Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

La calle Padre Méndez

José Luis Raya
Coordinador de UPyD

La calle Padre Méndez es el ejemplo típico de cómo no resolver un problema creando nuevos; nos explicamos, quitamos el arbolado que estaba constituido por Phicus que ya comenzaban a romper las magnificas aceras que jalonaban la avenida, y como teníamos problemas de rotura de aceras por la presencia de estos magníficos arboles, volvemos a colocarlos para que en unos años terminen de romper la acera nuevamente.

Sr. Concejal de Medio Ambiente, repoblaciones y otras, el barrio de Nueva Andalucía requiere como otros, de arbolado que mejoren la calidad de vida de sus vecinos, pero seamos sensatos y no rompamos en la misma operación las aceras; en cualquier caso desde Unión Progreso y Democracia le recordamos que los contenedores en un área tan comercial y transitada no pueden deben oler tan mal y se hace preciso un plan de mantenimiento que cumpla este objetivo.

Es por tanto que desde Unión Progreso y Democracia le solicitamos que coloque arbolado pero si son Phicus, póngalos donde no dañen las aceras, y planten árboles que no presenten estos problemas; así mismo si el Sr. Rodríguez (concejal de Mantenimiento y Medio Ambiente) ha plantado ya los árboles que ya existían, indicarle que son de variedades que dejan semillas además de hojas lo que sin duda y por falta de mantenimiento (baldeo de calle) deja las aceras ennegrecidas; así que le rogamos un plan de mantenimiento que incluya la limpieza con agua a presión (como se hace en el paseo de Almería) de esas calles para evitar el ennegrecimiento de las aceras.

Defendamos, de verdad, el mármol

Javier Aureliano García
Secretario General del PP de Almería

En los últimos años, la comarca del mármol ha pasado de ser un centro pujante de creación de empleo y dinamización social a convertirse en el triste reflejo de las consecuencias de las erróneas políticas económicas de los gobiernos socialistas en Madrid y en Sevilla. De hecho, la comarca del mármol es en estos momentos la “zona cero” del desempleo en nuestra provincia, sin que las anunciadas medidas o promesas de los socialistas parezcan capaces de mejorar la situación o alterar la situación de riesgo y amenaza para muchas de las pequeñas y medianas empresas relacionadas con el sector de la piedra natural.

Desde el Partido Popular vemos con preocupación y tristeza este declive, que creemos que en buena medida pudiera haberse evitado si en su momento se hubieran adoptado medidas preventivas o correctoras, en lugar de abandonarse al falso optimismo decretado por unos gobernantes que ni en Madrid ni en Sevilla quisieron o supieron ver el alcance real de la crisis que se nos venía encima. Creo que no hago sino sumarme al sentir unánime de toda una comarca cuando digo que la memoria de varias generaciones de canteros almerienses no se merece el abandono que están sufriendo por parte del PSOE. El supremo gesto de desprecio por parte de la Junta de Andalucía, importando de Italia mármol de Carrara para la carísima remodelación del fastuoso palacio de San Telmo es, más que un agravio, el mejor diagnóstico del verdadero sentir y las intenciones de los socialistas por las gentes y las empresas de Macael, Olula, Fines, Cantoria, Albanchez o Purchena, entre otros municipios de la comarca del Almanzora.

Al igual que a mucha gente de toda Almería, me siguen doliendo los 22.000 metros de mármol italiano encargados desde Sevilla, que bien podrían haber salido de nuestras canteras, dando trabajo y generando beneficios para una comarca que está atravesando unos momentos muy complicados. Con cerca de 6.000 puestos de trabajo perdidos en los últimos años, con cerca del 50% de las 250 empresas dedicadas a la piedra natural al borde de la quiebra y con un descenso del 70% en la carga de trabajo, y con buena parte de las canteras paradas, la comarca del mármol almeriense no necesita buenas palabras, ni más promesas falsas de los responsables de la Junta de Andalucía. Lo que nuestros empresarios necesitan no son medidas que sólo sirven para hacerse una foto y generar un titular cariñoso. Lo que necesita el mármol almeriense es un verdadero programa de medias de apoyo para un sector que representa el 90% de la producción de piedra natural de toda Andalucía.

Pero para eso, los responsables de la Junta tendrían que dar un paso adelante y acometer, por ejemplo, actuaciones que llevan años postergando, como la necesaria autovía del mármol. Ya ni se recuerda bien la de tiempo que los diferentes consejeros han ido prometiendo, asegurando y contemporizando, mientras que lo cierto es que las empresas de la zona siguen sin poder disponer de una vía de comunicación que facilitaría extraordinariamente el transporte de sus productos. He hablado en muchas ocasiones con la gente de la zona que conoce bien su terreno y sabe perfectamente qué es lo que deberían hacer las administraciones en un momento como el que atravesamos. Y siempre me dicen lo mismo: que el mármol no quiere limosnas, ni regalos. Tan sólo quieren medidas concretas que contribuyan a que su experiencia, su entusiasmo y su capacidad de trabajo haga posible el hecho perfectamente factible de que las canteras vuelvan a ser dentro de poco lo que siempre fueron: una fuente de trabajo, de riqueza, de nivel de vida y de orgullo no sólo por una tierra, sino también por un modo de entender la vida. En definitiva, un conjunto de actitudes y comportamientos del que nos sentimos legítimamente orgullosos todos los almerienses. Desde el Partido Popular ni vamos a consentir ni nos vamos a quedar callados mientras que los que pueden y deben siguen empeñados en dar la espalda a una comarca que, por historia, por tradición y por trabajo, no merece ese trato injusto. Y es que a la hora de defender al mármol, las mujeres y hombres del Partido Popular estaremos siempre al lado de quienes han peleado duro toda su vida por su tierra.
(noticiasdealmeria.com) 

Por una igualdad real

Luis Rogelio Rodríguez-Comendador Pérez
Alcalde de Almería
 
Convencidos de la necesidad de promover, desde las administraciones, acciones y proyectos que promuevan progresivamente los cambios que permitan avanzar hacia una igualdad real entre hombres y mujeres, en el Ayuntamiento trabajamos con la vista puesta en la efectividad antes que en los titulares más llamativos. En este sentido, hace unos días que el Consejo Local de la Mujer, presidido por la concejala de Políticas de Igualdad, Rafaela Abad, ha aprobado por unanimidad el II Plan Municipal de Igualdad de Oportunidades entre Mujeres y Hombres, que tiene como objetivo fundamental seguir avanzando en igualdad e impulsar la participación de la mujer en todos los ámbitos de la sociedad almeriense. Este nuevo Plan recoge siete ejes de actuación: política institucional; información, atención y asesoramiento a la mujer; orientación, promoción laboral y conciliación; participación social y asociacionismo; formación y educación; bienestar social y centros de la mujer.
 
Hay que recordar que la vinculación de este equipo de Gobierno con la defensa y promoción de los valores de Igualdad comenzó en mi primer mandato como Alcalde, poniendo en marcha un área específica de Políticas de Igualdad, una iniciativa pionera en la historia de los ayuntamientos democráticos y algo que otros no habían hecho, a pesar de reclamar para sí todo el protagonismo en esta materia.

Además, hemos puesto en marcha el Consejo Sectorial de la Mujer y los dos centros de día, que en breve serán tres, en los que se incluye un programa de actividades formativas, deportivas, de ocio y culturales y en los que hay más de 6.000 usuarias. Del mismo modo, el Ayuntamiento acaba de sumarse al Programa Conciliam, una iniciativa de la Junta que pretende ayudar a hacer compatible la vida laboral con la vida familiar. A través de este programa, y en colaboración con el Instituto Andaluz de la Mujer y la Federación Andaluza de Municipios y Provincias, el Ayuntamiento trabajará conjuntamente en la consecución de nuevos objetivos orientados a facilitar la conciliación de la vida familiar, personal y profesional porque ello entronca de lleno con la igualdad de oportunidades en una sociedad más justa, solidaria, humanizada y responsable.
 
Por otra parte, con motivo del Día Internacional contra la Violencia de Género, llevaremos a Pleno una moción contra la discriminación de las mujeres porque mientras se den este tipo de comportamientos intolerables tenemos la obligación de denunciarlo y mucho más si se juega con la vida de las mujeres, como sucede con la violencia machista. Desde el Ayuntamiento seguiremos alcanzo la voz para contribuir a acabar con esta lacra social y a sumar nuestro esfuerzo al resto de administraciones y al de los diferentes colectivos para seguir avanzando en la superación de modelos superados por la dinámica de los tiempos.

Punto de encuentro

María Dolores Muñoz
Alcaldesa de Pulpí
EL hecho de que el municipio de Pulpí sea testigo de la celebración del 'Día Central Eurorando Andalucía 2011' nos llena de satisfacción. El mayor encuentro europeo de senderistas y montañeros realiza una parada en nuestra localidad, lo que permite que estos participantes se acerquen a nuestro medio natural y entorno, a través del patrimonio y los diferentes elementos que nos caracterizan a nivel etnográfico y cultural.

Sin duda, esta actividad constituye una interesante simbiosis entre el deporte, la cultura y el medio ambiente, así como una oportunidad única de lo que supone el senderismo para un desarrollo local sostenible que es, en definitiva, uno de los objetivos que persigue Pulpí. Con el paso del tiempo esta modalidad deportiva se está transformando en un fenómeno urbano, el cual permite la desconexión de la vida acelerada y practicar una nueva modalidad de turismo.

