el  reciente Acuerdo con la Unión Europea. Esa incapacidad ya la había demostrado el PP al no haber conseguido convencer a su propios compañeros del Partido Popular Europeo (mayoritario en la cámara) para que votaran en contra de dicho acuerdo. Aunque creo que el 'cambio' ha sido el producto de los tres factores enumerados.

Espero que los demás 'cambios' que no para de pregonar Arenas para Andalucía sean más veraces y consistentes, porque con éste, sin haber llegado aún a las elecciones, ya se le ha visto el plumero a la gaviota.

La Ual se explaya en explicaciones al concejal Carlos Sánchez

Juan Folío
La Opinión de Almería

Hace un par de semanas el presidente de Nuevas Generaciones del Partido Popular y concejal por Almería, carlos Sánchez, ponía en duda las cuentas de la Universidad de Almería. El concejal criticaba la expedición de facturas en la sombra, manifestando que las mismas se debían a razones electorales. En respuesta, la UAL hace un pormenorizado recorrido por las mismas, sujetas, manifiesta, a múltiples controles. Ésto es lo que dice la UAL:

Ante determinadas informaciones relacionadas con la Universidad de Almería, aparecidas en los medios de comunicación de esta provincia, informa que:

Vista parcial de la UAL
1. El día 28 de noviembre de 2011 la Comisión Académica del Consejo Andaluz de Universidades presidida por el Secretario General de Universidades, Investigación y Tecnología, se reunió en el Rectorado de la Universidad de Cádiz con la presencia de los Rectores de las Universidades andaluzas. Entre los puntos del orden del día estaba recogido la “Factura informativa”.

2. El día 23 de enero de 2012 la citada Comisión volvió a reunirse en Málaga aprobándose el Acta del encuentro anterior. En la citada Acta se recoge, literalmente, en su punto segundo, lo siguiente:

El Presidente informó de que en la Junta de Andalucía se va a implantar progresivamente las llamadas “facturas informativas”, que sirven como información a los usuarios de cuál es el coste, financiado con impuestos, que tiene el servicio social utilizado. Por ello, por lo que se refiere a los servicios académicos que reciben los y las estudiantes de las universidades andaluzas que son financiados en su mayor parte por la Comunidad Autónoma, dijo el Presidente que aun cuando se tiene la información del coste a suministrar al alumnado distinguiendo según el carácter teórico o práctico de las enseñanzas a recibir y según Rama del Conocimiento y Titulación, sometía a consideración de esta Comisión Académica, si se informaba al alumnado con esa distinción o se calculaba el coste medio del servicio sin distinguir por Rama de Conocimiento o por Titulación ya que está previsto que en todas las Universidades Públicas de Andalucía se inicie simultáneamente el proceso de implantación para que en cursos sucesivos, todos los usuarios de los servicios académicos reciban la información al formalizar su matrícula en cada curso y en el propio documento acreditativo.

La Comisión acordó, por asentimiento, dar informe favorable para que a partir del presente curso académico se expida la factura informativa a las personas matriculadas en las universidades andaluzas, estimando como coste del servicio, el coste medio del crédito de las titulaciones que se imparten en el del sistema universitario andaluz multiplicado por el número de créditos en que se haya matriculado cada persona. No obstante, dado que no ha sido posible entregar dicha información en el momento de efectuar la matrícula, las Universidades harían llegar esa información mediante correo electrónico a las personas matriculadas”.

3. La Universidad de Almería, con fecha 17 de enero, recibió un requerimiento por parte de la Secretaría General de Universidades para que se informara del grado de cumplimiento del antedicho acuerdo dado que, literalmente, se debía “reportar dicha información al Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía, dentro del seguimiento del Plan FIJA-TE (Factura Informativa Junta de Andalucía-Transparencia Efectiva)”. En este requerimiento se proponía, como texto informativo, el mismo que se utiliza en otros ámbitos de la administración andaluza y nacional; este texto es el que se envió, literalmente, a los estudiantes, y se reproduce a continuación:

A título informativo, le señalamos que los servicios académicos de los que usted se ha matriculado en este curso 2011-2012, suponen un coste estimado de ________euros que sólo es cubierto parcialmente por la matrícula que usted ha abonado a nuestra Universidad. El resto está financiado por la Comunidad Autónoma de Andalucía gracias a los impuestos que los contribuyentes aportan”.

4. El requerimiento anterior se volvió a repetir, en los mismos términos, el día 7 de febrero de 2012.

5. En este período de tiempo los Servicios Informáticos y Académicos de la Universidad de Almería prepararon la logística necesaria para enviar, tal y como establecía el acuerdo anterior, el envío por correo electrónico a los trece mil estudiantes de nuestra Institución.

6. El día 20 de febrero se efectuó el envío de la denominada Factura Informativa, por correo electrónico, a los estudiantes de la Universidad de Almería, dando así cumplimiento al acuerdo del Consejo Andaluz de Universidades.

Asimismo, la Universidad de Almería informa que:

1. El subconcepto contable 226.02 denominado “Información, divulgación y publicidad” recogido en los Presupuestos de Gastos de la Universidad recoge, entre otros conceptos, los siguientes:

a) Información sobre jornadas, seminarios y congresos realizados por los departamentos, facultades y grupos de investigación, todos ellos, con financiación propia.

b) Divulgación sobre Títulos de Experto y Másteres de la Universidad de Almería con su correspondiente financiación.

c) Publicidad sobre programas de la Universidad de Mayores, programas de Autoempleo y programas de Internacionalización ERASMUS, todos ellos, dotados de financiación propia.

2. El citado subconcepto, en el Presupuesto del ejercicio 2011, ascendió a 515.160,46 € euros, siendo la liquidación prevista de 475.874,13 euros, esto es, un 8 % menos de lo inicialmente previsto. Las cifras que aparecen en este subconcepto en el Presupuesto 2012, al igual que en 2011, son previsiones que tienen su origen mayoritario en ingresos finalistas y, por tanto, de no incorporarse como tales al ejercicio corriente, la Universidad no incurriría en las pertinentes obligaciones de pago.

3. El artículo 64 del Presupuesto de Gastos de la Universidad de Almería recoge las partidas presupuestarias destinadas a Investigación por nuestra Institución. En el citado artículo, no sólo se recoge el esfuerzo presupuestario de los Grupos de Investigación, sino que, además, forman parte del mismo, entre otros, conceptos como los Proyectos de Investigación, los Contratos de Investigación y las ayudas del Plan Propio de Investigación. Este artículo asciende en 2012 a 7.578.000 euros y se nutre, por ejemplo, de programas finalistas de la Administración Central, de la Administración Autonómica y de empresas que contratan los servicios de los investigadores de la Universidad.

4. El artículo 64 del Presupuesto de Gastos de la Universidad de Almería para el ejercicio 2012 ha sufrido un descenso del 30,77% respecto del 2011. Este descenso se explica porque los conceptos que conforman este artículo presupuestario han descendido todos ellos (los de la Administración Central, los de la Administración Autonómica y los de las empresas con capacidad de inversión en I+D+i) excepto, el que tiene su origen en la financiación propia de la Universidad de Almería, es decir, el Plan Propio de Investigación, que consolida su financiación de 700.000 euros a pesar de los ajustes presupuestarios que sufren todas las administraciones públicas.