Esta manifestación deportiva se celebra cada cinco años y está propiciada por la Asociación Europea de Senderismo. Pulpí va a formar parte de la historia de este evento de carácter internacional, por lo que hoy, 31 de octubre, es un día muy especial para nuestro término municipal, ya que pasará a formar parte del año 'Eurorando Andalucía'.

Desde el Ayuntamiento hemos invitado a todos los senderistas a que se unan a la celebración de esta gran fiesta deportiva y a que conozcan los senderos, caminos y entramados de nuestro municipio. En esta ocasión, el Castillo de San Juan de los Terreros, uno de los lugares más emblemáticos y simbólicos de Pulpí, acoge la celebración del 'Día Central del Eurorando', aunque lo más emotivo es el acto de hermanamiento que se produce entre los senderistas participantes. Además, quiero aprovechar este momento para agradecer la oportunidad que nos ha brindado todos los organizadores de 'Eurorando'.

Bartolomé Marín, un referente de la cultura almeriense

Andrés García Ibáñez
Director Casa-Museo Ibáñez

En 1988 yo tenía dieciséis años; desde los once exponía mis dibujos y óleos por mi tierra, el Almanzora. Después de tanto copiar a los antiguos maestros y de dibujar como un descosido, llevaba un año haciendo obras de creación propia y decidí dar el salto a la capital, con más audacia y temeridad que otra cosa. Recuerdo aquella fría y enorme oficina de la obra cultural de la extinguida Cajalmería; allí me presenté, acompañado de mi madre, para presentar la documentación preceptiva.

Hace veinte años, las salas de la entidad bancaria eran las más solventes y reconocidas, allí exponían todos los pintores de la provincia, más o menos laureados. Recuerdo bien como me miraron entonces aquellos empleados-encargados y las pocas esperanzas que dieron a un aspirante como yo, totalmente desconocido en la ciudad; que sí las fechas están todas cubiertas, que a lo mejor para el año siguiente, en fin, lo normal de estos casos. La alternativa me llegó antes de lo que sospechaba; un antiguo profesor mío de la EGB, contándole mi aventura, me pronunció un nombre: Bartolomé Marín. Yo ya lo conocía desde años atrás, pues era vecino de mis abuelos en Albox y lo visitaba con frecuencia en su casa. No sospechaba entonces su prestigio en los ambientes culturales de la capital.

Bastó una visita con él a la misma oficina de Cajalmería; en un periquete tenía exposición para el año siguiente y escogiendo fecha, además,  a conveniencia nuestra. No olvidaré nunca lo que se ilusionó con la muestra, de que forma la apadrinó y escribió aquel breve texto para el humilde folleto que por entonces se realizaba; escrito que recordaré para siempre, grabado en mi memoria. El me dio mi primera oportunidad importante y en verdad que la cosa salió y no la desperdicié; se vendieron casi todas las obras de la exposición y ello me animó a seguir…hasta hoy. Cierto es que muchas personas han creído en mí estos veinte años, pero D. Bartolomé será un referente afectivo inmenso para mis entrañas, donde siempre está presente y ocupa un hueco permanente e insustituible.

Nos veíamos con frecuencia en Albox, sobre todo los veranos. El pintaba sus grandes composiciones con infinidad de figuras, enormemente expresivas. Yo le hacía compañía y hablábamos mucho de pintura y de lo humano y lo divino. Con frecuencia recordaba que él, en el fondo “era un sacerdote, un hombre de Dios”.

Yo creo que es un referente de la historia de la cultura en Almería y que su legado ha de ser mostrado. La exposición de caricaturas que realizó CajaGranada sólo es el comienzo del reconocimiento que su figura merece. Nunca alardeó de su obra, pero la tiene, y más sólida que algunos de los que han liderado la escena provincial.

Prensa de papel, prensa digital

Emilio Ruiz
Director de La Cimbra

Almería goza de un privilegio que está al alcance de muy pocas ciudades y provincias españolas: la posibilidad de poder hallar cada mañana, en los kioscos de prensa, nada menos que tres periódicos diarios que hablan de lo nuestro. Es un privilegio que nadie sabe cuánto tiempo va a durar. A juzgar por los acontecimientos, parece que no mucho. Para desgracia nuestra. Para desgracia de los que consideramos que es una ofensa comparar el crujir del pase de una hoja de periódico con el tecnológico arranque de un ordenador. Pero si esto es ya de por sí un privilegio, más lo es aún el hecho de poder observar cómo los tres periódicos, cada uno con sus matices, han podido evitar la tentación de abrazarse informativamente a una de las dos farolas que alumbran el panorama político provincial. El mantenimiento de ese equilibrio nos llena de orgullo a los lectores y es un regalo que recibimos cada mañana quienes amamos la independencia y la honestidad informativas.

Siento que este preciado escenario no se haya reproducido también en los dos periódicos estrictamente digitales que tenemos, “Teleprensa” y “Noticias de Almería”. Ambos están dirigidos por dos excelentes periodistas y estupendos articulistas, Javier Salvador y Rafael Martos. Ha bastado que aparezca, en el cercano horizonte, una consulta electoral para, sin pudor, desviar sus respectivas líneas informativas hacia intereses que emanan de consignas partidistas y no del interés del lector. Me duele decir esto, de verdad, porque también soy consciente de lo difícil que resulta sobrevivir en un mundo donde parece que todos tenemos que trabajar gratis para Google, que es el que se lleva todas las perras. Pero se puede ser un poco más comedido e inteligente en las formas. Tanta pleitesía y ofuscación pueden devenir en desprecio al lector y ridículo del editor. Que es lo que no queremos.

Pedro Molina acercó la UAL a Gádor

Eugenio Gonzálvez
Alcalde de Gádor
 
Si algún día el rector de la Universidad de Almería se planteó entre sus objetivos de mandato acercar una de las Instituciones más importantes de la provincia a los 102 pueblos, puede estar más que satisfecho porque, bajo mi punto de vista, lo ha conseguido. Y es que, pase lo que pase en las próximas elecciones de la Universidad, siempre me acordaré del rector saliente y candidato a la reelección como aquel hombre afable y cercano que hizo todo lo posible por acercar a Gádor y a los gadorenses los valores, principios y conocimientos de la UAL.

Otro de los grandes logros de Pedro Molina en su trayectoria como rector ha sido, sin duda, la "universalización" de la Institución Educativa. Lógico, el rector ha disipado cualquier duda sobre la apertura de la UAL. Sí, la Universidad de Almería es de todos y para todos; de todos los que la conforman y para todos, puesto que ha demostrado estar al servicio de todos los almerienses.

Pedro, amigo, puedes presumir de haber hecho de la Universidad de Almería una Institución Cercana, Abierta, Participativa y, sobre todo, querida por todos los almerienses. Y es que quien esté leyendo este artículo no me podrá negar que en estos tres últimos años la Universidad de Almería ha estado más presente que nunca en la vida de los almerienses. La Universidad de Almería está tan involucrada en la vida social y cultural de los almerienses que hemos podido tocarla con nuestras manos, conociendo todas y cada una de sus acciones.

Tu espíritu conciliador y el afán colaborador del Ayuntamiento de Gádor ha logrado que este último verano sea un hito en la historia de Gádor. Y es que 2010 será recordado por los gadorenses como aquel en el que este pueblo del Bajo Andarax se convirtió en Villa Universitaria. Gádor ha sido sede de un Curso de Verano pionero en la provincia: Clima, Meteorología y Cambio Climático: Mitos y Realidades, recibiendo a las máximas eminencias del mundo de la Climatología. Y es que, los gadorenses hemos podido respirar al ambiente universitario que por unos días inundó las calles, bares y rincones de nuestra Villa.

Pero si hay algo por lo que los almerienses de los 102 pueblos estamos orgullosos de la Universidad de Almería es por la de nuevas posibilidades y oportunidades ha generado entre las familias de clases medias, agricultores, trabajadores y ganaderos que han visto como sus hijos se han 'labrado' un futuro mejor. La UAL ha 'enseñado mundo' a muchos almerienses que, de no haber recibido formación universitaria, probablemente no hubieran visto cumplidas todas sus aspiraciones.

Si bien Pedro Molina el hombre que acercó la Universidad de Almería a Gádor, la UAL la institución que abrió nuevos caminos a los gadorenses.

Misterio sin resolver

María Vázquez
Concejala del PP del Ayuntamiento de Almería
 
Puedo entender fácilmente que algunas personas acaben proyectando su estado de amargura, frustración o resentimiento a todas las acciones de su vida cotidiana o incluso a su trabajo. Eso hasta cierto punto es normal. Lo que a mi juicio sale de la normalidad es la permanente actitud de rabieta con la que algunos se enfrentan a la hermosa labor de colaborar en un medio de comunicación escrito. Me refiero a la cada vez más pesada labor de Antonio Sevillano, no ya como cronista apócrifo de la memoria reciente de Almería, sino muy especialmente en su labor como columnista de opinión. Las opiniones son como los celos: libres de expresarse del modo que uno pueda controlar. Y me da la impresión de que más que por el loable afán de ilustrar a los almerienses con sus vastos y bastos conocimientos de la historia local, lo que mueve al señor Sevillano es la muy comprensible sensación de envidia.