Finalmente, se quiere manifestar que:

1. Los Presupuestos de la Universidad de Almería y sus Cuentas Anuales son informados por la Comisión de Financiación del Consejo Social, informados por el Consejo de Gobierno de la Universidad de Almería y aprobados, si así se estima, por el Pleno del Consejo Social. Todos estos documentos son públicos y sometidos a los controles preceptivos por parte de las autoridades económicas autonómicas y estatales.

2. Las Cuentas Anuales de la Universidad de Almería son auditadas por una empresa externa de ámbito nacional y reconocido prestigio quien ha expresado su opinión en los últimos años sin salvedades.

3. La Universidad de Almería, aún entendiendo los motivos que en la situación actual llevan a determinadas afirmaciones, aunque no las comparta, observará la más estricta neutralidad política en sus misiones docentes e investigadoras y, por tanto, no va a entrar en actuaciones ni en declaraciones que pudieran instrumentalizarse como electoralistas.

Nuestra propia crisis

David Baños
Director del grupo "Máquina de los Sueños" y miembro de la Asociación de Periodistas-Asociación de la Prensa de Almería (AP-APAL)

La construcción, el mármol, el transporte, la pesca... todos son sectores duramente afectados por una crisis económica que está teniendo efectos devastadores en materia de empleo. A estas alturas todos sabemos esto, unos porque lo sufren directamente como víctimas del paro y el resto porque lo leemos, lo vemos y lo escuchamos a diario través de los medios de comunicación. La prensa, la radio y la televisión nunca han escatimado esfuerzos para recoger los problemas laborales de cualquier colectivo y hacerse eco de sus protestas y sus reivindicaciones ¿Cuántas manifestaciones de sindicatos o trabajadores han sido portada en los últimos años? No se molesten en contestar, son muchas, muchísimas ¿Cuántas veces los protagonistas han sido los profesionales de los medios de comunicación? Seguramente ninguna o en muy pocas ocasiones.

¿Qué pasa? ¿No hay crisis en este sector? Por desgracia esta pregunta se contesta sola semana tras semana, mes a mes, mientras asistimos al cierre de nuevos medios de comunicación en nuestro país. El último en echar el cerrojo ha sido Público ¡Ánimo, compañeros, y mucha suerte!

Verán, los MCM están padeciendo dos crisis a la vez: la general y otra propia de identidad y búsqueda de un nuevo modelo. Es difícil obtener los datos concretos, pero son muchos miles de compañeros los que han perdido su puesto de trabajo en los últimos años en España. En Almería no somos una excepción. Aquí el paro no afecta sólo a los periodistas, por igual medida están sufriendo las consecuencias fotógrafos, operadores de cámara, montadores de vídeo, realizadores, técnicos de sonido, iluminadores, comerciales, administrativos, conserjes... Un auténtico drama que ha derivado en una herida que no hay manera de taponar.

No está bien que el informador se convierta en el protagonista de la información, pero de vez en cuando no hay más remedio que mirarse el ombligo y en esta ocasión está plenamente justificado. El sector de la comunicación en este país necesita con urgencia un poco de atención de las administraciones públicas. Sí, aquellos que normalmente se encargan de cubrir las informaciones de nuestros políticos, aunque cada vez sean menos, precisan ahora de su interés. Se trata de que sean ellos, por una vez, quienes les escuchen y den respuesta a las urgencias del colectivo. Seguro que muchas veces han oído hablar de planes de ayuda para sectores como el pesquero o el agrícola, de incentivos para el comercio o para la actividad energética, ... ¿Qué pasa con los MCM y sus trabajadores?

El próximo 1 de marzo estamos llamados a concentrados a las 11:30 en la Puerta de Purchena. Si pasan por allí ese día, a esa hora, ya saben porque de un tiempo a esta parte nos cuesta más trabajo de la cuenta echar una sonrisa.

Andalucía, esencia de España

Pedro Mena Enciso
Profesor de Historia

Andalucía, esencia de España. Con estas palabras de Blas Infante, padre de la patria andaluza, podemos definir perfectamente a Andalucía en el día de su cumpleaños. Porque, queridos lectores, ese es exactamente el sentimiento de cualquier andaluz. Es verdad que nos identificamos con unas costumbres, un folklore, una cultura, un arte y hasta un lenguaje muy propio, pero también es cierto, o al menos yo no conozco a nadie, que se quiera separar de España o reniegue de su identidad española.

Dicho esto, uno entiende que los planteamientos del andalucismo van más por el camino de buscar el progreso económico y social para conseguir superarnos como pueblo y alcanzar cierto grado de bienestar. Recordemos que, tras la aprobación de la Constitución, se empezaron a plantear las autonomías como mandato de la propia Carta Magna que contemplaba la diversidad de los distintos pueblos de España dentro de la unidad del Estado. La ilusión llenó aquellos años finales de la década de los 70 y comienzos de los 80 y los andaluces salimos a la calle con el objetivo de que se nos hicieran caso por primera vez en la historia para convertirnos en ciudadanos de primera y salir del ostracismo al que tradicionalmente hemos estado sometidos.

Y, todos juntos, lo conseguimos para treinta años después presentar una situación bien distinta a aquella de 1979: el analfabetismo se ha reducido drásticamente, las aldeas y pueblos existen gracias a la inversión en comunicaciones e infraestructuras, el acceso a la educación y a la sanidad es mucho más universal… En fin, vamos progresando aunque de forma irregular y con demasiado peso en las subvenciones y subsidios que no han servido para crear industrias (la asignatura eternamente pendiente de nuestra tierra) ni tampoco para dejar de ser una de las regiones más atrasadas de Europa.

Por ello, y con el propósito de que la autonomía tenga sentido, hemos de dar otro gran salto adelante para modernizarnos y europeizarnos de forma más acelerada. Sólo así, generando tejido industrial y tecnológico, podremos llegar algún día a alcanzar a otras regiones europeas mucho más evolucionadas. Conseguir este objetivo es el gran reto del futuro gobierno que salga de las urnas el 25 M: a partir de ese momento, los inquilinos del Palacio de San Telmo, no deben confundir al Partido Político que representan con la Administración para apropiarse de ella en su propio interés y, por otra parte, se deben dedicar a limpiar esa imagen de corrupción e inmoralidad que nos persigue. Regenerar la vida política y cortar por lo sano eliminando esa lacra basada en el tráfico de influencias… para hacer una sociedad nueva, dominada por la ética y que premio el trabajo y el esfuerzo de sus ciudadanos.

Bueno, y Almería, ¿qué? Pues que los vencedores de las urnas nos tienen que tener en cuenta de una vez por todas. Históricamente los almerienses venimos siendo ignorados por los distintos gobiernos centrales y autonómicos. Los resultados electores en la provincia de Almería (en las dos o tres últimas legislaturas) son suficientemente relevantes como para comprender que nos sentimos marginados por la Junta con respecto a otras provincias que todos conocemos. No quiero enumerar aquí promesas incumplidas, proyectos inacabables… sino que prefiero pensar que este 28 de Febrero de 2012 será el día del despertar de una provincia a la que todas las administraciones han olvidado pero especialmente la andaluza porque a esta Comunidad pertenece Almería. ¿No creen ustedes que  ha llegado la hora de saldar la deuda?
                    

Unicaja se replantea su fusión con Caja España-Duero

Emilio Ruiz
www.emilioruiz.es

El proceso de reestructuración del sistema bancario es tan cambiante que lo que un día se puede considerar un hecho consumado, al siguiente se convierte en una simple posibilidad y al otro en una imposibilidad. Es lo que está pasando con la fusión entre Unicaja y Caja España-Duero. Hace unos meses ambas entidades constituyeron sus respectivos bancos, Unicaja Banco, una, y Banco Caja España de Inversiones, Salamanca y Soria, otra. De hecho, tanto una como otra operan ante sus clientes no como cajas, sino como bancos. Las respectivas asambleas generales tienen aprobada su fusión. Solamente falta constituir el banco común, que se formaría con la unión de ambos en una proporción de 70 para los andaluces y 30 para los castellano-leoneses, y echar a rodar como una sola entidad.

Pero han surgido nuevos imprevistos. La reforma bancaria aprobada por el Gobierno el pasado 3 de febrero ha supuesto un cambio en las reglas del juego. De Guindos ha endurecido el listado de exigencias a las entidades. Unicaja, ahora, debe constituir provisiones por 691 millones de euros. Medel ya ha dicho que no hay problema, que 264 millones los coge de sus excedentes de capital y los 427 restantes los tiene “preconstituidos” en sus de provisiones y en la propia cuenta de resultados. En modo alguno quiere acogerse al Frob (Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria).

España-Duero, por su parte, tiene la cosa más complicada. En su día, la fusión de Caja España y Caja Duero necesitó de 525 millones del Frob. Antes del 31 de marzo, como consecuencia del “Plan Guindos”, necesita provisionar otros 638 millones para garantizar sus activos problemáticos en el sector inmobiliario. ¿Y de dónde puede sacar España-Duero tanto dinero? Evaristo del Canto, el presidente, se ha apresurado a decir que la fortaleza de la unión con Unicaja da para eso y mucho más.

Pero Braulio Medel está lleno de dudas. El presidente de Unicaja no quiere, bajo ningún pretexto,  acogerse a los ofrecimientos del Frob, porque eso le restaría capacidad de maniobra y de decisión, empezando por el control del sueldo de los directivos, limitado en las entidades que han necesitado de ayudas públicas.

En esta tesitura, en Unicaja se están replanteando un abandono de las negociaciones de fusión con España-Duero. “O llega saneada o no hay fusión”, ha venido a decir Medel. La nueva postura de la andaluza ha desconcertado a la castellano-leonesa, que daba todo el proceso por hecho. En Caja España-Duero saben que, si se frustra la unión con Unicaja, su final pasar a manos del Banco de España, antesala de la venta y desaparición.

Con las nuevas exigencias del Ministerio de Economía, Unicaja ha hecho sus cuentas y le sale más rentable hacerse con la caja castellano-leonesa una vez que ha sido tomada por el Banco de España que no ahora. Incluso más rentable le sale hacerse con alguna de las otras cajas intervenidas. CatalunyaCaixa o NovacaixaGalicia son dos entidades, por su tamaño, difícil de digerir, pero todo se puede ver si detrás existe un apoyo similar al que el Banco de España dio al Banco Sabadell para hacerse con la CAM. En último término queda una fusión con Ibercaja, una entidad de similar tamaño que muchos ven como la compañera de viaje idónea para la andaluza.

Y mientras todo esto se cuece en los ambientes financieros, el nerviosismo entre los empleados de Unicaja empieza a hacerse patente. Cuando se daba por hecha la fusión con Caja España-Duero también se daba por aceptado que el excedente de personal era de dos mil empleados, 1.800 de la plantilla de Unicaja. La última reunión de la mesa laboral se produjo el 2 de febrero. No se pudo adoptar acuerdo alguno porque al día siguiente era cuando el Gobierno iba a sacar su reforma financiera. Posteriormente ha entrado en vigor la reforma laboral, que abre la posibilidad de hacer ajustes de personal con una indemnización de 20 días por año trabajo con un máximo de 12 mensualidades. Banca Cívica ya se ha acogido a la nueva normativa. Si lo hace también Unicaja, las prejubilaciones o despidos de ahora serán mucho menos favorables para los trabajadores que los realizados en anteriores ocasiones.

25-M: Dos sondeos, de ABC y El Mundo, dan al PP mayoría absoluta

Juan Folío
La Opinión de Almería

Cuando falta menos de un mes para las elecciones andaluzas que se celebrarán el 25 de marzo, todo apunta a que el Partido Popular arrebatará por primera vez al PSOE esta Comunidad. Hoy se han publicado dos nuevos sondeos que confirman que Javier Arenas tiene la mayoría absoluta a tiro y, salvo sorpresa mayúscula, se convertirá en el próximo presidente de Andalucía. Una de las encuestas ha sido elaborada por IMC para el diario Abc, que otorga a los populares una ventaja de 10,1 puntos sobre los socialistas. De celebrarse hoy las elecciones, el PP lograría el 46,3% de los votos y 59 escaños, cuatro por encima de la mayoría absoluta y 12 más que los obtenidos hace cuatro años. Mientras, el PSOE se quedaría con el 36,2% de los sufragios, lo que le reportaría 43 escaños, 13 menos que en 2008. Además, Javier Arenas se impondría a José Antonio Griñán en número de diputados en seis de las ocho provincias andaluzas y, en las otras dos -Huelva y Sevilla- se produciría un empate.

En cuanto al resto de formaciones, UPyD entrará en el Parlamento andaluz con un escaño y el 4,3% de los votos, mientras que IU mantendría sus seis diputados (8,2% de los sufragios) y el Partido Andalucista se quedaría, como ahora, sin representación (2,2%).

El sondeo de El Mundo
El sondeo de Sigma Dos para El Mundo da un margen menor al PP, que aventajaría en 8,7 puntos al PSOE. Los populares lograrían entre 54 y 57 escaños y el 45% de los votos, mientras que los socialistas se quedarían en una cifra que oscila entre los 42 y 44 representes (36,3%). La principal diferencia de esta encuesta es el apoyo que recibirían el resto de formaciones. UPyD tiene un escaño consolidado, pero incluso podría llegar a dos (4,2% de los votos), mientras que este sondeo es más optimista con los resultados de IU, que logararía entre 8 y 9 escaños (9,3%) , y el Partido Andalucista, que podría volver a tener representación con un escaño (2,4%).

Los escaños de Almería
Ayer se conocieron dos nuevos sondeos elaborados por encargo del Partido Popular y por Cepes. Ambos difieren sobre la asignación de un escaño en la provincia de Almería. En las pasadas elecciones autonómicas la distribución de escaños fue de 7 para el PP y cinco para el PSOE. Mientras el sondeo de Cepes deja los resultados de igual forma, el sondeo del Partido Popular asigna cuatro diputados para los socialistas y justamente el doble para los populares.

A vosotros, periodistas: ¡Que nada ni nadie os calle!

José Mª Ortega
Escritor

En circunstancias tan adversas como las que, a causa de la dichosa crisis, está sufriendo la ciudadanía, vuestra voz se hace imprescindible para conocer la situación real, denunciar los abusos y alumbrar en la búsqueda de la salida del túnel. Es lamentable y penoso ver cómo están desapareciendo por 'inanición' medios de prensa, radio y televisión, sobre todo, y esto resulta más preocupante, los que vienen manteniendo una actitud crítica con el poder, tanto político como económica. Un ejemplo muy significativos se acaba de producir con el cierre de 'Público' y la absorción de algunas cadenas de televisión críticas por otras más comerciales. Esta recesión está arrastrando el drama humano de que cada vez sois más los periodistas que acabáis cayendo en la fosa del paro. Desgraciadamente, vuestra caída al paro no se debe sólo al cierre de medios, sino también a cicateros ajustes de plantilla en empresas que sólo buscan el lucro, sin preocuparles la calidad periodística.