Aprovechaba recientemente el señor Sevillano un espacio similar a éste para volver a cargar contra el equipo de Gobierno (él sólo tiene ojos para nosotros) y en esta ocasión no era para decirnos lo mal que planificamos los festivales de flamenco, lo pésimamente que conmemoramos las efemérides o lo lamentablemente que dejamos pasar las oportunidades de ensalzar a las figuras locales que él estima como más notables. En esta ocasión ha rebuscado en el programa de visitas guiadas del área de Turismo para censurar, con esa carga de ceniza tan propia de quien vive instalado en el pasado más fúnebre, que una de las rutas propuestas utilizaba indebidamente el nombre de una tienda de zapatos y que no había que relacionarla con el misterio (en el sentido lúdico que queríamos darle, para que fuera una visita familiar con niños disfrazados con motivo del Halloween) sino con una vieja historia del dueño original de la misma. Sobresaliente en erudición y sobresaliente en pesadumbre, señor Sevillano.

¿Qué será lo próximo, don Antonio? ¿Avisar a los niños que vayan a Eurodisney que Pluto no es realmente un perro, sino un operario maltratado por el capitalismo metido en un caluroso disfraz? No quiero insistir mucho más en el tema, pero la verdad es que una acaba algo fatigada de tanto y tan triste afán de protagonismo cultural. No quiero con esto sugerir que don Antonio no nos vuelva a dar una lección histórica cada vez que le apetezca, sino que, por el bien de Almería, lo que tenía que hacer de una vez el PSOE es fichar al señor Sevillano para sus listas y hacerle concejal de Cultura si ganan las elecciones. Estoy convencida de que será un placer ver actuar y gestionar a alguien que lo tiene todo tan claro, que lo sabe todo, que se conoce al dedillo la historia de todas las tiendas y comercios y que se mueve como una ardilla por los árboles genealógicos de media Almería. Lo que es incomprensible es que, a estas alturas, nadie del PSOE haya caído en la cuenta del potencial electoral desperdiciado. Eso sí que es un misterio.

Comparecen sus recibos de IBI


Juan Carlos Usero
Presidente de la Diputación de Almería y candidato a la Alcaldía de Almería
 
Insólito. El recibo del Impuesto de Bienes Inmuebles, IBI, o contribución, como se denominaba antiguamente, sube año tras año, mientras que el Ayuntamiento de Almería se empecina en anunciar, también año tras año, que va a bajar este impuesto. Una desafachatez. Y como muestra un botón: compare su recibo de 2009 con el que acaba de pagar de 2010 y verá cómo el importe se ha incrementado, a pesar de que también el año pasado el concejal de Hacienda hizo un nuevo anuncio de bajada del tipo. No son palabras, sino hechos. Miren y comparen.

Le podemos dar todas las vueltas que se desee a la tortilla pero, al final, lo que quedan, como siempre, son los datos. Y el hecho es que los almerienses, año tras año, tenemos que rascarnos más el bolsillo para hacer frente a este impuesto que el equipo de gobierno de la derecha ha dejado incrementar entre un 40 y un 50 por ciento durante los últimos tres años.

Si es cierto que con la revisión el valor catastral que se realizó en 2007, como marca la normativa cada 10 años -la anterior fue en 1997-, se incrementó el valor catastral de las viviendas, y por tanto, el IBI, existe un concepto que gestionan los ayuntamientos, que es el tipo de gravamen, que se tenía que haber bajado en 2007 para que los almerienses experimentasen la subida de forma gradual y no de golpe. Este tipo es el margen que tiene el Ayuntamiento para habernos hecho a todos esta subida más suave pero, sin embargo, optaron por mantenerlo, a pesar de que sabían que el recibo de 2008, tras la revisión, iba a ser enormemente más costoso que el del año anterior. Entonces el tipo del 0,755 -el que dice ahora el concejal de Hacienda, Pablo Venzal, que va a bajar- se mantuvo para 2008, a pesar del enorme sobreesfuerzo económico que iba a suponer para los contribuyentes.

Desde aquel momento, a través de mociones, de intervenciones en los plenos, en las reuniones de portavoces, en ruegos y preguntas, los concejales del Grupo Municipal Socialista, del que formo parte, nos hemos hartado de hacer propuestas al equipo de gobierno para reducir el tipo en el momento de inflexión y hacer más asequible ese incremento. Ya en 2007 les propusimos bajar el tipo al máximo que permite la ley, al 0,400, y se mantuviera de forma constante durante los 10 años siguientes a la próxima revisión catastral, pero no lo aceptaron. Han preferido mantener el gravamen, y no sólo eso, además tienen la desfachatez de decirle a los almerienses que les van a bajar este impuesto. ¿Qué pretenden? ¿Tomarnos el pelo? Los números demuestran que con el nuevo anuncio de establecer este coeficiente en el 0,575, que Venzal se atreve a calificar de bajada, el próximo año, el recibo del IBI de 2011 volverá a ser más caro que el de 2010. No son palabras, son hechos. Busquen sus recibos, miren y comparen.

Respuesta a la inmovilidad

Anyes Segura Fernández
Concejala del Grupo Municipal Socialista del Ayuntamiento de Almería.

Señor Dopico, permítame en primer lugar que empiece este texto agradeciendo el interés que se está tomando en contestar a mis artículos, siempre en tono dialogante y poco insultante, algo que no es frecuente entre sus compañeros de gobierno y raro en el partido al que pertenece. Ojalá se tomara usted el mismo interés y rapidez en atender a sus funciones.

Le digo esto porque su artículo de respuesta es sólo eso, diálogo de peces, sin otro argumento que sus 22 millones de milímetros de carril bici en nuestra ciudad. Entiendo que haya tardado una semana en contestarme ya que pasar de kilómetros a metros, y de metros a centímetros y milímetros lleva su tiempo, amén del esfuerzo titánico que ha realizado usted para desestimar el manual de estilo de su partido.

Pero lamento informarle de que no ha dicho usted nada nuevo. Sigue sin convencerme, y no le hablo no sólo como concejala socialista del Ayuntamiento de Almería sino como ciudadana y usuaria de los servicios que precisamente mi ayuntamiento debe proporcionar y, paradojas de la vida, no puedo disfrutar. Y yo sí le doy argumentos de lo que digo.

El pasado mes de septiembre se celebró el ya tradicional Día sin Coches y la Semana Europea de la Movilidad 2010, en la que celebramos la apuesta por la movilidad sostenible que (supuestamente) los responsables locales deben promocionar como incentivo al uso de medios alternativos al coche privado. Las ciudades españolas están entre las más comprometidas de Europa con una movilidad segura y saludable. Este hecho lo podemos demostrar con una cifra: 567 municipios españoles participaron este año en los actos de la Semana Europea de la Movilidad (esta cifra convirtió a nuestro país en líder entre los 42 países que este año se sumaron a la iniciativa). Pues bien, Almería no está entre las 567 localidades que celebraron dichos actos. Almería no (insisto, NO) se sumó a esta iniciativa internacional para promover la movilidad sostenible. La excusa no fue otra que su Alcalde y los concejales del equipo de gobierno estaban muy ocupados llenando autocares (y preparando las bolsas con el bocadillo de mortadela y la lata de coca-cola) para aplaudir al líder Rajoy en su mitin de Antequera. Es decir, estimado concejal, el Alcalde de Almería y usted antepusieron sus intereses de partido a los de la ciudadanía; no les importó lo más mínimo dejar sin actos y sin promoción a su ciudad. Con todo mi respeto, todo lo que estoy aprendiendo de su equipo de gobierno es lo que nunca se debe hacer en una ciudad.

Este año, los actos de la Semana Europea de la Movilidad hicieron especial hincapié en diversos aspectos que a usted le hubiera interesado conocer, y (con un poco de suerte) intentar desarrollar en nuestra ciudad.

A modo de ejemplo, se acordó impulsar actuaciones encaminadas a planificar la movilidad de la ciudad para evitar que los ciudadanos se vean obligados a hacer desplazamientos largos y frecuentes, restringir el acceso de vehículos o sus aparcamientos a ciertas zonas de la ciudad, establecer “áreas de bajas emisiones” en los cascos urbanos, incorporar límites de velocidad o colaborar con empresas locales para establecer planes de transporte al lugar de trabajo. También se habló de desarrollar actuaciones destinadas a garantizar que peatones y ciclistas puedan moverse con seguridad y de forma directa por la ciudad, permitir que los ciclistas utilicen en ambas direcciones calles de sentido único, uso específico de las ciclocalles y planificación viaria de carriles bici. Todo esto y más fue lo que usted se perdió, ignoró y lo que ahora desconoce. Lo que usted jamás acometerá, para acabar pronto.

Por lo que respecta al desinterés de la concejalía que dirige en la cuestión de las bicicletas en nuestra ciudad, basta con echar un vistazo a las asociaciones de carácter nacional, donde Almería no figura, a planes nacionales en los que Almería ni es tomada en cuenta por su estado deficitario, a redes de ciudades por la bicicleta, en las que Almería no está. Le invito a visitar la web de la asociación Red de Ciudades por la Bicicleta, asociación que tiene por objeto la generación de una dinámica entre las ciudades españolas con el fin de facilitar, hacer más segura y desarrollar la circulación de la bicicleta, sobre todo en el medio urbano. Para conseguirlo, se potencian actuaciones necesarias para impulsar la bicicleta como medio de transporte e intensificar las iniciativas adoptadas con el mismo objetivo por administraciones públicas, asociaciones y demás agentes sociales. Supongo que usted se estará preguntando qué es todo esto, pero visite la web y saldrá de dudas. Además, también se dará cuenta de que su junta directiva está compuesta por cargos políticos de ciudades como San Sebastián, Sevilla, Alcobendas, Madrid, Barcelona, Burgos, Córdoba, Granollers, Lleida, Logroño, Compostela, Vitoria Gasteiz, Albacete, Mérida, Mallorca, Ibiza o Asturias. Almería NO está, insisto, nuestra ciudad no aparece nunca en ningún organismo del estilo. Su alcalde y usted sabrán por qué. El Alcalde y usted tendrán que explicar por qué Almería ha perdido una y otra vez subvenciones de la Junta de Andalucía y el gobierno de la nación para la construcción de carriles bici, pero éste es un tema que me reservo para una ocasión mejor. Ya tendrán ustedes noticias al respecto.