Vuestra situación en  Almería, como periodistas, es doblemente inquietante, pues al elevado número de parados hay que añadir el ambiente enrarecido que se ha creado no sólo por los despidos injustificados de periodistas en Diputación y ayuntamientos de Almería y El Ejido, curiosamente gobernados por el PP, sino por la actitud prepotente de los responsables políticos de estas radios y televisiones púbicas.  No hay más que recordar la polémica suscitada por el actual director del Instituto de Estudios Almerienses, al tachar de “plumilla” y de “junta palabras” a un periodista con el prestigio de Miguel Ángel Blanco, para apreciar la nula sensibilidad periodística del Presidente de la Diputación que lo defendió, aunque un tiempo después creo que le ha pedido disculpas. Tampoco muestra mucho tacto laboral nuestro Alcalde, al arrojar al paro a varios periodistas de Interalmería para fichar a una sola persona por un sueldo mucho más elevado.

En estos críticos momentos, lleva bastante razón vuestra colega Elsa González, Presidenta de FAPE, al afirmar que “es imposible la existencia de una sociedad libre y democrática sin ética informativa". Gracias a ello, estamos viendo a políticos y empresarios corruptos sometidos  a proceso judicial. Otra cosa es que los fallos sean lo 'justos' que debieran ser. También acierta Elsa  al apuntar que “la relación simbiótica entre periodista y editor debe ser interesada y mercantil, pero nunca mercantilista”. Supone un varapalo a la profesión que una empresa de la comunicación, aprovechando el miedo a la pérdida de trabajo, intente doblegar al periodista a dar informaciones falsas en contra de su propia voluntad.

A pesar de los 175 años que nos separan, hay que mantener vivo el espíritu crítico y 'romántico activo' que, bajo los nombres de Duende, Fígaro o Pobrecito Hablador, con tanta valentía encarnó Larra.

Para mí es un honor solidarizarme con vuestros problemas y unirme a la concentración que nos aglutina el día 1 de marzo en Puerta Purchena, precisamente junto al busto de nuestro más insigne político,  el adalid en justicia, libertad y honradez, que fue don Nicolás.

Por favor, necesitamos vuestra voz. ¡Que nada ni nadie os calle!

Día de Andalucía: una misión de futuro

Raúl Masa
Periodista

Hoy se celebra el día de Andalucía, justo cuando falta poco más de un mes para que haya elecciones autonómicas, y en una época bastante oscura por la elevada tasa de paro que golpea la región. Nunca ha habido en Andalucía tanto tiempo para el lamento y la desesperanza como en estas fechas. Una tierra tradicionalmente golpeada por una salud de hierro y un humor inquebrantable, tiene en la economía ese incómodo compañero de cama que deja a miles de andaluces en la difícil situación de no saber cómo será el día siguiente.

Dentro de un mes, los andaluces volverán a dirigirse a las urnas para decidir quién será su nuevo presidente regional durante los próximos cuatro años. Pero no hay consuelo. Para muchos andaluces el cambio que puede representar el popular Javier Arenas, no es más que la continuación de las políticas llevadas a cabo en Madrid y que no siempre benefician a Andalucía.

Pero si la alternativa deja un poso de desconsuelo, la continuidad del PSOE en el gobierno andaluz, con Juan Antonio Griñán a la cabeza, no sería más que la continuación a ese oscuro matadero que degolla lentamente y que se representa en forma de oficina del paro.

La tierra del carnaval, las playas y el sol no puede caer en las sombras del pesimismo y la desconfianza. Pero no solo eso. La tierra de García Lorca, Antonio Machado, Picasso, tierra de cultura, de innovación, de arte.

Andalucía representa la forma de sentir de millones de españoles. Al margen de un posible folclore trasnochado, Andalucía es sentimiento, ilusión, pero sobre todo, debe ser futuro.

El juez se pronuncia

Jorge Lirola
Profesor Titular de la Universidad de Almería sancionado

El juez sustituto del Juzgado de lo Contencioso Administrativo nº 3 de Almería, Antonio Luis García Valverde, ha emitido el auto en el que se pronuncia sobre mi solicitud de suspensión cautelar de la sanción que me impuso Pedro Molina García por un trato irrespetuoso y atentado grave contra él mismo, hasta que se celebre el juicio, señalado para el 6 de junio de 2014. La deniega. Después de unos razonamientos jurídicos que tengo la impresión que los copia en los autos similares, dice que "los derechos y funciones de los que se ha visto privado el recurrente, son perfectamente cuantificables económicamente, para el supuesto de obtener una sentencia favorable..." y que "tampoco existe perjuicio a terceros".

Le da la razón al Rector, Pedro Molina García, de que, si yo doy clases, es por el dinero que gano; no debo tener vocación de docente y el que esté unos años privado de ejercer mi profesión no me ocasiona otro perjuicio nada más que el económico. Los años que no daré docencia, si gano el juicio, me los compensarán materialmente. Para algunos todo se arregla con el dinero. ¡Bonito razonamiento! Parece que les cuesta creer que algunos puedan ejercer su profesión por vocación.

Y lo mejor del caso es que, en lo que se apoya el Sr. Antonio Luis García Valverde para decir que no hay daños a terceros, es en una mentira del Sr. José Luis Martínez Vidal, Vicerrector de Investigación. Martínez Vidal se atreve a decir que no hay ningún perjuicio a los 14 investigadores restantes, quienes "siguen el curso de sus investigaciones, tal y como éstas estaban previstas y subvencionadas", sin que sepa él nada más que le hemos pedido que el dinero que resta que entregó el Ministerio a la Universidad de Almería se pase a la Universidad de Granada y sigue sin contestar y tienen ese dinero, que es, sobre todo, para difusión de los resultados de esa fase del proyecto, como secuestrado, pues no se puede utilizar.

Aunque recurriré el auto, seguramente me espera no poder dar clases varios años y vivir de mis ahorros. Tiene la ventaja de que tendré más tiempo para comprobar a dónde llega el nivel de dignidad de los implicados en lo que yo entiendo chanchullos y corrupción, pues le voy a dar toda la difusión que pueda a los hechos y a la consideración que me merecen, preguntándoles siempre que pueda en actos públicos para darles la oportunidad de que den su  versión y así se pueda contrastar.

Mi opinión sobre la actitud en las actuaciones sobre mi caso de Pedro Molina puede verla en:

¿Y la bandera de Andalucía?


Izado de la bandera de Andalucía,
hoy, por el alcalde de Almería

Juan Martínez
Candidato del PA al Parlamento de Andalucía

Vivo en el casco histórico y cuando llego a Almería desde la autovía por el puerto, al salir del túnel de Bayana, conduzco muy despacio para admirar el majestuoso paisaje que la Alcazaba y su entorno me ofrece sobre el horizonte (mejor de noche), adivinando una ciudad que comienza en este rincón de la Sierra de Gádor y se extiende por la bahía de Almeria. Pero cuando llego a la rotonda de Pescadería y miro el mástil en el que sólo ondea la gran bandera de España, la cara de orgullo me cambia por la de “indignado”. ¡Y es que no puede ser! No se lo creen. PP-A, PSOE-A, IU-A, ¿Qué significa la A? No será Andalucía. ¿O si? Les voy a refrescar la memoria:

El primer documento escrito que conocemos sobre la bandera de Andalucía, “la verde y blanca”, es de un poema nacido en Almería, y que fue escrito entre 1051 y 1091, época en la que reino Al-Mutasin, siendo su poeta y Visir Asbag Iben Arquam, descrito por Henri Peres en su obra “Esplendor de Al-Andalus”, y que dice así:

“Una verde bandera
que se ha hecho de la aurora blanca un cinturón,
despliega sobre ti un ala de delicia.