Y por último, me agrada muchísimo que se haya interesado por la ciudad de Vitoria, ya que supongo que, a estas alturas, además del número de habitantes, sabrá que ha sido nombrada capital verde europea 2012, algo que –de seguir así- jamás podrá disfrutar nuestra capital. Y no porque quiera yo ser una profeta del miedo.

Vitoria es un ejemplo a seguir no sólo en cuestiones como el carril bici, sino en el ámbito del consumo energético, ya que es la primera ciudad española que ha hecho una auditoria lumínica integral en todos sus puntos para reducir el gasto de energía y evitar la contaminación luminosa; además de su plan de movilidad sostenible y la llegada del tranvía, gracias a los cuales se ha incrementado en más de un 42 % el número de usuarios del transporte público. Le recuerdo las cifras en Almería, que apuntan a un descenso del número de usuarios del transporte público. Pero para el Alcalde de Almería, estos temas son banales, sin importancia y sin más recorrido que un artículo teledirigido de su concejal de inmovilidad.

Como ve usted, estimado concejal de inmovilidad del Ayuntamiento de Almería, yo no tengo que recurrir al insulto o a la descalificación personal para demostrar la falta de gestión en la materia que están protagonizando estos cuatro años, tanto su alcalde (por no saber gestionar, y mucho menos liderar), como usted (por no poder gestionar, y mucho menos liderar). No me importa que se me ataque por ser la concejala más joven de la corporación, y por lo tanto (según usted) inexperta; no me importa que de vez en cuando saquen a los cachorros generacionales y que éstos suelten todo tipo de insultos hacia los concejales socialistas.

Por muy joven e inexperta que sea tengo bien claro que lo único que tengo que hacer es trabajar y, sobre todo, no hacer las mismas cosas que hacen ustedes. ¿Ve usted que se puede escribir un artículo sin insultar ni descalificar personalmente?

Respuesta a Ángeles Segura por alusiones

José Carlos Dopico
Concejal de Seguridad y Movilidad del Ayuntamiento de Almería

Mire usted, doña Ángeles María Segura, si necesita traducir de metros a kilómetros para entender las cifras, pues vale, no se preocupe que le ayudo, pero que fundamente la crítica a este concejal de Movilidad, en que ha mencionado la construcción de 21.731 metros de carril bici en la ciudad de Almería, cuando según usted debía haber dicho 21,731 kilómetros, es muy pobre.

Por cierto, que a estas alturas, y fíjese si trabajamos rápido en el equipo de Gobierno del Partido Popular en el Ayuntamiento de Almería, que superamos en estos momentos los 2.200.000 centímetros de carril bici. Sí, 22.000.000 milímetros.

Y tengo que reconocérselo, hay capitales que tienen más kilómetros, y otras menos. Resulta sin duda mucho más significativo recordar algunos detalles que amablemente pongo en su conocimiento. Uno es que en el caso de Vitoria –que menciona en su respetuoso artículo del pasado martes- comenzaron a realizarlo en los ochenta, es decir, hace treinta años; y lo segundo es que aquí, en Almería, en prácticamente treinta años de gobiernos municipales socialistas el único tramo que se hizo fue el del Parque Nicolás Salmerón: el único.

Le iba a invitar a buscar el resultado de una ecuación, pero vamos a limitarnos a una multiplicación: en siete años de gobierno municipal del PP hemos hecho más de 22 kilómetros de carril bici, si hubiéramos estado gobernando este Ayuntamiento tanto tiempo como el PSOE habríamos hecho… venga, se lo dejo ahí.

Un dato más es que, puestos a ser tan prolijos como usted, le diré que Vitoria no tiene 235.000 habitantes, sino 235.661 a 20 de septiembre de 2010, en tanto que Almería 188.810, es decir, 46.851 menos. No sé qué quiere argumentar aportando el dato de habitantes, pero me he preocupado de buscar la cifra en el Instituto Nacional de Estadística para que las tenga actualizadas. Uno de los problemas de los carriles bici en todas las ciudades –y permítame que le remita a las hemerotecas- es que tienen un uso escaso, como bien saben su compañero Juan Carlos Usero en calidad de Presidente de la Diputación. Pregunte por el resultado de la campaña de préstamo de bicis que pusieron en marcha, y con esos datos, le agradeceré que nos ilustre porque desde que lo anunciaron a bombo y platillo desde la rimbombante Oficina (… en fin) Técnica del Cambio Climático no hemos vuelto a saber nada.

Tengo que decirle que una de las cosas que me ha sorprendido de su cariñoso artículo es que por el dato de kilómetros de carril bici sí leyó un artículo que publiqué sobre la movilidad sostenible en la capital, pero luego debió despistarla algo y se perdió algunos aspectos sobre este asunto a los que me referí. Bien es verdad que si en la presentación de la Semana de Movilidad nos hubiéramos podido sentar a la misma mesa las dos administraciones coorganizadoras (puede verlo en todos los carteles y folletos informativos), pues no sólo la Junta de Andalucía habría podido contar qué ha hecho o va a hacer, también este concejal hubiera hablado, y quizás usted se habría enterado. Pero no, en la misma mesa sólo se sentó una de las administraciones, ¿no le parece curioso, compañera concejal?

Pero esta actitud sectaria, sin dejar de ser desafecto a los ciudadanos de la capital, tiene su reflejo también en las subvenciones. Y es que este Ayuntamiento ha tenido que hacer sólo los milímetros, centímetros, metros y kilómetros de carril bici que hay en la ciudad, ya que desde la Junta de Andalucía no han querido darnos ni un céntimo para este fin, alegando que no conformaban entre sí un itinerario… pues por eso, para eso pedíamos las subvenciones correspondientes, para poder crear ese itinerario.

Para tranquilizarla –y en vista de que sus muchas ocupaciones le han dejado impedir atender los detalles mencionados en el artículo- le recordaré que nuestra trabajo en estos momentos se encarrila hacia la conexión entre los distintos viales para ciclistas –lo que significará más kilómetros o metros de carril- y la apuesta por las ciclocalles, que como buena aficionada a ese medio de transporte seguramente utiliza con frecuencia para moverse por Almería.

Y como colofón, y en señal de lo mucho que estimo que haya decidido dedicarse a mí en estos primeros días de trabajo, le voy a recomendar la lectura del organigrama municipal. Sí, sé que no es algo apasionante, pero le aclarará la estructura del equipo de Gobierno, cómo fue adaptada a la Ley de Grandes Ciudades y las competencias de cada concejal. Créame que comprendo que no esté al día porque entre que la echan a usted de asesora, dimite un candidato in péctore, porque otro casi le llama delincuente, a otro posible candidato lo mandan a la Junta para que no moleste, a usted que todo esto le permitió llegar a concejal… pues sí, ha sido todo muy convulso.

Ése es el panorama que veo enfrente en cada pleno, pues en este equipo de Gobierno ni hemos tenido ni tenemos ese problema. Gracias a eso hemos resuelto el problema del servicio de taxi entre la capital y el Bajo Andarax, y le explico cómo lo hemos hecho por si en algún momento le fuera de utilidad.

Lo primero, ser sensibles a lo que me piden los taxistas como Concejal de Movilidad. Luego, ponernos en contacto con la Junta para pedirle que haga lo que reclaman y que nosotros respaldamos, y cuando hay una reunión acudimos dos concejales, claro, el de Movilidad, y también el de Obras Públicas, mi compañero Paco Amizián, el mismo Área que ostenta la delegada que se sentaba frente a nosotros. Quizás a usted le pueda parecer extraño que trabajemos juntos, pero a mí no me extraña que cuando la delegada busca una reunión con nuestro alcalde –el suyo, el mío y el de todos los almerienses- lo primero que haga él es llamarme para que yo también acuda.

Tan afectuosamente como empecé, me despido, pidiéndole mil disculpas por haber tardado casi una semana en responderle por alusiones, pero es que estoy trabajando y no tengo mucho tiempo para estas batallitas.

Boulevard de las Estrellas

José Luis Raya
Coordinador Local y Portavoz de UPyD Almería

Es encomiable la voluntad de nuestra concejala de turismo en relación con la creación de un Boulevard de las estrellas en Almería, aportando los nombres de Brigitte Bardot, Clint Eastwood, Bud Spencer, Terence Hill, Claudia Cardinale o Arnold Schwarzenegger, además de actores nacionales como Sancho Gracia, Paco Rabal, Carmen Maura o Pepe Sancho. Son algunos de los ejemplos de los artistas que en el futuro pueden contar con una estrella en Almería.

Llama la atención que cuando los londinenses quisieron montar el suyo los titulares de la prensa rezaban: “El gobierno de Gran Bretaña anunció que creará en Londres un "Hall de las estrellas" al estilo de Hollywood que inmortalizará a celebridades de la talla de Laurence Olivier, Ricky Gervais, Nicole Kidman, John Cleese y Rolling Stones, entre otros”; lo cierto es que conseguir que determinadas personas presten su imagen, su nombre y su tiempo a un hecho significativo además de requerir destreza negociadora, hace falta un buen montón de euros. En el mundo existen actualmente tres lugares con este glamour, en Los Ángeles, en Hong Kong y en Londres. En Parla (Madrid) hay otra avenida de las estrellas pero sólo de nombre.