Que ella te asegure la felicidad
al concederte un espíritu triunfante”.

En 1918, la Asamblea Andalucista de Ronda, presidida por Blas Infante, “padre de la patria andaluza”, restaura la tradición, y en 1981 el Estatuto de Andalucía restaura la verde y blanca. Es decir, tenemos la bandera más antigua de Europa: más de 900 años de vida. Y reconocida oficialmente como seña de identidad nacional.

Que no esté la bandera de Andalucía en las rotondas que dan entrada a la ciudad por el Puerto, por el Estadio Mediterráneo, por Carretera de Ronda o Intermodal y sólo esté una enorme de España, con todos mis respetos, es para indignarse. No por la presencia de la enseña rojigualda, sino por la ausencia de la verdiblanca. Nuestra Constitución, desde 1978, consagra el estado de las Autonomías y lo constitucional es que, junto a nuestra bandera española, ondee nuestra bandera andaluza. Parece que en algunos Ayuntamientos del PP, en las rotondas sí ondean en mástiles simétricos la española, la autonómica y la local. ¿Es que no son del mismo partido los que mandan en la capital? Pues a ver si aprenden. Desde el Partido Andalucista no entendemos cómo estos políticos que nos gobiernan en Almería, ya sea en el poder o en la oposición, no se les cae la cara de vergüenza cuando se les llena la boca de Andalucía, trabajan por Andalucía y se denominan “Lo que sea” de Andalucía.

Podemos dejar la bandera española en el mástil, somos españoles, pero, señores políticos, coloquen también la bandera andaluza y hagan que nuestras señas de identidad, tan profundas como nuestra nación andaluza, nos hagan sentirnos orgullosos de nuestro pasado y de lo que el futuro tiene que aportar a nuestros descendientes.

Andalucía necesita un profundo cambio

Elisabet Balaguer
Candidata de UPyD al Parlamento de Andalucía

Se celebra mañana el día de Andalucía mientras se ataca a UPyD desde las filas andalucistas, representantes de ese nacionalismo acomplejado que pretende equipararse al PNV o a CiU, ese nacionalismo excluyente y acaparador causante de gran parte de los males que aquejan a España, diciendo que queremos eliminar la autonomía de Andalucía.

Hagamos un somero balance de los más de 30 años de autonomía andaluza y veamos si se ha conseguido lo que se pretendía. Después de 30 años de autogobierno Andalucía soporta una tasa de paro del 31,23%; más del 50% de los jóvenes no pueden encontrar empleo, los más preparados tienen que emigrar no sólo a otras comunidades sino a otros países (incluso, desde la Junta, se les invita a emigrar). En Andalucía tenemos dos administraciones paralelas que, costando el doble, sirven como sólo una, como consecuencia de aprobar una normativa disparatada como la ley 1/2011 de la función pública, por la que se crea de facto una administración paralela que escapa al control riguroso de la Administración Pública y que soporta nada menos que a 26.000 empleados, controlando el 70% del presupuesto, a través de un entramado de entes y fundaciones dependientes de la Junta. Andalucía es noticia porque tiene una administración A y otra B en la que los partidos llevan colocando 30 años a familiares y amigos. El escándalo de los ERE fraudulentos es el perfecto colofón al balance de una administración autonómica caracterizada por el despilfarro, la ineficiencia y las prácticas abusivas. Con una falta de transparencia con ejemplos paradigmáticos como que el Parlamento andaluz haya rechazado las 24 solicitudes de creación de comisiones de investigación planteadas por los grupos de la oposición durante la presente legislatura.

Con este estado de cosas, desde el andalucismo oficial se nos tacha de “antiandalucistas”. Pues bien, desde UPyD proponemos la unión, la solidaridad entre territorios, y la igualdad de oportunidades para tener una Andalucía mejor.

Queremos un modelo de Estado federal cooperativo, donde una amplia descentralización igualitaria se integre en un Estado unitario fuerte. Un modelo que compagina la gestión descentralizada de ciertas competencias y el respeto a la riqueza de cada autonomía mientras que erradica el juego de las concesiones a costa del interés general y del chantaje permanente. Ése es el propósito del federalismo cooperativo, que el Estado tenga la autoridad y los recursos suficientes para reequilibrar hacia la igualdad el grado de desarrollo de las partes que lo componen, sin perjuicio de que esas mismas partes tengan recursos propios suficientes para las políticas que más les convengan, se trate de proteger el paisaje y la cultura autóctona o de potenciar la industria regional de alta tecnología.

Pero, mientras se llega a ese marco general de convivencia, Andalucía tiene problemas acuciantes que ha de atajar. Hay que realizar una reestructuración profunda de la Administración andaluza, empezando por la derogación de la Ley 1/2011 de Reordenación del Sector Público y continuando con la eliminación de organismos superfluos como las diputaciones, la fusión de ayuntamientos, la limitación de cargos públicos de carácter político, la supresión de agencias, empresas y fundaciones públicas innecesarias y de todas aquellas estructuras que no sirven para ofrecer un mejor servicio a los ciudadanos sino para crear redes clientelares que lastran el sector público andaluz.

Por todo ello, UPyD puede presumir con total claridad de ser el único partido que expone el mismo mensaje y tiene los mismos objetivos en cualquier punto de España.

UPyD abordará un plan decidido, valiente y profundo que permita situar a la Administración andaluza en los máximos estándares europeos de transparencia, como única forma de erradicar la corrupción política y la actual falta de seguridad jurídica que perjudica nuestra economía y sus posibilidades de desarrollo.

UPyD no va a pedir mayores cotas de autogobierno para Andalucía. Porque no es eso lo que se necesita para sacar a nuestra Comunidad del inmovilismo y la pasividad en que lleva tanto tiempo inmersa. Ni siquiera la alternancia es la solución al problema. En Andalucía lo que en realidad necesitamos es un profundo cambio del modelo territorial y de la Administración, y para ello proponemos medidas legislativas concretas y candidatos que llegan a las instituciones libres de polvo y paja, algo tan urgente como necesario.

Un castigo inmerecido

Esperanza Pérez
Portavoz del PSOE en Diputación

Nos ha sorprendido muy negativamente que el señor presidente de la Diputación de Almería no haya puesto encima de la mesa, en sus contactos con los miembros del Gobierno del PP en España, la defensa de la actividad agrícola almeriense. Antes de la aprobación del nuevo acuerdo entre la Unión Europea y Marruecos, a Gabriel Amat no se le conoce ni una sola gestión o iniciativa tendente a conseguir la implicación del señor Rajoy o del ministro de Agricultura en la búsqueda de los apoyos necesarios entre los europarlamentarios para impedir que se aprobara el acuerdo. La cuestión es más grave aún si tenemos en cuenta que estos europarlamentarios son, en su mayoría, del propio Partido Popular.

En Gabriel Amat, en Arias Cañete y en Mariano Rajoy sólo hemos encontrado una pasividad inaceptable ante la aprobación de este acuerdo, que supone un inmerecido castigo al sector agrícola almeriense.

Después de que en su discurso de investidura Amat manifestara su compromiso con la agricultura almeriense, resulta vergonzoso comprobar que a la hora de la verdad, cuando nuestra agricultura está en peligro, el presidente de la Diputación se limita a culpar a la oposición por decisiones en las que no ha intervenido. Debe ser ese síndrome permanente de oposición que tiene el PP almeriense, que olvida que, no sólo gobierna en Diputación, sino también en España y tiene mayoría en el Parlamento Europeo.