En UPyD nos parece una idea estupenda, que, si no queremos un fiasco o un bulevar “casposo”,  debe contar con instancias administrativas superiores que aporten fondos y logística para que el bulevar sea un éxito y no una idea para dar “sopa con hondas” a los ciudadanos.

Estaremos atentos al próximo noviembre para ver cómo Rodríguez Comendador presenta este proyecto y nos adelanta tiempos, datos y cifras del mismo.

Lengua andaluza, no

Javier Ramírez
Plataforma por Andalucía Oriental

Ante el congreso sobre "el andalú" que se va a realizar en el municipio de El Padul (Granada), la Plataforma por Andalucía Oriental quiere aprovechar la ocasión para sacar de su error a quien crea en este mito,  andaluces de la región de Andalucía Occidental y de nuestra Región de Andalucía Oriental, Alta Andalucía, también conocida durante siglos por Región de Granada y Reino de Granada, con la unión a principios del siglo XIX del Santo Reino de Jaén.
Ante el intento de la ZEA de crear una lengua común para las dos Andalucías, esta plataforma ha preparado una interesante exposición sobre la historia de la Región de Granada en la que se exponen cronológicamente las distintas etapas de nuestra tierra. La exposición se podrá visitar en el parque de los Jardinillos de El Padul. Con esta exposición queremos hacer salir de su error a los ciudadanos de la región vecina de Andalucía Occidental y a los propios de nuestra región que asistirán al congreso sobre la lengua andaluza.
No se puede hablar de lengua andaluza teniendo en cuenta que la región de Andalucía nunca ha existido como tal. Esta autonomía integra a dos regiones, la Baja Andalucía y la región histórica de Granada que, junto con el Santo Reino, componen Andalucía Oriental. Así lo demuestra nuestra exposición, con datos documentados y contrastables. En todo caso, nuestra asociación apoyaría el estudio y potenciación de las modalidades dialectales del español que se hablan en los pueblos y ciudades de Andalucía Oriental, nunca apoyaríamos un intento de unificación con las modalidades dialectales de otras regiones para menospreciar nuestra riqueza lingüística.
Asimismo queremos llamar la atención al Área de Juventud, Cultura y Cooperación local de la  Diputación de Granada  por dedicar fondos a financiar un acto de dudoso provecho, mientras estamos sufriendo una grave crisis económica y social.

Dimisión de opiniones

Juan José Téllez
Articulista

Dimite doblemente Rafael Velasco en un país en el que nadie hace siquiera amago de dimitir. Y la pregunta que más circula por los mentideros habituales es la de por qué ha dimitido realmente, en lugar de preguntarnos por qué no dimiten los demás.

A Velasco le ha podido el prurito, el pundonor, sus afectos familiares o la impresión de que pueda haber incurrido en un patinazo aunque no exista ilegalidad formal en las subvenciones recibidas por una de esas factorías de cursos para desempleados en la que trabajaba su esposa. Lo haya hecho por lo que lo haya hecho, lo cierto es que ha cogido puerta, camino y mondeño en un territorio en que la imagen pública más habitual es la del Mariano de Forges aferrándose castizamente a su poltrona.

Quizá quepa afearle que al dimitir lo ha hecho con un sonado estrépito impropio de un tipo joven pero curtido en política: de no haber dimitido, tendrían tal vez que haberlo cesado por la mala gestión de su mutis por el foro, en una hoja de ruta que pareciera diseñada por su peor enemigo. Se despide en dos dosis, como las tv movies y los viejos folletines del continuará, propiciando dos días consecutivos de cinco columnas para los quintacolumnistas del apocalipsis. Y justamente la semana en la que el PSOE estaba sacando pecho por la elevación a los altares de Alfredo Pérez Rubalcaba como primo de Zumosol.

Pero dicho esto, ¿por qué no se derrama la misma cantidad de tinta en torno a los motivos que perpetúan a las tramas levantinas o madrileñas de los Gürtel, Brugal y otras marcas exóticas de la presunta corrupción política de este país? Claro que en materia de dimisiones, las opiniones se dividen. En el trincherismo que nos aflige, los hooligans de los grandes contendientes siempre quisieran que fuera el contrario y no el propio el que tira la toalla. Sin embargo, los números cantan: la cantidad de 700.000 euros en cuatro años como subvención legal que recibiera la empresa vinculada a la esposa de Rafael Velasco equivale a la suma que, según el sumario, se repartieron tres antiguos responsables del PP de Boadilla del Monte como soborno por la adjudicación a Constructora Hispana de una obra por valor de 29,6 millones de euros. Por no hablar de los 15.000 millones de euros correspondientes a 54 clientes que Arturo Fasana, el gestor de Francisco Correa, blanqueó a través de un banco suizo.

Como ha planteado el PP, se hace más que necesaria la investigación sobre posibles fraudes en los cursillos a parados, vengan de donde vengan. Pero en su legítima voluntad de transparencia, los conservadores tendrían que dar ejemplo, promocionando al menos la peculiar figura de la dimisión, aunque sea a cambio de una butaquita de platea en la FAES.

Intereses cruzados

Antonio Felipe Rubio
Periodista

Le faltó tiempo a algunos dirigentes de organizaciones agrarias para saludar con un cerrado aplauso el nombramiento de la nueva ministro de Agricultura, Rosa Aguilar. Los motivos de esta eufórica salutación radican en el desconocimiento de la anterior titular del ramo que “no tenía ni puñetera idea de lo que es un olivo”. Aguilar, decían, sí conoce el campo y es mayor garantía y esperanza de recibir mejor trato del ministerio hacia los agricultores. Pasaron los días; pasaron las horas… llegó la decepción.

El exordio de su discurso político no ha podido ser más decepcionante: “el acuerdo con Marruecos no es tan malo”. Dicho lo cual, ahora hay que ejercitar el principal cometido que se propone este nuevo Gobierno: explicarlo. Aunque dudo mucho que se explayen en justificaciones razonables; sencillamente, no las hay.

El Gobierno quiere y debe apoyar el acuerdo con Marruecos. Son muchos e inconfesables los intereses cruzados que ya se ha comprometido. Hay que comenzar por decir que este apoyo a la firma del Convenio no cuenta con más discrepancia que la de una parte del sector; y, del propio sector, hay que hacer exclusión de los empresarios que ya tienen intereses radicados en Marruecos.

Poco se puede esperar de organizaciones empresariales como Cámara de Comercio y Asempal y entidades financieras retroalimentadas por el agro. No creo que abanderen las reivindicaciones y el blindaje que el agricultor almeriense reclama. Los intereses con Marruecos exceden de lo meramente agrícola y se instalan en otros nichos de mercado y oportunidades de negocio con rentabilidad neta más sugerente.

El Gobierno y los actores económicos tienen otros planes. La agricultura, para ellos, ha tocado el techo de las expectativas que durante decenios se las prometían felices. Sin embargo, las políticas aplicadas han sido erráticas, cicateras y jamás patrióticas. Nunca, a pesar de la importancia de Almería en la agricultura, se ha alcanzado el nivel de respeto que Almería se ha merecido. El problema radica en el propio sector, incapaz de encontrar una voz autorizada y respetada y, por otro lado, el desdén de los gobernantes.

En conclusión, el agricultor se encuentra con un juguete roto. La ministro nos va a meter de lleno en un mercado de competencia desleal y agravio comparativo.

Aguilar sabrá más de agricultura que su antecesora. Precisamente por ello, aplicará su sapiencia e inteligencia con mayor eficacia hacia los intereses que más le acucian.

Espero que se olvide el tabú de la cuota regional o el acento localista, así como el conocimiento o ignorancia de la materia ministrable.

Un tonto con iniciativa es un tormento. Un listo con aviesas intenciones, una pesadilla.
(noticiasdealmeria.com)

Partidos de "cabreaos"

Agustín de J. Muñoz Soler
Articulista

Vengo a llamar "Partidos de los Cabreaos" a todas aquellas organizaciones políticas que han nacido como consecuencia de las discrepancias internas en los partidos políticos tradicionales, una circunstancia muy de actualidad en la provincia de Almería en estos momentos pero a la que no escapan las 51 provincias del Estado Español.

Durante la transición política fue tal la efervescencia de siglas que llamábamos con cierta sorna a las personalidades políticas españolas por la formación política que habían creado. Y esto sucedió a ambos lados de la línea imaginaria que dividía el mapa ideológico de la derecha e izquierda e incluso recuérdese con mayor sorna aún aquello del puntito como centro político que representó la UCD. Ni siquiera las dos fuerzas políticas mayoritarias actuales fueron ajenas a esta fragmentación política. La derecha, nucleada por Alianza Popular, apareció desde su fundación como una coalición de siete partidos políticos, en tanto que la venida en llamar Derecha Oportunista de UCD se constituyó igualmente por la confluencia de varias siglas siendo la más llamativa que se agregó al Presidente del Gobierno, Adolfo Suárez, la de José María de Araílza y Pío Cabañillas.

Y en el campo de la izquierda puede decirse en síntesis que la proliferación de grupúsculos políticos fueron absorbidos por la naturaleza electoral en el PSOE e IU. Y en mi opinión esa atomización de grupúsculos políticos se debió a motivos personales y en absoluto a motivos ideológicos.

Desde entonces la fundación de partidos políticos se ha venido produciendo con suma frecuencia y muy singularmente en la práctica totalidad de las circunscripciones electorales del país, porque no en vano la razón que ha inducido a sus inspiradores ha sido de índole personal y motivada por su posición en la lista electoral. Salvo honrosa excepción como PIAP, el resto de las formaciones políticas de nuevo cuño en la provincia de Almería han sido escisiones, bien en el área de la derecha o en el de la izquierda, pero todas, y sin excepción alguna, han tenido en común su suerte, que como en la referencia de la transición política han sido devoradas por el Señor D'Hont, que hay que recordar su implantación en España se debió justamente a eso, a que devora a las pequeñas fuerzas políticas o agrupaciones electorales.

La experiencia en la provincia de Almería nos dice que los partidos políticos que han venido surgiendo durante la etapa democrática han sido pequeñas escisiones de los mayoritarios, dándose la circunstancia de que se han desgajado más en el ala derecha que en la izquierda, aunque, repito, ninguna de las dos está exenta de escisiones. Los últimos han sido GIAL y PAL, que no han sido capaces de sobrevivir a la efervescencia de sus relaciones personales con el PP, si bien no hay que pasar desapercibida a los independientes de Aguadulce-El Parador en Roquetas  de Mar que afloraron con motivo del cabreo generalizado existente en la Urbanización de Aguadulce por su absorción por el Ayuntamiento.

Estos días se está despejando el mapa político en la provincia de Almería, con la absorción de GIAL por el PP y la descomposición del PAL por la acción del PP, con lo cual todo vuelve a la situación anterior tras esta aventura política que por el momento político que está viviendo España han sido perdonados quienes la iniciaron y provocaron la ruptura de la unidad, que siempre ha sido, por otro lado, ficticia, como lo es tras la supuesta desaparición del partido político de Juan Megino y la descomposición del PAL.

El  agotamiento  de estados aventuras políticas  era evidente desde 2007 y desde entonces lo que se ha pretendido, a mi juicio, desde GIAL, es 'salvar los muebles', como se suele decir en términos castizos. Sin embargo, ha sido imposible la salvación de Juan Megino, que fue el personaje político que coprotagonizó la crisis política en el seno del PP, pero al menos ha desaparecido de la vida política con gallardía, que no es poco en los tiempos que corren.

Sin embargo, la descomposición del PAL resulta obvia que no es la misma que está viviendo GIAL, y no creo que haya sido por la naturaleza de la 'Operación Poniente', sino por la altanería y la soberbia que han determinado sus más carismáticos dirigentes. Me avalo en el estado social que se vivía en El Ejido durante la larga ebullición de la 'Operación Poniente', que casi consiguió situar a Juan Enciso como víctima. Pero los acontecimientos en El Ejido y en el PAL se han sucedido después a tal velocidad que han conseguido enfermar al presidente del PAL cuando sabido es que el capitán es el último en abandonar la nave y que en momentos difíciles es cuando más salud de hierro tiene. Si durante un tiempo la actuación política del estado mayor del PAL ha sido digna de elogio, igualmente pienso que en las últimas fechas han estado cometiendo un error tras otro y tal vez multiplicando los errores, desde mi punto de vista, por soberbia cuando paradójicamente en la vida política debe imperar la humildad. Y Elsur, creo, tiene mucho que decir en el actual estado de salud del PAL, ofreciendo la  impresión de que el patrón ha sido engullido y ya solo queda por conocer si concurrirá a los comicios electorales de mayo próximo y se retirará con esa humildad que debe caracterizar a los grandes personajes políticos.
(La Gaceta de Almería)

La revolución verde

Juan José Alonso
Concejal del Ayuntamiento de Almería
 
El verde está de moda. No es la primera vez; ya lo estuvo en otras muchas ocasiones anteriores. Pero ahora vuelve a estarlo. Acaso la diferencia es que, en algunos aspectos, ahora Almería y los almerienses podemos participar de esa nueva tendencia, por méritos propios y por derecho, en el ámbito del deporte.

La pasada semana, el Ayuntamiento de Almería recibía por parte de la empresa constructora, la obra finalizada del Campo de Fútbol de Cabo de Gata, que ha servido para dotar a esta instalación deportiva de nueva iluminación, vestuarios, riego, varias otras reformas y la implantación del césped artificial.

Con ello, Cabo de Gata cierra el círculo de los barrios de Almería con campo de fútbol y que han dado el salto a la era de la hierba sintética.

Cuando Luis Rogelio Rodríguez Comendador llegó a la alcaldía de Almería, todos ellos disfrutaban de unas magníficas instalaciones municipales de tierra, arena, pedruscos y otros materiales varios. Y ello mientras en provincias no muy lejanas, el césped artificial llevaba ya años de uso.

Desde entonces, algunos de estos barrios y los clubes que utilizaban estas instalaciones han visto construirse complejos deportivos nuevos, como en el caso de Los Ángeles, La Cañada o la zona de la Avenida del Mediterráneo con el Complejo Tito Pedro; mientras que en otros casos, se han remodelado las instalaciones de manera que resulta complicado identificarlas. Son los casos de El Zapillo, El Alquián, Los Molinos o esta última instalación en Cabo de Gata.

Hace años comenzó esta auténtica revolución verde y no me es fácil describir la satisfacción que un político puede llegar a sentir cuando, como el otro día en Cabo de Gata, observa las caras de ilusión y los gestos de alegría desbordada sobre todo de los más pequeños, estrenando su nuevo campo.

No quiero terminar estas líneas sin antes dar la enhorabuena a los vecinos de Cabo de Gata por su nuevo campo, así como reiterarla al resto de barrios que ya hace tiempo que disfrutan con la revolución verde.

Y tampoco quiero que se me olvide la alusión a esa especie de ataque de barrismo que parece haberle entrado al Partido Socialista que, desde que han estrenado candidato, parecen haber encontrado el significado de la palabra barrio. También esto es una satisfacción, puesto que me faltan dedos para contar los años que ha tenido ese partido para acordarse de esos barrios que ahora, en precampaña, se apresuran a visitar y a pregonar a los cuatro vientos. Eso sí, no me faltan tantos dedos para calcular, por poner un ejemplo sencillo, el número de campos de hierba artificial que pusieron en marcha durante esas décadas.

Exportando Almería

Luis Pérez
Vicepresidente de la Diputación de Almería
 
EL Patronato Provincial de Turismo está realizando un esfuerzo mayúsculo para proyectar los recursos turísticos de la provincia dentro y fuera desde nuestras fronteras. Durante este año, a través del Plan de Acción, se han fomentado de forma exponencial las acciones de marketing, como aumentar nuestra presencia en jornadas profesionales, foros profesionales, acciones inversas, ferias, negociaciones con touroperadores, acciones de comercialización, colaboraciones con distintas instituciones, etc.

Tras haber participado en ferias nacionales e internacionales (WTM, Fitur, ITB, MITT, SITC, entre otras), en el workshop "Infoabend" (Düsseldorf), con la colaboración de Turismo Andaluz, Garden Hotels, ZT Hotels; la participación, un año más, en la feria Expovacaciones (Barakaldo); así como diversas Misiones Comerciales repartidas entre el territorio nacional (Castilla-León, Asturias, Aragón, País Vasco, Huelva) e internacional (Italia, Francia, Bélgica, Irlanda, etc). Almería como destino turístico posee infinidad de recursos naturales muy diferentes entre sí, contrastando zonas desérticas con playas paradisíacas o de alta montaña. Es esta diversidad paisajística la que posibilita e invita al visitante a practicar diversas actividades al aire libre, no sólo deportivas.

De ahí que nuestro empeño sea no cesar en la promoción de la provincia, no sólo a través de encuentros, sino de negociaciones y reuniones constantes con empresas del sector. Por ejemplo, de todas estas reuniones un resultado muy positivo ha sido lograr que durante 10 días, las joyas de la gastronomía almeriense hayan estado presentes en los mejores hoteles y restaurantes de Sevilla, fruto del trabajo coordinado con el sector de la capital andaluza.

Nuestro objetivo es fomentar la vertebración de nuestro sector turístico, ya que nuestra estacionalidad de la demanda turística se ha incrementado notablemente. La mayoría de los hoteles se ven obligados a cerrar sus puertas en invierno, con la implicación que esto conlleva a toda la oferta complementaria. Por esto creo que se requiere de un gran pacto provincial donde se aúnen esfuerzos para incrementar la imagen de Almería en segmentos de demanda especializados y concebir nuevos productos turísticos en coordinación con las explotaciones hoteleras.

Tiempos de rock

José Luis Sánchez Teruel
Secretario de Infraestructuras del PSOE de Andalucía
 
De vez en cuando, una pista de baile vacía o con poca gente se llena de repente, al ritmo de una canción, con una multitud de personas que, de forma inesperada, se activan con una fuerza especial, agitando sus cuerpos, con arte y movimiento, mientras otros observan desde la barra con carita de sorpresa.

Los presupuestos para 2011, el cambio de Gobierno llevado a cabo hace unos días por el Presidente Zapatero y la hoja de ruta marcada en el Comité Federal el pasado sábado en Madrid, han hecho que corran tiempos de rock para el electorado socialista; un 'subidón' para el estado de ánimo de aquellas personas que creen que la mejor opción de gobierno en nuestro país es la que representan las políticas de constante transformación social, que nadie defiende mejor que un Gobierno de izquierdas.