La agricultura almeriense necesita respuestas y soluciones ante las consecuencias, que según el sector, tendrá la entrada en vigor del nuevo acuerdo, con pérdidas a medio plazo de 12.000 empleos, más de 2.000 agricultores, 4.000 hectáreas de cultivo y un 15% del volumen de comercialización de frutas y hortalizas. Y todo ello porque, como reconoce el sector, será imposible competir en costes con Marruecos, donde los costes de producción son un 50% más bajos que en Almería y los costes totales de confección, transporte y otros gastos, un 23% menores.

Además, es importante incidir en que el nuevo acuerdo agrícola entre la UE y Marruecos no contiene los elementos de control necesarios para garantizar que tanto los contingentes, como los precios y las condiciones fitosanitarias de los productos que van a entrar en Europa cumplan con los estándares europeos de calidad y con lo establecido en el propio acuerdo.

Por si fuera poco, a este panorama tenemos que sumarle la actual crisis financiera, que impide a los agricultores acudir a créditos para refinanciar sus pérdidas; los elevados costes de producción, agravados y aumentados cuando aparecen enfermedades o inclemencias meteorológicas; el monopolio que ejercen las compañías distribuidoras y las grandes superficies sobre el precio de venta final del producto al consumidor… en definitiva, elementos de presión añadida que están incidiendo muy negativamente en la viabilidad económica de la actividad agrícola almeriense.

Todo ello hace necesario, si cabe, la implicación decidida de todas las administraciones y una apuesta firme en defensa de la actividad agrícola almeriense, con medidas que contribuyan a garantizar la viabilidad del sector. Por ello, el Grupo Socialista en la Diputación Provincial de Almería ha presentado una moción para solicitar al Gobierno de España que conceda a los agricultores almerienses una rebaja fiscal para el ejercicio 2011. Nos gustaría que esta moción contara con el apoyo de todos los diputados provinciales y del presidente de la Diputación.

Supondría un hilo de esperanza para unos momentos en los que no cabe la pasividad, la aceptación ni la resignación que están demostrando el presidente de la Diputación y el propio PP en el Gobierno de España. Es el momento de que todos juntos afrontemos la defensa del sector agrícola como una cuestión prioritaria para nuestra provincia.

Estudio Cepes: PP, 45,1%-PSOE, 37,6%

Juan Folío
Redacción

Según el estudio ‘Instantáneas de la Sociedad Andaluza’ presentado en Sevilla por Cepes, el PP ganaría las elecciones autonómicas en Andalucía con el 45,1 % de los votos frente al 37,6 % que obtendría el PSOE, lo que sitúa la diferencia entre las dos fuerzas mayoritarias en 7,5 puntos. El sondeo mantiene a IULV-CA como tercera fuerza política, logrando el 7,5 % de los votos, mientras que UPyD se auparía al cuarto lugar con el 3,3 por ciento de los sufragios, relegando al PA al quinto puesto con el 2,8%.

La encuesta, que forma parte del estudio "Instantáneas de la Sociedad Andaluza", presentado hoy en rueda de prensa en Sevilla por el vicepresidente de CEPES, José María Algora, y el coordinador de la organización, José de Casas, concede al PP una horquilla de entre 53 y 57 de los 109 diputados en juego y a los socialistas entre 46 y 47 parlamentarios.

El sondeo, realizado entre el 1 y el 14 de febrero a partir de 1.600 encuestas, recoge que IULV-CA sería la tercera fuerza política en Andalucía, con un 7,5 por ciento de los votos, mientras que UPyD sería la cuarta formación andaluza, con el 3,3 por ciento de los votos, mientras que el PA lograría el 2,8 por ciento. Según la extrapolación realizada en este sondeo, IULV-CA lograría entre 6 y 8 diputados autonómicos, mientras que UPyD obtendría entre 0 y 1 diputado, lo mismo que los andalucistas, en un Parlamento andaluz en el que la mayoría absoluta se sitúa en 55 diputados.

Los datos dados a conocer hoy por CEPES, que recogen que el PP sacaría 7,5 puntos a los socialistas, ponen de manifiesto que los populares suben un 6,5 por ciento de votos respecto a las elecciones de 2008; el PSOE bajaría 10,60 puntos; IULV-CA sumaría 0,40 puntos; mientras que UPyD crecería 2,69 puntos y el PA 1,13.

Arenas, el más conocido. Griñán, el más valorado
Javier Arenas, presidente del PP andaluz, es el líder más conocido por los encuestados, con un 92,6 por ciento; seguido del presidente de la Junta y candidato socialista, José Antonio Griñán, con un 83 por ciento; mientras que al coordinador y candidato de IU, Diego Valderas, lo conoce casi un 56 por ciento y a la candidata del PA, Pilar González, con un nivel de conocimiento del 25,1 por ciento. No obstante, todos los líderes suspenden, y el más valorado es Griñán, con una nota de 4,76; seguido de Arenas, con un 4,52; González, con una nota de 4,49; y por último Valderas, con 4,36, y todos los dirigentes bajan la nota respecto a la encuesta presentada por CEPES en febrero del año 2011.

El 41 por ciento de los encuestados consideran que la gestión del PSOE al frente de la Junta es mala o muy mala, el 22,5 por ciento la ven buena o muy buena, y el 33,8 por ciento la consideran regular, mientras que la labor de oposición realizada por el PP es valorada como regular por el 34,3 por ciento de los encuestados.

Según el sondeo de CEPES, la labor de oposición de los populares en Andalucía es mala o muy mala para el 38,8 por ciento y buena o muy buena para casi el 20 por ciento. A la pregunta de que si el PP estuviera al frente del Gobierno andaluz lo haría mejor, igual o peor que los socialistas, el 36,5 por ciento afirma que mejor; el 24,7 tiene la sensación de que lo hará peor; y casi el 30 por ciento -el 29,9 por ciento- asegura que los populares lo haría igual que los socialistas.

El vicepresidente de CEPES ha explicado que el motivo por el que la encuesta refleja una pequeña subida de los socialistas respecto a los sondeos hechos público en el mes de diciembre podría deberse a las medidas puestas en marcha por el Gobierno de Mariano Rajoy, aunque en el mismo no se refleja la reforma laboral. Según el coordinador de CEPES, la encuesta está realizada ente los días 1 y 14 de febrero, y la reforma laboral aprobada por el Gobierno del PP fue aprobada el 10 de febrero, con lo cual, ha señalado que para entonces ya se estarían "recopilando" los datos del sondeo y lo normal es que no tuviera influencia.

Mar Moreno.
La consejera de la Presidencia de la Junta de Andalucía, Mar Moreno, ha asegurado que la "burbuja electoral" del líder del Partido Popular andaluz (PP-A) y candidato al Gobierno autonómico, Javier Arenas, está comenzando a "deshincharse", lo cual se debe, a su juicio, a "las mentiras y recortes de derechos" del Ejecutivo dirigido por Mariano Rajoy. Moreno, quien se ha reunido con el alcalde del municipio malagueño de Antequera, Manuel Barón (PP), y ha visitado una exposición sobre los 30 años del Estatuto de Autonomía, se ha pronunciado así sobre el estudio 'Instantáneas de la Sociedad Andaluza' presentado en Sevilla por la Confederación de Entidades para la Economía Social (Cepes) de Andalucía.

Ha señalado que las encuestas "marcan una tendencia clara" pero ha aclarado que son "meros sondeos que no condicionan el voto de los andaluces". No obstante, ha afirmado que "se demuestra que esa burbuja" de Arenas "está explotando por Rajoy, por sus subidas de impuestos, recorte de derechos y con su ausencia de políticas generadoras de empleo". "Hay una gran mentira en las promesas de empleo del PP porque el Gobierno no está poniendo ni una sola sobre la mesa, se mintió también cuando se dijo que no se subirían los impuestos, y se están subiendo; y cuando dijeron que no se iban a recortar derechos cuando, un día sí y otro no, lo vemos", ha manifestado a los periodistas.

Arenas.
El líder del PP-A y candidato a la Presidencia de la Junta de Andalucía, Javier Arenas, ha afirmado en Cádiz que "aunque tenga una mayoría muy amplia" gobernará "como si no tuviera mayoría absoluta", ya que está convencido de que esta crisis "sólo se sale si salimos todos juntos". Arenas ha hecho estas declaraciones en el transcurso de su intervención del Foro Andalucía con la Constitución de 1812. El candidato señala que aunque los datos apunten "con mucho fundamento" a que es posible la mayoría de gobierno, declina llamarla mayoría absoluta. "Si soy presidente de la Junta, aunque tenga una mayoría muy amplia gobernaré como si no tuviera mayoría absoluta", ha subrayado.

Arenas basa esta afirmación en el convencimiento de que "la dimensión de la crisis es tal" en Andalucía que de ella "sólo se sale si lo hacemos todos juntos, no haciendo cada uno nuestro propio camino". Por ello, reclama la implicación de los partidos, de quien esté en la oposición, de empresarios y de sindicatos para que "todos estemos a la altura de las circunstancias, que no son fáciles".

Finalmente, ha manifestado que "no son momentos de euforia", aunque sí "para la ilusión y el optimismo desde la preocupación". Afirma Arenas que tampoco son momentos para "hacer brindis al sol y prometer 100, carreteras 90 hospitales y 500 colegios", sino momentos para "presentarse a las próximas elecciones con un programa cumplible y del que nunca nos tengamos que desdecir".
renas se está deshinchando a golpe de decisiones del PP en España".

Fernando Pérez Monguió: hay tópicos por pereza

Antonio Torres
Director RTVA-Almería

El presentador de La Ventana Andalucía, de la Cadena SER en Andalucía, Fernando Pérez Monguió (Cádiz, 1972), ha hablado alto y claro sobre los tópicos que se le ponen a los andaluces, sobre todo en las series de ficción españolas. Pérez es de los que piensan que el talento y la imaginación están para salvar todos los escollos que acechan a la profesión. Desprende veracidad, energía y tono positivo para afrontar las cuestiones, sin complejos. Para llegar a la radio no le exigieron vocalizar o cambiar el acento de su tierra por uno de Valladolid, como les ocurrió al principio a grandes comunicadores como al mítico Matías Prats, con los ejercicios practicados con lápiz. "A mí no me exigieron eso, todo lo contrario. Hablo con naturalidad, pero al ponerme ante un micrófono procuro vocalizar pero sin exageraciones. No hay nada más ridículo que el andaluz que renuncia a su acento en Madrid".

Ángels Barceló y Pérez Monguió
Pérez Monguió trabaja por evitar los localismos y los enfrentamientos entre provincias. Señala que existe una doble distorsión entre lo que somos los andaluces y lo que ven en nosotros. A ese aspecto el periodista le denomina tópico desde el desconocimiento o pereza intelectual. "Lo fácil es decir que todo es culpa del tópico. El tópico hace daño, no ya solo porque proceda del desconocimiento o el perjuicio, sino porque se emplea a menudo como elemento peyorativo de desprecio. Andalucía es únicamente folklore barato, cañí, toros, flamenco, ferias, pasos, Rocío y pandereta". Para Fernando Pérez se dan ataques premeditados para atacar a un poder establecido cuando se dice que los niños andaluces estudian en el suelo o que Blas Infante era un cretino.

¿Cómo hay que reaccionar siendo autocríticos? Existe la corriente que piensa que nadie debe explicar o demostrar lo que es. No se trata de hacer de andaluz, como diría Castilla del Pino, sino sencillamente ser andaluz. Distorsiones de un arquetipo tremendamente injusto, que identifica al andaluz como un tipo permanentemente gracioso, casi bufón, inculto, que sestea. Un traje que nos tejieron los viajeros románticos desde la frivolidad y el desconocimiento, y que alimentaron los Álvarez Quintero.

En su espacio Ser Andaluces reitera que existen andaluces que por encima de todo consideran la capacidad de reaccionar: "Clavero Arévalo clama contra la gran calumnia que supone identificar al andaluz con la indolencia. En una sintonía simbiótica con Emilio Lledó, a quien no hay cosa que le enerve más después de haber sido testigo de las oleadas de emigrantes andaluces que ayudaron con sus manos a levantar la economía alemana". (Hermanos, vecinos y amigos dan testimonio). Según sus aseveraciones, se puede responder con sarcasmos: "El poeta Manuel Alcántara recurre al sarcasmo y la ironía para desmontar los tópicos. En fin, quizás una mezcla de todo lo dicho y mucha autoestima. No nos debemos avergonzar de nada por mucha imagen distorsionada que nos impongan desde el exterior o de la que nos disfracemos en un enorme error. Nos tenemos que querer más y sentirnos orgullosos de ser andaluces, como impulsó en su día Iñaki Gabilondo desde las emisoras andaluzas, durante el inicio del camino democrático andaluz".

Pérez Monguió estima su sentimiento andaluz por encima del lugar de nacimiento. Sin embargo, está marcado por un sentimiento de pertenencia a Cádiz, ciudad que imprime carácter. Con Hernández Rodicio y Antonio Yélamo, dos referentes actuales del periodismo radiofónico, le imprimieron el carácter profesional en Radio Cádiz, emisora en la que alcanzó el puesto de Jefe de Informativos. Compatibilizó su trabajo con el de colaborador de Abc y de corresponsal de El País (2001-2005)
 
 
Carrera por delanteEl presentador de La Ventana de Andalucía, desde 2008, posee el Premio Andalucía de Periodismo. En 2006 fue trasladado a los servicios informativos centrales de la Cadena SER Andalucía, donde se dedica en exclusiva desde entonces a la información regional, parlamentaria y la coordinación de tertulias, donde el alma de Andalucía viva es su seña de identidad. Ha sido enviado especial en diversos viajes oficiales, como a China, y en caravanas políticas de diferentes partidos. Es autor de varios libros. En su intervención en la Universidad de Almería mostró su admiración por Iñaki Gabilondo.

Contra el estigma centralista Los ciudadanos que no sean de la capital andaluza piensan que los informativos regionales siempre tienen una componenda centralista. Pérez Monguió y el exdirector de RNE y subdirector de Informativos de Canal Sur Televisión, Rafael Rodríguez, representan dos modelos de información regional desde el ámbito privado y el público. Coinciden en señalar que un Pleno Municipal de Almería o de Málaga sale en los distintos medios regionales frente al de la capital sevillana que no aparece.