En el Partido Popular corren tiempos de caritas de preocupación porque esta música, con esa fuerza, no la esperaban en este momento; no estaba en su guión. Les ha cogido con el pie cambiado, quizás porque llevan demasiado tiempo de perfil, tratando que los problemas que la crisis nos ha traído a todos no afecten de ninguna de las maneras a sus expectativas electorales. Rajoy, Arenas y hasta el Alcalde de Valladolid hubiesen preferido la típica música que se pone para terminar el baile, cuando se quiere echar a la gente. Pero, afortunadamente, no pinchan ellos la música en esta ocasión.

Zapatero ha dado un mensaje claro: compromiso, coherencia, seguridad, confianza y más acción para culminar las reformas que nos devuelvan a la senda de un crecimiento económico que genere empleo; austeridad en lo público y un abanico de nuevas medidas sociales que sigan aportando soluciones a los problemas reales que los ciudadanos tienen hoy. Ahora habrá que trabajar con firmeza para concretar todo esto.

La militancia socialista se ha ilusionado de inmediato; el rock ya suena en el corazón de todas las agrupaciones y corre por las venas de muchas personas que estaban esperando una señal como ésta. Un cambio que ha sido realizado en el momento oportuno para dar un nuevo impulso al proyecto colectivo, de futuro, que todos queremos para nuestro País, enriqueciéndolo con nuevas voces, matices y aportaciones.

Más allá del pensamiento que la mayoría de la sociedad comparte sobre el acierto de Zapatero en el cambio de Gobierno, incluidos Arenas y la bien retribuida Cospedal (con un sueldo en 2009 de más de 241.000 euros -¡40 millones de las antiguas pesetas!-), se palpa en el ambiente que en la calle corren tiempos de rock porque es la música que trae nuevos tiempos de más acción, y más sociedad, frente al individualismo.

Rafael Velasco: algo más que una dimisión

Pepe Fernández
Director Regional de Onda Cero


Rafael Velasco ha dimitido. Lo ha dejado todo, escaño y Vicesecretaría del PSOE-A, o sea la política, todo lo que parecía su vida desde que era un adolescente en Palma del Río, su pueblo natal en Córdoba. Con la dimisión ha demostrado varias cosas que, dados los tiempos que corren y el paisanaje imputado judicialmente en corrupción, conviene subrayar y valorar.

Inesperada por inusual, la dimisión del número dos del partido que gobierna Andalucía, al margen de las causas que la han provocado, procede calificarla como un gesto saludable democráticamente hablando, pero que en este caso por su singularidad encierra visibles dosis de honradez personal y política del hasta hoy número dos socialista en Andalucía.

Cuando escuché las primeras declaraciones de Velasco, tras la publicación por El Mundo de Andalucía del escándalo que le iba a cambiar su vida -en el más amplio sentido de la palabra vida- deduje que estaba políticamente tocado, lo comentamos en la tertulia de El Ruedo Andauz de la pasada semana. La referencia, medio irónica, pretendidamente mordaz, sobre la defensa de la familia que hace la católica derecha, encerraba algo más cuando utilizó como principal argumento de defensa aquel “no querrán que me divorcie”.

Velasco, implícitamente, dejó dicho aquel día que le importaba y mucho su mujer, su familia, o sea su otra vida al margen de la política. Una vida que empezaba a escapársele, ahora que va a ser padre por segunda vez y comprobar los efectos colaterales de su actividad política. Y ese, parece que única y exclusivamente ese, ha sido el gran argumento de peso a la hora del abandono de la política en primerísima línea. Ha pesado más el sufrimiento a su alrededor que su aguante como punta de lanza en el partido. Así es la vida y, a veces, así son las personas también en la vida política.

El gesto de Velasco ha provocado, al mismo tiempo, una gran avería en la sala de máquinas del griñanismo. Su primer maquinista, el ejecutor del día a día en el partido, el hombre que le pastoreaba especialmente la beligerante agrupación de Cádiz (en la de Almería está Susana Díaz ) entró el martes en un mutismo absoluto tras plantearle al secretario general y presidente que abandonaba todo, que no podía más, desgranando más que justificados argumentos de carácter personal y familiar, los únicos que para el PSOE han pesado en esta inesperada y sorprendente dimisión de Velasco.

Qué duda cabe que tras esta dimisión ha existido una operación política, parece que rutinaria, de la oposición del PP que, cuando la lanzó, no soñaba ni de lejos el desajuste político que el asunto iba acabar produciendo en la guardia de corps del presidente de la Junta. Pero también como fondo, no conviene olvidarlo, la denuncia, una más, en torno al manejo de las subvenciones oficiales que en este caso llegaron a la empresa de formación de la compañera de Velasco.

La primera pregunta que a esta hora deben estar haciéndose mucha gente en Andalucía es si, con la dimisión de Velasco, vamos a empezar a enterarnos del destino de millones de euros de dinero público que se maneja en algo tan desconocido como es la formación ocupacional y de la otra.

De momento tan solo un síntoma que avanzo. El consejero de Empleo, Manuel Recio, ha decidido finalmente acudir mañana en directo a Onda Cero y parece que, entre otras cosas, quiere hablar del asunto. Lo escucharemos hoy jueves a las 19,30 horas.

A estas alturas, Pepe Griñán debe de estar deshojando la margarita de la situación, buscando la salida inmediata a la inesperada crísis, máxime cuando se está en pleno diseño de la campaña para las municipales. El presidente, además de la gestión del gobierno, se ha quedado solo en la portería del partido, sin un defensa que le pare las ofensivas goleadoras, sobre todo de los suyos.

Una de las últimas paradas que le atribuyen al presidente ha pasado casi desapercibida para el gran público, como casi todas las que tienen como escenario político de origen Almería. En efecto, en esta ocasión ha frenado en seco la, dicen, “casi segura nominación como Secretario de Estado del ex consejero de Agricultura e Innovación Martín Soler”. Según fuentes socialistas, "la idea partió del propio partido en Andalucía" y en Madrid llegó a gozar del apoyo y visto bueno de Manuel Chaves y de Gaspar Zarrías. Pero la operación, siempre según las mismas fuentes, tenía una doble carambola: nombrar a Martín Soler en algo vistoso, segundo rango de gobierno, pero visualizándose además como cuota almeriense ya que iba a sustituir a su vieja adversaria en el partido, Consuelo Rumí, al frente de la Secretaría de Estado para la Función Publica. El fichaje como asesor por Zarrías de Clemente García, hombre de Soler, ex delegado de Medio Ambiente cesado por Griñán, fue susurrado por voces del oficialismo almeriense en la redes sociales como tan solo “un aperitivo de lo que llegará”, aseguraban. Alguna llegó a escribir estos días algo así: ya verán la carita que se le pone a más de uno cuando empiecen los nombramientos de nuevos Secretarios de Estado.

Que María Teresa Fernández de la Vega, amiga y protectora politica de Rumí, dejara el gobierno, sirvió para enervar a la tropa martinista en Almería con ese cese y nombramiento, finalmente frustrado por el propio Griñán. De haberse producido, qué duda cabe que hubiese sido un ninguneo en toda regla a la autoridad política del actual presidente de la Junta, ante quien, se recuerda, se permitió rechazar Soler dos consejerías, no una, dos.

Pero el secreto a voces de sus nuevas aspiraciones llegó a San Telmo, de la misma forma que arribó hace mes y pico la propuesta de otro nombramiento que se habia buscado Soler en Madrid, el de presidente de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir y que tampoco se consumó.

“Esa es la única manera que tiene Pepe Griñán de acabar políticamente con Soler, cortarle el cordón umbilical que le une con Madrid, porque si le nombran Secretario de Estado, Martín no solo se recupera, sino que sale fortalecido” , asegura un socialista que le conoce bien desde hace años en Almería.

El bloqueo, se asegura por otra fuente sevillana del PSOE, ha sido efectivo y está en vigor.

Por tanto, los cabildeos de Soler, entre conspirativos o buscando un nuevo destino bajo el sol de la política, parecen que pueden haber dejado de ser un problema para Griñán, no tanto como su herencia política y de gestión, de la que el titular de Innovación, Antonio Avila, procura administrarle al presidente solo pequeñas dosis periódicamente.

De la noche a la mañana el presidente se ha visto como Marcelino Iglesias, al frente del gobierno y del partido. Ahora su gran preocupación debe de estar en acertar en la elección de la persona que sustituya a Velasco al frente de la Vicesecretaría del PSOE-A. Quizás sea en estos momento cuando Griñán repase aciertos y errores y en base a memorizar lo sucedido desde que se llevaron a Chaves a Madrid, diseñar el perfil y buscar la persona idónea para situación tan delicada, a siete meses solo de las municipales. Entre tantos candidatos tiene pocos para elegir entre hombres y mujeres del partido. De todos los perfiles alabados por Griñán como secretario general de una agrupación, destaca el de Migue Angel Heredia en Málaga. Ese tipo de hombre es el que quizás busque el presidente para salir de esta crisis, otra cosa es que acierte en la elección.

En las filas del PP no se ha visto euforia por la cabeza ganada a los pocos días de haber disparado a Rafael Velasco. Es más, es posible que hasta les haya sorprendido tan inesperada dimisión. Pero lo sucedido, lo apunté más arriba, puede abrir una espiral de denuncias políticas en la que vamos a ver desfilar a muchos parientes y familiares de la clase política y dirigente andaluza beneficiados, todos ellos, de los fondos públicos en sus más diversas y variadas facetas y canalizaciones.