Esa vocación me recuerda a Tom Martín Benítez cuando en los años ochenta se convirtió en responsable de TVE en Andalucía y lo primero que afirmó fue romper con el estigma centralista, aspecto que se rompió con la aparición de las desconexiones provinciales en la tele andaluza, Canal Sur Televisión, desde 1997. Y con las ferias ocurre igual. Se otorga, el mismo tiempo a las de Sevilla que a las de Jaén o Almería. A muchas personas les cuesta creer eso. Me viene a la memoria un jefe de Deportes de TVE. Rememoraba que cuando el Cádiz estaba en Primera le daban más segundos que al Betis o al Sevilla, pero luego en el campo los aficionados les llamaban de todo. Los editores regionales siguen teniendo eso en cuenta. Las señas de identidad de los medios públicos siguen siendo los informativos.

¿Y los votos del PAL?

Pablo Requena
Periodista

A tenor de las encuestas publicadas, las opiniones vertidas hasta la fecha por unos y por otros y la reciente historia electoral de nuestra provincia, se podría decir que aquí está todo el “pescao” vendido de cara a los comicios andaluces del 25M. Me refiero a que, a diferencia de Cádiz o Sevilla, donde cuatro y hasta cinco fuerzas políticas distintas pueden obtener representación, en Almería sólo PP y PSOE lo lograrán. ¿O no?

Un cartel electoral del PAL
Lo cierto es que muchos están pasando por alto una particularidad de nuestra provincia que puede ser clave para que lo escrito anteriormente no se cumpla. En las últimas elecciones autonómicas, de los 12 escaños que hay en juego en Almería, el PP logró siete y más de 158.000 votos, frente a los 121.000 sufragios del PSOE que le valieron cinco diputados. Y así quedó repartido el pastel.

Entonces corría el año 2008, y el Partido de Almería del exalcalde ejidense y exconvicto Juan Enciso estaba en pleno apogeo. De hecho, en aquellas elecciones se situó como tercera fuerza política, obteniendo 15.000 votos -14.805 para los puritanos-. Pero han pasado cuatro años en los que hemos visto, Operación Poniente aparte, como Enciso y adláteres se daban un severo leñazo al perder la mayoría absoluta de El Ejido hasta quedar reducido a la nada. De hecho, el PAL no se presenta a las próximas elecciones andaluzas. ¿Servirán sus 15.000 votos para que otro partido logre lo imposible?

En Almería hay que sacar más de 20.000 –unos 22.000 votos- para obtener un diputado. Con el PAL fuera de combate, la tercera fuerza política es Izquierda Unida, que no tiene pinta de ser susceptible de acaparar el voto de los encisistas, gran parte del cual, seguramente, regrese a su hábitat natural, el PP. Pero, ¿y si no pasa así? ¿Y si partidos emergentes como UPyD pegan la campanada el próximo día 25 de marzo? Porque si sumamos el obvio desgaste del gobierno sevillano del PSOE y la impopularidad de las medidas tomadas hasta la fecha por Rajoy con que parte del electorado del PAL vote diferente a lo esperado, podríamos llevarnos más de una sorpresa. Es una posibilidad, remota, pero posible. Lo sabremos en menos de un mes.

Las amenazas electorales de Arenas

Isabel Morillo
Periodista

Hay un tipo de análisis que prosperó en los años 70 en el ámbito empresarial y que los estrategas políticos siguen hoy utilizando para enfocar sus campañas. El análisis DAFO en cuestión, ese es su acrónimo, permite analizar las Debilidades y Fortalezas de cada partido, así como las Oportunidades y Amenazas, que podrían surgir como factores externos. En esas están PSOE y PP ante las próximas elecciones autonómicas del 25 de marzo, unas elecciones que, a diferencia de lo que ocurrió el 20 de noviembre, parece que no están tan cantadas a favor de los populares. Dicen los socialistas que entonces hasta los niños pequeños sabían que iba a ganar Mariano Rajoy. Ahora, apoyados por las protestas y movilizaciones en la calle, se aferran a la idea de que hay partido.

Habrá que verlo. Cuando las encuestas hablan de hasta once puntos de diferencia a favor del PP eso de que no hay ganador de antemano pierde fuelle. Habría que refrescar esos sondeos –posiblemente el 28 de febrero, Día de Andalucía, habrá varios– que contemplen el escenario después de que se hayan aprobado medidas como la reforma laboral. El PP, al que durante 30 años se le ha resistido Andalucía, puede encontrarse algún obstáculo por sortear en este sprint final a pesar de que lleva más de un año como favorito incontestable. Javier Arenas, un viejo conocido en las urnas andaluzas, no necesita solo ganar –eso no hay nadie que se lo discuta hoy– sino un triunfo por mayoría absoluta. En otro caso, el PSOE intentaría una coalición con IU que muchos ansían tanto como temen. Quien gobierna ahora en Madrid es el PP de Mariano Rajoy y el desgaste que sufrieron los socialistas por la gestión de Zapatero puede tornarse en desgaste de los populares. Es difícil que en los cuatro meses que discurren entre las elecciones generales y las andaluzas del próximo 25 de marzo quepan tantos errores como los que, a juicio de su propio electorado e incluso de muchos dentro de su propio partido, cometió Zapatero. Pero ya saben el eslogan popular: “nunca se había hecho tanto en tan poco tiempo”. Quizás estos meses den de sí más de lo esperado y es incontestable que se complica hacer campaña con tu partido gobernando.

Debilidades y fortalezas son factores controlables donde los partidos pondrán o apartarán el foco. El paro, la crisis económica, el agotamiento por 30 años de socialismo ininterrumpido en Andalucía, el desmoronamiento interno de un PSOE que lleva gran parte de la legislatura noqueado o el caso de los ERE son puntos fuertes a los que se aferrará el PP para pedir una oportunidad y prometer regeneración y cambio. Esos mismo factores estaban presentes el 20 de noviembre, elecciones generales, y el resultado fue irrebatible para el partido de Javier Arenas.Pero ahora surgen otras amenazas para la mayoría absoluta que requiere el PP. El pasado domingo, durante la clausura de la convención que los populares celebraron en Sevilla en un clima de euforia absoluta para catapultar a Arenas, Mariano Rajoy hizo un discurso final que podría ser reflejo de la situación actual. Por una parte el presidente del Gobierno se afanó por hacer un mitin electoral para Andalucía, pidiendo a los votantes que huyan de la resignación y aspiren a algo mejor, que elijan el cambio. El argumentario de esta primera parte está hecho a la medida de lo que necesita Arenas para ganar. Es un hecho innegable el agotamiento, la necesidad de cambio para siete de cada diez andaluces –incluso independientemente de su preferencia política–. Ese caldo de cultivo es perfecto para el triunfo del PP. Al que acompaña además las secuelas de una crisis que ha actuado como una apisonadora sobre el mercado laboral andaluz, con un 30% de paro, y ha dejado a muchos jóvenes en la cuneta, desconcertados.

El problema es la segunda parte de ese mismo discurso de Rajoy. Ésa en la que llamó a los españoles al sacrificio, pintó de negro el futuro inmediato, advirtió de recortes durísimos y dejó muy claro que nada de tener esperanza. Un discurso que invita a cualquier persona sensible a la angustia vital y a la claustrofobia. Ambas experiencias incompatibles con el voto hacia un partido. Esa intervención de Rajoy la repitió con advertencias de igual intensidad el pasado jueves en Roma, el mismo día que se supo que la economía española se iba a llevar un año en recesión. Por más que el Gobierno de España se vaya a reservar hasta cinco días después del 25 de marzo sus Presupuestos, el presidente –que pide sensatez y no teme la explosión social– invita a echar la imaginación a volar hacia los peores escenarios. Esos que a Arenas en nada convienen.