No creo, por tanto, que el PP fuese consciente del alcance final que iba a tener su denuncia sobre las subvenciones de la Junta a la empresa de la mujer de Velasco. Visto lo visto, no olvidemos que se entra en campaña y que el PP gobierna ayuntamientos muy relevantes de Andalucía.

Que una cuestión ética y estética – está por demostrar ilegalidad alguna en la concesión de esas subvenciones- haya propiciado que el número dos socialista dimita en una semana, sin que exista un procedimiento judicial de por medio, ni una investigación parlamentaria, solo cuatro declaraciones a los medios como mucho desde la oposición, ha colocado alto el listón de la decencia en política en Andalucía. Dentro y fuera del PSOE.

Dimito por dignidad

Rafael Velasco
Ex-vicesecretario general del PSOE de Andalucía

Como ya es conocido, he renunciado a mi cargo como vicesecretario general del PSOE de Andalucía y al escaño en el Parlamento Andaluz en representación de la provincia de Córdoba.

En un principio pensé marcharme de la política como entré, en silencio, pero a la vista de las múltiples estipulaciones, comentarios y valoraciones, creo que es mi obligación explicar públicamente las razones que me han llevado a tomar esta decisión.

La razón es muy sencilla. Esta decisión la he tomado por dignidad; por dignidad política, por dignidad personal y por dignidad familiar. He considerado que la campaña de acoso y derribo desarrollada contra mí y, lo que más me duele, contra mi mujer, sin que se haya aportado ningún dato del que se pueda derivar algún tipo de responsabilidad, no ya punible, sino éticamente reprochable, me ha originado un daño personal y familiar de consecuencias insoportables.

En cuanto a las consecuencias políticas que pudieran derivarse de esos infundios, he intentado con mi dimisión que no puedan causar daño alguno ni a mi partido, ni a mis compañeros, ni a los dirigentes del PSOE.

He de decir que de ellos he recibido en estos momentos difíciles apoyo, confianza y lealtad, y que tanto el secretario general y presidente de la Junta de Andalucía como otros dirigentes hicieron todos los esfuerzos posibles, con miles de razones, para disuadirme de tomar esta decisión; pero esas miles de razones no pudieron con la razón más fuerte: La razón del corazón.

Quiero agradecer a Pepe Griñán su comprensión, su amistad y su apoyo.

Soy consciente de que quienes han orquestado esta campaña pueden argumentar que mi decisión corrobora lo acertado de su ataque, pero eso se debe a que, acostumbrados a la indignidad, no son capaces de comprender que las actitudes limpias y valientes están por encima de los intereses personales e incluso de las estrategias partidistas.

Afirmo con absoluta rotundidad que las subvenciones que mi mujer ha percibido para cursos de formación han estado plenamente justificadas, tramitadas y concedidas en las mismas condiciones que cientos de centros similares que desarrollan esta misma labor en toda Andalucía.

Igualmente, reitero que jamás he influido ni intervenido en las gestiones de dicho centro ante la Administración andaluza y siempre he permanecido al margen de la actividad profesional de mi mujer.

Asimismo, quiero dejar constancia de que los servicios jurídicos del Parlamento han declarado compatibles el ejercicio de mi labor como parlamentario y la actividad laboral de mi mujer. Me refiero a este dictamen sólo para insistir en la total limpieza política, legal y ética de mi comportamiento, y niego cualquier trato de favor o ejercicio de influencia política.

Además, he de dejar constancia de que la responsabilidad personal y profesional de mi mujer me hubiese impedido hacer, o intentar hacer, algo de lo que se me acusa.

A pesar de todo esto he dimitido y lo he hecho, insisto, por dignidad personal y por coherencia política con lo que siempre he defendido y siempre he practicado, que es la ejemplaridad obligada en las conductas públicas y privadas de quienes nos dedicamos a la política.

Como tengo la certeza de que ni mi actuación ni la de mi mujer pueden ser objeto de reproche legal, quiero pedir, como cualquier ciudadano, respeto a mi derecho, el de mi mujer y el de mi familia a la intimidad y al honor.

Y por último, quiero agradecer a mi amigo Pepe Griñán, el cual ha estado presente en los momentos políticos y personales más importantes de mi vida, su comprensión, respaldo y amistad política y afecto personal.

La racha del alcalde de Níjar

Agustín de J. Muñoz Soler
Comentarista político

'Vaya rachica que lleva el alcalde de Níjar', diría el castizo, porque en poco tiempo ha tenido que dirigirse a sus convecinos para hablar de la muerte de una niña de corta edad y de un agricultor, en el primer caso en un espacio público de ocio y responsabilidad municipal y en el segundo debido a la inseguridad ciudadana existente en la villa de la que es la primera autoridad pública.

Y en ambos casos la respuesta ha sido la misma: 'yo lo siento muchísimo, pero a mí que me registren'. Sin embargo, sus convecinos a los que teóricamente se debe y gracias a la mayoría de los cuales es alcalde, y que él debería saber que una vez tomara posesión como titular de la alcaldía debe gobernar para todas y todos, para las nijareñas y los nijareños que le han votado y para las nijareñas y los nijareños que no le votaron.

Y pongo especial énfasis en la responsabilidad de gobernar para todos porque el alcalde de Níjar está adquiriendo notoriedad por su sectarismo, es decir, por la discriminación que  hace en el ejercicio de su cargo público en función, me consta, de la ideología política, es decir, por  estrictos motivos políticos. Y esto, lisa y llanamente, es deleznable y rezuma polilla ideológica por estar albergada su ideología política más arraigada, pese a su edad pues en ello no implica absolutamente nada, en tiempos que todos deseamos olvidar y quienes no los vivieron y exclusivamente los han leído o escuchado tampoco apuestan por ellos, por lo que llegamos a la conclusión de que el alcalde de Níjar ha defraudado enormemente, principalmente por su sectarismo.

Pues sus más de tres años y medio como alcalde han sido catalogados como sectarios y mediáticos. En estos momentos, los gobernantes deberían ser un poco sensibles socialmente y reducir los gastos superfluos a la mínima expresión, por cuanto existen imperiosas necesidades como para dedicar un solo euro a hacer publicidad para pretender convencer con firmeza de las bondades de alcalde. Y la sensibilidad social es el primer principio que debería inspirar a los gobernantes y no cubrirse la piel con escamas y otear el horizonte desde la poltrona como si nada ocurriera a su alrededor.

En este contexto político jugaba una niña de corta edad en un parque infantil público dotado de elementos para ocio y disfrute infantiles cuando el estado físico de uno de ellos provocó un accidente que le costó la muerte. No cabe la menor duda de que los hechos tienen por su propia  naturaleza una acción judicial pero también cuentan por las características del lugar una lectura exclusivamente política. Y lo primero que se me ocurre, tal vez porque sea elemental, es la responsabilidad gubernamental de poseer todas las instalaciones públicas bajo su responsabilidad en  idóneas condiciones para su uso y disfrute, conduciéndonos esta línea argumental a la conclusión, según lo que se conoce públicamente, de que la muerte de la niña podría no haber acaecido.

Resulta triste, y ello ofrece un buen grado de competencia, que haya tenido que producirse una muerte por vigilar sus propiedades para no quedarse sin ellas o parte de las mismas para que los responsables de nuestra seguridad personal y la de nuestras propiedades hayan dispuesto medidas para salvaguardarlas. Es  penoso, y evidencia el estado de la salud del sistema de libertades públicas de que gozamos, que se haga necesario vigilar la propiedad privada para conservarla. Dantesco resulta que surja la necesidad de vigilar una propiedad privada y este intento de salvaguardarla cueste la vida a su titular.

La muerte del agricultor mientras vigilaba su invernadero pone de manifiesto que se hace necesario no perder de vista la propiedad para conservarla, cuando la legalidad que nos hemos dado no implica eso sino que su déficit conlleva asumir este menester. El caso que nos ocupa es el rural, pero no es la primera vez que en el urbano se ha hecho necesario hacer lo propio. Llámesele como se desee  pero se hace evidente la necesidad de patrullar zonas públicas por parte de titulares de propiedades privadas existentes en ellas. Suele  alarmar a los gobernantes, pero en el Campo de Níjar se ha constatado que es la única forma de poder conservar sus propiedades.

Y hoy la seguridad privada casi está descabalgando a la seguridad pública casi de manera idéntica a como la sanidad privada está desplazando a la sanidad pública, y en ambos casos sería, en mi opinión, una atrocidad pensar que la situación económica que vivimos lo esté generando. Tanto la seguridad ciudadana ha gozado de elevados niveles durante etapas de la Historia Contemporánea y la sanidad pública también ha tenido momentos de esplendor, por lo que se hacen necesarias la adopción de medidas gubernamentales que permitan recuperar la confianza de las españolitas y españolitos de a pie en la seguridad ciudadana y en la sanidad pública.

La seguridad ciudadana es el recurso más fácil de utilizar como arma arrojadiza contra el Gobierno de turno, y baste recordar a modo de ejemplo señero y secular la acción política emprendida por el PP contra ZP desde que se conocieron los resultados electorales en 2004. Pero los que estamos  alejados de la alta política y solo alcanzamos a constatar la realidad de nuestro entorno, llegamos a utilizar el más el sentido común para aplacar la ira que produce la pérdida por medios violentos pensando que la acción física represiva no es suficiente para combatir la delincuencia sino que se hace necesario complementarla de  medios legales.
(La Gaceta de Almería)